kdgo Nina G.O.

Mi nombre es Brittany. De un momento a otro, todo comenzó a empeorar. Tengo alucinaciones. Ocurren catástrofes y destrucciones en todo momento y en todo el mundo. Pero esos ojos... y esa voz, tan suave, me transportan a un mundo mejor.


Ficción adolescente Todo público.

#romance #amor #aliens #suspenso #juvenil #amistad #alienigenas #ciencia-ficción #378 #381 #332
0
557 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 2 días
tiempo de lectura
AA Compartir

CAPÍTULO 1

7:30 am. Sonó el despertador. Sin ánimos, por ser día lunes. Apago la alarma, me quedo unos segundos mirando al techo, organizando lo que debo hacer durante el día. Finalmente me levanto, mi mamá ya se había ido al trabajo hace unos minutos. Corro las cortinas, y abro la ventana de mi habitación, entrando mucha claridad e iluminando todo, es una mañana soleada.

Me dirijo al closet para elegir la ropa con la que iré a la Universidad. Luego de un par de minutos, finalmente, me decido por ropa simple y cómoda. He decidido por un jeans azul oscuro, una polera color vino, una camisa cuadrille color rojo con cuadros negros, y zapatillas deportivas blandas, ya que debo estar todo el día de pie, trabajando en mi tesis de pregrado.

Llevo mi ropa al baño, pero antes, mi estómago comienza a rugir por hambre, por lo que preparo mi desayuno. Pan tostado con mantequilla y té, algo simple, ya que hoy debería regresar antes de la hora de almuerzo a mi casa.

Luego de desayunar, me ducho, y después de unos minutos me cubro con mi toalla. Cuando estoy cepillando mi cabello, de reojo logro divisar una sombra en la entrada del baño, sin forma clara, que se comienza a acercar cada vez más. Frunzo mi ceño, ya que no debería haber nadie en casa, pero intento no entrar en pánico, y continúo cepillando mi cabello, desviando la vista. Nuevamente, de reojo, diviso la sombra, pero esta vez con una forma similar a la de un humano, pero mucho más alta. Me asusto, no sé qué hacer, mi temperatura corporal disminuye, siento frío, miedo y escalofríos.

Esa sombra ya está a centímetros de la puerta del baño, la cual había dejado abierta. Solo unos segundos más, veo una mano color piel, muy clara, que se apoya en el marco de la puerta del baño. Ahora sí, entro en pánico, mi respiración aumenta en velocidad, intento alejarme lo más posible, llegando a una esquina. Visualicé bien esa mano, era mucho más grande que cualquier mano que haya visto antes, y los dedos largos, y se podían visualizar poco o nada las uñas. Luego ya puedo ver el brazo, largo y delgado. La sombra ya no era sombra, pude ver completamente lo que era.

Lo que estoy viendo, y me está mirando fijamente, no es humano, no es una persona. Su cuerpo un poco delgado, alto, de casi 2 metros. Me llama la atención el color de su piel, clara y fuerte, como algo similar a un color piel fosforescente. Pero en lo que mi mirada se dirige principalmente, y que me impacta más, es su rostro, su cara algo alargada, ojos grandes, no muy diferentes a los comunes, pero de un color negro profundo, que me atraen la mirada directamente hacia ellos, y sin presencia de cabello en su cuerpo aparente.

Intento pensar, ¿Qué hago? ¿Qué es? ¿Me va a hacer daño? ¿Es una broma?... ¿Es un extraterrestre?

Reacciono y recuerdo que tenía mi celular en el estante que está hacia el lado derecho de mí. Miro mi celular, y ese ser se da cuenta de ello, mirando mi celular también. Cuando voy a tomarlo, para intentar llamar a alguien, escucho una voz.

Una voz peculiar, proveniente de ese ser extraterrestre. Pero no lo miro, no quiero tener contacto visual con él, me asusta. Solo enfoco mi mirada en mi celular.

- Por favor, no te asustes. No te quiero hacer daño, no te haré daño.

A solo un paso de marcar a mi mamá, escucho lo que esa voz dice. Me parece extraña su voz, era como si fuese humana, una voz masculina pero suave. Tan suave, que mi corazón y mi respiración se relajan, algo. Solo miro a ese ser de reojo, pero puedo ver perfectamente que sigue de pie en frente de mí, a la entrada del baño.

¿Le hablo? ¿Le respondo? No, no, tengo que marcar a mi mamá.

Marco, mientras suena la llamada, solo soy capaz de mirar los pies de ese ser.

- Vengo para protegerte.

Cada vez que habla, siento un poco menos de miedo, pero no sé por qué.

Pienso:

Espera ¿A protegerme? ¿Esa cosa viene a protegerme? ¿Habla español?

Aún no responde mi mamá. Ya no sé qué hacer.

Me doy por vencida, si tengo que morir, va a ocurrir en segundos. Por lo que atrevo a subir mi mirada, no puedo evitar sentirme incómoda al mirarlo. Esos ojos profundos me asustan. Decido hablarle:

- ¿Quién eres? ¿Qué haces en mi casa? – Logro preguntar, dificultosamente, pero intentando demostrar seguridad.

Ese ser al ver que finalmente reacciono, lo miro y le pregunto aquello, lleva su mano izquierda al lado izquierdo de su pecho, y luego dice:

- Sé que te asusto, pero es urgente, tuve que venir rápidamente. Solo quiero decirte que siempre te estoy protegiendo…

Su voz suave y agradable, por algún motivo inexplicable me hacen sentir más cómoda y opaca el miedo que siento por su extraño físico.

La voz de mi mamá interrumpe lo que ese ser ha dicho, por lo que observo mi celular y veo que mi mamá ha contestado.

- ¿Si? ¿Brittany? ¿Qué pasa?

Llevo mi celular hacia mí para intentar responder algo que aún no sé qué. No logro buscar las palaras para explicarle lo que está pasando. Pero ya no me sentía insegura, por lo que le respondo que solo le he marcado por equivocación.

Miro nuevamente hacia ese ser, pero ya no está… desapareció.

Quedo en shock ¿Fue real? Porque sí, lo sentí real.

Aún cubierta con mi toalla, y con algo de miedo, me acerco a la salida del baño. Miro para ambos lados de la casa. No hay nadie. Ese ser ya no estaba. Reviso rápidamente toda la casa. Pero no está.

Mi corazón aún está latiendo un poco rápido, pero ya estoy más relajada.

¿Estaré volviéndome loca?

Comienzo a sentir frío, me doy cuenta que aún estoy con la toalla, ya está algo húmeda. Veo la hora, ya son las 08:30 am. Ya es tarde, a las 09:00 am debo estar ya en la facultad. Me visto rápidamente, corro hacia la parada para tomar autobús, que está a una calle de mi casa. Mientras corro, no puedo evitar pensar sobre lo que pasó, sobre lo que vi… y esa voz que no puedo olvidar.

Mientras voy sentada en el autobús, mirando hacia la ventana, no puedo dejar de pensar en ello. No entiendo mis emociones, sentí miedo, horror, pero también sentí tranquilidad ¿Por qué? Con mis manos agarro mi cabeza con fuerza y rabia, convenciéndome de lo que vi no era real, no podía ser real. Quizás aún tenía sueño y lo imaginé. Claro, eso debe ser, ya que desperté cansada y con mucho sueño.

¿Pero la voz? ¿Tendré alguna enfermedad mental? No, no. Relájate Brittany, si ocurre otra vez, iré a un doctor. Por ahora, todo fue mi imaginación producto del cansancio, o el estrés.

Durante la jornada, intento olvidar todo, no se me hace difícil, ya que me convencí de que no fue real, y al conversar con personas y distraerme, ese recuerdo se hace más borroso.

Ya son las 14:00 pm. Al fin voy en el autobús de vuelta a casa. Agotada por todo lo que he hecho en el día.

Mi mamá aún no ha regresado del trabajo. Subo por las escaleras para llegar a mi habitación, sin antes de mirar hacia el baño, recordando lo que supuestamente vi, aún siento un poco de inseguridad. Dejo mi mochila en la silla que es parte del escritorio y bajo al primer piso para cocinar.

En todo momento evito mirar hacia esa dirección, donde imaginé a ese ser extraño.

El día transcurre como siempre, estudiando, dibujando, escucho música, y converso con mi mamá, pero nunca le cuento lo que supuestamente pasó.

15 de Noviembre de 2021 a las 01:25 1 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo CAPÍTULO 2

Comenta algo

Publica!
Dece Scott Dece Scott
Felicitaciones por la historia,es atrapante!
November 20, 2021, 05:26
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 20 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas