speranzaenjifo esperanza Elena Renjifo Silva

Érase un hombre y su Toro. Toribio el toro mas cumplidor capaz de preñar hasta a las mismas moscas. Al sumergirte en estas líneas podrás encontrar no solo la fama que precede a Toribio sino sabrás en quién se convertirá Toribio. Historia adaptada del colectivo popular


Cuento Todo público.
Cuento corto
0
484 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Toribio el Semental

Érase un semental que preñaba hasta las propias moscas que revoloteaban muy cerca.

Don Gilberto tenía un toro reproductor, el mejor toro de la región. Y a su vez, representaba su único patrimonio. Los ganaderos locales descubrieron con el transcurrir de los días que este toro era el mejor reproductor de la zona.

Así que comenzaron a alquilarlo para cruzar sus vacas. Comprobando así que de ese cruce salían los mejores terneros. El toro se convirtió en el único y principal fuente de ingresos de Gilberto.

Además, Toribio era un toro sumamente "rendidor" y rápido. No perdonaba a ninguna vaca que le pasara cerca. Por otro lado, nunca se cansaba de engendrar.

Un día, los ganaderos se reunieron y decidieron comprar el toro para de este modo no depender de Don Gilberto.

Un representante fue y le dijo:
- "Ponle precio a tu toro, que te lo vamos a comprar".
Gilberto que no deseaba perder su fuente de ingresos tan rápido, pidió una cifra absurda para que fuera rechazada.

Los ganaderos ni cortos ni perezosos fueron a quejarse con el alcalde. Pues el precio del animal era excesivo. Ante tal problema el alcalde se sensibiliza con el asunto en cuestión y decide comprar a Toribio con los fondos municipales, registrándolo como patrimonio municipal y poniéndolo al servicio de toda la comunidad.

El día de la inauguración de los servicios de Toribio, los ganaderos trajeron sus vacas para que el toro las preñara.

Le pusieron la primera vaca y nada de nada.

- "Debe ser la vaca". Dijo uno
- "Es muy flaca". Dijo otro.

Le trajeron una campeona lechera, hermosa de pelaje brioso y nada.

Luego le llevaron una Holandesa y nada. Toribio apenas atinó a olfatearla. Luego la dejo pasar.
Desfilaron todas las vacas del pueblo y nada.

Toribio parecía no inmutarse. Permanecía indiferente a todo.

El alcalde furioso llamó a Don Gilberto. Le increpó y obligó a que solucione cualquier inconveniente por el que pudiera estar atravesando el famoso Toribio.

El alcalde ya se había gastado el dinero de los contribuyentes y no quería pensar que había sido envuelto en una gran estafa más.

Don Gilberto se acerca preocupadísimo a Toribio y le pide encarecidamente casi al borde del llanto que se acerque.

Toribio muy solícito lo hace.

Entonces, Gilberto le dice a la oreja:
- "¿Qué haces hermano Toribio? es que ya no quieres trabajar". "¿Estas cansado?".
- "¿Es que acaso ya estas harto de tanta vaca?

Toribio lo miró largamente... Y desperezándose le responde:

-"pero... cómo quieres que trabaje si ahora soy funcionario público".

Y colorín colorado esta historia ha acabado.


..........................................................................................................................................

¿Te había dicho que me gusta conversar contigo?

Pues aquí estoy para invitarte a comentar qué te ha parecido mi historia De paso te recuerdo que no seas como un fantasma más que pasa por aquí, regálame un comentario en señal que existes como respuesta a tu interés. Y claro hazme saber si te gusta o no lo que lees. Ello es un importante aporte para indicarme cómo es que vas recepcionando lo que vengo escribiendo para ti.


Nota:

TORIBIO EL SEMENTAL representa el primer cuento corto que escribo para ti, y la razón de este comentario que adoso al pie del mismo se debe a la insistencia de esta plataforma de completar una cantidad requerida de caracteres.


Sin embargo, aprovechando la oportunidad de escribirte me permito expresar que soy una escritora peruana, y al mismo tiempo, me permito decirte que quien suscribe, es una persona amante de las letras y sobre todo de la poesía, y aunque no me esperaba tener que usar parte de este espacio para detallarte algún aspecto mío a modo perfil, te puedo decir que en breve subiré a la plataforma mis poemarios, los cuales espero puedas leerme.


IRREVERENTEMENTE YO

Me presento; de la única manera en la que soy capaz de comunicarme, haciéndome visible en la notoriedad de las letras, siendo notada, sin que me habiten los incongruentes infiernos y retazos de este mundo. Me describo; para que haya una prueba de mi existencia que se erige sobre esta tierra.

Quería poder expresarme; deseaba poder decir que existía, anhelaba ser. Pero, soy y
estoy en un mundo de papel. Da igual discernir si era de lienzo o de sueños. De fuego o de llanto. Soy presa de mis adverbios, y ando cubierta de palabras; no soy presa del terror, ni de ninguna incertidumbre de los estigmas que cobran su deuda más allá de las líneas y de los verbos. Soy sólo un constructo vanguardista de mi yo. Y a lo mejor, hasta con la piel tatuada por todo aquello que podía suceder tras el parlamento de la letra. ¿Quién soy?, ¿Qué hago en este mundo?, ¿Soy parte de esta sociedad? Aquella a la que no me puedo adaptar.

Pero existo, amo y muero sin morirme como si supiera algo que pasa más allá de esas estrellas y el orbe entero que me cobijan bajo este estrecho piso al que me ata la gravedad, como sombra de la sociedad que me hace invisible, me sensibiliza, me llama y me cautiva en la inspiración de mi todo y mi nada; siendo sonrisa más allá de la tristeza o alegrías. Soy la proyección del amor, porque soy amor más allá de lo esperado...

¿Qué son aquellos sonidos? Los cuales nunca había escuchado. ¿Qué son aquellas luces? Aquellas que mis ojos jamás observaron. Será mi debilidad y fortaleza. Sonrisas melodiosas tras las huellas que se precipitan en mi alma haciendo acopio de instantes congelados tras tu mirada.

Soy de esas personas que se divierten sin equipaje y sonrisa al viento con sólo el hoy en los bolsillos y una mirada abrazando el horizonte. Fluyo como agua mansa que se desplaza por la mañana al salir de la ciudad entre intentos de poemas que me marcan desde los fonemas y grafemas. Las letras son la sabia que recorren mis venas y me imposibilitan a dejar la pluma que me imprime y me condimenta para alivianar los golpes, germinando versos que se abrevan en la madrugada abrazándome los insomnios desde la memoria de mis quebrantos…


Sólo quería presentarme antes de partir o ser engullida por días grises tras los estragos de la muerte de la tarde trashumando las horas desde el firmamento, rumiando desencuentros y la mudez del desasosiego.

—¡ESTOY VIVA!

Y si nadie me ha escuchado o leído, ¿Cómo puede comprobar mi existencia o decir que no soy esencia de amor derramado? Así, nadie recordará mis pensamientos ni mi voz. ¿Cómo pueden decir que no existo?, Si hasta dudan del hecho que ellos estén vivos, yo en cambio, no renazco añorando un recuerdo, o caminando en la soledad de una pena. Yo renazco cada instante que emano letras, cada que mi escritura se posa gallarda y sincera, aunque a veces no sepa como arrancar el todo de mi existencia en un solo verso.

Esperanza Renjifo.

12/06/22 16:58 pm

………………................................................................................................................


Gracias por haber llegado hasta aquí. Les comento que en un leve batir de mi pluma voy dejando huella en el aire para dejarte esta historia que espero acojas con cariño pues, aunque corta llega a ti con cariño.

Espero tus comentarios, recuerda que ellos me permiten observar mi progreso y mis defectos narrativos para ir mejorando día a día.








5 de Julio de 2022 a las 03:16 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

esperanza Elena Renjifo Silva Me fascina leer. Respiro a través de miles de historias.....en mis lecturas busco encontrar de todo. Pero además también busco leer buenas historias. Y algo de poesía. En conclusión esto se ha vuelto el paraíso para esta amante de los libros en general. Sin poesía no se vivir.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~