nonavkook Vale ♡

JungKook es el popular y guapo capitán del equipo de fútbol del instituto. TaeHyung está buscando un chico guapo y popular que quiera tener sexo sin compromiso con él. ¿Qué mejor que el capitán del equipo de fútbol? Porqué el sexo sin compromiso, siempre es mejor... ¿no? Aunque las cosas pueden salirse de control. "Cuéntame, ¿eres igual de bueno en el sexo cómo lo eres en el fútbol?" "Piérdete, Kim" • contenido homosexual • género ; romance, drama, humor. • mención: MinTae (Minho x Taehyung) • alteración de edades. • mención: Namjin • Jungkook ¡ top ; Taehyung ! bottom. • lemon ; smut suave • lenguaje vulgar durante el desarrollo. • prohibida su copia (parcial o total) adaptación u modificación sin la previa autorización de la autora original; adaptación. Créditos correspondientes a @XeniniSarcastic Hermosa portada y Separador By: @Fabiana9393. Inicio Original: 10/01/20 Finalización: Estado📌: Emisión | Editando.


Fanfiction Series/Doramas/Novelas Sólo para mayores de 18. © Todos los derechos reservados

#Amor-odio #nuevavida #riesgos #decisiones #shinee #kooktae #gaylove #humor #lovetriangle #btsfanfic #nuevomundo #boyxboy #taekook #Jungkook #escuela #Taehyung #tragedia #homosexual #dilema #drama #romance
45
4.4mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 2 días
tiempo de lectura
AA Compartir

✧c.-001


Hablemos de Kim TaeHyung: 16 años, guapo, riquísimo, casanova, adicto al sexo y arrogante.


El joven TaeHyung disfrutaba la vida al máximo, aún le quedaban millones de cosas que experimentar, y de todas las que conoce, no dejaría que ninguna se escapara de sus manos. Siempre recalcaba preferir caer de un edificio de 30 metros y morir, a vivir sin disfrutar de su maravillosa, libre y aventurera juventud, eran los privilegios de tener unos padres sumamente descuidados y adictos al trabajo; era libre sin problemas.


Aunque no era popular en el instituto al que asistía — y cada día se preguntaba por qué si era genial — le gustaba seducir a los que si eran y tener aventuras llenas de sexo y nada de noviazgos raros. Con TaeHyung era así, sólo sexo. No tenía ganas de perder su vida enamorándose y sólo tener que centrarse en una persona, demasiado molesto.


Mejor tres para no enamorarse de uno, oh yes.


Jimin, su mejor amigo y compañero de desastres, le regañaba constantemente por no cambiar su arrogante y egocéntrica actitud, habían momentos en lo que el peligris de extensa sonrisa se preguntaba cómo había terminado siendo el mejor amigo de TaeHyung; luego recuerda como Kim le ofreció tener con él, pero se negó y lo invitó a una paleta de cocholate.


—¿Quieres tener sexo conmigo?


—No, estoy bien ¿Quieres un paleta de cocholate?


—Está bien.


Cuándo lo recordaba, solía reírse demasiado, le había parecido una situacion demasiado absurda y fuera de lugar. Pero aunque a veces el castaño lo irritaba de sobremanera, agradecía tenerlo, púes como fuera su actitud, TaeHyung era un chico de buenos sentimientos, fiel y de positiva actitud. También muy egocéntrico y deportista, aunque se negaban a aceptarlo en los clubes de deportes por su arrogancia y egocentrismo.


—Vaya, pareces un zombie, Kim — analizó la desorientada y terrible apariencia de TaeHyung; su cabello castaño estaba despeinado, tenía grandes orejas, estaba adormilado y su ropa desordenada.


¡Vamos! Era un desastre.


—No dormí nada bien— respondió con un gran bostezo.


Se frotó los ojos y seguidamente los abrió en grande para intentar verse despierto y no como si no hubiese dormido durante 3 días. La cama en la que dormía tampoco ayudaba mucho, era la mierda más incómoda que podía existir. Estúpidos padres tacaños.


—¿Hubo una guerra en tu casa o qué? — sacó un empaque de galletas, tomó una de las esquinas y la rasgó, abriendo el empaque.


Jimin era conocido su vínculo de amistad por ser un semejante desgraciado obsesionado con las galletas saladas. Nadie sabía como ni por qué había empezado esa obsesión; pero algo estaba claro, si tocabas sus preciadas galletas saladas sin permiso, morirías.


—La maldita gata de la gorda y apestosa vecina no paraba de maullar como si estuviera pariendo cien mil gatos— gruñó irritado.


Cuando recordaba cada uno de los maullidos del animal, solo quería ir por un pez gigante y palmearle el trasero.


—Me planteé si tirarle mi zapato para ver si caía del maldito balcón.


—¿Lo hiciste?


—Sí, pero solo golpeé el parabrisas del auto de papá, y creo que maté un pájaro.


—¡¿Mataste un pájaro?! —abrió los ojos con sorpresa. Acercó el empaque de galletas saladas al castaño.


TaeHyung tomó una y la metió a su boca con desgano, masticando de la misma manera.


—Sí —respondio mientras masticaba —, cuándo tiré mi bota escuché un pío pío antes de que se estrellara contra el parabrisas de papá.


—¿Pero eso no sería un pollo? — curioseó para sí mismo —¿Lo mataste en el aire?


—No, hay un árbol gigante frente a mi casa, ¿recuerdas? — explicó arreglando su camisa —. Es una de las ramas hay un pájaro nido de unos cinco pájaros al menos, aunque ahora son cuatro— sonrió tímido—. Cuando tiré la bota, el pájaro había salido del nido y le dí. ¡En mi defensa! Su tonta mamá debió cuidarlo mejor.


—¿Y con esa puntería querías entrar al club de baloncesto? No me extraña que te hayan rechazado.


—Me rechazaron porque los opacaría a todoa por ser demasiado bueno. Son unos perdedores.


—Cálmate, Mr. EgoTae.


—¿Cómo pretendes que me calme cuando dormí 30 malditos minutos? Me veo de la mierda— gruñó —. Parezco un borracho después de una noche de orgía.


—Cuándo te ví, creí que habías tenido una de tus muchas aventuras de sexo — confesó—. Pero al parecer, un inocente animal que casi fue aniquilado por ti y tu bota te quitó el sueño.


—Y me vengaré, espero que tenga mi mangueta y la vea fuera.


—Oye, es sólo un gato, Kim. No es nada del otro mundo.


—Es una gata— corrigió con tono afianzado—. ¡Y si la tiene! Si esa apestosa anciana la hubiese regalado a su fea nieta, no me vería así.


Ambos chicos voltearon sus miradas cuando el sonido de una gran multitud acaparó en la puerta del instituto, chicos con una costal de balones y mochilas llenas de uniformes caminaban dentro de la institución; el equipo de fútbol.


El apuesto capitán del equipo de fútbol, Jeon JungKook, traía a TaeHyung muy mal, bueno, a él y todo el instituto, porque tremendo papi dios griego del Olimpo. El castaño estaba que se caí por poder tener a JungKook, el problema es que ni siquiera lo volteaba a ver y Jimin deducía que odiaba a TaeHyung. Aunque sólo era una simple suposición, parecía ser cierto.


—Dios, está tan bueno el hijo de puta — susurró observando a JungKook beber de su jugo energético —. Dime cuál es tu taxi para que me lleves por tu carretera, papasón del cielo— sonrió enamorado—. Me preguntaron la hora, pero les dije que solo me sabía tu carita hermosa— gritó inspirado.


La vista de TaeHyung fue bloqueada por el equipo de fútbol, bueno, por un integrante específicamente.


—Estás tapando mi taquilla, aparta — Namjoon empujó a un lado a TaeHyung, el menor lo miró con el entrecejo fruncido.


Nunca puede faltar el patán. Recuerden eso.


—Existe la palabra permiso, patán.


—Lo sé, pero no la usaría contigo, no mereces mi respeto.


—Es por educación, animal.


—¿Sería correcto tener educación con una zorra de medio tiempo que conoce la mitad de pollas del instituto? Mmm... no lo veo cuerdo.


—¡Pedazo de basura maloliente! Ya verás como te exploto el pulmón con el golpe del dragón— el menor intentó abalanzarse sobre Namjoon, pero Jimin lo detuvo sosteniéndolo del abdomen.


—Namjoon, por favor— el azabache lanzó una mirada de suplica al pelimenta.


Jimin tenía mucha suerte de agradarle a casi a todo el instituto, incluyendo los miembros del equipo de fútbol. Aunque con JungKook jamás había cruzado palabra, con Namjoon y Jin, los co-capitanes, tenía una relación buena. Caía bien más que todo por ser una persona serena, servicial, amigable y resplandeciente. Había sido apodaca como 'Sunshine human" Debido a lo brillante y alegre que se mostraba siempre prácticamente.


—Tienes suerte que Jimin me agrada, sino te dejaría inválido de la paliza que te daría.


—¡¿Y qué esperas cobarde?! — gritó histérico, intentando zafarse del agarre. Lanzaba patadas al aire y forcejeaba, a Jimin le resultaba cada vez más difícil detenerlo. Era como un gusano alterado.


—Oye, el entrenamiento — Seokjin tomó la muñeca de Namjoon —. Hola, Jimin.


—Hola, Seokjin — saludó el peligris, siendo sacudido por el forcejeo de su amigo.


—¡¿Qué me ves, cabeza de arándano?! — el peliazul bufó sin decir nada, llevando a Namjoon con él.


Jimin soltó a TaeHyung cuando el equipo de fútbol ya se había retirado, no iba a soltarlo antes de tiempo y que este fuera pisoteado por los once chicos, aunque a JungKook no le gustaba meterse en líos con nadie, o casi nunca. El menor tranquilizó su respiración y decidió acercarse a JungKook que aún guardaba cosas en su taquilla. Era su gran oportunidad para hablarle, porque eso casi nunca de daba.


—Hola— sonrió extensamente.


JungKook miró de reojo al menor a un lado suyo, regresó su mirada dentro de la taquilla e ignoró el saludó. TaeHyung carraspeó intentando llamar su atención.


Suspirando, retiró si atención de la taquilla— No me insteresas niño, aléjate de mí.


—Pero ni siquiera me hablas, ¿cómo puedes decirme que me aleje de ti como si nada?— puchereó.


Le resultaba indignante el hecho que JungKook no le diera la oportunidad siquiera de conocerlo. Sabía con certeza que no tenían la mejor reputación con el instituto, pero no era un mal chico. O eso le decía Jimin, tal vez lo hacía porque eran mejores amigos. Aún así, y en opinión propia, no creía ser mala persona.


—Sé que buscas Kaom, y no me interesa tener sexo con un niño inmaduro y calenturiento cómo tú — cerró su taquilla, alejándose a paso lento.


—¡Es Kim, bastardo! —chilló cruzándose de brazos.


—Vaya, más claro no pudo dejarlo— Jimin vio desaparecer a Jung por el pasillo, dirigió su mirada al castaño frente a él y resopló.


Una bandera de paz para nuestro derrotado soldado.


—Él caerá, solo necesito tiempo — la malévola sonrisa del menor abarcó sus labios como si fuera el más elaborado de los tatuajes.


—Él no es gay, será más difícil aún— explicó Jimin.


—Lo difícil no es imposible, y menos para mí— sonrió con suficiencia.


Jimin notó cierto brillo en los ojos de TaeHyung y supuso que el castaño no dejaría a JungKook en paz, aunque eso le llevará toda su vida. El peligris se encogió de hombros y juntos fueron a clases, pero admitía que TaeHyung jamás había sonado tan seguro con algo.


Ésta vez iba muy enserio.


Se había propuesto hacer caer a JungKook, y nada, absolutamente nada, lo detendría a hacerlo.


——————————————————


Nueva historia , espero les guste esta contiene segunda temporada la cual va ser subida pronto en ambas plataformas.

26 de Octubre de 2021 a las 17:47 17 Reporte Insertar Seguir historia
23
Leer el siguiente capítulo ✧c.-002

Comenta algo

Publica!
katherine🌾 katherine🌾
TaeTae siendo TaeTae 😂
Nath🌼 Nath🌼
JAJAJA Tae~ andas muy coqueto
Tatiana ❀ Tatiana ❀
Primera vez ❤✌🏻
Belinda💓 Belinda💓
Primera vez 🔜
Nathalie Nathalie
Omg, es la primera vez que leo kookv ksjsjskj y creo que me va más que gustar 💛🛐
Santiago Santiago
¡¿ESTA HIS ESTA AQUÍ?! 🛐
Victoria Victoria
Para que después no digan que ya nadie es poético al conquistar 😂✊🏻💗
November 01, 2021, 15:50
Rebecca Rebecca
Es que JungKook es 👉🏻🔥🌚
October 29, 2021, 17:30
Arianna Alvarez Arianna Alvarez
No me gusta como le habla Nam a Tae, fue muy irrespetuoso
October 29, 2021, 04:52
Nicole 💙 Nicole 💙
Tae en representación de Army 😂
October 28, 2021, 00:22
Melissa Melissa
Es que Jungkook es algo del otro mundo, se te entiende Tae 🌜♥
October 26, 2021, 18:07
Luisa Luisa
JAJAJA Tae todo poético 💜✋🏻
October 26, 2021, 18:03
Alison🦄 Alison🦄
💜💜💜 amoooo
October 26, 2021, 18:01
Anna Anna
Pero por supuesto que nos va a gustar, todo lo que haces es arte 💜✨ algo me dice que esta historia me hará mis días entretenidos.
October 26, 2021, 17:57
Megan Megan
Taehyung valiendo madres como siempre 👊🏻😎💜 ya me gusta esta historia woooo
October 26, 2021, 17:53
Alejandra 🎇 Alejandra 🎇
DIOS AMOOO ❤
October 26, 2021, 17:50
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 54 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión