kazukiyagami Kazuki Yagami

En Battle City habitan formidables peleadores, de los cuales los más destacados son conocidos como Los Cinco Monarcas Celestes. Alexander Falcon, entrena todos con la idea de enfrentarse a los peleadores más fuertes del mundo, sabe que el camino elegido no será para nada fácil, y que los obstáculos serán grandes, pero aun así el apunta escalar a la cima y poder convertirse en el numero uno de todos los peleadores.


Acción Todo público.
0
18 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los domingos
tiempo de lectura
AA Compartir

RED THUNDER

Battle City, es una reconocida ciudad por albergar peleadores extremadamente poderosos, tiene un territorio tan grande que está dividido en cinco regiones, Norte, Sur, Este, Oeste y Centro, así como también cinco peleadores distinguidos que se alzan por encima de todos los demás, y son conocidos bajo el nombre de Los Cinco Monarcas Celestes, todo aquel que busque adquirir fuerza y ser reconocido por los que se hayan a su alrededor sueñan con llegar a ocupar un lugar dentro de ellos.

Por este motivo fue creado un ranking de peleadores que se divide en varias clases, desde la más baja conocida como Carne de Cañón hasta la más alta de todas que es el lugar de Monarca, así también se organizan distintos torneos a lo largo y ancho de la ciudad, pero de entre todos hay cuatro torneos que sobresalen sobre el resto.

El Tártaro, es el primero de todos y está bajo la supervisión del monarca del este, luego el segundo detrás de este es conocido como El Valhala, este es dominado por el monarca del Sur, El tercero y que ocupa el segundo lugar en dificulta es conocido como El Olimpo el cual está bajo el control del monarca del oeste y por último el más prestigioso de todos los torneos, el cual solo los peleadores más aptos lograran llagar hasta su final, es conocido bajo el nombre de La Salamanca y está en la región del monarca más sobresaliente de los cincos, el Monarca Celeste del Centro. Hay miles de participantes en estos tornes que ingresan para probar su poder así también como su valía. Pero recientemente apareció uno que empezó a sobresalir sobre todos los demás, nadie conoce su verdadera identidad, dado que en todas sus peleas su rostro está tapado por una máscara cual cubre la mitad de este. Lo único que se sabe de él es su estilo de pelea y que es conocido por el nombre de 'RED THUNDER'.

Una hermosa puesta de sol se refleja en la cristalina agua de un lago, el cual es rodeado por abundantes arboles florecidos por la actual llegada de la primavera, ya cuando el sol está despidiendo sus últimos rayos del día dando lugar a la llegada de la brillante lucha acompañada por una noche estrellada, en el centro del lago se puede observar un pequeño bote pesquero, dentro de este se encuentra un joven pelirrojo que aparentemente se encuentra dormido, luego de varios minutos aquel joven despierta y aparenta tranquilidad.

¿? –Bostezando– ¿Eh? ¿Dónde estoy? –Mira a sus alrededores algo confundido– ¿el lago? –Luego de unos segundos reacciona– Ah es cierto, había salido temprano de clases y vine a dar una vuelta y parece que me quede dormido. –Saca su celular y con una expresión de preocupación y asombro– ¡¿Qué ya es tan tarde?! ¿Cuánto tiempo dormí? Esto es malo el abuelo debe estar totalmente furioso. –En ese instante suena su teléfono– ¡Rayos! Este número es... –Atiende la llamada–

¡¿Alex donde diablos estas?!

Alex – ¡No grites que me dejaras sordo! Lo siento me vine al lago y me dormí.

¿Qué te dormiste? ¿Eres idiota? El abuelo ahora está furioso porque faltaste al entrenamiento de hoy.

Alex – Ya lo suponía, cálmate en unos minutos estaré ahí.

¿Unos minutos? ¡Estas al otro lado de la ciudad!

Alex – Lo sé, bueno voy a cortar y nos vemos en casa.

Está bien.

Alex – Sabia que el abuelo iba a estar así, ni siquiera quiero imaginar lo que hará cuando llegue a casa. –Suspiro– Bueno lo hecho, hecho esta necesito ir a casa de inmediato, Liz no será suficiente para apaciguar su ira. –Mira a la orilla– No tengo tiempo para remar –Sonríe– ¿seré capaz de llegar de un solo salto? –Sujeta su mochila y da un gran salto cayendo sin problemas sobre la orilla del lago– Genial, pude hacerlo.

Toma camino, luego de que caminara por un buen rato llega a la entrada de la ciudad y pasa cerca de una estación de autoservicio.

Alex – Tengo hambre, pero no tengo nada de dinero ahora... Lastima –A los pocos metros ve un pequeño grupo de personas reunidas que estaban emocionadas y se acerca a ver qué sucede cuando se percata de que se encuentran viendo una pelea por la televisión– ya veo, así que están viendo una pelea. Veo que esta ciudad sigue igual que siempre... Supongo que por algo es conocida como Battle City. Bueno no importa eso ahora, mejor apuro el paso... –Cuando pasaba cerca de un callejón escucha el grito de una mujer, al asomarse a ver qué sucedía logra ver que habían tres hombres queriendo abusar de ella a lo que el mira con decepción– Bueno, parece que también en esta ciudad hay esta clase de escoria –Mira con cuidado a sus alrededores y al ver que no hay nadie más saca una máscara de su mochila– creo que tendré que interferir.

Desde el callejón la chica, llora a gritos.

Violador 1 – ¡Sujétenla fuerte y tápenle la boca! No queremos que nadie escuche...

Violador 2 – Si, entendido.

Violador 1 – Bien, es momento de divertirnos maldita perra pero no nos culpes por esto, la única culpable eres tú, por no aceptar por las buenas venir con nosotros incluso tuviste el desagrado de darme una patada.

Violador 3 – Vamos jefe, está esperando ansiosa por que le haga sentir bien.

La joven cierra los ojos y llora porque siente que no tiene salvación pero... los dos sujetos que estaban a sujetando a la chica fueron enviados contra la pared desmayado-

Violador 1 –Tomado por sorpresa mira detrás se encuentra un joven, encapuchado y que tapa su rostro con una máscara– ¿Qué demonios, quien eres tú?

Alex – ¿Quién soy? Eso no tiene importancia, solo soy alguien que odia a los malvados, eso incluye basuras que tratan de conseguir mujeres por la fuerza.

Violador 1 – ¡¿A quién demonios llamas basura?! –Se para mostrando una gran furia–

Alex – Si tienes razón, lo siento mi error creo que no debí llamarte basura, ya que eres menos que eso.

Violador 1 –Explota de ira y se lanza para contra Alex– ¡Muere!

Alex –Sonríe– Mal movimiento. –Con una enorme velocidad evita el golpe dejando atónito a su rival–

Violador 1 – ¿Pero qué? –Comienza a lanzarle golpes consecutivamente pero ninguna logra impactar–

Alex – Vaya que lento, veo que solo eres grande pero no tienes nada bueno.

Violador 1 – ¡Maldito deja de moverte!

Alex – Ya me aburrí no me sirves ni de calentamiento, así que mejor pongo fin a esto –Luego de evadir el último movimiento a gran velocidad le clava una patada en la cara que lo deja noqueado– creí que serias más feroz pero solo eres un maldito violador de segunda. –Mira a la chica y extiende su mano– ¿Oye te encuentras bien? ¿Puedes ponerte de pie?

Chica – ¿Eh? S-si, estoy bien. –Sorprendida toma su mano y se levanta–

Alex – Eso es bueno oírlo. –Mira fijamente a la chica y nota que esta aun algo nerviosa, también que sus ropas quedaron maltrechas culpa de los sujetos que derroto– 'Parece que aun esta con algo de miedo– Oye ¿vives lejos de aquí?

Chica – ¿Eh? A unos diez calles hacia el sur... ¿Por qué?

Alex – Al sur ¿eh? Mmm... Por favor discúlpame por esto. –Sujeta a la chica y la carga como princesa–

Chica –Sorprendida y Avergonzada– ¿Q-q-que estas haciendo?

Alex – Pasa que no puedo dejarte que regreses a tu casa sola, en tu estado actual así que tome la decisión de llevarte. Así que tú me guiaras.

Chica – ¿Qué? N-no hace falta que hagas eso, estoy bien, además ya te tomaste muchas molestias con salvarme de esos abusadores.

Alex –Sonriendo– No te preocupes por eso, no es ninguna molestia.

Chica –Sonrojada– Esta... está bien aceptare tu ayuda.

Alex – ¿Dijiste que tu casa queda hacia el sur?

Chica – Si así es.

Alex – Entonces sujétate fuerte.

Chica – ¿Eh porque que debo sujetarme fuer...?

Alex salta por las paredes hasta llegar al techo, y corre por los techos tomando por sorpresa a la chica, luego de unos minutos llegan a la casa su hogar.

Chica – Ahí, esa es mi casa.

Alex –Desciende justo en frente y la baja– ¿Aquí?

Chica – Si, aquí es.

Alex – En ese caso, me vuelvo por mi camino. –Da medio vuela–

Chica – Espera...

Alex – ¿Eh, necesitas algo más?

Chica – Muchas gracias por todo, no solo me salvaste sino que fuiste tan gentil de traerme a salvo a mi casa. ¿Podrías decirme tu nombre? Así sería más fácil para mí recompensarte por lo que hiciste.

Alex –Sonríe– ¿Recompensa? Por favor, no diga no digas eso ¿Cuándo vio un héroe pedir recompensa? Y mi nombre creo que no es importante... pero si me quieres llamar de algún modo puedes decirme Red Thunder. Ahora señorita si me disculpa tengo algunos asuntos urgentes que atender. Adiós y recuerde tener cuidado cuando ande sola. –Se va saltando–

Chica – Red Thunder ¿eh?, siento que escuche eso nombre en algún lado. Bueno seguro nos veremos nuevamente y ahí te recompensare. –Entre a su hogar–

Alex – Rayos, por meterme en este asunto se me hizo más tarde y aun debo llegar a casa antes que el abuelo me mate.

Luego de varios minutos logro llegar a su destino.

Alex –Agitado– F-finalmente llegue –Abre la puerta– Parece que no hay nadie... mejor subo rápido a mi habitación.

¿? – ¡Alexander!

Alex –Con miedo– 'Era tan bueno para ser cierto' Abuelo... hola ¿Cómo estuvo tu día?

Abuelo – ¡No me vengas con eso! ¡Faltaste a los entrenamientos de hoy!

Alex – L-lo siento, pero tengo una buena razón para haber llegado todo.

Abuelo ¿Razón? Seguro estuviste en el lago dormido como siempre.

Alex – Bueno... si, pero eso no es todo, resulta que venía caminando cuando me encontré a tres violadores queriendo abusar de una pobre chica.

Abuelo – ¿Abusadores? No me digas que interferiste.

Alex – Así es, salte a salvarla.

Abuelo –Suspira– ¿No puedes dejar pasar la injusticia? Siempre fuiste así, cuando alguien necesita ayuda y aunque te digan que no te metas en asuntos ajenos buscas la forma de interferir. Pero bueno es lo que me enorgullece como abuelo.

Alex – Muchas gracias abuelo, por comprenderme ahora si me disculpas voy a cenar.

Abuelo –Le sujeta del hombro– No tan rápido, puedo estar orgulloso por la gran persona que eres pero... no creas que por eso escaparas del castigo, desde mañana agregaras mañana usaras pesas más grandes.

Alex – ¿Qué? ¿Más grandes? ¿Pero estas que llevo puesto no son lo suficientemente pesadas?

Abuelo – No discutas, este es tu castigo por ser impuntual.

Alex –Agacha la cabeza y asiente– Si, como tu digas abuelo. –Desde el otro lado se escucha una pequeña risa– ¿Liz?

Liz – Eso te lo mereces por llegar tarde.

Abuelo – El castigo también va para ti Lizara.

Liz – ¡¿Qué?! Pero ¿Por qué yo?

Abuelo – Te recuerdo que trataste de encubrirlo.

Liz – Si, como tu digas abuelo.

Abuelo – Ahora si me disculpan debo descansar.

Liz – ¿Porque tengo recibir el castigo por ti?

Alex – Eso porque eres ¿mi hermanita? Bueno, ya es tarde para llorar ¿Qué hiciste de cena? Me muero de hambre.

Liz – Nada especial, solo hamburguesas.

Alex – Bien, en ese caso me doy un buen baño así ceno y me voy a la cama.

Liz – Esta bien.

Luego de darse un buen baño relajante y cenar, se dirige a su habitación cuando se encontraba a punto de dormir recibe un mensaje repentino.

Alex – ¿Un mensaje? Pero esto es... –Sonríe felizmente– Creo que no es momento de dormir. –Se viste nuevamente, así también toma aquella mascara que uso temprano y sale por la ventana–

La escena cambia nuevamente, y vemos un edificio abandonado pero extrañamente hay muchas personas, todas y cada una se siente eufórica. Mas al centro se puede observar una batalla totalmente asombrosa.

Locutor – ¡Y la batalla termino! Impresionante, nuestro peleador estrella Dimitri o como sus fans lo nombraron 'Jack el destripador' con la de esta noche llego a su victoria noventa y nueve, de forma invicta. ¿Sera alguien capaz de derrotar a nuestro luchador?

Los espectadores con euforia gritan por este hombre, quien repentinamente toma el micrófono.

Dimitri – Esto va para todas las personas presentes, todo aquel que se sienta con la fuerza y confianza de enfrentarme en una nueva batalla, que dé un paso al frente.

Locutor – ¡Esto es increíble señores! El señor Dimitri, acaba de hacer un gran reto al público, pero todos aquí presentes parecen no sentirse con la confianza de enfrentar a tan gran luchador.

Dimitri – Parece que no será esta noche, no encontrare un contrincante digno, bueno ni modo mejor regreso a mi remolque.

Alex –Desde el medio de la multitud– ¡Espera! –De un salto cae en el medio– ¡Yo acepto luchar contra ti!

Locutor – ¡Queridos espectadores, tal parece que tenemos un retador, un joven enmascarado se paro en el ring!

Dimitri – 'Esa mascara y esa forma de vestir, creo haberlo visto antes'

Locutor – Disculpa, pero podrías decirme cuál es tu nombre.

Alex – Por favor, solo dime Red Thunder.

Locutor – ¡¿Red Thunder?! Esto es increíble damas y caballeros, el retador de esta noche es aquel luchador que hizo furor en estas últimas dos semanas.

Todos los espectadores se encuentran sorprendidos, y otros entusiasmados.

Locutor – ¡Esta pelea será admirable! Se enfrentaran dos luchadores poderosos ¿Pero Quien será el vencedor? Dimitri nuestro invicto peleador estrella agrandara su racha o tal vez nuestro retador tenga la fuerza necesaria para ponerle fin a tan arduo camino. ¡Esto me llena de emoción!

Dimitri – ¿Red Thunder? Finalmente nos conocemos, bien luchemos y demuéstrame de lo que realmente estas hecho.

Alex – Me alegra que aceptara pelear contra mí, es un honor luchar con tan gran luchador.

Locutor – Los peleadores ya se encuentran en medio del ring, ahora la batalla comenzara luego de que suene la campana. Y... ¡Comiencen!

15 de Noviembre de 2021 a las 19:21 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo ¿Quien Es Red Thunder?

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 7 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión