sinfonauniversae Sinfonia Universal

¿Has visto alguna vez a las estelas a través del firmamento brillando como pequeñas llamas luminiscentes? Déjame contarte, bella personita, como ocurrió todo.


Fantasía Todo público.

#principe #gigante
Cuento corto
1
181 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

El Gigante y el Príncipe

¿Has visto alguna vez a las estelas a través del firmamento brillando como pequeñas llamas luminiscentes? ¿Puedes verlas cuando valeroso, atraviesas aquel bendito océano nocturno, o, al cazar esas benévolas estrellas en sutiles y majestuosos barcos durante el amanecer? Es un mágico fenómeno del que beben todos los ojos, pero, especialmente, de él se han escrito maravillosos poemas inmortales acerca de la vida y de la muerte.

Es un regalo que mucho tiempo atrás nos fue otorgado, un milagro dirán. Pero déjame contarte, bella personita, como ocurrió todo.

Antes de que los niños vayan a dormir, se suele escuchar al viento ulular y al océano cantar, mientras, el cuenta cuentos relata la historia sobre las asombrosas luces que tiñen un cielo sin igual, sin descanso como incandescentes luciérnagas.

El cuenta cuentos dice que sólo así podrán sumergirse en un sueño donde todas las cosas, podrán cobrar vida.

Así pues escucha este asombroso cuento sin final.


Hubo alguna vez, un joven y leal príncipe que podía decidir en el destino de las criaturas vivientes sólo con el don de su palabra. Él estaba muy orgulloso de tan poderoso poder, porque podía derramar felicidad en cada una de las criaturas de su reino y colmarlas de felicidad antes de que la flama de sus vidas expirara. Los más ancianos habían visto crecer varias generaciones por muchas décadas, y a todos la vida les había sonreído sin malicia durante muchos muchos siglos.

Un día, cuando se celebraba un gran festival en honor a la reina, el don del destino del príncipe encerró la leve flama de su vida sin permitir que la agonía reposara en los huesos de la amada gobernante. Aquel suceso dejó caer la desgracia del rey sobre el príncipe. Este avergonzado, y herido por el dolor del rey sobre el alma más noble del reino, prefirió arrojarse a una vida de exilio por el mundo pagando su horrible pena mediante una condena que él mismo colgó sobre su espalda.

Se cuenta entonces, que en un arrebato de locura, se sumergió en su miseria hasta arrancarse los ojos sin perder la capacidad de ver lo que se alzaba sobre él, y todo lo que caía por el don de su palabra.

Por mucho tiempo, ha sido relatada que en la historia del reino del sol, que en sus cada undécimos cumpleaños, renacía un maravilloso reino sumergido entre nostálgicas ofrendas, brillando tan mágicamente que todo astro en el firmamento podía sentir envidia de él.

Allí, entre flores luminosas, el noble príncipe encontró en lo más profundo a un niño gigante que cantaba juguetón y sentimentalmente se entregaba a su alegre canción, conforme varias flores se abrían a su paso, y de tal manera, que otras formas de vida emitían un aliento radiante entre las bellas manos del infante.

Asombrado el príncipe, pudo olvidar su tristeza, pero, aun así se vio así mismo confundido cuando se dio cuenta que aquel gigante no le cantaba a la vida misma, sino a la muerte: una muerte misericordiosa de la cual brotaban nuevas formas de vida, nuevos rostros y también nuevas esperanzas.

Cuando el príncipe encontró en el gigante tan bellas pasiones, a su lado las luces de la vida brillaron más en su oscuro cielo, y, así, comprendió que la vida tanto como la muerte eran elementos naturales que gobernaban la vida. Y, también, que la muerte podía no ser tan benévola como un nacimiento, pero si era igual de importante porque permitía que la vida fuera considerada tan valiosamente.

El sabio gigante cantó al mismo tiempo que el príncipe componía para él, las más hermosas melodías y, así, acompañarle desde su oscuridad. Desde ese extremo donde la vida y la muerte orquestadas, se mecían en un claro oscuro natural. Y desde allí, de su canto, nacieron las luces que todavía embellecen los colores más hermosos en el cielo.

20 de Mayo de 2022 a las 19:48 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Fin

Conoce al autor

Sinfonia Universal Mi nombre es Vanessa pero prefiero que me conozcan por el nombre de Sinfonía Universal. Tengo mis pocos años en este mundo de escritura, pero más perteneciendo al ritual que significa la vida, soy de Mérida - Venezuela, el lugar que Dios eligió para que naciera. Soy un aprendiz de escritora, autodidacta, que tiene el infinito sueño de crear historias de fantasía que atrapen, y llenen de color las vidas de todos.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~