A
Atenea Walker


Una asesina dedicada a matar por dinero. Un esposo cariñoso dispuesto a dar todo por su familia. Hermanos rencorosos, secretos, muchos secretos, un objetivo, una verdad y toda una familia en riesgo. ¿Podran los James ocultar sus secretos por mucho mas tiempo?


Crimen No para niños menores de 13.

#243 #381 #376
0
106 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los lunes
tiempo de lectura
AA Compartir

Prólogo.

—¿Matarías a alguien por 10 millones de dólares?


Sí.


—¿Aunque pongas tu vida y la de tu familia en riesgo?


Bueno, eso sería parte del trabajo. — Sonreí, cosa que lo irritó.


—¿Estás admitiendo que tú lo mataste?


—¿ Le parece que estoy admitiendo algo detective? —Sonreí de nuevo, noté como se tensaba y hundía las cejas ante la notable molestia; aún así, no se indignaba al decir algo malo que me afectase o incluso a soltar una amenaza para qué confesarse.


Maldito pacifista.


—Evelyn James, ¿Tienes algún cómplice?


Si.


Me gusta trabajar sola.


—¿Tu planeaste todo esto? —Pareció intrigado.


Sí.


Frunció aún más el ceño, si es que eso era posible; se sentó detrás del escritorio y juntó las manos sobre este.


—Veo que empiezas a hablar, ¿Te arrepentiste?


Creo que está malinterpretando las cosas, detectivemantuve la sonrisa.


—¿A qué te refieres? —El tono que usó hacía evidente que la curiosidad lo mataba.


Que sí, desde pequeña me gusto ...


—¿Matar?


La mente humana, de hecho; incluso llegué a graduarme de la Universidad Nacional de Londres, después de eso me puse a trabajar cómo psiquiatra, me pagan bien, pero como le digo, me gusta trabajar sola, siento que puedo conectarme más con el paciente. No entiendo como puede decir esas atrocidades sobre mí, ¿Acaso no me conoce ?, soy una mujer que nunca cometería dichos crímenes, voy a la iglesia todos los domingos, ¿Cree que deshonrare a mi religión de tal manera? Da igual, como le comentaba, la mente humana, dicho en base a mi experiencia, es muy poderosa y, en algunos casos, mala compañera. Puede hacer lo que desee si así se lo permitir; es como si tuviera vida propia y, la verdad, lo parece. ¿Sabía que podemos obtener algo con solo desearlo?


Por un momento no dijo nada.


— ¿Qué? —Se dignó a contestar una vez salido del trance de dos segundos donde había metido mi respuesta.


—Detective Brown —Un oficial asomó la cabeza por la puerta—, el tiempo para el interrogatorio se ha acabado.


Me miró.


—No creas que esto ha terminado aquí. —Su susurro era amenazador.

Me puse de pie y salí por la puerta con una sonrisa triunfante


—¡Maldita bastarda! —Lo escuché maldecir y golpear su escritorio antes de alejarme lo suficiente de ahí.


No cabía duda de que no sabía con quién se estaba metiendo en ese instante.


Estaba navegando por aguas oscuras.

22 de Noviembre de 2021 a las 20:15 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Cap. 1: "La llamada"

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión