matias-leon Matias Leon

Una pequeña historia paranormal


Paranormal Todo público. © Matías León
Cuento corto
0
103 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

La niñera Norma

Muy buenas a todos

Les saludo desde la Rioja Argentina.

Mi nombre es Marisa Romero y tengo 35 años

Les contaré una historia que de seguro les encantará.


Yo tenía 8 años cuando nos mudamos con mamá y mi hermanito mas pequeño a una casa antigua luego que mi papá falleció.

Era todo lo que mi mami podía pagar para que no quedemos en la calle.

Las noches sin cenar y días sin desayunar eran normales en su momento


Un día mamá consiguió trabajo nocturno como limpieza en un manicomio.

La primera noche nos quedamos solos con mi hermanito y teníamos miedo, la casa era vieja. Pisos de madera y ventanas manchadas de humedad.

Las puertas eran de madera gruesa con bisagras que rechinaban al viento.

Las luces amarillas casi opacas

Una escalera de madera antigua que al subir, la madera crujía. si tuviera que regresar ahí, no lo haría.

Ya la segunda noche vino una niñera a cuidarnos y se iba antes que mamá llegara de trabajar.


Norma era su nombre. Nos trataba bien! Nos dejaba jugar hasta tarde con nuestros juguetes y nos preparaba unas cenas increíbles

Nos hacía dormir contandonos historias de su vida, de como era ella de pequeña y demás.


Una de las tantas noches que pasamos con Norma empezamos a escuchar ruidos en la cocina. Ruidos extraños, que caminaban, que rompian platos y lamentos que provenían del piso de abajo los cuales los tengo patentes aun en mi adultes.


Nos encerramos en nuestra habitación con mi hermanito y la niñera. Ella siempre tranquila nos decia que no debíamos temer, que al llegar el amanecer los fantasmas siempre regresan a su sitio hasta que el sol se escondía otra vez.

Muchos son malos, y pocos son los que vagan buscando la salida.

Eso nos dejó tranquilos y pudimos dormir abrazados a ella toda la noche.


Ya eran las 7 de la mañana y mamá llegó de trabajar.

Nos despertó con una taza de té y galletas de chocolate

No nos aguantamos y le contamos lo sucedido la noche anterior.

Que nos tuvimos que encerrar con Norma la niñera en el cuarto porque en el piso de abajo se escuchaban ruidos y lamentos.

Sentíamos como subían y bajaban las escaleras como si quisieran entrar a nuestra habitación

Pero pudimos dormir tranquilos ya que Norma nos contó que los fantasmas solo se aparecen de noche.


En ese momento mi mamá me agarra del brazo y me dice

Hija, yo no contraté nunca una niñera


17 de Enero de 2022 a las 22:50 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~