Entre calles y esquinas Seguir historia

fran-laviada Fran Laviada

Pateando el asfalto de la vida por calles angostas y oscuras, que a la vuelta de la esquina te sorprenden con la cruda realidad de la existencia, aunque eso suele pasar en días tristes de lluvia. Otras veces sale el sol y las calles se ensanchan y las esquinas te abren el paso a nuevas oportunidades. Todo depende de la claridad del día y del color que el despertar de cada mañana te ofrezca...


Poesía Sólo para mayores de 18.

#esquina el fracaso. #Calle del desengaño #Entre calles y esquinas.
Cuento corto
0
12196 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Calle del desengaño, esquina el fracaso.

Quinta Avenida, Nueva York.
¡Viva la vida, viva el amor!
En un taxi amarillo
me voy a Central Park.
¡Viva el sueño americano!
¡Pobre italianito,
emigrante siciliano!
Robert de Niro.
Al Pacino.
Cosa Nostra.
Carlo Gambino.
Don Corleone.
¡Te respeto Padrino!
¡Despierta idiota,
tu sueño me importa un comino!
Maleta pequeña,
poca ropa
y algo de sitio,
para mis ilusiones rotas.
Vida vivida,
de risas y penas,
solo me alegran el día,
algunas tías buenas.
Y ese taxi que ya llega,
ese auto que me lleva.
Ya no es amarillo,
es blanco como la nieve
en una ciudad que no nieva.
Y no es Nueva York
y tampoco hay rascacielos.
Es un gueto triste y gris,
y no veo el cielo.
¡Perdóneme señor Alcalde,
pero la estatua de Woody
me importa un bledo!
Y llueve,
y el paraguas de la vida,
ya no me protege,
y eso duele.
Las gotas de agua,
me mojan el alma
y me hieren.
¡Tonto del culo!
Ingenuo como un negrito en patera,
iluso,
todo es un bulo.
¿Quién te vendió que eso del amor,
todavía está en uso?
¡Lléveme rápido amigo taxista!
A la calle del Desengaño,
esquina el Fracaso.
¡Perdone que insista,
por favor, vaya rápido!
Quiero llegar pronto,
para clavar mi bandera,
mi estandarte,
de derrotado en la tierra.
Como Napoleón en Waterloo,
luego desterrado en Santa Elena.
Calle del Desengaño.
¿Dónde quedan tus ilusiones muchacho?
Esquina el Fracaso.
Vencido, Frustrado, Vacío.
Animal herido.
Y el túnel negro a un paso.
Pensamientos oscuros
y los buitres acechando.
Calle del Desengaño.
Mañana será otro día,
y prefiero estar con Joaquín
en Calle Melancolía.


Fran Laviada

25 de Agosto de 2017 a las 17:08 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Fran Laviada Editor de contenidos. Especialista en Liderazgo y Motivación. Técnico Deportivo Superior. Entrenador Nacional de Fútbol. Profesor de Enseñanza Deportiva. Articulista y Escritor. La imaginación nos permite darle tienda suelta a nuestra creatividad para que nos lleve volando con las alas de la inspiración a un universo fantástico que nos aleje de la cruda realidad, aunque al final no tengamos más remedio que volver a ella y poner nuestros pies en el suelo de la auténtica existencia diaria.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~