zirty Oscar Writer

Cuando asesinan a tu familia y ves que ningún superhéroe te ayuda, ¿qué harías? Ker juró venganza a todos los héroes y para lograr su objetivo se convertirá en el héroe que acabará con los superhéroes. _____________________________________________ ATENCIÓN: Esta obra NO tiene la finalidad de glorificar la violencia, no apoyo para nada esos ideales, el único fin de esta novela es entretener, todo es ficción, nada más. _____________________________________________ Portada ilustrada por Chubides: https://twitter.com/chubides


Ciencia ficción Sólo para mayores de 18.

#drama #crimen #acción #villanos #poderes #374
6
676 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 2 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Prólogo

¡Hoy va a ser el mejor día de mi vida! Estoy ahora mismo con mi hermana Candace, papá y mamá; ya que estamos visitando el Festival de Verano de Superhéroes: 2021. Todos los años vengo con mi familia y siempre es... ¡ALUCINANTE!

Sin duda, lo que más me gusta de estas ferias es el hecho de que... ¡puedo conocer a muchos héroes! Siempre se quedan en estos espectáculos anuales varios justicieros de rango B o superiores, con los cuales puedo hacerme fotos con ellos, además de vídeos para subirlos a internet y hacerme rico... Okey, puede que eso no, ¡pero sería muy divertido!

¡Ah, sí! También hay un sinfín de bazares, espectáculos y... ¡tiendas de disfraces! ¡Yo quiero uno! ¡Seguro que mi hermana también lo desea, ella es una gran fanática de los superhéroes!

—Papá, papá, ¿podemos ir a esa tienda? —pregunto ansioso, señalando con mi dedo aquel puesto de disfraces. Mi padre mira por unos segundos aquel local, y por su rostro sé que no vamos a ir... Jo, de verdad que quería ir.

—Lo siento, Ker, recuerda que ya está a punto de comenzar el «espectáculo de la luz». No te preocupes, más tarde podremos ir —Me explica mi progenitor a la par que me guiña el ojo para luego acariciar mi cabello con dulzura.

—¡Exacto, hermanito! No te preocupes, que luego nos compraremos todos los trajes de superhéroes del local —comenta mi hermana emocionada mientras me toma de la mano con un gran agarre—. ¡Vamos! ¡Que ya estamos cerca!

Tras decir aquello, Candace me arrastra con mucha fuerza y energía, acercándonos cada vez más a la gran multitud que había varias calles hacia arriba a la vez que nos distanciábamos de nuestros familiares. Escucho cómo nuestros padres nos llaman desesperados por si nos perdemos o algo peor, aunque al final logran atraparnos... y regañar a mi hermana.

—¡Candace! ¡¿Cuántas veces te tengo que decir que no vayas por tu cuenta?! Todos los años haces lo mismo... —rezonga mi madre bastante exhausta por el recorrido que ha tenido que hacer para pillarnos.

—¡Lo siento muchísimo! Pero es que hoy no lo puedo evitar, ya que este año es especial... —Hace una pausa a la vez que mueve nuestras manos en conjunto, mostrando su gran entusiasmo—. ¡Este año vamos a conocer a Light Layer!

¡Cierto! Este festival es el único donde están participando los mejores superhéroes del mundo, pero sobre todo... ¡el mejor superhéroe de toda la historia! Él es tan genial... Normal que sea el favorito de mi hermana; incluso su habitación está llena de pósteres y figuras de acción suyas, aunque de éstas últimas hay algunas que me dan un poco de grima, creo que mi hermana se pasa mucho con su obsesión por él...

¡Pero eso no importa! Ahora mismo solo quiero ver el espectáculo de la luz. ¡Quiero verlo ya! Entre la muchedumbre me es imposible calcular la cantidad de personas que somos, yo imagino que seremos unas... ¿mil personas? ¡No lo sé pero me encanta! Es como si todos los habitantes de Eustópolis estuviésemos reunidos aquí para presenciar la llegada de Light Layer... ¡y creo que es así!

¡Estamos todos expectantes! No paro de observar mis alrededores y noto cómo la mayoría lleva la indumentaria de Light Layer, además de presenciar cómo un dirigible nos pasa desde las grandes alturas. ¡Queremos que llegue ya!

