paparazzip19 Gabriel Gutierrez

Juegos antiquísimos que todavía se practican y cada día son más bonitos y grandes como las cometas.


Cuento Todo público.

#cometas-volantín-papagayos
Cuento corto
0
226 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

"COMETAS" - "PAPAGAYOS" - "VOLANTÍN"

-Abuelito, nos mandaron a hacer un volantín para llevar a clases.


¿Volantín, volantín?


-Sí abuelito, esos que hacías y volabas cuando eras niño.


-Ahh, ya se dé lo qué estás hablando Mateo, eso se llama cometa, papagayo, papalote, culebrina, piscucha, pandorga, milochabarrilete, chichigua, chiringa, ya ni me acuerdo que más nombres le dan, también se le conoce como gavilanes y estrellas.


-Abuelito, ¿tú los hacías?


-Sí Mateo, eso era un juguete que en días de mucho viento los niños lo elevaban, haciendo competencias y peleas de cometas.


-Abuelo ¿y desde cuando se usaban esas cometas?


-Eso viene de la China de muchos siglos atrás por allá del año 1200 a.C., como un dispositivo se señalamiento militar para dar órdenes a las tropas de acuerdo a los colores de la cometa luego se popularizó entre la gente, se empezó como una sana distracción para pasar el tiempo, luego pasó a ser un festival como un ritual ceremonial de todos los años, ellos hacían unas cometas muy grandes usando veradas de las cañas o palitos de bambú muy finitos le daban la forma hasta de dragones luego lo recubrían con papel de seda o telas muy ligeras como la seda que no pesara casi nada, le ponen unos frenos además de una pita, curricán o cordel muy finitos y resistentes para volarla.


-Mateo, sabes que en varias oportunidades prohibieron volar cometas en la China durante la revolución cultural China de Mao Tse Tung, por los años 1960, fue prohibía de tal manera que los castigos llegaban hasta la pena de muerte, al morir Mao ya los niños volvieron a volar cometas.


-Huyy, que loco y malo era ese señor Mao.


-Sí Mateo, también los talibanes de Afganistán, tienen prohibido volar cometas desde la llegada de ellos al poder ahora en el 2021.


-Abuelito, pero como llegaron hasta acá esos papagayos.


-Bueno Mateo, cuando llegaron los españoles a la América, trajeron ese juguete con que los niños de esa época jugaban, recuerda que en esa época no existían todos los juguetes y diversiones que tenemos ahora, antes era muy aburrido, los papagayos era una diversión sana.


-Abuelito ¿y cómo hacían las cometas?


-Bueno Mateo, la que yo aprendí a hacer con tu tatarabuelo era como de unos 80 centímetros de alto era como un cuadrado o un zafiro con dos veradas de igual tamaño, una era la columna vertical y la otra era la costilla horizontal, se armaba colocando en forma de “Equis” (X) para la cuadrada y en cruz para el zafiro, se sujetaban el centro amarrando las dos veradas muy bien fuertes y luego se ponía un cordel de freno que unían las puntas, para luego colocar el papel encerado como forro y al final se amarraba a un cuerda muy finita pero muy resistente..


-Fíjate Mateo de esta manera se armaba la cometa como aparece en la foto.


-Esta es cuadrada y ves el forro de papel


-Esta es de forma diagonal o zafiro como le decíamos, observa que ya se dobló el papel y cubre el cordel del perímetro que hace la cometa.


-Esta es la forma de estrella


¿Y después que más hacían abuelo?


-Le poníamos unos frenos dos, tres o cuatro de acuerdo a la forma de la cometa, eso era para poder dirigirla y que se unieran esos puntos a la cuerda principal que llamábamos en esa época una pita que era de un material muy liviano y resistente, ese cordel le poníamos hasta cebo de las velas para que se pusiera más flexible y resistente.


-Bueno de acuerdo al peso se le ponía una cola de cintas de tela para que estabilizarla el vuelo de la cometa cuando estaba en el aire.


-Abuelito, pero vi que unas tenían como unas colas muy largas.


-Sí Mateo, casi la mayoría de las cometas tienen una cola que eran de retazos de tela que sirve de estabilizador para que se mantenga erguida y vertical en el aire, dándoles movimiento a la cuerda guía hacia los lados tu podías dirigir la cometa para los lados, hacerla subir y hasta bajar en picada.


-Abuelo ¿y cómo es eso de peleas de cometas?


-Bueno los muchachos hacían competencias de cual cometa subía más rápido o más alto, también las ponían a pelear entre sí y si se enredaban la que se caía primero perdía, otras veces en la cola le ponían hojillas de afeitar de esas rojas de la “Gillette” de las afeitadoras antiguas y estaban súper afiladas que al rozar la cometa del enemigo cortaban el papel o tela y si le cortaba la cuerda guía se iba la cometa con el viento cayendo muy lejos la cometa ganando la tuya.


-Abuelo, tu dijiste que hacían peces, veleros, estrellas, dragones y hasta gavilanes.


-Una ballena


-Un velero


-Las de estrellas de distintas formas


-Los dragones muy coloridos esas cometas eran más complicadas, pero se hacían de tela.


-Un gavilán volador


-Mateo, yo tenía un gavilán como este y en las tardes soleadas con mucho viento, uno veía en el cielo muchas cometas de distintas formas.


-Abuelito ¿y hacían cometas muy grandes?


-Sí Mateo, los domingos llevaban muchas cometas tradicionales grandes para las peleas, pero los que sí hacían unas cometas gigantes eran los chinos y los japoneses.


-Una cometa gigante

-Unas cometas de pulpos


-Un dragón volador


-Abuelito ¿y sabe que altura llegaron a subir esas cometas?


-Bueno en una competencia de elevar cometas en el año de 1979, certificaron allá en China que una cometa gigante subió hasta los 9.740 mts., de altura ganando la mención de la cometa que subió más alto en el mundo.


-Abuelito ¿y de la duración de vuelos de cometas cual sería el record?


-Bueno allá en China en un concurso de cometas certificaron que un equipo estuvo volando una cometa por tres días y medio para un total de 180 horas de vuelos.


-Además los ingenieros que construían puentes o montaban líneas telefónicas o de electricidad entre esos desfiladeros de las montañas hacían un concurso para que los muchachos volaran las cometas en un extremos al otro y al estar la cometa en el extremos contrario la dejaban caer eso era para que los ingenieros recogieran la cuerda que la amarraban a otra más gruesa y la jalaban para el lado donde la habían levantado luego amarraban otro cable o guaya más gruesa y la regresaban así pasaban los cables de los puentes o líneas de la torres de teléfonos o electricidad.


-La verdad que se las ingeniaban esos ingenieros con las cometas para pasar, los cables entre las montañas y desfiladeros.


-Abuelito te sabes otras marcas históricas.


-Claro que sí Mateo, en una competencia internacional de cometas celebrado allá en la China en el año 1990, volaron al mismo tiempo 11.284 concursantes sus cometas.


-Y ahora que recuerdo en otra competencia en el Festival de Sagami elevaron una cometa súper gigante y la tuvieron que sostener en el aire mucha gente, a que no sabes cuantas personas la sostuvieron Mateo.


-Ni idea abuelito, serian seis o más personas.


-No que va Mateo, para que sepas nada menos y nada más que 284 personas tiraron de la cuerda y la sostuvieron en el aire por una hora utilizando guantes de cuero y un riel parecidos a esos de pescar, todos sostenía la cuerda, el riel era para darle más cuerda a la cometa para que subiera y enrollar cuando la recogían la cuerda al bajarla a tierra.


¿Y qué grande seria esa cometa abuelito?


-No sé el tamaño exacto Mateo, pero si el área de superficie de la cometa mil (1000) metros cuadrados, dicen que era como un edificio pequeño de unos cuatro pisos de su tamaño.


-Mira la armadura de la estructura de la cometa


-Mateo, compara el tamaño con esa persona allá arriba


-La armaron por partes en una cancha de básquet y luego las unieron las partes ya en el campo donde se haría la competencia, pues no cabía en ninguna parte de lo grande que era, ni tenían vehículos para llevarla.


-Sabes otra curiosidad de las cometas Mateo.


-Bueno por allá en los años de 1960, un chileno inventó el carrete para manejar la cuerda de las cometas para dar más cuerda y recogerla como los de las cañas de pescar.


-Otra curiosidad es la del inventor Benjamín Franklin cuando investigaba sobre la electricidad, investigando los rayos elevaba cometas y el hilo de la cuerda era un alambre de puro cobre durante las tormentas para capturar electricidad y así ideo el pararrayos.


-Abuelo, menos mal que no le dio un corrientazo, el rayo porque lo hubiera dejado tieso a Benjamín.


-Ya salió Max con sus ocurrencias otra vez.


-Sí abuelo, yo estaba calladito escuchándolos a los dos, pero si lo hubiera electrocutado no hubiera más inventos de él lo habría dejado frito todo chamuscado.


Jii.., jii.., jii..


-Saben par de joyas que el escritor de novelas de aventuras Julio Vernet escribió una donde uno de sus personajes de los dos jóvenes adolescentes vuela una cometa muy grande para explorar la isla Chairman, nombrada así en honor del colegio de los jóvenes náufragos, que en realidad era la Isla Hanover en Chile.


-Abuelo, yo si leí esa novela y me gustó mucho, sobre todo lo de la cometa, Julio Vernet que el título es “Dos años de vacaciones” y trata de un grupo de muchachos entre 8 y 13 años que van en el barco “Sloughi”, que parte de Nueva Zelanda navegando por el Océano Pacífico y van a parar a una isla desierta donde tienen que poner a prueba sus habilidades para sobrevivir durante dos años.


-Abuelo, son 15 muchachos, 11 ingleses, 2 franceses, un norteamericano y un negrito, llamados Briant y Gordon, los líderes y Doniphan, Webb, Wilcox, Cross, Mokó, Baxter, Service, Costar, Garnett, Inverson, Dole, Evans, Walston, Santiago, Jekins que fabrican una cometa grande para volarla por la isla y ver más lejos desde arriba y ven un barco que encalla y naufraga también llegando a la playa Kate, una mujer, Evans, el timonel de ese barco, Watson y otros más náufragos, luego de dos años son rescatados por otro barco que pasaba y que ven la cometa volando sobre la isla, se dirige a ver quién estaba allí y encuentra a los náufragos


-Sí abuelito, yo también leí ese cuento y da un mensaje “que, ante cualquier situación adversa, por más difícil que sea, el unirse todos y sobre todo no perder la fe, se logra salir adelante”


-Eso Mateo, la fe mueve montaña.


-Sí abuelo, ahora vamos a la papelería y librería, allá venden la pega y el papel.


-Sí abuelito, compramos un potecito de pega y un pliego de papel, la cuerda la compramos en la tienda de los chinos, pero esas veradas de madera donde las compramos abuelo.


-Ya se Max y Mateo, las compramos allá en la tienda de la ferretería una de esas varillas de fibra de vidrio bien fina que no pesa casi nada, la partimos en dos partes y listo.


-Eso abuelo, vamos a armarla y el domingo vamos a elevar esa cometa al parque de las piscinas, porqué tengo fe de que nuestra cometa si va volar muy altooooo..


31 de Marzo de 2022 a las 19:18 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~