¡Actualiza ahora! ¡Tenemos una NUEVA app para Android! Descárgala ahora mismo en Google Play Store. Leer más.
alicelovecraft Alice Lovecraft

Los Viajeros, Sam, Jack y Albert llegan a Mundo de Nieve que jamás ha conocido una historia legendaria. Cumpliendo una promesa y por convicción, comparten sobre la Navidad y su origen. Sin embargo, la adversidad llegará de la forma mas inesperada.


Historias de vida Todo público.

#]
0
99 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 15 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 1: Una promesa a través del tiempo

INTRODUCCION

A través de las eras, después de la caída en busca del conocimiento y la gloria, una promesa fue regalada a los seres de un mundo llamado Tierra, la tierra original de la realidad.

Ellos conocieron el tormento de la vida pasajera, la enfermedad, la guerra y la mortalidad. En el más profundo mundo del abismo espiritual, en la victoria y en la derrota, la verdad susurraba un eco más trascendente; la luz que algunos escucharon en sus oraciones y en el designio de la existencia; el gran propósito y la verdad definitiva.

El Padre, en su infinita misericordia y justicia miró a sus hijos, y entonces, la esperanza resplandeció más allá de los planos...


***

Corazones auténticos clamaron por salvación y sus oraciones sus voces fueron escuchadas: En su misericordia verdadera, un padre nunca se olvida de sus hijos si llaman a su puerta, y ellos, a pesar de los errores la devastación de la vida habitual, deciden ser buenos en el fondo de su corazón donde en la paz y la verdad llenan sus vidas.

Muchas almas lucharon hasta el final por esa verdad que llevaban consigo a través la adversidad y la prosperidad. La promesa de su Salvador trascendió sus corazones hacia la eternidad. Desde desiertos hasta reinos, desde años hasta siglos, las profecías transmitidas a los hombres, fueron recordadas en volúmenes en el tiempo de un fragmento elegido en el mundo físico: Pronto nacería el Mesías, el hijo de Dios y el dios verdadero que reinaría por siempre.

El ángel Gabriel fue enviado a Nazaret y la Virgen María fue anunciada de su embarazo gracias al poder de Dios y el Espíritu Santo: María fue elegida como la madre del Salvador.En cambio, su prometido José, al saber que ella esperaba un hijo que no era suyo, planeaba separarse en secreto de ella. Fue en un sueño que un ángel le reveló que el hijo que ella esperaba era el Hijo de Dios. Sin dudar, Jesús tomó a María como esposa.

En Belén nació el Jesús Cristo, el hijo de María. En épocas eternas se recordaría y celebraría el día especial cuando el Rey llegó al mundo en un pesebre: En el día de Navidad, Dios ha llegado al mundo en la forma de su creación. Una estrella anunciaba el nacimiento del Rey y sabios (Los Reyes Magos) llegaron de Oriente a adorarlo y ofrecerle oro, mirra e incienso.

En la Tierra Verdadera, el destino ha traído una promesa; Dios entre nosotros, ha obsequiado vida, perdón y amor.

***

Su vida través de la memoria, los libros, los recuerdos y las enseñanzas trascendió hacia los corazones de los universos, dimensiones creadas y derivadas de la Tierra original. En muchos ojos internos se plasmó una verdad inherente en ellos. La consciencia prevalece a pesar de la distancia y el propósito de cada alma creada.

Civilizaciones reales cultivaron negación, olvido, desdén y profanación, pero otras consumaron la verdad con costumbres y eventos dentro de sus propias posibilidades.

En los mundos ficticios y en sueños habituales, una celebración llegó hasta corazones en épocas de fin de año, conmemorando la llegada de Jesús Cristo, a través de festividades llenas de adornos, árboles esferas campanas, melodías y reuniones familiares. Entre ellos hubo obsequios y regalos. Nuevas figuras lanzaron en cada fragmento reconocible de la Navidad.

En conmemoraciones y templos trazados, se escuchó, una vez más, su nombre.

En uno de tantos universos derivados, se cultivó la celebración de Navidad en el invierno programado del calendario, y la época de los sucesos de la Triple Alianza de las Colonias Espaciales cuándo fueron establecidas las ciudades en el territorio espacial de la Sección XII en Mundo Órbita en Mundo A.

En sus hogares de metal, los árboles proyectados con diagramas triangulares resplandecieron con luz blanca y series navideñas en las esquinas y los centros de reunión. En ese mundo, el calor de un hogar iluminaba los corazones de los niños y los adultos, porque ellos también esperaban con ilusión los regalos con moños activados como candado para ser abiertos.

En cada uno de los hogares adornados con luces multicolor, múltiples proyecciones digitales decoraban el espacio vacío entre las estrellas de un oscuro espacio. Las melodías emitida a través de las ondas interconectadas del Núcleo de Sintonía, la estación central, eran alabanzas y canciones festivas que narraban sobre el nacimiento, sobre el hijo, la madre, el esposo y padre, e inclusive a los Reyes Magos que un día buscaron una estrella especial.

En uno de estos lugares flotantes de la colonia interplanetaria vivía la familia de Emily. La madre escribía los comandos en el tablero de la cocina representativa: Pronto sería el momento de la noche de Navidad. En la interfaz se desplegaron mil recetas que mostraban una guía de comidas ideales para un día especial. La mujer sonreía por la oportunidad de existir y de compartir junto a sus hijos pequeños un año más para recordar y conmemorar el regalo más grande de la vida; ellos también vivían la esperanza como todas aquellos corazones que clamaron por él en otros universos simultáneos.

En la noche de Navidad y en el comedor de la familia de Sam y Jack, la comida preparada surgió del interior de la mesa principal. Las esferas brillaban en el candelabro moldeable, y la entusiasta madre celebró que su hija Sam hubiera desarrollado las coordenadas de adornos en habitual cena navideña con pavo relleno. Sam fue la primera en tomar asiento después de su hermano menor, quien fue el último en llegar, después de haber organizado sus tablillas en donde él solía redactar algunas proyecciones de la estructura de las naves espaciales qué atravesaban los espacios rumbo a otros planetas en la exploración designada por el Consejo de Investigación Espacial.

Sonaban las campanas, y la transmisión interconectada de la pantalla flotante anunciaba el mensaje navideño:

«El Creador llegó al mundo en la forma de su creación, por amor verdadero. Ese día es Navidad...»

La pequeña Sam, de nueve años, escuchó con atención mientras apoyaba sus codos en la mesa y en sus mejillas, sus manos. Desde el año anterior, estuvo esperando con ansias ese instante de la transmisión del especial de Navidad llena de color. Su hermano Jack miró con la misma alegría que su madre.

Emily aprovechó el momento de decirles una verdad que quería prolongar en el tiempo en sus amados hijos.

—Nunca olviden conmemorar este día especial—pidió ella con anhelo.

—Lo prometemos—dijeron ellos.



29 de Noviembre de 2021 a las 01:09 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo Capítulo 2: Ruta de marcadores.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión