0
7 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Incondicional

Mirando hacia atrás veo el camino totalmente torcido y con demasiados obstáculos que al final y al cabo los he podido cruzar, me han llevado tiempo, no puedo negarlo, inclusive algunos aún sigo tratando de terminarlos, sin olvidar que en muchos casos estuve a punto de tirar la toalla porque pensaba que no lo lograría, como dice extremoduro, al camino recto por el mas torcido. He andado encontrándome en el transcurso del viaje con acompañantes que han ayudado a superar cada tropiezo o como lo llama la religión, ángeles que me han enseñado muchas cosas como la paciencia que era escasa en este ser, como la soledad que me llena al punto de nutrirme de algo tan bello que es sentirse pleno y sin miedo por estar con uno mismo, pero es indescriptible cuando alguien llega a tu vida sin esperarla como lo hizo ella, que por el momento ha sido uno de los últimos ángeles que la vida me ha brindado, llego como siempre sin tenerla en mis planes, en ese instante donde no había la necesidad de que alguien estuviese conmigo, había algo extraño en esa interacción, ya que con solo el pasar de las horas que conforman un día sin saberlo teníamos esa sensación de que realmente queríamos disfrutar un tiempo juntos, hay que decir que sus demonios eran similares a los míos con la gran diferencia que mi camino me había dado enseñanzas mientras ella apenas estaba comenzando con ese martirio. Todo transcurrió perfectamente pero con el tiempo me empecé a sentir mal pero preferí no contarle porque lo más seguro es que se iba a preocupar, pero eso no tardo tanto tiempo cuando todo estallo, es ahí donde la depresión, la locura, el peligro llegan nuevamente pero esta vez no van detrás mío si no me llevan amarrado como un perro detrás de ellos, intente zafarme pero era imposible cayendo al lugar que tanto odiaba, un puto psiquiátrico, y ella estuvo ahí en los momentos difíciles aun cuando no podía verme ni estar conmigo, tiempo después la enfermedad física cayó como una de las tantas plagas de Egipto, y allí estuvo ella, y siguió estando en cada invasión que mis demonios ejecutaban, últimamente se han alejado, todo ha costado pero lentamente ha vuelto a la normalidad, ella ha sido lo mejor y así mismo he respondido, esperando el momento perfecto para amarla, tocarla, tenerla de frente, poder sentir su olor, su energía y disfrutar de la alegría por estar con el otro, eso aún sigue y va creciendo cada segundo que pasa pero es algo que no se puede manejar, el futuro no está dibujado con detalles y nunca lo estará, ni siquiera sabemos el tiempo que podamos estar juntos antes de que todo esto se acabe, la única fortuna es poder a ver disfrutado de su compañía, de su amor, de estar como pareja, ya lo que venga es ganancia, solo sé que en nuestro recuerdo quedara esa persona que fue incondicional, sincero, leal, cariñoso, amoroso y a ver podido dejar el ego aun lado, porque en una relación hay dos personas no una, teniendo que regar cada día ese jardín acariciándolo, consentirlo para que crezca fuerte, frondoso, eso es el amor, querer sin esperar nada, que en algunos momentos sientes que tienes que ser digno para que la otra persona capte su error pero tampoco te pases, si das amor te regresa amor, si das odio y discusiones eso recibirá, el amor no es siempre rosa, también habrán problemas pero lo importante es amarte, amar, respetar al otro, comprender, ponerse en los zapatos de tu pareja, porque para eso se unen para estar juntos y luchar juntos, porque si vas a luchar solo sin tener en cuenta al otro pues es mejor que dejes a dicha persona para que alguien más la aproveche.

3 de Diciembre de 2021 a las 07:13 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~