¡Actualiza ahora! ¡Tenemos una NUEVA app para Android! Descárgala ahora mismo en Google Play Store. Leer más.
oriol ORIOL 𐤒‏

Soy un autor novato y está historia me sirve como mis primeros pasos para seguir mi sueño...... Aparte esta historia era un deber me gusto como quedó así que la voy a subir Quisiera saber que tal piensan como quedo ese tipo de cosas también asepto consegos y sugerencias es espero la disfruten sayonara


Post-apocalíptico Todo público.

#]
Cuento corto
0
49 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Pandemia

No puedo dar un solo paso mas, ya no, los escalofríos recorren mi cuerpo. Se me complica incluso el respirar, me ase falta el aire; y antes de saberlo mis piernas seden ante el cansancio por reflejo mis brazos se extienden para evitar que mi rostro toque el frío suelo, la bilis sube por mi garganta y ya sin fuerzas en mi ser para incluso evitar eso, vómito, vómito una sustancia negra oscura como la noche, viscosa y francamente asquerosa. Mi dolor de garganta ya insoportable aumenta, y una ya incontrolable tos sale de la misma; mi mirada se figa en esa sustancia negra azabache que avía engendrado mi cuerpo para mantenerme vivo y con dificultad.

Mi ya nublada mente cansada por el uso extenuante en que se vio sometida para mantenerme despierto logra recordar como, comenzó todo esto, como nadie le dio la importancia necesaria, como se mofaban, menos preciaban y afirmaban con fervor que “eso” no exista, que no hay nada por qué temer fue lo que se repetían, lo que una ves me repetí, para seguir con esas descuidadas actividades . I el resultado de ese despreocupar pensar trago como consecuencia la histeria masiva, violencia, miseria y la indiferencia del dolor de un hermano a otro hermano, de un pueblo que debería estar unido para luchar contra el enemigo invisible que nos asechaba .

La desesperación con la que vino “eso”, el virus, covid-19 la nueva peste que azotaba el siglo XXI resulta alucinante y surrealista, el como el covid-19 puso en jaque al sistema de salud de países grandes y pequeños, la escasez de suministros médicos, la pérdida de los soldados estaban en esta guerra sin descanso y desesperante nos agobiaba.

I todo eso, solo fue el comienzo, de algo más grande que estaba por venir. El como los líderes y hermanos de nuestra nación y otras más que estaban destinados a protegernos, cuidarnos y ayudarse entre sí; no lo hicieron solo se aprovecharon del indefenso y dolorido pueblo, y para que? Para nada más que el beneficio y morbosa satisfacción de unos pocos.

Un dolor muscular repentinamente más fuerte del cual ya estaba acostumbrado lo sacó de esos recuerdos de un ayer ya lejano, la fatiga abruma su ser una vez más e incluso con más fuerza y se tambalea de un lado a otro, su vista se nubla y por un momento solo puede ver oscuridad, sólo por un momento se lo repito para sus adentros. Aunque se mienta innumerable beses que va estar bien, se complica mas hacerlo, el echo de que cada parpadeo es más lento y pesado no ayuda mucho. Sabe que ya no tiene mucho tiempo a luchado bastante bien asta hora un pequeña sonrisa se abre paso ante sus labios secos y partidos por ese pensamiento aunque una mueca de dolor cambia rápidamente su pequeña sonrisa debido a una punzada en su cabeza, se dio cuenta su dolor de cabeza a llegado a al punto de ser insoportable era cuestión de tiempo se dijo . I una vez más se tambalea pero a diferencia de la anterior sus brazos ya no pueden soportar su peso una vez más y sucumben ante el cansancio cayendo de bruces al suelo sobre esa sustancia negra que avía vomitado, a pesar de lo asqueroso y desalentador de la situación no estaba especialmente alterado, el ya avía echo las pases con la muerte desde el día que eligió enlistarse en esta lucha y bueno el ya avía perdido el sentido del gusto y el olfato ase tiempo así que el estar sobre su propio vómito tampoco lo asqueaba tanto como una vez lo hubiera echo.

Su vista se figa a su derecha, observando a otra víctima más de este virus sus ojos muerto y esquelético rostro le devuelve la mirada. Sus ojos pesan cada parpadeo le cuesta más energía de la que tiene, lentamente se van serrando sus ojos sabe que no! Es como las anteriores ocasiones donde descansaría unas horas y volverá ala batalla, no! Esta vez es para siempre; finalmente sus ojos se sierran totalmente, se siente en paz ya era hora de tomar un largo y meresido descanso.

El solo se vuelve un cadáver más en una montaña ya llena, un número más en una ya cifra ya extensa solo una víctima más….

16 de Noviembre de 2021 a las 01:55 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas