taekook_kooktae2 Taekook_kooktae2 Fantasy

Una antigua rivalidad tiene a las dos casas mas importantes del reino enfrentadas; los Kim y los Jeon. Ambas familias tienen dos jóvenes herederos: el tímido y racional Lord Kim Taehyung, y el salvaje, ávido cazador Lord Jeon Jungkook. Una noche, Lord Kim Taehyung perderá su rumbo en el bosque, solo para ser encontrado por Lord Jeon Jungkook y sus perros de caza, quien lo tomara prisionero. En la mazmorra del castillo Jeon, Taehyung deberá complacer los deseos de Jungkook, su nuevo Amo, a la vez que descubre un increíble placer al ser sometido y dominado. Pero hay algo que los dos muchachos nobles están ocultando a sus familias. Además ¿cual de ellos está realmente en control? Todos los derechos a su autora, Myranda Wolf.


Fanfiction Todo público.

#Smutt #BTS # #jungkook #taehyung #kooktae #taekook #vkook #kookv #Bdsm
102
2.3mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 1

Kim Taehyung estaba sentado en la pequeña mesa redonda junto al fuego, sosteniendo su pinta de cerveza con ambas manos. No era un lugar adecuado para que un noble como él tomara un trago; rodeado de borrachos cantando y danzando a los gritos canciones bastante vulgares. Sus ropas de terciopelo bordó y su cabello limpio y dorado desentonaba bastante con la concurrencia de la alegre pero sucia taberna. A Taehyung poco le importaba. De hecho, tampoco le prestaba mucha atención a la gente y su jolgorio, sus ojos claros simplemente observaban a las llamas bailar en la chimenea.

Tal vez porque siempre había sido un hombre de naturaleza reservada, con un origen más que privilegiado. Había nacido en el seno de una de las familias más ricas del reino, y su única responsabilidad había sido educarse para tomar el lugar de su padre algun dia, y gobernar las tierras de su familia. Todavía faltaba mucho para eso, Taehyung pensó mientras le daba un sorbo a su cerveza. El viejo Kim era duro como una roca, y la reciente rivalidad con la segunda familia más rica del reino, los Jeon del Norte, parecía haberle devuelto los bríos de su juventud.

La enemistad entre ambas familias era el tópico en la boca de todos, desde las clases más altas hasta las más bajas. Si bien nadie sabía la causa exacta que la había desencadenado, todos tenían una versión propia de cómo iba a terminar. Una guerra civil era la opción más probable.

Taehyung sintió un escalofrío. No le gustaba el prospecto de un enfrentamiento armado. Frecuentemente, su padre se sentía decepcionado de la preferencia de Taehyung por resolver conflictos mediante diplomacia y no violencia. No era algo bien visto ni entre los Kim ni entre los Jeon. Lo hacía poco hombre ante sus ancestros, que ya se habían enfrentado a los Jeon en el campo de batalla más de cincuenta años atrás. Y ni aun así habían resuelto el conflicto, que persistía hasta el presente.

El sonido fuerte del viento invernal interrumpió los pensamientos de Taehyung. La puerta de la taberna se abrió, y un hombre vestido de negro de pies a cabeza entró. Cuando se quitó la capucha que cubría su rostro, un murmullo poco discreto invadió la taberna. Taehyung sonrió para sus adentros, la reacción de la gente era tan previsible que hasta se tornaba divertida.

"¡Lord Jeon! Es un gran honor contar con su visita esta noche...." el gordo tabernero recibió al hombre de negro con una cortesía que denotaba algo de miedo. Tal vez temía que la guerra civil se inciase esa misma noche en su taberna, por los dos hijos menores de las familias involucradas. O tal vez porque ya de por sí era raro que un noble pise su taberna, y esa noche dos habían cruzado su puerta; Lord Kim Taehyung y Lord Jeon Jungkook.

Taehyung giró al oír ese nombre. Trató de recordar una vez más porque había comenzado la rivalidad entre ambos feudos, pero no lo sabía. Nadie lo sabía. Algunos afirmaban que había sido por algunas tierras, otros por alguna mujer. Ni siquiera el padre de Taehyung podía afirmar a ciencia cierta cuál había sido la causa.

"¿Que le apetece esta noche Mi Lord Jeon?" el tabernero hizo otra cortés reverencia mientras tomaba la capa negra del joven en sus manos. Taehyung tan solo observaba la escena desde su mesa junto al fuego. "¿Cerveza rubia?"

"Prefiero negra, gracias...." el joven Lord respondió con un cortés suspiro ronco. Esa voz envió una descarga eléctrica todo a lo largo de la espina dorsal de Taehyung, a pesar de que ambos hombres estaban a metros de distancia. "Además, estoy hambriento esta noche....¿tiene carne roja?"

"Por supuesto, Mi Lord. Tenemos unos excelentes filetes de ternera...¿como le gusta su carne, Mi Lord?"

"Lo más sangrienta que pueda. Gracias..." el joven Lord giró sobre sus talones y se dirigió su mirada hacia la mesa donde Taehyung estaba sentado. Jungkook Jeon tenía el cabello negro como la noche, un poco más largo y salvaje que el de Taehyung, y con pequeñas escarchas de hielo enredadas entre sus rizos. Caminó hacia Taehyung con una media sonrisa amenazadora en sus labios generosos, mientras se quitaba los guantes de cuero uno por uno con deliberada parsimonia. Otro escalofrío recorrió la espina de Taehyung a medida que el Lord rival estaba más cerca de su mesa. El aroma de su piel también se hacía más fuerte, más tangible con cada paso.

"Lord Kim...."

"Lord Jeon...." la voz de Taehyung tembló ligeramente ante la presencia de Jungkook, quien ahora sostenía una pinta de cerveza negra en su mano derecha.

Los dos jóvenes se estudiaron en silencio por unos largos instantes, mientras todos los ojos de la taberna estaban fijos sobre ellos. Taehyung utilizó toda su fuerza de voluntad para no romper el contacto visual entre ambos; con la luz de la chimenea los ojos grises de Jeon Jungkook centelleaban como los de un demonio.

"Entonces, Lord Kim ¿qué hace un noble como usted en una taberna vulgar como esta?" Sin pedir permiso, Jungkook tomó asiento en la mesa de Taehyung.

"Podría hacerle la misma pregunta a usted Lord Jeon..." Taehyung sonrió antes de llevarse su cerveza a los labios una vez más.

"¿Siempre responde una pregunta con otra pregunta, Lord Kim?" "¿Y usted?"

Jungkook sonrió de nuevo, y Taehyung noto que había ciertos rasgos lobunos en su rostro. Su cabello rizado y oscuro enmarcaba a la perfección su mandíbula cuadrada, y su sonrisa amplia tan solo le otorgaba una expresión más bestial. Las rodillas de Taehyung temblaron levemente bajo la mesa.

"Si realmente quiere saberlo, estuve de cacería todo el día. Pero mis perros se agotaron, así que decidí parar por un refrigerio mientras ellos descansan afuera..." Lord Jeon Jungkook respondió con falsa cortesía antes de tomar otro trago de su cerveza oscura.

"Ah si, he oido que en su familia son todos ávidos aficionados a la caza..."

"Y yo he oído que en la suya no..." Jungkook respondió con otra sonrisa desafiante "¿Sabe Lord Kim? Mi padre siempre suele decir que en esta vida somos cazadores o presas..."

"¿Acaso este clima no le dificulta a sus perros rastrear alguna presa?" Taehyung ignoró abiertamente el sutil insulto de Lord Jeon.

"Lord Kim, podría tomar eso como una ofensa...." Jungkook se veía divertido mientras terminaba su cerveza. "Soy un excelente cazador, ni siquiera la nieve se interpone entre mi presa y yo..."

"Esa es una declaración arriesgada...."

"Soy un hombre arriesgado...y usted lo confirmará muy pronto..."

Ese último comentario desató algo en el interior de Taehyung. Una repentina oleada de calor se expandió por su pecho, mejillas y muslos. De todas formas, el joven Lord de cabellos claros trató de mostrarse calmo.

"¿Y qué es lo que está cazando, exactamente?" Taehyung preguntó luego de un breve silencio incómodo.

Jeon Jungkook no respondió, al menos, no con palabras. Tan solo le dirigió a Taehyung su mirada más lasciva, mientras sus labios se curvaban en una obscena sonrisa. Antes de que Taehyung pudiese pronunciar una palabra, el tabernero los interrumpió.

"Aquí está su pedido, Lord Jeon. Ojalá sea de su agrado y estoy a su disposición si desea algo más..." el hombre gordo dispuso una bandeja con comida frente a ellos. "Usted también, Lord Kim..."

"Estoy bien, gracias...."El olor a sangre de la carne le provocó una ligera náusea a Taehyung.

"Eso seria todo, gracias..." Jungkook Jeon despidió al tabernero con un gesto de su mano, antes de ofrecerle una moneda de oro como propina.

Taehyung observó fascinado cómo Jungkook hundía sus dientes en su comida. Realmente parecía una bestia salvaje, con sus colmillos levemente manchados de sangre. Ni siquiera se molestaba en usar cuchillo y tenedor, tan solo sostenía su jugoso filete con ambas manos y hundia sus colmillos en el con hambre voraz.

Esos no eran modales propios de un Lord, Taehyung pensó. Pero aun así no podía dejar de observarlo. Y los ojos grises de Jungkook tampoco se alejaba de los suyos, era como si desease estar mordiendo la carne suave de Taehyung en lugar del filete. Ese pensamiento le provocó otra descarga eléctrica a lo largo de su espina dorsal, y las cosquillas entre sus muslos aumentaron considerablemente.

Imaginar que los afilados colmillos de Jungkook se estaban hundiendo en la suave piel de su cuello hizo que la polla de Taehyung comenzara a despertar bajo la mesa. También imaginaba esos dedos rasgando su pecho con la misma pasión con la que desmenuzaba su filete, y los brazos fuertes de Jungkook Jeon sosteniéndolo contra el piso mientras lo mordía y lo follaba.

Mientras Taehyung se ponía cada vez más duro bajo la mesa, su pulso se aceleraba y sus mejillas se teñían de rojo. Y Jungkook lo notó. Pero no dijo nada, tan solo le sonrió con sus labios generosos ahora manchados de rojo por la sangre.

Taehyung pudo oler el aroma de la piel de Jungkook invadiendolo, haciendo que su mente se maree un poco. Se preguntó si la polla de Jungkook estaría tan dura como la suya bajo la mesa Taehyung se lamió los labios e imaginó que el miembro duro de Lord Jeon jungkook estaba entre ellos. Pero no solo eso; también imaginó al lord de cabellos negros embistiendo dentro de él, follandolo con furia mientras Taehyung aullaba de dolor y placer. Ahora su propia polla pulsaba doloramente entre los pliegues de su ropa.

"¿Le ocurre algo malo, Lord Kim?" Jungkook le sonrió mientras limpiaba su boca y manos con una servilleta.

"N-no...." Taehyung balbuceó mientras su pulso y su polla latían cada vez más fuerte. "¿Q-qué es lo que está cazando exactamente, Lord Jeon?"

Pero Jeon jungkook no contestó. Solo se limitó a dedicarle a Taehyung otra sonrisa obscena, una que fue directo a su polla. Taehyung sintió que las paredes de la taberna se cerraban en torno a él, de pronto le costaba respirar. Solo podía observar los ojos grises de Jungkook mirándolo fijo, desafiándolo. Su polla dolía como los mil demonios ahora, y apenas podía respirar.

"D-debo retirarme...." Taehyung alcanzó a decir entre respiraciones entrecortadas. Se puso de pie, tratando por todos los medios de ocultar su erección. Seguramente Jungkook la había visto, pero en lo único que Taehyung podía pensar era en retirarse de aquel lugar. Necesitaba aire fresco, aunque la nieve y el hielo abundaran fuera de la taberna.

"Muy bien Lord Kim..." Jungkook asintió con la cabeza y sujetó la muñeca de Taehyung con fuerza, impidiéndole alejarse de la mesa. "Tan solo recuerde; nada se interpone entre la presa que deseo y yo...."

Cuando Jungkook lo dejó ir, Taehyung abandonó la taberna con pasos urgentes y torpes. Su corazón parecía a punto de estallar, y su polla también. Tomó una profunda bocanada de aire frío un vez que estuvo fuera de la taberna. Era tan difícil luchar contra su propia lujuria. Afuera, el corcel y los perros de caza de Jungkook aguardaban atados a un poste. Cuando vieron a Taehyung, los mastines comenzaron a ladrar fuera de control, como si él fuese la presa que tanto habían rastreado ese día en vano.

El joven Lord Kim no le tenía miedo a los perros, sin embargo supo que debía correr. El castillo de su familia no estaba lejos, por eso no había traído su caballo. Por suerte a nieve había cesado de caer, y Taehyung trotó rumbo a su hogar. La luna ya estaba alta en el cielo mientras el heredero de la Casa Kim se internaba en el profundo bosque oscuro.

A lo lejos, los perros de caza de Lord Jeon ladraban, siguiendo su rastro, y Taehyung supo que él era la presa tan deseada. Corrió lo más rápido que sus piernas le permitían, pero los ladridos se oían cada vez más cercanos, así como el trotar del caballo de Jungkook. Mientras más intentaba alejarse, más se internaba en el bosque.

Y el pensamiento de Lord Jeon follándolo nunca lo abandonaba. De hecho, se hacía cada vez más poderoso. No podía dejar de fantasear con el Lord de cabellos negros empujando su polla violentamente en su interior, mientras él chillaba con su rostro enterrado en la nieve. Los pensamientos obscenos de Taehyung finalmente lo traicionaron; sus rodillas fallaron y cayó de bruces sobre el helado suelo. La oscuridad del bosque lo rodeaba, solo podia oir los ladridos de los perros cada vez más cerca, seguidos por los cascos del caballo de Lord Jeon. Taehyung luchó por incorporarse, pero ya era muy tarde; los mastines lo estaban rodeando, ladrando sin parar para advertir a su Amo que habían alcanzado a su presa.

Taehyung giró sobre su espalda en el piso, Lord Jeon estaba allí, desmontando de su corcel con una sonrisa en los labios. Sus ojos grises parecían centellear en la oscura noche, como los de un depredador, Eso hizo que Taehyung se pusiese duro casi al instante.

Nada se interponía entre Lord Jeon Jungkook y su presa, esas palabras resonaron en la mente de Taehyung mientras su enemigo caminaba hacia él con pasos lentos pero decididos. Podría haber huido, pero no lo hizo. Tal vez porque una parte de él estaba deseosa por ser sometido, haciendo que su sangre hierva. La chispa que se había iniciado en la taberna, conversando con Jungkook, ahora era un incendio fuera de control. Su instinto de supervivencia apenas podía hacerle frente a la lujuria que consumía al joven Kim.

Taehyung tomó un respiro profundo, pero antes de que sus pulmones se llenaran de aire, el peso del cuerpo de Jungkook sobre el suyo lo comprimió. El Lord vencedor sujetó a Taehyung por las muñecas, inmovilizándolo contra el piso. Inesperadamente, enterró su rostro en el cuello de Taehyung y lo mordió hasta hacerlo gritar. Parecía un depredador atacando a la yugular de su presa, y la polla de Taehyung se puso todavía más dura al sentir el cuerpo de Jungkook sobre el suyo. El calor que emanaba de él lo mantenia abrigado aún rodeados de nieve y hielo.

Pero aunque sea por una cuestión de orgullo, Taehyung luchó por quitarse a Jungkook de encima. Pateó y chilló pero Lord Jeon era mucho más fuerte que él, y la resistencia de Taehyung parecía complacerlo.

"Tranquilo, muchachito....Si quisiera matarte ya lo hubiese hecho..." Jungkook dejó escapar un suspiro ronco "Pero eres demasiado bonito para asesinarte...aunque mi familia piense lo contrario...."

Taehyung dejó escapar otro chillido de frustración. No importa cuánto fingiese luchar, su cuerpo estaba rogando por que Jungkook lo folle allí mismo. Le gustaba sentir sus manos fuertes sujetando sus muñecas, inmovilizándolo contra el piso, con toda la fuerza de su cuerpo cálido presionando contra él, y sus ojos grises estudiándolo como una bestia acecha a su presa antes de devorarla. La sensación de ser una presa era increíblemente excitante para Taehyung.

"Si me asesinas...mi familia se vengará...van a destripar a todo tu clan antes que llegue el amanecer..." Taehyung respondió entre dientes apretados. Pero no pudo terminar la frase; sintió la polla de Jungkook dura como una roca, presionando contra la suya.

"Que dramático que es, Lord Kim....No pienso asesinarlo, tengo otro plan mucho más interesante..."Jungkook gruñó de placer mientras mecía sus caderas, creando una deliciosa fricción entre las pollas duras de ambos. Taehyung tan solo deseaba arrancar las ropas que se interponían entre ambos y sentir su piel contra la suya. "Me has dado una buena cacería esta noche y yo voy a darte una buena follada a cambio...."

El cazador deslizó sus dedos por la mandíbula de Taehyung, que luchaba por respirar mientras su polla lo torturaba con necesidad. Luego Jungkook perfiló los labios de Taehyung con su pulgar y lo introdujo en su boca.

"Vamos no actúes como si no lo quisieras...tu polla está dura como un mástil....puedo sentirla" Jungkook gruñó antes de mecer sus caderas con un poco más de bríos, aumentando la fricción entre ambos. Taehyung gimió de placer mientras su pecho subía y bajaba violentamente. Instintivamente envolvió los dedos de Jungkook con sus labios y los succiono.

A esas alturas, Taehyung podría haberse quitado fácilmente de encima a Jungkook y huir. Pero no quería. Ninguno de los dos quería separar el cuerpo del otro. Jungkook lo dominaba, frotando su polla contra la de Taehyung, aumentando el placer entre ambos entre gruñidos y gemidos. En un momento, Lord Jeon le mordió el cuello a Taehyung nuevamente, y esto hizo que su polla pulsara con más violencia que antes. El placer lo estaba cegando, su orgasmo estaba más que cerca.

Pero cuando Taehyung sintió que estaba a punto de estallar, Jungkook se detuvo y se incorporó.

"De pie, muchachito...vamos al castillo..."le ordenó mientras ataba las muñecas de Taehyung con una soga. Un gemido de dolor escapó de la garganta de Taehyung; su polla dolía y todo su cuerpo ardía. Si tan solo le hubiese concedido un instante más...

"¿A-al castillo?" preguntó con un temblor en su voz mientras su mente giraba, mareada por la frustración de su orgasmo arruinado "¿Acaso has perdido la razón?"

Pero Lord Jeon Jungkook ignoró sus palabras; aunque su polla también estaba dura bajo sus pantalones, ató el otro extremo de la soga a la montura de su caballo y se subió a él. Cuando comenzó a cabalgar rumbo al Castillo Jeon, Taehyung no tuvo más remedio que seguirlo. El nudo no estaba lo suficientemente ajustado como para lastimar su piel, tenía la presión justa. Jungkook era bueno con los nudos, Taehyung pensó mientras caminaba tras su caballo, con su polla aún dura y dolorida.

"No puedes tomarme prisionero asi como asi...."Taehyung insistió mientras el Castillo Jeon estaba cada vez más cerca, erigiéndose en el horizonte nocturno "¡Hay reglas..convenciones....si me tomas prisionero iniciarás una guerra civil!"

"Eso solo si alguien se entera que estás aquí...." Lord Jeon Jungkook le dirigió una sonrisa malévola "Relájese, Lord Kim....tengo todo tipo de juegos planeados para usted...."

----------------------------

Uff, bueno, nueva adaptación, espero que les guste.♡

28 de Enero de 2022 a las 14:31 1 Reporte Insertar Seguir historia
16
Leer el siguiente capítulo Capítulo 2

Comenta algo

Publica!
Kg Koo gomitas
ME ENCANTA 🛐
February 05, 2022, 06:24
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 4 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión