paparazzip19 Gabriel Gutierrez

Cuando al final de la vida envejecemos perdemos facultades, pero la universidad de la vida, nos ha enseñado muchísimo que tenemos mucho saber, como quisiera trasmitírselos.


Cuento Todo público.
Cuento corto
0
60 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

¡PRUEBA DE ENVEJECIMIENTO!

-Abuelito, abuelito, ten cuidado.


¿Y eso porque Mateo?


-Por qué el Max, te va a hacer la prueba del envejecimiento.


¿Cómo así, Mateo?


-Si se te va a acercar poco a poco gesticulando y moviendo los labios haciendo que te está hablando, pero no está diciendo nada.


-Ahh es para hacerme creer que estoy sordo.


-Sí eso abuelito, para que creas que te estas poniendo sordo.


¿Y eso de donde saco esa idea Max?


-De este chiste que bajo de Internet, abuelito.


¿Y cómo dice ese chiste Mateo?


-Dice así abuelito:


Dos ancianos se encuentran hablando sobre el envejecimiento:


Mira, la peor parte se la llevan nuestras mujeres:


Ellas siempre se niegan a admitir que envejecen y tratan por cualquier medio de esconder sus achaques...


¡Sabes qué!


Tienes toda la razón


Te cuento, he encontrado un buen truco para hacerles ver sus discapacidades por medio de un jueguito.


Si quieres saber si tu mujer se está empezando a quedar sorda, colócate a 10 metros de ella y hazle una pregunta.


Cuando veas que no te responde, acércate a 5 metros.


Después a 2 metros y luego a 1 metro.


Ya no le quedará más remedio que darse cuenta que está sorda.


El viejito encuentra que la idea es buena y cuando llega a casa se coloca a 10 metros de su señora y pregunta levantando la voz:


"Cariño, ¿qué hay de cena?"


No recibe respuesta. Entonces se acerca a 5 metros y le pregunta de nuevo:


"Cariño ¿qué hay de cena?"


No recibe respuesta por lo que decide acercarse a 2 metros:


"Mi amor ¿qué vamos a cenar?" y tampoco le responde.


Se acerca a 1 metro de ella y...


"Mi vida ¿qué vamos a cenar?"


Y la señora enfurecida le contesta:


¡Bueno que vaina es!


Te he dicho 4 veces que ¡Pollo con Papas Fritas...!


Es que ¿Estás Sordo o te la tiras de güevón, viejo Pendejo?


-Abuelito, ¿yo encontré un chiste te lo cuento?


-Okey Mateo, cuéntalo.


– Dos viejitos van por la calle, cuando de pronto ven como en la acera de enfrente hay una pelea.


– Uno de ellos, que es medio sordo, va y le pregunta al otro:


¿Qué pasa allí?


¡Nada!, una riña…!


¿Una niña?


¡¡Noo!! Una niña no… ¡¡Una disputa!!


¡Ahhh! Entonces no sería tan niña…

23 de Enero de 2022 a las 10:54 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~