Mi papá me acaba de levantar y me ha puesto encima de sus hombros para poder ver más y... ¡EL ESCENARIO ES INCREÍBLE! ¡No puedo aguantar más, quiero que él ya esté aquí! ¡Seguro que Candace está igual de emocionada que yo!

—¡Hey, hermanito! ¡¿A qué es increíble?! Pues verás cuando salga Light Layer —vocifera mi hermana, sonriendo y alzando sus brazos al aire. Me giro para verla y presencio que ella se encuentra igual que yo: sentada encima de los hombros, pero ella en los de mi mamá. ¡Sabía que estaba superilusionada!

Puedo ver desde la lejanía cómo están poniendo en marcha los preparativos para el show, saliendo desde el telón un hombre trajeado que se dirige al escenario, llevando un micrófono consigo. ¡¿Ya va a comenzar?! ¡Qué ganas!

—Damas y caballeros, ¿estáis listos para ver a Light Layer? —pregunta el presentador del show a la vez que todos vitoreamos y aplaudimos de la emoción.

A los pocos segundos, una intensa luz nos vislumbra proveniente del cielo, llamando la atención de todos los presentes; al dejar de iluminarse alzamos los mentones para presenciar que a varios metros del escenario se puede discernir una figura..., es... ES...

—¡ES LIGHT LAYER! —chilla Candace conmocionada de tal manera que parece que se va a hacer daño en su garganta.

¡¿Estoy viendo bien?! ¡De verdad que un superhéroe de rango S está en este lugar! ¡Es la primera vez que contemplo algo superguay! Me fijo en cómo baja lentamente hacia el plató, dejando de brillar ya que parece que va a hablar, ¡qué emoción!

—¡Buenos días habitantes de Eustópolis! —exclama Light a la par que saluda con su mano derecha al público, entonces, con su otra mano señala al cielo, no, más bien, ¡al sol!—. La luz guiará vuestro destino...

Y alcanzará cualquier rincón de oscuridad —Ha sido el público quién ha terminado su lema entre sollozos y aclamaciones de pura alegría.

Miro los alrededores, todos tienen expresiones radiantes de felicidad, ¡estamos eufóricos! Observo a mi hermana por unos segundos, ¡¿qué le pasa?! ¡¿Está llorando?!

—Es tan genial... Quiero ser como él, quiero brillar, quiero ser una gran heroína como Layer —Me confiesa, limpiando sus lágrimas con sus mangas.

Candace, al verme, ha dejado de sollozar y me ha dedicado una de sus espectaculares sonrisas. Correspondo su gesto intentado imitar su encantadora sonrisa con todas mis fuerzas ya que ella es quién me ha pegado mi fanatismo por los superhéroes, pero sobre todo, por Light Layer. ¡Él es una gran inspiración para todos!

—Hoy, para conmemorar este Festival, os he preparado una sorpresa bastante espe... —Nuestro ídolo es interrumpido en medio de su discurso por unos gritos que se escuchan por todas partes.

¡¿Qué está pasando?! ¡¿Hay gente en peligro?! Oigo cómo todos piden auxilio, presencio cómo varias de las infraestructuras y locales están impregnadas por un fuego negruzco, siendo presente un asqueroso y tedioso olor a humo por mis alrededores...

Todos están huyendo desesperados. No me gusta esto, tengo mucho miedo... Giro mi cabeza para ver a mi hermana, y detrás de ella, a varios metros, noto la presencia de una especie de... ¿monstruo? No sé qué es eso, pero tiene rasgos humanoides y su cuerpo está compuesto de viscosidad y de un tono negruzco que lo envuelve en su totalidad, ¡sin contar que es demasiado grande! Quiero ir a casa… ¡No quiero estar aquí!

—No temáis, nunca hay que temerle a la oscuridad. Light Layer se encargará de devolver la luz a este lugar —sentenció con total seguridad nuestro superhéroe favorito, dándonos a la gran mayoría la fortaleza y seguridad para no perder los nervios.

Nuestra gran esperanza ha empezado a levitar y a brillar, preparándose para la inevitable batalla, dirigiéndose de manera fugaz contra el terrorífico villano que está acechando y causando mucho sufrimiento en estos instantes. ¡Por eso él es el mejor!

Debo ser fuerte como él, pero estoy muy asustado, solo quiero irme de aquí...

—Ker, no te preocupes, no llores, los héroes están aquí y nos protegerán —Me tranquiliza mi padre mientras me baja y me da su mano para sentirme seguro.

Su gesto me ha reconfortado, estoy con mi familia, todo va a salir bien, sí, por favor... Que todo salga bien...

—¡No te preocupes hermanito, Light nos salvará junto con la ayuda del resto de superhéroes! —asegura mi hermana sin observarme ya que está pendiente de la lucha que enfrentan varios héroes contra el monstruo.

Al menos el infame está más lejos de nosotros... Candace tiene razón, estamos con los mejores superhéroes rango S del mundo, ellos nos protegerán. ¡Light Layer nos salvará!

—Aun así, vamos a refugiarnos y ponernos en un lugar seguro —indica mi papá con determinación, agarrándome de la mano con mayor fuerza para comenzar a salir de este lugar.

Estamos recorriendo a toda prisa los senderos del Festival, intentando huir de las fechorías que está provocando aquel ser maligno. Por el camino noto cómo varios puestos son consumidos por las llamas negras y me fijo que en ciertos puntos de las calles están siendo cubiertas por lo que parece ser… ¿Magma? ¡No lo sé con seguridad, pero tengo mucho miedo!

Además de que la desdicha está inundando todas las zonas por las que pasamos; no paro de presenciar a gente herida con graves y horrendas quemaduras, algunas incluso derretidas… Esto último hace que me entren ganas de vomitar, ya que sé que están muertas… están muriendo.

El mero hecho de pensarlo me da miedo. Quiero llorar, quiero dejar de correr, pero tengo que aguantar; estoy con mis padres y con mi hermana, estoy a salvo.

Casi puedo ver la salida. Hay una aglomeración abundante en este lugar, ya que todos los sobrevivientes estamos yendo para la misma dirección. A mis alrededores hay más gente malherida, pero… ¡¿Dónde están los héroes?! No veo a ninguno rescatando o ayudando a los civiles...

Todo iba bien hasta que mi madre grita el nombre de mi hermana, me giro para ver qué pasa y observo que Candace se está dirigiendo hacia la dirección contraria a la salida.

—¡Candace! ¡VUELVE! —chilla desesperada mi mamá, intentado ir tras ella, pero no la logra alcanzar ya que mi hermana es muy rápida.

No la puedo dejar atrás, no puedo permitir que corra peligro, seré un héroe como Light Layer, quien está dando su vida para salvarnos. Por este motivo, decido ir a por ella. ¡Tengo que salvarla y sacarla de aquí!

Al comenzar a correr hacia ella, mi padre toma postura para seguirme, pero le es imposible alcanzarme al ser yo más veloz que él. ¡Tengo que proteger a mi hermana!

Y... ¿Eh? Algo me ha rozado la cara, me... Me... ¡ME ESTÁ SALIENDO SANGRE!

—P-Pero ¿qué? —Me doy la vuelta para saber qué me había atacado y observo solamente las piernas de mi papá y mamá. El resto de trozos de sus cuerpos están esparcidos por el suelo; manchando el pavimento de piedra con líquido escarlata, habiendo incluso partículas negras derramadas provenientes del villano.

Me inunda un putrefacto olor proveniente de las partes esparcidas de sus cuerpos que se estaban consumiendo por las flamas negruzcas. Me quedo paralizado, observando cómo se derretían las partes casi ya inexistentes del cuerpo entero de mis padres por aquella bola de magma que los traspasó.

Al parecer, el monstruo estaba atacando a los héroes y uno de sus ataques dio a...

—¡¡AAAAAAHHHHHHH!! —No logro contener mis lágrimas, comenzando a llorar como un bebé. Mis padres están muertos..., antes estaban bien... lo estaban...—. Papá... Mamá... —Es lo único que pronuncio a la vez que me pongo de rodillas delante de la escena del crimen.

Miro los trozos de carne y de huesos siendo incinerados. Sin embargo, aún puedo escuchar más sollozos y lamentos como el mío, entonces, me acordé de mi hermana. Candace está ahí fuera. Tengo que salvarla, es lo único que me queda, pero... Yo no quiero ir, tengo miedo... Sin embargo, es lo único que tengo ahora.

Sin darme cuenta, estoy corriendo con un gran mar de lágrimas entre mis mejillas. Veo todo borroso, pero sin duda puedo observar que más personas están sufriendo lo mismo que yo; hay gente sin brazos, piernas, otras tienen gran parte de su cuerpo quemadas, otras están consumidas por las llamas o lava… Y todo mientras no paran de gritar y pedir auxilio.

