K
Katherine Garcia


La vida de Elizabeth Parker está a punto de cambiar por completo, de una vida ordinaria y apacible a una llena de tormentos, persecuciones y deseo de venganza. Una deuda del pasado no pagada, le cobrara su futuro. Y ella tendrá que decidir entre dejar el pasado atrás, o arremeter contra los que le quitaron todo lo que alguna vez conoció. En el camino descubrirá relaciones que la ayudaran a su propósito, pero tendrá que afrontar las consecuencias del camino que elija. ¿y tú? ¿que harías? si un día, todo lo que conoces.... desaparece. Se derrumba ante tus ojos, ¿qué camino elegirías?


Suspenso/Misterio No para niños menores de 13.

#mafia #venganza #suspenso #Misterio
0
97 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los sábados
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo #1

Despierto lentamente entrecerrando mis ojos para acostumbrarme a la luz que se cuelan por la ventana, se escuchan risas, gritos de emoción, y los engranes de máquinas. Todo apuntaba que había comenzado la feria del pueblo.


Se hace todos los años por el inicio del verano: hay todo tipo de atracción y puestos de comida, incluso admiten que mercaderes locales alquilen un lugar para incluir a la feria, con respectivas restricciones claro. Es un gran negocio ya que atrae a turistas y personas de todas partes de la ciudad. Todos los años espero esta feria con mucho anhelo, pero esta vez es diferente.


Me levantó sin mucha energía, hoy me reuniría con mis amigas Rose y Samanta, para disfrutar de la feria o al menos eso se suponía.


Mi amiga Rose que es una rubia ojos verdes preciosa que es muy buena jugando basquetbol, es muy enérgica y optimista. Fue de mucha ayuda cuando empecé con los deportes, por lo menos ya no atrapo la pelota con la cara. Aunque el verdadero reto fue tener que soportarla como instructora, hay que decir que a pesar de ser muy linda y amable, en los deportes se toma todo muy enserio, y eso la pone en un estado de actitud diferente al que se relaciona.


Y Samanta una morena imponente, que por un reto hecho en una de nuestras no ches de chicas, termino haciéndose la permanente pelirroja. Es audaz, valiente, y liberal; me inspiraba su manera de ser. La conocí en el primer día de clases de 7mo grado, era nueva y ella era la embajadora de bienvenida. Súper motivadora, y desenvuelta a la hora de hablar, me incluía y me presentaba a todos, al principio esa actitud me ponía incomoda por ser "la nueva", pero me fui acostumbrando y termino gustándome esa actitud tan original de ella.


Yo me llamo Elizabeth y tengo 15 años, me considero a mi misma muy entusiasta, a pesar de que no suceden muchas cosas interesantes en mi vida; disfruto las que pasan así sean pequeñas. Soy gimnasta desde pequeña por diversión, actualmente no compito mucho por las clases, pero en las vacaciones aprovecho la oportunidad de competir.


Siendo así entonces ¿qué puede salir mal?


*Hace una semana*


(Sábado)


Hoy el día trascurre normal, estoy en mi habitación escuchando música, cuando un estruendo me sobresalto, parecía provenir de la puerta principal, me levante bruscamente de mi cama y baje las escaleras. Abajo vi la situación, y mi preocupación se cambia por alivio. Bueno, no tanto, era mi padre que estaba pasado de copas: no le resultaba difícil conseguir las bebidas ya que era dueño de una cantina, quizás por eso tenía tantas amistades (hipócritas a mi parecer). Sus borracheras pasaban muy seguido últimamente, pero nunca ocurría nada que lamentar, el me saludo con la mano tratando de mantener el equilibrio, y sin decir mera palabra se fue a su habitación, yo hice lo mismo.


A la hora de la cena note que mi papá no nos acompañaba a cenar a mi mamá y a mí, me extrañaba porque había cerrado tan temprano la cantina, cuando eso pasa siempre se sienta con nosotras a comer, motivada por la curiosidad aproveche a preguntarle a mi madre si sabía la razón de que porque mi padre había llegado tan temprano y ebrio.


– Han clausurado su cantina –respondió ella de una manera neutral, ya había pasado antes, las borracheras de mi papá a menudo traigan problemas, como insultos e incluso han llegado al límite de peleas, y eso atraía a la policía.


– ¿Fue por el vicio? ¿Verdad? –esperaba escuchar lo de siempre, pero esta vez tuve otra respuesta.


– No, fue por estafa.


– ¿Estafa?­


– Lo acusan de vender licor ligado con agua.


Me impacte al escuchar eso ¿Quién no? Sabía que mi papá tenía vicios, pero no creí que fuera capaz de cometer estafa. Aún no me lo creía por completo, su trabajo era vital para él; "si vas a hacer algo, hazlo bien" siempre lo decía. En esos momentos no quería dar a aceptar la posibilidad de que él hubiera hecho eso así como así, no sin saber que se metería en problemas, o a lo más mínimo, perdería la confianza de sus clientes fieles de años.


Terminada la cena limpie todo y me fui a dormir, pero no sin antes ver un nuevo capítulo de mi serie favorita: la historia se trata de un chico que tenía una vida ordinaria, sin lujos, pero a la vez sin necesidades; para los estándares impuestos por el muchacho era una vida perfecta para él, pero hay que recordar que lo perfecto no existe, todo cambio muy rápido perdió a sus padres, a sus amigos, y la vida como la conocía se derrumbó ante sus ojos. Las ideas dan vueltas en su cabeza y el muchacho al final decide volverse un asesino, para vengarse de todas las personas que le hicieron daño, y de las que disfrutan hacerle daño a los demás, quería convertirse en un vengador, en un guardia de los indefensos. Un enfoque bastante torcido de cómo solucionar las cosas.


(la violencia solo genera más violencia, pero aun así me gusta, tiene algo que me atrae) pensé mientras veía el capítulo que se llamaba " todo ha cambiado", en ese momento me hice una pregunta (¿qué pasaría si en mi vida pasara algo emocionante, algo grande?); una serie que está intencionada para reflejar la reacción del chico ante lo ocurrido, concluyo en que a todos les gusta el drama, las tragedias o las cosas tiernas y cursis, de allí sacan ideas para películas y demás.


Después de la serie, no tenía nada de sueño, me decidí a ver mi perfil de Facebook, y mis amigas estaban conectadas, he hicimos vídeo-llamada.


– ¿Jugamos a verdad o reto? –sugirió Samanta, Rose y yo estuvimos de acuerdo.


‒ ¿Quién será la victima esta vez? ‒pregunto Samanta con malicia, recordando que la última vez termino con el cabello teñido.


‒ Pues recen porque una de las tres antes del fin de semana tendrá el cabello verde manzana brillante ‒advierto entre risas para elevar la tención.


– Yo empezó –insistió Rose– Samanta ¿verdad o reto?


Al instante que Samanta contesta reto, se plasma una mirada maliciosa en el rostro de Rose, para luego decir.


– Tienes que tomarte una bebida especial recetada por mí –está hablaba mientras se apuntaba a si misma moviendo sus pulgares.


Después de decirle los ingredientes, Samanta se dirige a la cocina con su teléfono, y preparar la bebida "especial", la cual llevaba carne molida, huevos, leche, sal, hasta este punto me parecía un pastel de carne. Pero después vinieron el helado, azúcar, vainilla, saborizante de menta y salsa picante.


Rose y yo disfrutamos de ver a Samanta tomarse esa combinación. Samanta es muy sincera y le fascinan los retos así fueran en su contra, es una de sus virtudes que admiro, y rose y yo abusamos de eso cada vez que podemos, para ella si es de tomar enserio eso de "las deudas, son siempre deudas de honor"


Le tocaba a Samanta– Elizabeth ¿verdad o reto? –Escogí verdad– bien ¿Te gusta alguna persona? –esa pregunta era tan común en este juego, pero me alegraba por ser fácil de responder.


– Ninguna, aun no tengo a esa persona especial –respondí, ellas no me creyeron, pero tampoco insistieron. No mentía; no me había interesado en el amor, y mucho menos buscar pareja, me gustaban esas historias de comedia romántica, pero no me gustaría ser la protagonista, tanto drama por algo tan vago que desde el principio se ve que no funciona, pero supongo que nadie sabe lo que realmente sufren esas personas que se hacen un mar de lágrimas por el ex o la ex novia.


Pasamos como dos horas hablando y haciendo retos, al final de la noche todas quedamos en un extraño acuerdo de hacernos un tatuaje juntas; un infinito en la muñeca, después planearíamos como ocultarlo. Morfeo hizo de las suyas, y el agotamiento hizo que nos desconectáramos, revise la hora, 11:11pm, dejando me llevar por la creencia del elusivo deseo; cerré mis ojos, junte entrelazando mis manos, y con la esperanza como si de un niño pequeño se tratase, dije casi como un susurro‒ deseo que pase algo sorprendente en mi vida, quiero aventura y emociones ‒diciendo esto pensaba en el futuro, conociendo a más personas, ver como es el mundo, viajes, típicas cosas que la mayoría de los adolescentes quieres experimentar alguna vez en su vida, para hacer algo trascendental que contaran después.


En ese momento pensaba en todas las cosas grandiosas que podría hacer, y quería me mis palabras fueran escuchadas.


No estoy consciente de cuánto tiempo paso, pero me despierto a mitad de la noche por unos ruidos, parecen provenir de la sala. Me levanto con cuidado y me acerco cada vez más de donde detecto que viene el sonido, siempre con el instinto alerta y sujetan do con fuerza una varilla de metal que usaba para entrenar.


A poco pasos de la sala, el ruido toma forma de susurro, hasta que se oye de manera clara que son reclamos. Con discreción me asomo por la puerta y veo a mis padres discutir, tratan do de mantener siempre la compostura para no llegar a mayores. Siempre discutían por alguna que otra cosa y siempre tenía solución, pero esta vez note que papá hablaba estresado sobre lo que paso en el bar, y mi mamá lo miraba con preocupación, como si fuera más grave de lo que me habían dicho.


‒ Dijiste que estaríamos bien aquí ‒era la v oz de mi madre.


‒ Lo sé, no sé cómo pudo pasar, pero lo resolveré tranquila ‒responde papá tratan do de calmar a mamá.


‒ ¿Tranquilizarme? ¿Cómo me pides eso? Primera fue la cantina, después ¿Qué sigue? ‒mamá contraataca con esas palabras y se dan a entender que hablan del incidente del bar.


Hubiera escuchado más de no ser por un mal movimiento hice un ligero ruido que hiso que la conversación se detuviera y mis padres estuvieran alerta, de inmediato subo de nuevo y sin hacer ruido he intento quedarme dormida nuevamente.


15 de Mayo de 2022 a las 00:59 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Continuará… Nuevo capítulo Todos los sábados.

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~