F
Francisca Rojas


Kilian y Manuel son dos ángeles primos que crecieron como hermanos, ellos tienen que eliminar una plaga llamada Jelly el cual fue creada por el Diablo, pero por una falla esta especie nocturna afecta a los humanos, el Diablo pide ayuda a Dios, este acude a los ángeles primos y ellos aceptan con el trato de tener de vuelta los padres de Kilian despues de once años.


Aventura No para niños menores de 13.

#Viajes #Aventura #Fantasia
2
65 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los viernes
tiempo de lectura
AA Compartir

Jelly

Todo inicia cuando la población del infierno aumentaba considerablemente, así que el Diablo comenzó a crear una especie para disminuir la cantidad, haciendo una criatura amorfa, gelatinosa y oscura, capaz de controlar la mente de su oponente, haciéndolo sufrir al estar consumiendo el interior del ser, hasta que ya estuviera lo suficiente demacrado para que lo controlara por completo, así haciéndolo explotar y se divida en muchos más, para luego seguir propagándose. Esta especie podía copiar objetos u otros seres para engañar a su oponente y así atraparlo, pero tenía algunas debilidades, como su núcleo, que estaba al centro de la criatura, no toleraba mucho la luz o el agua, hasta incluso que lo tocaran, entonces el resto del cuerpo gelatinoso lo debía proteger.


El Diablo conforme con su creación nombra su especie Jelly y comienza a replicarlo por miles para luego soltarlos por todo el infierno, pero cometió un grave error, nunca probó su nueva especie con algún demonio bajo su dominio para ver si realmente lo podía consumir, pero ya hecho el error este se dio cuenta que no había efecto en su población y se dirigía directamente al plano terrestre, el Diablo temiendo las consecuencias comienza a perseguir su especie tras desplegar sus alas de murciélago, y comienza a ver cómo su creación empezó a invadir a la Tierra.


En un principio los Jellys se escondían en la oscuridad, trataron de consumir animales, pero no les resultó cómodo para controlar, hasta que uno llegó a un campo, se transformó en gato y se acercó a un humano que estaba solo, este ingenuo se acerca también para acariciarlo y en el momento que iba a tocar su lomo el Jelly se sostiene de su mano y comienza a escalar velozmente hasta su cara ya con su forma original, el humano empieza a gritar desesperado y trata de arrancarlo cerca de él, pero no lo logra, el Jelly se metió por la boca y nariz, ya estaba tratando de meterse en su cerebro, la persona tosía fuerte por reflejo tras haber tragado e inhalado algo que nunca se debió haber metido, se puso sudoroso y luego se desmayó, después de media hora la persona despertó un poco confuso y desorientado, pero con los ojos rojos, el Diablo iba observando todos los cambios que se iban generando, la persona se fue a acostar y el Diablo aprovechó a llevar al lugar un par de científicos que le ayudarían en saber qué pasaba.


Al día siguiente se le marcaron todas las venas. Al segundo día sus venas estaban negras e hinchadas, se notaba cansado y muy enfermo entonces se recostó en la cama, vivía solo ya que no había nadie que lo ayudara en la casa, pero se escuchaba hablar y tartamudear todo el tiempo. Al tercer día los ojos estaban con derrames, realmente abiertos, atentos a todo, desde ahí ya no dormía, no estaba quieto, se asustaba de la nada. Al quinto día supuraba por todas partes un liquido negro y espeso, se quejaba al más mínimo movimiento y su cabeza se veía hinchada, al sexto día se volvió más paranóico, lloraba, bramaba, estaba botando a mares el líquido negro por los ojos, oidos, nariz y boca. Hasta que chocó con una pared, se quedó inmovil en el suelo y en un instante explotó todo el cuerpo en ese líquido, en el centro de la explosión había un núcleo gigante y desde ahí salieron diez Jellys más, tomando un pedazo de núcleo y líquido de cadáver, cada uno se fue rodando con tranquilidad al exterior, hasta encontrarse con más Jellys.


Los Jellys que habían salido del paciente cero chocaban constantemente con algunos Jellys, hasta lograr juntar los núcleos y compartir la información, en este caso el cómo controlar un humano hasta matarlo.


_ Señor, después de ver estos cinco días al humano agonizar con su nueva especie, todo funciona como usted quiso, con la única diferencia que afecta en los humanos ¿Qué quiere que hagamos, señor?_ le dijo un científico que estaba viendo atentamente al Diablo y este responde.


_ Con el dolor de mi alma tendré que eliminarlos, de lo contrario aumentará la cantidad de población en el infierno e igual en el cielo y todos tendremos más problemas demográficos _ suspira _ Dios me tirará de las orejas si eso pasa, pero bueno, ya todo hecho está y es mejor notificar antes, así que iré de inmediato al Cielo.


Todos los demonios científicos se retiraron, volviendo al infierno y el Diablo comenzó a ascender de a poco, hasta llegar a una nube, lo abrió con las manos y entró al Cielo. Salió de un callejón de lo más tranquilo, comenzó a caminar por la calle de la ciudad, se escuchaba por todas partes sus pezuñas, cada ángel que se topaba con él agachaba la cabeza y se quedaba quieto, hasta los niños se quedaban quietos y obedecían a los adultos en dejar la cabeza gacha, así estuvo hasta llegar las escaleras de un palacio, en ese instante se detuvo toda la ciudad generando un silencio total, permitiendo el sonido de las pezuñas resaltar completamente hasta tal punto de hacer eco, Dios al escuchar esto sale inmediatamente de su oficina y corre hasta llegar a la puerta principal, respira profundamente y abre la puerta con una gran sonrisa, el Diablo ya estaba en la puerta y dice:


_ Dios, lamentablemente no es un gusto verte _ a Dios se le borra instantáneamente la sonrisa y el Diablo sigue _ Hay un gran problema y como sabrás tiene que afectarnos a ambos porque estoy aquí.


_ Si ya me imagino, ven, pasa a mi oficina _ cierra la puerta principal y todo el bullicio urbano continúa, al llegar a la oficina el Diablo comienza a hablar.


_ Bueno como sabrás no tengo ejército y tú sí, bueno necesito que tu ejercito mate una plaga _ Dios se quedó pensando y contestó:


_ ¿Y por qué necesitas un ejército?


_ Ahhh, por cosas no tan importantes, solo cosas personales _ sonrió con malicia.


_ Pero si viniste hasta aquí y tú mismo dijiste que tiene que afectarnos ambos así que no te des más rodeos y explica todo _ el Diablo comenzó a contar todo lo sucedido.

26 de Noviembre de 2021 a las 18:25 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo El Pasado

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 7 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión