Desde Mi Alma Seguir historia

paulasandovals Paula Sandoval

Estamos convencidos de que la felicidad dura para siempre, planeamos miles de cosas para el futuro, pero sin darte cuenta, todo aquello que amabas y te hacía feliz, simplemente desaparece, en un abrir y cerrar de ojos. Todo se derrumba y ya nada tiene sentido. Pero de pronto, poco a poco, una pequeña esperanza, comienza a devolverte la vida. Soy Victoria Miller, y esta es mi historia. *Basada en hechos reales*


Romance Suspenso romántico Todo público. © Atribución de Creative Commons (CC)

#romance #misterio #drama #amor #familia
19
13366 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los jueves
tiempo de lectura
AA Compartir

Parte I

"Puedes cerrar los ojos a las cosas que no quieres ver, pero no puedes cerrar tu corazón a las cosas que no quieres sentir."
Tabitha Suzuma, Forbidden.


Las personas estamos convencidas de que la felicidad dura para siempre, vivimos planeando tantas cosas para el futuro que no pensamos en como todo, desde el amor, la felicidad y hasta la vida, pueden terminar sin darte cuenta cuando paso, que hoy estas vivo, pero mañana ya no te encuentras en este mundo. Crees que las personas que siempre te demostraban su apoyo y decían quererte, solo desaparecen en un abrir y cerrar de ojos.


Entonces es ahí cuando te das cuenta que te encuentras sola, que el dolor, la tristeza y la soledad te invaden y te persiguen como una sombra que te asfixia y que crees que nunca se ira, es entonces cuando crees que la vida ya no tiene sentido, solo deseas dormir y no despertar nunca más de esa horrible pesadilla que no te deja vivir.


—Estoy segura de que este viaje le ayudara a Ethan –dije al teléfono—. Los dos podremos estar juntos sin preocuparnos de nada.

—Concuerdo en que le ayudara –contesto Leonor—. Pero sabes que hagas lo que hagas tendrán que hablar del tema.


Aunque lo evitara, sabía que mi hermana tenía razón, por más que quisiera no podía evadir el tema sobre lo que Ethan quería hacer, pero por más que lo intentara, no lo aceptaba.


—Ya lo sé, pero de verdad, ahora no quiero hablar de eso.

—Está bien, ya no te diré nada –Dijo Leonor—. Pero de verdad Victoria, piénsalo.


Antes de que las dos colgáramos, la puerta de la casa se abrió y Ethan entro cerrándola detrás de él y mirándome con una sonrisa.


—Hermana, lo siento pero tengo que dejarte, Ethan llego.

—Bien, salúdalo de mi parte –Dijo Leonor antes de colgar.


Colgué, y Ethan se acerco a mí, mientras lo recibí con un beso.


—Hola hermosa –dijo Ethan abrazándome—. ¿Has estado hablando con Leonor?

—Si, le conté sobre el viaje –le conteste—. Y me ah dicho que ella puede cuidar a las niñas.

—Sabia que podíamos contar con ella –dijo Ethan riendo—. Hablando de viaje ya tengo los boletos.


Ethan se alejo de mi y se dirigió al comedor y yo lo seguí, cuando entramos al comedor se dirigió a la mesa y dejo su maletín sobre ella, tomo su chaqueta, busco en el bolsillo y tomo algo que se encontraba dentro, volteo hacia mí y me lo entrego.


—Estoy seguro de que te encantara el lugar que elegí –dijo Ethan con una gran sonrisa— me han dicho que es un lugar hermoso.

— ¡Oh, por dios! –Dije emocionada, mientras veía los boletos de avión que se encontraban delante de mí, coloque la mano en mi boca y mire a Ethan —. ¿Iremos a Punta Mita, México? ¿De verdad?

— ¡Claro que si! Es de verdad –contesto Ethan riendo—. Siempre has querido visitar ese lugar, así que pensé que seria el mejor lugar para celebrar nuestro aniversario.

—Dios, Ethan muchas gracias, te amo.

—Todo por la mujer que más amo en esta vida –dijo Ethan.


Entonces lo abraze con una gran sonrisa en mi rostro, coloque mis brazos alrededor de su cuello y lo bese, el correspondió colocando sus brazos alrededor de mi cintura besándome también. Minutos después los dos rompimos el beso para tomar aire, aun abrazándonos, Ethan me miro.


—Ahora cambiando de tema –dijo Ethan tomando aire—. Hoy hable con el doctor Harrison.


Al escuchar lo que me decía Ethan, la sonrisa en mi rostro se borro al instante y entonces al instante rompí el abrazo.


— ¿De verdad? –Pegunte con voz ronca, al darme cuenta, rápidamente aclare mi garganta— ¿qué te ah dicho?

—Quiere hablar conmigo –contesto Ethan mirándome— y contigo también.

— ¿Sabes sobre que quiere hablar?—pregunte.

—Si –contesto Ethan— quiere que hablemos sobre la operación, informarme sobre todo.

—Claro –dije cruzando los brazos sobre mi pecho— y estoy casi segura de que iras ¿no?

—Así es, y tú –dijo Ethan señalándome con su dedo índice— iras conmigo quieras o no.

— ¡Y tu! –conteste de regreso haciendo lo mismo que Ethan— Sabes que yo no estoy de acuerdo con lo que quieres hacer, así que no iré.

—Aquí vamos de nuevo –Dijo Ethan suspirando—. Amor, por favor, ven conmigo, es la oportunidad para que escuches lo que Harrison me dirá, tal vez así te convences y podremos platicar tranquilamente de esto.


Mire a Ethan por unos minutos en silencio, sabia que a pesar de lo que sintiera o pensara, el estaba convencido de lo que quería hacer, y fuera lo que fuera, lo amaba demasiado, de eso estaba convencida, es por eso que sabia que no podía dejarlo solo. entonces Así con un largo suspiro conteste.


—Esta bien, iremos juntos –Dije.

—Muy bien –Dijo Ethan—. Y no te preocupes iremos regresando de nuestro viaje ¿Esta bien?

—Claro –Conteste con una media sonrisa.

—Gracias mi amor –me dijo Ethan abrazándome de nuevo.


Mi hermana tiene razón, pensé, no podía convencer a Ethan de lo contrario, era algo que se había convertido en el tema de conversación de todos los días, la cual a veces terminaba siendo una discusión por no estar de acuerdo ninguno de los dos, el viaje seria una distracción, me dije a mi misma, pero solo por un tiempo, estaba convencida de que, al regresar, todo empezaría a ponerse mas difícil. Para mí, el simple hecho de hablar de una operación de corazón, era algo que siempre me había asustado y más desde el momento en que Ethan se convenció de hacerlo, el solo pensar en mi vida sin él, era algo que no podía ni imaginarme y que me aterraba demasiado, lo convencería de no hacerlo, o al menos, lo intentaría.

25 de Agosto de 2017 a las 06:19 0 Reporte Insertar 5
Leer el siguiente capítulo Parte II

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 6 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión