paparazzip19 Gabriel Gutierrez

Cosas que pasan en la vida y se le atribuyen a los fantasmas al no tener explicación.


Historias de vida Todo público.
Cuento corto
0
277 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

"LA FANTASMA DE LA DISCO"


-Abuelo, cuéntanos algo de fantasmas.


-Sí abuelito, te sabes algún cuento de fantasmas en Caracas.


-Ufff, hay muchos cuentos sobre fantasmas y apariciones desde antes que llegaran a fundar la ciudad los españoles la que llamaron “Santiago de León de Caracas”.


-No eso no abuelito, que no sea de la época vieja no vayas a llegarnos a Cristóbal Colon, lo que queremos es un fantasma reciente.


-Bueno reciente, la verdad es que, con la modernidad, luz eléctrica y demás yerbas aromáticas los fantasmas desaparecieron de la Caracas de los techos rojos, se fueron para los pueblos del interior del país.


-Piensa abuelito, debe haber algún cuento de fantasmas.


-Déjame echar cabeza, ya me acorde de uno bien bueno, de mi época de galán cuando la moda era los trajes blancos de fiesta Brava que usaban los muchachos la época de la Fiebre del sábado en la noche.


-Abuelito, pero eso no es una canción de John Travolta, yo le he escuchado en los vídeos viejos del siglo pasado de esas cintas del Betamax que tienes allí guardados para museo.


-Sí eso fue una buena época para disfrutar la juventud bailando las canciones de moda, recuerdo que en el sótano del Centro Comercial de Chacaíto estaba una llamada “Le Club”, otra muy famosa era el “Club New York- New York” tenía la mejor música del momento y de la iluminación no se diga, fue la primera en tener esas bolas de luces giratorias en el techo y una máquina que generaba una niebla a nivel del piso todo un ambiente de la disco en el Centro Comercial Concresa, otra era el “Chucky Lucky Jazz Club”, “La Lechuga”, “The Flower” estas por La Castellana y otras muchas partes de la ciudad, al principio las llamaba “Club”, luego les empezaron a llamar las “disco” o “discoteque”, estaba unas discotecas que los viernes y sábado por la noche se llenaban de gente de chicas y pavos con copetes, melenas y patillotas con esos pantalones tubitos y camisas de bacterias y las chicas en esas minifaldas tan corticas que se les veía hasta el alma.


-Abuelito, le voy a decir a la abuela que le veías el alma a las muchachas.


-Sí abuelo, te vamos a acusar con la abuelita, estas divagando mucho y no nos cuentas nada de la Fantasma.


-Bueno fue un sábado por la noche fui con un amigo a la disco esa la de Chacaíto llegamos temprano, pero estuvimos con otros amigos y chicas bailando un buen rato casi a la media noche me tuve que ir ya que tenía que levantarme ese domingo a las cuatro de la mañana para ir al hipódromo de La Rinconada a ver el traqueo de Motilón un caballo pura sangre de mi tío que yo lo representaba y esa tarde en la cuarta valida del 5 y 6 corría ese domingo.


-Bueno me fui para mi casa en Santa Fe Sur y mi amigo Jorge Reyes se quedó bailando porque se levantó a una chica muy bonita alta elegante con un pelo negro muy largo liso y un vestido negro largo de la época, me dijo que estaría bailando hasta la madrugada.


-Bueno serian como las tres de la mañana cuando sentí que tocaban el timbre de la puerta y me levanté abrir la puerta, venia Jorge todo blanco y temblando, le dije pasa ¿estas rascado?


-No que va era una fantasma, una fantasma lo juro, si señor baile toda la noche con una fantasma.


-Yo me reía, pues pensaba, lo que me faltaba a esta hora un borracho hablando de fantasmas.


¿Cuál fantasma le pregunte?


¿Verónica, es una fantasma? como así le pregunte.


- Sí lo juro, fíjate que me dijo que era tarde y me pidió con esa voz tan sensual y suave que la llevara a su casa y yo como tan buen galán con este levante voy palante, accedí llevarla, le pregunté si estaba sola, me dijo que sí, sus amigas ya se fueron ya son casi las tres de la madrugada es mi hora de regresar dijo.


-Okey le dije, pague la cuenta de lo que había consumido y nos montamos en el carro salí del Centro Comercial Chacaíto, tome la vía hacia la Av. Principal de Las Mercedes, pero al llegar al parque de atracciones “El Tolón” no pude seguir ya que estaba haciendo unas reparaciones en la Avenida con la autopista, tuve que tomar un desvió de la vía por la carretera vieja que va a Baruta, esa que sale de la Iglesia “La Chiquinquirá”, pasa por Valle Arriba, Santa Fe y sigue hacia Prados del Este.


-Me dijo Jorge, que venían muy acaramelados y románticos junticos los dos, la Verónica casi montada sobre sus piernas, pero al pasar el Puente sobre el Guaire ese que une El Rosal con Las Mercedes, empezó un frío muy intenso y arrecho y más se arrejuntaba la Verónica, estaba súper emocionado con ese levante pasando El Tolón en esa recta le fui a darle un beso y al mirarla su cara era una calavera que me beso y mira cuando me agarro el brazo me aruño como un gato sus dedos eran huesos y esas uñas tan afiladas me rasguño como si fuera un gato, yo pegue un alarido y acelere el carro, forceje para soltarme de la Verónica y ella decía eres mío con esa voz de ultratumba me repetía eres mío, hasta me orine del susto en eso vi la entrada de la iglesia y casi entro por la puerta a la iglesia con todo y carro.


-Verónica desaparición en ese instante solo le escuche decir por última vez:


“Eres mío te espero el próximo sábado para bailar más”


-Y que más le paso a Jorge abuelito que está muy emocionante el cuento.


-Bueno Jorge me dijo aparte que se mió en los pantalones del susto, que casi se le sale el corazón con las palpitaciones que tenía, me dijo que no podía ni caminar temblando todo su cuerpo, se bajó del carro y abrió la puerta de la iglesia, entro y allí estuvo casi una hora rezando del susto y pidiendo perdón a Dios.


-Fue cuando se dio cuenta por las campanadas de la iglesia que eran las cuatro de la mañana, se acordó de mí que yo iba a ir al hipódromo temprano, se dijo Gabriel si está despierto, me voy para su casa que está cerca, él me va ayudar estaba todo asustado, se montó en su carro y llegó en un santiamén con ese zaperoco a la casa.


¿Y que más paso abuelo cuéntanos?


-Bueno Max, yo me vestí me puse mi flux fiesta brava blanco con una camisa azul celeste, le presté un pantalón, interiores y unos zapatos a Jorge que fue a bañase.


-Abuelito seria que además de orinarse se hizo de lo otro.


-Pues no se Mateo, pero a lo mejor mas no olía a nada.


Jii.., jii.., jii..


-Seguro se hizo cuando lo vuelvas a ver le preguntas Abuelo.


-Si yo le pregunte varias veces esa mañana y en la tarde.


¿Qué le preguntaste abuelito?


-Le pregunte Mateo, a que saben los besos de calavera.


-Brincaba del susto cada vez que le preguntaba y me miraba diciéndome:


“No te burles todo bravo”


Jii.., jii.., jii..


-Pobrecito eso le pasó por ser un galán gocho.


-Y no le tomaste una foto abuelito.


-Foto, foto si tengo unas déjame que las busque están en el álbum, unas que me tome en el hipódromo sabe que el Motilón ese día gano su primera carrera había corrido muchas veces, pero siempre llegaba de segundo ya cuando al final iba a cruzar la meta se desinflaba y no sabíamos porque le pasaba eso.


-Y como averiguaron abuelito.


-Mateo, fue el entrenador un viejito amigo mío Don Antonio Algarbe que yo le buscaba en Cagua la comida, le traía sacos de afrecho y avena para sus caballos, se dio cuenta y me dijo mira ese caballito de tu tío tiene un problema respiratorio se le tapan las fosas nasales cuando hace mucho esfuerzo y por eso se para, el entrenador Iván Calixto no se había dado cuenta de ese problema mi tío me dio ese caballo para que lo representara y le pregunte Don Antonio, que se puede hacer, me dijo vamos a operarlo eso es fácil, tiene poco tratamiento y costo, bueno le dije opérenlo lo tuvo Don Antonio como un mes y se recuperó hacia tiempos muy buenos me dijo vamos a inscribirlo en una carrera de cinco ganadores de cinco y le dije pero si nunca ha ganado si pero tiene muchos segundos que eso es muy bueno ya veraz.


-Ese domingo ya en la tarde corría Motilón la cuarta valida no le daba nada de favorito lo daban de ultimo estaban once caballos inscritos ganadores el único no ganador era Motilón, y estaba pagando en taquilla muy bien todos los bolívares del mundo, nadie compraba boletos por él, creo que el único que compró boletos fue Jorge y me dijo que le gusta ese caballito de mi tío seguro va a ganar y compro varios boletos a ganador.


-Bueno en el traqueo de la madrugada hizo un tiempo muy bueno 1.200 metros en 71.1 segundos, algunos cronometradores se dieron cuenta y le decían en chanza a Don Antonio será que se desinfla esta vez y se reían, Don Antonio solo le dijo:


“El que ríe de ultimo ríe mejor” y se rieron todos.


-Ajá abuelito, acá te veo tu solito con el caballo en el paddock de ganadores, si me tomaron la foto, ni mi tío fue a la carrera ese día, dijo que Motilón no ganaría, que lo iba a vender que no hacía sino comer y comer, no ganaba nunca, mira esta otra foto estoy con Jorge que esta sostenido a Motilón, el jinete y yo.


-Abuelo ese jinete si es pequeño ¿quien era?.


-Bueno te diré Max y Mateo es el maestro de jinetes el famoso “Gustavo Ávila” que un año después ganara dos de los grandes premios de la triple corona de Estados Unidos en 1971 con el caballo venezolano “Cañonero II”.


-Abuelo en la foto todavía se veía pálido Jorge.


-Sí aún no le pasaba el susto, pero estaba ya muy contento pues se ganó una platica bastante en la apuesta.


-Abuelito, si lo llamas por teléfono y le preguntas ¿a que sabe el beso de calavera? será que se acuerda.


-No que va Mateo, será para que me miente a tu bisabuela.


Jii.., jii.., jii..


-Abuelito en vez de llamar el cuento “La fantasma de la disco”, le lo llamas al cuento:


“Besos de Calaveraaa...”


"Quien quiere uno", ¡Verónica a la orden!


Jii.., jii.., jii..

5 de Abril de 2022 a las 18:04 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~