Cuento corto
0
441 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

✨Único ✨

Encerrado en mi habitación mirando por la ventana, el exterior parece un buen día, soleado, sin nubes a la vista, a algunos podría causarles felicidad.

Pero yo por el contrario siento tanta tristeza, así que aún envuelto en las mantas me acurruco tratando de buscar tu calor, mis ojos se cristalizan.

Y aunque se que es en vano, pues no volveré a encontrarte a mi lado, así que a pesar de saber que no me hace bien me pongo a recordar el pasado.

Aquel en el cual tu estabas junto a mi, cuando solíamos salir a citas, cuando salíamos con nuestros amigo a los cuales ya no frecuentó no desde tu partida, muchas veces han venido pero no puedo verlos y no quiero hacerlo, solo quiero desaparecer para volver a estar a tu lado, volver a esos tiempos donde éramos felices.

¿Por qué te fuiste? ¿Por qué no me llevaste contigo? ¿Por qué me dejaste con esta carga si sabes que no soy tan fuerte?

Recuerdo cuando solíamos hablar de nuestro futuro, cómo terminando la Universidad nos casaríamos, yo sería un gran productor musical y tu tendrías una famosa escuela de baile, nos mudaríamos a una casa donde pudiéramos criar a los hijos que adoptaríamos, nuestro pequeño Jeongin y nuestra pequeña Chaeryeong, tendríamos una cachorra llamada Berry y 3 hermosos gatitos los cuales llamarias, Soon-ie, doong-ie y dory.

Tu y yo teníamos tantos planes, inocentemente pensamos que tendríamos todo el tiempo del mundo para llevarlos acabó, pensamos que nuestro amor no tendría final.

El día que te vi por última vez, habíamos discutido, realmente por una estupidez, habíamos salido a un bar con amigos en común tu estabas tan molesto porque Bambam estaba tratando de convencerme que te dejara, porque decía que tu no me convenías, que me estabas engañando con nuestro mejor amigo Jisung, porque lo tratabas con mucho cariño que a mí, la gota que derramó el basó fue cuando trato de besarme a la fuerza cuando fuiste por unas bebidas para ti y para mí, cuando llegaste lo encontraste sobre mí y aunque lo alejaste con un golpe en la mejilla pude ver el dolor en tus ojos.

Creíste que había dejado que me besaría cuando no fue así, me reclamaste por no haberlo apartado pero estaba en shock cuando me beso, me congele y ese fue mí error, porque te hice creer algo que no era.

Saliste enojado, no quisiste escucharme, los próximos días estuviste evitándome, a pensar de que vivíamos juntos te las arreglaste para levantarte antes que yo y llegar entrada la noche, dormías en el cuarto de visitas, aunque sabía que necesitaba aclarar tu cabeza yo solo quería hablar contigo y solucionar las cosas pero nunca podía verte, cuando tocaba a tu puerta no me respondías.

Una semana paso, no te encontrabas en el apartamento habías salido a hacer la despensa solo.

Hoy era el día que te haría escucharme por las buenas o por las malas, te extrañaba tanto, que solo quería arreglar las cosas y tenerte de nuevo en mis brazos.

Estaba tan metido pensando como abordar el tema cuando llegaras que no me había percatado que mí celular estaba sonando, cuando salí de mis pensamiento corrí a nuestra habitación donde volvía a sonar insistentemente mí teléfono cuando pude percatarme que eras tu quien llamaba conteste inmediatamente y pude escuchar tu voz, sonaba rara como si estuvieras haciendo mucho esfuerzo.

-Chan, te amo, te amo tanto perdóname por ser un idiota, deje que mí orgullo me dominará, te ignore y te hice tanto daño, no sabes cuanto me arrepiento, quisiera poder tenerte junto a mí y vete una última vez, eres el amor de mí vida, eres todo para mí lo siento, se que tu no lo besaste se que no harías algo como eso, pero mí orgullo fue más grande.. - por un segundo te de tuviste de hablar y un gemido de dolor se escucho del otro lado de la línea, eso me asusto muchísimo.

-Minho bebé donde estas, que te suce- antes de poder hablar me interrumpiste de nuevo.

-Chan recuerda siempre que eres el amor de mí vida, y que siempre te amaré, perdona y gracias por toda la felicidad que me diste, siento tanto no poder cumplir nuestras promesas a futuro- me estremecí al darme cuenta que estabas llorando, sabía que algo mall estaba pasando y cuando escuche la ambulancia de fondo no dudé en correr hacia el supermercado con la esperanza de encontrarte sano y salvó, aun con en teléfono en mí oído corriendo con todas mira fuerzas hacia ti te seguía hablando.

-Minho bebé, estoy aquí contigo, voy hacia a ti espera un poco más, estaré a tu lado en poco tiempo, resiste- no me di cuenta en que momento empecé a llorar porque no me respondías solo escuchaba de fondo a los paramédicos diciendo algo sobre presionar una herida de bala.

Cuanto más me acercaba a mí destino pude darme cuenta de la gente que estaba ahí impidiendo mí vista, rezaba con todo mí corazón, le pedí a dios, y a cualquier deidad que estuvieras sano y que esto solo fuera una broma de mal gusto.

Cuando pude acercarme completamente, mí mundo calló en pedazos cuando te vi tirado en la acera, con una mancha roja en tu abdomen, los paramédicos ya no hacían nada por ti y supe que ahora ya no te veré volver.

Me abrí paso sobre la gente lo único que quería hacer era llegar hasta a ti, ni me importaba nada más que estar a tu lado cuando estaba por llegar a ti, sentí que era tomado del brazo, volteando sin ver realmente quien era.

-chico no puedes estar aquí vuelve detrás de la línea- menciono con su cara sería.

-suélteme, el es mí prometido, suélteme-me libere de su agarre dejándome caer al lado de tu cuerpo, tome tu rostro entre mis manos, estabas tan pálido, en tus ojos ya no estaba ese brillo del cual estaba enamorado, no quise creerlo, no podía creer que ya no estuvieras aquí, llorando te pedí que volvieras conmigo, que despertaras.

porque te fuiste no me dejaste decirte todas las cosas que quería, no me dejaste besar tus labios, abrazarte, amarte por última vez porque Minho, porque.

Después de eso todo fue en piloto automático para mi, tu funeral, tu entierro, el motivo de tu asesinato y el maldito adicto que te asaltó.

Nuestros amigos fueron varias veces a casa, las primeras veces los dejaba entrar, pero cuando mencionaban que debía salir adelante, que esto no era lo que tu querrías para mí, que saliera que dejara el luto, que esto me hacia más daño, les pedía de una manera no muy amable que se retiraran que nunca volvieran por aquí, se que solo están preocupados.

pero no me importa desde que tu no estas no me importa nada.

Se que estarías muy molesto de verme en este estado pero solo déjame Minho.

Deja que te llore en un rincón, eso me hace sentir mejor, nunca olvidaré lo que eras para mí y eso solo me causa un dolor sin fin, no puedo estar bien tampoco lo quiero, solo quiero tenerte otra vez junto a mí.

Así que déjame que te llore en un rincón, solo será hasta que estas pastillas hagan su efecto y pueda reunirme de nuevo contigo y esta vez para la eternidad.

Solo espera por mí un poco más mí amor.


Fin.









.・✫・゜・。.

Solo puedo decir que soy lágrimas, no se porque hice esto...debo dejar de escuchar canciones de WarCry😭


3 de Julio de 2022 a las 04:52 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Fin

Conoce al autor

Eli Banginho disfrutó mucho la lectura y agradezco el esfuerzo de todos ustedes al crearlas, infinitas gracias🙏💕

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas