Adios a mi pasado Seguir historia

s
say goodBye


La chica humillada e incomprendida La chica que quiere cambiar su presente Y así, tener un digno futuro donde Londres y su asquerosa vida harán parte del pasado y Canadá y su madre del presente. La chica destinada a la grandeza, Mia quien antes deberá dejar atrás toda su timidez y su pasado


Drama No para niños menores de 13. © todos los derechos reservados

#bullying #amigos #familia #viajes #londres #canada #cambios #depresion #juvenil
1
16.6mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los sábados
tiempo de lectura
AA Compartir

capítulo 1

me levanto temprano un frío 20 de noviembre de 2007. en menos de 24 horas dejaría todo, la ciudad en que nací, donde me crié, dejaría la maravillosa ciudad que todo el mundo ama, pero que yo en realidad odio, donde la gente es tan falsa como las modelos que nos representan, y que todas las sonrisas no son mas que una leve inclinación de labios vacía, sin ningún sentimiento. necesito dejar esta ciudad, necesito dejar mi pasado. Bajo a la primera planta y encuentro a mi padre preparando nuestro desayuno favorito: pancakes con mermelada. desde que vivo solamente con mi padre, esto es básicamente lo que comemos todos los días, aunque tengo que admitir que son bastante buenos. Sería el ultimo día que me sentaría en aquella mesa con papá. Me siento mal por él, no quiero dejarlo solo, puesto que el nunca lo ha hecho, pero necesito este cambio, lo necesito con urgencia.

Echaré de menos a mi padre y a Clarie quien se podría decir que es mi mejor amiga, ademas de ser la única que tengo. En el recreo siempre optaba por ir a la biblioteca, y ahí conocí a Clarie una chica de 16 años, un poco mas alta que yo, y rubia encargada de organizar los libros en la biblioteca. Clarie siempre estuvo ahí para mi, nos pasábamos leyendo en el recreo, o yo le ayudaba a organizar los libros. No vivimos experiencias únicas, pero juntas siempre disfrutábamos de la lectura, hacíamos debates y con ella la pasaba muy bien. me sentía muy bien. Cuando le conté queme iba., su expresión no fue la mas alegre, pero ya que ella me conocía bastante bien, incluso por las situaciones por las que había pasado, entendió que era lo mejor para mi.

-¿zumo de naranja o agua mineral?- preguntó mi padre sacándome de mis pensamientos.

-Zumo de naranja-dije

después de poner la mesa, y de llevar el desayuno nos dispusimos a comer, a pesar de que ya eran costumbre, estaban bastante ricos, ademas serian los últimos en un buen tiempo. En sus ojos se reflejaba la tristeza, me imagino que no es para nada fácil dejar ir a tus hijos, por un momento me puse en sus zapatos y empecé a ver la posibilidad de quedarme, de afrontar la situación.

-¡No!- dije en voz alta sobresaltada por mis pensamientos

-¿Que te pasa hija?

-Nada papá, solo ideas

Cuando terminamos de desayunar subí a tomar una ducha. detallaba cada lugar, la ducha que me vio crecer ,la cama en la que tantas veces dormí, la toalla que tantas veces acarició mi cara, es increíble como tu cerebro recuerda tantas cosas de los lugares antes de que te alejes de ellos. estuve largo tiempo arrullada por el sonido del agua caer, pero ya me había demorado demasiado, me puse ropa cómoda, no le presté atención al desastre de mi cabello, y así, tal cual bajé al garaje. Mi padre ya llevaba algunos minutos dentro del carro, pues como estábamos en pleno invierno, necesitaba que el carro pudiera calentarse. me fui en el puesto de adelante como se había vuelto costumbre desde que tenia 13 años, y nos dirigimos al centro comercial. detallé bastante bien todos los lugares, la fachada de mi casa, el barrio vi a unos niños de al rededor 12 años montando bicicleta. ellos si tienen una infancia feliz. nadie se las robó, nadie se las quitó. necesitaba ropa nueva para irme a Canadá, así que lo primero que hicimos fue ir a la tienda dude ropa, donde me aislé de todo lo del viaje y solo me disponía a comprar. Pasamos bastante bien la tarde, incluso mi papá le compró un lindo perfume a mi mamá, pues este decía que a pesar del divorcio, siempre fueron muy buenos amigos. Como en el invierno los días son mas cortos, ese llegó rápidamente a su fin, ademas de que estábamos repletos de paquetes, fuimos al carro, pasamos por un McDonalds a comprar dos big macs, y luego nos fuimos a la casa.Al llegar a casa nos sentamos rápidamente en el sofá después de descargar todos los paquetes en mi cuarto, y nos dispusimos a ver la televisión mientras comíamos juntos nuestras deliciosas hamburguesas.

Después de compartir unos instantes en silencio, nos dispusimos a empacar mi maleta, la cual fue una tarea bastante difícil, el hecho de tener que dejas muchas cosas que hacían parte de mi vida, ademas de cerrarla, pues estaba repleta de cosas.

El reloj marcaba media noche y yo por mi preocupación no poca conciliar el sueño, así que cogí cualquier libro que estuviera a la mano, y con la ayuda de este, rápidamente quedé dormida. 

20 de Junio de 2017 a las 23:50 0 Reporte Insertar 1
Leer el siguiente capítulo Capítulo 2

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 2 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión