Tres colores Seguir historia

fran-laviada Fran Laviada

El mundo que me gustaría no existe, por eso me invento otro que me permita huir de vez en cuando de la realidad.


Inspiracional Todo público. © Francisco Álvarez Arias.

#El mundo que me gustaría. #Tres colores.
Cuento corto
0
9707 VISITAS
Completado
Tiempo de lectura
AA Compartir

El mundo que me gustaría.

El mundo que me gustaría, tendría que hacerse de nuevo. El que hay ahora, me resulta cada vez más insoportable. Es como un mal cuadro, pintado a brochazos, y lo que debía ser la imagen artística de un bonito paisaje, con mezcla de colores brillantes, no es más que un conjunto de trazos imperfectos, una acumulación encadenada de manchas horribles y de tonalidades oscuras, que reflejan lo peor de los seres humanos.

   Por eso no quiero nunca el color negro, ni a mi lado, a quienes lo llevan como brazalete. Y mucho menos, lo deseo en mi cabeza, no puedo permitir que entre en mi pensamiento y me conduzca a las tinieblas.

   El mundo que me gustaría tiene que tener la luz necesaria que ilumine mi camino, y siempre me permita ver los colores que quiero El verde calma, que la naturaleza me transmite, el azul protector del cielo abierto, y el naranja del sol, que me regala toda su energía. Ese es el mundo que yo quiero, el de los tres colores de mi estandarte, del que soy portador permanente, y que siempre me acompaña en la batalla diaria por la supervivencia.


III Concurso de Narrativa Breve “El mundo que me gustaría”. 2014.

ASOCIACION “LETRAS CON ARTE”.

Madrid. ESPAÑA.

(Texto seleccionado para su publicación en Libro Antología Narrativa Breve “El mundo que me gustaría”)


Fran Laviada

6 de Septiembre de 2017 a las 10:16 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Fran Laviada Editor de contenidos. Especialista en Liderazgo y Motivación. Técnico Deportivo Superior. Entrenador Nacional de Fútbol. Profesor de Enseñanza Deportiva. Articulista y Escritor. La imaginación nos permite darle tienda suelta a nuestra creatividad para que nos lleve volando con las alas de la inspiración a un universo fantástico que nos aleje de la cruda realidad, aunque al final no tengamos más remedio que volver a ella y poner nuestros pies en el suelo de la auténtica existencia diaria.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~