alumina11 AluminA 11

Una joven beastkin que tenía un sedoso cabello blanco como la nieve adornada con un par de orejas de conejo caídas, ojos rojos como sangre fresca, quiere conocer el mundo que en su aldea se negaron a contarle, en este viaje conocerá a buenas personas y gente que solo velaban por si mismos, en su camino conocerá la realidad del mundo y las personas, con su ingenuidad destruida se encontrará perdida, solo con un único pensamiento en su confusa mente.


Fantasía Medieval Sólo para mayores de 18. © Atribución de Creative Commons

#medieval #magia #fantasía #aventura #isekai #acción #otromundo #protagonistafemenina
0
39 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todas las semanas
tiempo de lectura
AA Compartir

Prólogo

“Haa…ahh…haa…haah…”

Corriendo entre los frondosos árboles en las primeras horas de la noche se veía a una niña que a primera vista parecía humana, muchos se preguntarían, ¿qué hacia una niña que parecía rondar los 7 años en un bosque?, pero para la niña estos pensamientos no eran más que algo trivial para ella, mientras corría salto alto hacia una rama de un árbol grande, salto y siguió saltando hacia más arriba, su suave cabello blanco igual que la nieve se balanceaba por el fino toque del aire, sus ojos carmesí brillaban en la noche haciéndola parecer una simple bestia cazando, su hermosa piel blanca de terciopelo brillaba ligeramente por la tenue luz de la luna, en su expresión no se podía ver ninguna emoción, su rostro era completamente inexpresivo, tanto que parecía que podía caer dormida en cualquier momento.

“Haa…por fin llegue”

Dijo la niña, mirando hacia arriba se veía una hermosa e imponente luna llena, ella había corrido por el bosque a ver la luna llena, se sentó en una rama relativamente gruesa y disfruto de su espectáculo, en e cielo nocturno no solo se veía la luna brillante, las estrellas brillaban tan relucientemente que llenaron el cielo oscuro y lo pintaron de belleza, la niña quedo embelesada por tal espectáculo.

“Shedy, que haces aquí a estas horas?”

“Ah…!”

La niña llamada Shedy se sorprendió por la repentina voz femenina que vino detrás de ella, por la sorpresa se paró, pero no pudo mantener el equilibrio y termino resbalando fuera de la rama.

“Cuidado, que harás si te caes?”

“…P-perdón mamá”

Dijo en voz baja como si se sintiera apenada de que su madre la vea en tal estado, se posó sobre la rama nuevamente y mantuvo su cabeza baja, ocultando sus ojos con su flequillo descuidado, su cabello corto levemente rizado la hacía ver muy delicada, su madre solo la vio por un momento y luego la abrazo suavemente.

“Ya, tranquila, no tienes por qué llorar, no hiciste nada malo, querías ver a papá, ¿verdad?”

“…”

En efecto, la niña estaba llorando por ser descubierta por su madre, pero también porque quería pasar tiempo a solas con su padre, el cual según su tradición debería estar en la luna.

“No tienes por qué ocultármelo, soy tu madre, puedo entender tu dolor al no tener a papá cerca”

“…Si”

Su padre había muerto hacia años en una expedición de cacería, según su tradición los muertos abandonaban su cuerpo y eran llevados a la luna para descansar eternamente, una niña como Shedy creyó que si miraba a la luna cuando esta fuera lo más visible posible podría encontrarse otra vez con su padre.

“Ven, siéntate a mi lado”

La madre se sentó en la rama y señalo a su hija que se sentara a su lado, la hija obedeció y se sentó, mirando la luna nuevamente la madre volteo a ver a su hija, ella estaba muy deprimida, no solo había sido descubierta si no que la habían regañado y mostro una fase patética suya al llorar en frente de su madre, su madre entendió sus sentimientos y ella quería consolarla, pero sabía que eso solo haría sentir peor a su hija, pensó en una forma de consolar a su hija de una forma sutil y que no deprima más a su hija.

“Shedy, papá ya se ha ido, esto no va a cambiar eso”

“...!”

Shedy se sorprendió de que su madre dijera que su padre se había ido y que lo que había hecho no serviría de nada, ella ya lo sabia pero igual quería intentarlo, quería asegurarse, la mente de una niña creerá todo lo que le digas, ella creyó que podría volver a ver a su padre.

“Pero…sabes, papá no se ira de verdad mientras aun lo recordemos.”

“Papá…no…se ira?”

“Así es, papá no se ira mientras lo tengas presente en tu corazón, por eso no tienes que llorar”

“Uhh…papá”

Shedy creyó las palabras de su mamá y lloro al saber que su papá todavía no la había abandonado.

“Ya, ya…”

Volviendo a abrazarla gentilmente su madre apoyo la cabeza de Shedy en su pecho, ella se sentía muy mal por haberle mentido a su querida hija, el ultimo recuerdo de su esposo.

Después de que Shedy llorara por unos minutos saco su cabeza del pecho de su madre y esta vez sus ojos pudieron mirar directamente a su madre, aunque sus ojos estuvieran rojos por llorar aun podía verse que estaba más tranquila que antes, eso tranquilizo a su madre.

Las dos se quedaron viendo la luna llena toda la noche, no tenían prisa por regresar a su aldea.

“Mamá, como era papá?”

“Papá?, …bueno él era muy descuidado, siempre era muy alegre y le gustaba salir de aventuras al bosque y balbuceaba cosas sobre ser el que más conocía sobre el bosque haha, ahora que lo recuerdo era una persona muy libre”

Su madre hablaba del pasado con mucho cariño, como no queriendo olvidar su vida con su esposo, aunque también había algo de tristeza en su voz.

“A papá le gustaba viajar?”

“Si, amaba salir y conocer cosas nuevas”

“Yo…puedo hacer lo mismo?”

“¿Eh, tu?”

“Si!, ¡si a papá le gustaba viajar entonces quiero hacer lo mismo!”

“Estas segura?”

“Si!, ¡quiero ver el mundo al igual que papá!”

“Sobre eso…no, está bien, pero no ahora, todavía eres muy joven para eso, cuando seas mayor, ¿está bien?”

“Ehh…pero…, está bien, mamá”

“Muy bien, todavía eres débil, cuando seas más fuerte podrás salir y hacer lo que quieras”

“Enserio?”

“Si, enserio”

Shedy que había sido inspirada por su difunto padre heredo el deseo de conocer lo desconocido, este deseo marcará el destino que ella tendrá que seguir.

En las profundidades del Bosque Espectral se encontraban una madre y una hija que tenía un deseo que se volvería el guía de su destino.

*****

Era oscuro, muy escuro.

“Vaya, fufu, esa niña volvió a hacer algo increíble, enserio no me puedo aburrir con ella”

Todo era oscuridad y en esa oscuridad se encontraba alguien viendo a la niña conejo.

“Me pregunto, ¿cuánto tiempo más tengo que esperar?, bueno no importa, pronto te veré cara a cara, espero que te prepares para ese momento, querida hermana fufu”

La que se autoproclama como la hermana de la chica conejo se reia dulcemente mientras pensaba en el futuro, el cual la emocionaba, una emoción que no sentía hace mucho tiempo.

Que le espera a la chica conejo y su autoproclamada hermana?.

Palabras del autor:

Empieza la historia de la chica conejo blanca y su hermana, ¿qué les esperara?, un final apto si me preguntan, veamos que hace Shedy para conseguir alcanzar su sueño, a todos los que leyeron esta historia al menos una vez, será un placer seguir esta historia con ustedes.

30 de Noviembre de 2021 a las 00:11 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Capítulo 1: Un Deseo Inocente.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 22 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión