silviasanchezbajo Silvia Sánchez

Cuando yo tenía seis años vi en un libro sobre la selva virgen que se titulaba “Historias vividas, una magnífica lámina. Representaba una serpiente boa que se tragaba a una fiera.


Cuento Todo público.

#343
Cuento corto
0
194 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

El primero y el último

Antoine

Cuando yo tenía seis años vi en un libro sobre la selva virgen que se titulaba “Historias vividas, una magnífica lámina. Representaba una serpiente boa que se tragaba a una fiera.

Caminando por el parque de siempre, con las mismas personas de siempre y con el mismo libro de siempre.

¿Atrapados, nosotros? Sí, estás en lo cierto. Antes de quedarnos encerrados en este maldito libro sucedió algo que nunca había pasado antes…

Marcos, María y yo estábamos leyendo, hasta que apareció la página dónde se encontraba la boa. Lo cierto es que me estaba causando mucha intriga, igual que a mis dos amigos. La idea fue de María, ella fue la más interesada en eso…Nos preguntó si podíamos ir un momento a la biblioteca, y así fue.

Ya en la biblioteca nos explicó que quería estudiar un acerca de la historia de esa boa, porque recientemente encontró un libro con esa imagen. Nosotros accedimos…

Marcos preguntó a la bibliotecaria Clara , ese día ella no tenía buena cara, pero tampoco le dimos importancia… Clara nos indicó el pasillo 197, que era donde se ubicaban todos los libros de animales.

Nos dirijimos a aquel misterioso pasillo…había libros sobre peces, leones, elefantes, reptiles…dentro de estos se encontraban los libros de cocodrilos, lagartos y finalmente el de las serpientes. En ellas se encontraban cinco libros distintos, dos de ellos eran de las víboras y crótalos, otros dos de cobras y mambas y el último era de boas…

Exactamente en la página 197, se encontraba el mismo dibujo, la misma boa y el mismo número…De repente un destello de luz salío delante nuestro, no veíamos nada, la luz nos cegaba, se distinguía un rostro joven, de cabellos rizados con una silueta peculiar…

¡BUM!, Cerramos los ojos, algo nos absorbe…caemos bajo muy duro, un suelo muy áspero, ese no era el de la biblioteca, cuando me levanté, María ya estaba en pie con una cara desconcertante…Ese sitio me sonaba de algo, era de un libro que no había leído hace tanto, y de repente como si mi corazón hubiera parado de latir, me vino a la cabeza el cuento de la boa…

21 de Mayo de 2022 a las 22:00 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~