the-vrag THE VRAG

¿Crees haber vivido todo? crecemos en ambientes distintos, con opiniones y creencias distintas, todo esto influye en la forma de vivir, aquí te redacto la historia de los jóvenes que unieron sus corazones en busca de la paz, ¿la encontraran?


Suspenso/Misterio Todo público.

#adolescente #inkspiredstory #amor #anime #trama #psicologico #terror #juvenil #drama #suspenso
0
466 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 10 días
tiempo de lectura
AA Compartir

EL COMIENZO

Algunos dicen que comienzas a vivir a partir de la adolescencia, donde se supone que comienzas a demostrar y contribuir a la sociedad otros dicen que mueres durante la adolescencia y empiezas a vivir en tu adultez, pero, ¿qué significa ese morir en adolescencia? La vida es corta y la vez tan larga que llega a aburrir, mientras que aun puedo escuchar a personas decir que mientras seas como un niño esa vida se disfrutara al máximo, pero eso sucede por que un niño es completamente ignorante a la vida y a su alrededor, toda esa filosofía barata me la trague por un tiempo, mientras ahora surgiría el comienzo de mi vida.

actualmente poseo 18 años y estoy a la mitad de ultimo semestre de preparatoria en 2 meses estaré graduado y continuando con mi vida en otro punto, mis calificaciones nunca han sido altas, no he destacado en nada, simplemente vivo los días cómodamente.

mientras soñaba que era una nube que flotaba en los cielos sin ninguna preocupación, empezó a sonar mi alarma a las 6:00am obligándome a levantarme. Tome una ducha, me prepare para salir mientras bebía una taza de café y veía las noticias del día en mi teléfono, alimente a mi gato, abrí la puerta y una pequeña brisa acaricio mis mejillas.

-Buenos días Bayron, ten un lindo día.

Esas palabras fueron dichas por mi vecina llamada Estefany, una mujer mayor de 26 años, de complexión robusta y unos centímetros mas alta que yo, un cuerpo bastante desarrollado, piel morena, cabello largo, negro y un pequeño lunar encima del labio.

-Ehh, buenos días respondí.

Una leve sonrisa apareció en su rostro, después de eso seguí con mi camino para poder llegar a la escuela. Mientras caminaba me encontré con diferentes alumnos que se dirigían a la misma escuela como todas las mañanas, pero había algo diferente en el ambiente, no sabría de lo que se trataría hasta llegar a la escuela. Después de cruzar la entrada al fin llegue al salón de clases y coloque mi mochila en mi asiento.

-Supiste lo que paso, es muy tonto, ¡¡que descaro!!

Estos gritos no podían ser de nadie mas que de la compañera mas odiada del grupo, después de mi.

-Es ruidosa no crees?

Esta queja vino de la chica que se sentaba enfrente de mi asiento, su nombre era Citlali, una chica de al rededor unos 1.55cm de altura, piel demasiado blanca, delgada, pocas proporciones, pero aun así era algo digno de mirar, cabello alborotado, ojos claros y unos grandes lentes sobre sus orejas. Podría decirse que somos amigos, ya que solo ella y yo interactuamos, pero solo en clase.

-Siempre ha sido ruidosa pero hoy lo esta mas, ¿por que están tan ansiosos?

-Enserio no lo sabes?, bueno no me sorprende siempre estas encerrado en tu mundo.

Después de un leve insulto y ver que mi cara seguía en duda, procedió a explicarme.

-Mira hoy en los grupos escolares, se dio a conocer que una chica de semestre inferior fue abusada por un profesor y esta será expulsada, mientras el profesor se quedará en su puesto en la escuela.

Por eso tienen tanto escandalo.

-Lo dices refiriéndote a la conducta de los demás como "escandalosa" pero tu también te muestras enojada.

-Claro que lo estoy, pero..., a pesar de que te dije todo eso tu mirada no cambia, ¿acaso no te sorprende?

-Tal vez por que solo llevas un año y medio en esta escuela, pero no es la primera vez que esto sucede.

Citlali cambio de escuela hace un año y medio, viniendo desde otra cuidad a esta.

-Entonces ya sabes como terminara?, me veía de una forma tan amarga que parecería que vomitaría.

-Así es, el sistema de esta escuela es una porquería, ¿creí que ya lo habías notado?

-Tenia algunas esperanzas.

-De una escuela y un estado donde el estatus social lo es todo?

-Entiendo, pero quiero peguntar.... ehh??

Su pregunta fue interrumpida por unos dedos en sus costillas.

-Buenos días Citlali y hemm Bayron, con una sonrisa le dio los buenos días a Citlali, mientras que mi nombre lo menciono con un grado alto de amargura y seriedad.

-No tienes que saludarme, ignórame si quieres, respondí.

-Eso es descortés Evelyn (nombre de la chica grosera)

-Vamos, ven conmigo esta mas fresco afuera.

Mientras Citlali era arrastrada afuera del salón, aunque parecía que quería decirme algo. Decidí sentarme y revisar mi teléfono. Tenía un mensaje de la única persona que en verdad me soportaba, mi amigo de nombre Kevin, el ya estaba en universidad, así que no nos veíamos tan a menudo.

Mensaje: "Buenos días bro"

Contesté de la misma manera, pero ya no se encontraba conectado así que decidí guardar mi teléfono, en ese momento el profesor de calculo hizo presencia, manifestándose en el aula, dejando un aroma de tabaco y alcohol. todos tomaron sus asientos, mientras la mayoría de los chicos estaban en sus asuntos, la otra parte, la femenina para ser exacto, lo miraban con odio, entonces me di cuenta que se trataba del profesor de los rumores.

-Pueden dejar sus tareas en la mesa y retirarse, fueron las palabras del profesor.

Todos se levantaron y dejaron los trabajos en su mesa. Mientras dejaba el mío en su escritorio, mire a sus manos. Todos en ese instante desalojaron el aula con prisa felices de poder pasar un tiempo con sus amigos sin preocuparse por alguna actividad. Por mi parte serian 2 horas que pasaría sin hacer nada en absoluto, tal vez pasaría este tiempo con mi celular.

Después de desalojar el salón me dirigí al comedor de la escuela, creí que si tendría 2 horas, debería aprovecharlas para comer y no tener que soportar a la multitud de estudiantes y sus gritos. Aunque incluso en los cursos menores podía escuchar los rumores mientras caminaba. Mientras hacia mi pedido escuche pasos correr hacia atrás de mí y entonces….

-Bayroooon!!!

-Puedo escuchar perfectamente, no tienes por que gritar, respondí

-Necesito hablar contigo.

Este pedido venia de una profesora llamada Mariel, a pesar de su apariencia recta y madura, resulta ser bastante infantil y torpe, ella sabe perfectamente que no tengo muchas cosas que hacer y por eso me pedirá un favor, ya que detesta el trabajo y papeleo.

-Que favor necesita?

- ¿Puedes entregar estos documentos en la sala de profesores?, no quiero entrar ahí ahora, hay muchas revueltas.

-Entiendo, pero alguna vez debería empezar a hacer las cosas por usted misma.

-Te graduaras en poco tiempo, tengo que aprovecharte al máximo.

-Eso es explotación.

-No es explotación si también te doy cariño.

Dijo eso mientras me abrazaba por la espalda y pegaba su cuerpo al mío, no era algo correcto, pero es algo que puedo disfrutar.

-Ok, yo me hago cargo.

Cuando dije eso, ella dio un salto, me dio la pila de documentos y corrió en dirección contraria.

Entonces sentí un brazo en mi cuello.

-EHH?

- ¿Quién diría que tienes ese tipo de relación con la profesora?

Era un compañero que el creía que todo mundo es su amigo llamado Humberto de casi 1.90 de altura y piel morena.

- ¿Por qué a mí me aplaudes cuando una profesora me da afecto, pero con la otra chica y el profesor arman tal escandalo?

- ¿Qué quieres decir?

-Olvídalo, no tiene caso explicártelo y tengo que entregar esto.

Después de haber dicho eso me dirigí a la sala de profesores, desde unos metros de distancia se podía escuchar la gran discusión que tenían, decidí acercarme en la puerta y escuchar un poco.

-¡¡Se lo merecía, ella lo provocaba!!

-Como puedes decir eso?, es una niña.

-Cada quien tiene lo que merece y seguro que ella es una p***a.

-No puedo discutir con alguien así, todo eso es mentira, mira el informe.

No tenia caso seguir escuchando y toque la puerta.

-Adelante, esa voz venia de la secretaria

-Venía a entregar unos documentos de la profesora Mariel.

-Esta bien, déjalos en la mesa y retírate rápido.

-Entiendo, respondí.

Al dejar los documentos en la mesa, pude observar un poco el reporte expuesto en la mesa, pero retiré la mirada de el, ya que todos los profesores en la sala no me quitaban la mirada de encima.

-Permiso

A pesar de decirlo en un volumen moderado, ninguno contesto, cerré la puerta y me dirigí hacia las mesas cerca de la explanada, me pareció un buen lugar ya que no había muchos alumnos rondando por ahí y había mesas desocupadas completamente.

Mientras me sentaba, una chica se acercaba por un lado de la mesa con una apariencia bastante desalineada y con un plato con comida.

-Estas solo ¿verdad?

Mire hacia los lados rogando que no me hablara a mi.

-Solo quiero sentarme en un lugar donde nadie mas se va a atrever a sentarse aquí.

-Buen punto, ¿pero que te hace pensar que me quedare sentado contigo?, no se quien eres.

Me sentí ofendido y pensé en retirarme, pero era la zona mas tranquila por el momento, así que no hice ningún movimiento

-Enserio no me conoces?

-Definitivamente no.

-Soy Monse, la chica de los rumores.

-Ya veo, no es algo que me incumba y no pienso indagar en eso, pero no pareces realmente preocupada.

-Es mi ultimo día en la escuela, además...

-Además?

-El profesor dijo que hoy quería hablar a solas conmigo saliendo de la escuela, me prometió calmar todo.

Eso era realmente estúpido, pero es algo que ella veía como una posibilidad de calmar y olvidar todo el asunto. Pero todo eso lo hacia mas complicado.

- ¿Se me hace una idea bastante tonta, en verdad crees que lo calmara por ti?

-Me lo prometió!!

En cuanto dijo eso con un volumen alto, varios alumnos empezaron a prestar atención a lo que estaba pasando. Tenia que terminar esta discusión para seguir pasando por desapercibido.

-Piensa lo que quieras, pero no debo meterme en esto.

-Tampoco quiero ir sola.

-Díselo a alguien que en verdad le importe.

-Solo quiero que estés cerca si algo pasa y si es posible, que grabes la conversación.

Ya veo, esta chica no es tan tonta, me busco por que soy una persona que fácilmente es ignorada a si que es un motivo por el que ese profesor no estará alerta si me ve cerca, me quiere como un seguro en caso de que lago salga mal en su discusión.

-Solo quieres eso?

-Solo eso, por favor

Mire al cielo recordando el sueño de esta mañana y sabiendo perfectamente que esta chica solo traería problemas.

-Bien, pero no quiero tonterías después, ¿donde se verán?

-Después de clases en la parte trasera del estacionamiento.

-Estaré cerca haciendo lo que me pediste.

-Gracias...

-Bien, ahora deberías alejarte, es todo lo que querías, ¿no?

- ¡Si, nos vemos!

A este punto yo mismo me estoy cuestionando que estupidez acabo de aceptar, pero de todos modos no tengo otra cosa que hacer, además aun así hay algo que me intriga desde que entre a la sala de profesores.

En ese momento saque mi teléfono y me di cuenta que ya tenia una respuesta de mi amigo, menciono estar desocupado y que estaría libre en el mismo horario en el que termino mis clases, así que le dije que necesitaba un favor y le di las instrucciones. Seguimos hablando de diferentes temas hasta que concluyeron mis dos horas libres.

Me levante y camine hacia el salón de clases para continuar con las horas restantes, aunque, aun así, me mantuve realmente distraído pensando en múltiples cosas.

Mientras la profesora de biología explicaba un tema sobre ecosistemas, sentí un piquete en el costado con un compás.

-Eso es peligroso, baja eso, respondí a Citlali quien me miraba con desagrado.

-Pon atención, estas muy distraído, no es normal en ti.

-Estas preocupada por mi?

-Idiota, no es que me preocupe por ti, solo que tu actitud despreocupada me molesta, solo eso y nada mas.

-No parece que sea solo, desde la mañana parecía que querías decirme algo, pero fuiste interrumpida, ¿planeas decirlo ahora?

- ¿Qué?, noo!!, no es el lugar para ello, ¿tienes tiempo después de la escuela?

Parecía el sueño de todo estudiante donde la chica de la historia se te confiesa, pero viniendo de ella terminaría siendo otra cosa, aunque el tono con el que lo menciona tiene algo de nerviosismo, me pregunto. ¿Que será lo que tiene en mente?, bueno, por ahora no podre saberlo, ya que, debido a mi trato con Monse, no tendré tiempo para Citlali.

-Lamentablemente no, tengo algo que hacer al terminar la escuela, ¿podrías esperar un poco mas?

-Ehh?, ¿tu?, ¿algo por hacer?, no me estarás evitando ¿verdad?

-Esta vez es verdad, incluso yo tengo cosas que hacer.

-Bien, es sospechoso, pero te creeré, me tendrás que escuchar mas tarde.

-De acuerdo, escuchare todo lo que tengas que decir después.

-Es que, estas mas serio de lo normal, ¿no harás una locura verdad?

-Espero y no sea una, pero no te preocupes, soy un idiota como dijiste, pero aun conservo sentido común.

-No quise ofenderte con lo de idiota, lo dije por que me sorprendió tu pregunta.

A pesar de la forma en la que su cara mostraba firmeza, su voz no lo demostraba, en un año y medio, parece que en verdad me ve como un amigo. Asentí con mi cabeza a su respuesta y de inmediato se enderezo hacia el pizarrón para poner atención a la clase, mientras las clases continuaban, yo seguía mentalizando los acontecimientos del día en mi cabeza, lo cual era bastante fastidioso.

Si esto es a lo que llaman una vida juvenil viva, que bajos estándares tiene el mundo, estaba ansioso por llegar a casa y dejar caer mi cara en mi almohada. Mientras alucinaba con una linda tarde después de la escuela la campana interrumpió mi dulce alucinación y sabia que lo peor del día estaba por venir.

Tome lo mas rápido posible mis cosas y salí hacia la zona destinada al encuentro escuela no era tan grande, así que era algo rápido llegar, pero espere a que varios alumnos se fueran primero y no ser visto por muchos. Cuando llegué a la zona, me senté detrás de un pequeño muro de protección donde no podía ser visto, habían 2 autos también que no serian usados hasta dentro de dos horas, esconderse detrás de ellos también era una opción. Deje mi teléfono en silencio y espere que Monse llegara al lugar.

No paso mucho tiempo para que Monse y el profesor hicieran presencia, cada quien llegando por una dirección contraria. Entonces entre a la grabadora de voz en mi teléfono para poder grabar la conversación entre ellos dos, no seria difícil, ya que estaban muy cerca del muro donde me encontraba yo.

- ¿Qué es lo que quieres?, soy un hombre ocupado, no tengo tanto tiempo como parece. Estas fueron palabras del profesor.

-Creí que debíamos hablar para calmar las cosas.

-Ya te dejé claro todo, tengo esposa e hijos y tus tonterías solo me han traído problemas.

-¡¡¡Profesor, yo lo amoooo!!!

-Déjame en paz, ya hice lo que me pediste, déjame ir, no quiero saber mas de ti.

A este punto me di cuenta que algo estaba mal, Monse mintió, ella no fue llamada por el profesor, si no que ella llamo al profesor a este lugar y me manipulo para aceptarlo. Aun así, había algo mas, que estaba a punto de salir a la luz.

-Me has hecho tantas cosas y ahora no me quieres después de usarme?, ¿donde quedaron tus promesas?

Aquí es donde todo se fue a la basura, la apariencia de ella al decir eso parecía la de una doncella enamorada, rogando por amor, pero en su voz había algo que no me convencía "falsedad".

-Yo jamás te prometí nada, tu te hiciste ilusiones.

En ese entonces un celular empezó a sonar en tono de llamada. Ese teléfono no era el mío y de ninguno de ellos dos. pertenecía a la persona que me siguió después de clases y se escondió detrás de uno de los autos.

-Sal de donde estés, no puedes huir. Dijo el profesor.

-Bien, respondió una voz suave y temblorosa. Era Citlali que después de sospechar que mis palabras eran falsas en mi conversación con ella, decidió seguirme y esconderse.

-Maldita!!, trajiste un testigo. Dijo el profesor tomando el brazo de Citlali.

-Espera!!, ella no es mi testigo.

- ¿No es?, entonces trajiste a alguien mas.

Citlali empezó a mirar hacia mi dirección y el profesor se dio cuenta, empezó a avanzar hacia el muro.

-Alto!!, no te acerques, yo saldré solo. Dije mientras me levantaba y me ponía enfrente de el.

-Tu?, ¿Qué haces aquí? dijo el profesor.

-Me metí en un enrollo, respondí.

-Así es y el grabo todo. Dijo con firmeza Monse.

-Me estas comprometiendo demasiado, tome, esta es la grabación.

Le entregue el teléfono al profesor y en ese momento procedió a eliminar todo.

-Me estas traicionando!!, replico Monse.

-Jamás tuve un acuerdo contigo sobre que sucedería con la grabación, "mi teléfono, mi decisión".

-Bastardo.

-Parece que eres un buen alumno y bastante idita, preferiste venderla para salvar tu cuello. Esto vino del profesor.

-No exactamente, esa grabación no sirve de nada.

- ¿Qué quieres decir con eso?

-Son muy malos para mentir, Todo lo que han dicho hasta ahora es mentira.

Al decir esto, ellos dos se miraban preocupados, mientras Citlali, que no entendía que estaba sucediendo se mantenía alejada y observando con algo de miedo en sus ojos.

- ¿Cual mentira?, dijo Monse con mucha duda.

-Los rumores se esparcieron demasiado rápido, entre la comunidad estudiantil y profesores, esto quiere decir que ustedes dos se encargaron de difamar la información. Así mismo, esta mañana entre a la sala de profesores y uno de ellos menciono que todo era mentira. Pude observar solo un poco el informe, pero vi tu fotografía, te mentí al decir que no te conocía. Las marcas de violencia en tu fotografía son menores que las que tienes hoy, es imposible que empeoraran, esas marcas y golpes solo son maquillaje. Igual que la mordida en el brazo del profesor, el informe indica que le puso un brazo en tu cuello y tu te defendiste mordiéndolo, pero se les escapo un pequeño detalle. La mordida esta en un punto contrario, por la posición, esa mordida debía estar en el antebrazo, no en la parte frontal, eso quiere decir que el mismo se hizo la mordida.

- ¿Qué demonios?, es imposible que sepas todo eso. Dijo el profesor.

-Y aun hay mas, dije.

-Mas?, pregunto Monse.

-Ustedes dos no tuvieron ninguna relación, cada uno actuó por separado dando razones para defenderse, esto haría mas creíble la mentira, pero aun así había huecos. Si eran íntimos, ¿por qué Monse se sigue refiriendo a ti como profesor y no por su nombre?, ella se le confeso y usted la deseaba, pero usted es un hombre casado, así que solo la ilusiono y le hizo promesas sin la intención de cumplirlas, pero justo ahora, que sus mentiras habían llegado tan alto, usted y ella serian desalojados de la escuela, huirían juntos, pero querían que hubiera una prueba de que no había nada verídico entre ustedes dos, por eso la mandaste a ella a que buscara a un testigo. Alguien sin historial que tuviera verdad en su palabra, pero solo querían que fuera por palabra, ella fue tan estúpida que sugirió que grabara todo. como seguro de que usted no faltaría a su palabra.

-No puede ser?, es imposible que descubrieras todo en poco tiempo.

-Tuve que pensarlo a detalle.

-jajajajaja, de todos modos, no te servirá de nada, ya no existe grabación y ustedes dos espiaron a un profesor, eso es un delito, los delatare a la escuela.

Citlali completamente confundida tratando de analizar todo, me miro con miedo en los ojos, no tenia miedo a la situación de ser delatada, tenia miedo de mis palabras.

En ese momento una pequeña sonrisa se formo a un lado de mi cara, pude sentir como mis ojos se abrían más y miré fijamente al profesor.

-No me gustan las mentiras!!, lo dije mientras lo veía de esa forma.

- ¿Qué demonios eres?

-Kevin, puedes salir.

Las instrucciones que le di a Kevin fueron de venir y esconderse en el segundo auto vacío, sabía que Citlali terminaría siguiéndome y la utilice de anzuelo para llegar a este punto.

Mientras Kevin se acercaba mostraba su teléfono en mano.

-Lo hice venir con la intención de tener un verdadero seguro y tener la verdad grabada, ahora en verdad están atrapados.

- ¿Qué es lo que quieres?, pregunto el profesor.

-Mañana dirás toda la verdad a la escuela y renunciaras, la verdad solo la sabrán los administradores, tanto ella como tu vivirán tranquilos.

- ¿Y si me niego?

-Entonces esta grabación le llegara a cada profesor, cada alumno, cada padre y a tu familia.

-Maldito, esto es extorción.

-Nada de eso, se trata del arma mas fuerte del ser humano.

- ¿Arma?

-El humano posee tres armas esenciales con las que domina al resto de humanos.

-Aun no lo entiendo.

-La violencia, la mentira y la verdad. L violencia es la mas usada, la mentira la usaron ustedes, pero tiene una gran falla, que donde hay mentira, hay una verdad, cuando la verdad se sabe, la mentira pierde su efecto y para su mala suerte yo use la verdad, el arma mas fuerte de las tres.

-Es... está bien, tu ganas.

-Noooo!!!, dijo Monse.

-Cállate, ya no podemos hacer nada, perdimos.

-Quiero tu renuncia para mañana temprano, dame mi teléfono y lárgate.

Después de entregármelo, se fueron ambos, solo quedando Kevin, Citlali y yo.

-Eso fue emocionante, pero haces muchas locuras, siempre tengo que salvarte, dijo Kevin.

-Por algo eres mi mejor amigo.

- Lo soy, pero esto fue peligroso y siempre piensas demasiado.

-Vamos!!, tu podías deducirlo mas rápido que yo.

-Tienes razón, jajá.

Mientras una leve brisa nos acariciaba, Citlali no comprendía nada en absoluto y en ese momento Se levanto y corrió, aun no entendía bien el motivo. Pero tal vez esto sea lo que todos llaman vivir.

5 de Julio de 2022 a las 03:55 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Continuará… Nuevo capítulo Cada 10 días.

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~