Lo siento, me gustaría ayudarles a todos, es lo que hacen los héroes, lo siento, pero... ¡Tengo que encontrar a mi hermana!

He corrido bastante, estoy cansado. En el poco tiempo que me doy un respiro me fijo que el villano está siendo derrotado por varios héroes de rango S, entre los cuales se encuentra Light Layer. Sé que mi hermana estará cerca de esa batalla, ella siempre ha sido fanática de las peleas que ha tenido Light, ya que es su fan número uno. Tengo que ir, pero... PERO...

—Ayuda, joven... —Me pide auxilio un hombre de mediana edad el cual tiene encima de él varios objetos de metal y madera, bastante pesados. Presencio cómo de su rostro se desliza aquel líquido espeso carmesí contra el suelo.

Está atrapado, no tengo poderes, no puedo hacer nada, además de que tengo que salvar a mi hermana...

—L-Lo siento... Yo no puedo —Hago una pausa para contener mis lágrimas actuales—, algún héroe te salvará. ¡Lo siento! —Me disculpo asustado. Intento huir de esa escena, pero caigo al suelo del miedo y de la angustia.

—Idiota, los héroes nos han.... dejado de lado. Están luchando todos contra el monstruo —Empieza a toser sangre—. No les importan los civiles —explana el hombre cada vez más despacio y faltándole la voz.

—¡¿Qué?! ¡No! Ellos nos salvarán, ellos vendrán... —afirmo aún con miedo, sin ocultar el llanto que desborda en mis ojos.

—Niño, cuando vengan yo estaré mue... —El hombre vuelve a escupir sangre, interrumpiendo su monólogo para luego quedar en el suelo, inmóvil. Él también está...

—Ah... ¡AH! ¡AAAAHHHHH! —chillo sin parar hasta que oigo un grito que me resulta familiar, proveniente de unas calles más arriba. ¿E-Ese era el grito de...? Tengo que ir.

Me he puesto de pie..., tengo que ir, Candace... No mueras. Siento miedo, tengo mucho miedo. Estoy corriendo ahora con todas mis fuerzas para alcanzarla y... No... ¡NO!

—¡HERMANA! —clamo entre lágrimas, agachándome para abrazar a Candace que se encuentra tumbada boca arriba en mitad de la calle; teniendo toda la mitad vertical derecha de su cuerpo quemada.

Contemplo sus huesos y la carne calcinada la cual desprende un horrible olor ya familiar que me dan ganas de vomitar.

—Candace... ¡Despierta! ¡POR FAVOR, DESPIERTA! —insisto de manera desesperada. A mi hermana le está costando respirar, pero aún está viva—. ¡POR FAVOR, AYUDA! ¡NECESITO AYUDA!

No puede ser, mi hermana también... No, yo la tengo que proteger. No puedes morir Candace, no me puedes dejar, tú tampoco no... por favor. De repente, escucho un gran estruendo, y no solo eso, el lugar donde me encuentro vibra por completo. Aquel sonido proviene de mi lado izquierdo, giro mi cabeza y veo a... ¡LIGHT LAYER! ¡Es él! Él puede salvarla, ¡la puede llevar a un hospital!

—L-Light... ¡Light Layer! ¡Por favor, salva a mi hermana! ¡Necesita un médico!, ¡llévala al hospital, por favor! —Le suplico, intentando no derrumbarme en ese instante a pesar de mis gimoteos que me salen sin cesar.

¿Eh? Me ha visto, luego ha mirado al frente y se ha ido. ¿Eh? ¡¿Me ha dejado?! ¡¿No va a salvar a mi hermana?! ¡¿Un héroe no nos va a ayudar?! NO PUEDE SER.

—¡Light! ¡AYUDA! —Vuelvo a gritar, dejándome casi la voz, esta vez tenía sentimientos de miedo, desesperación e ira. Estoy enfadado con Light, nos ha dejado de lado. ¡Es un héroe! Él salva a las personas... ¡¿Por qué se ha ido sin más?! ¡No lo entiendo!

—Ah... —musita mi hermana a duras penas. Al parecer puede hablar, pero muy poco…

—¡Hermana, no mueras! Por favor... No mueras —Repito desesperado, abrazándola con todas mis fuerzas a la vez que mis lágrimas caen en su rostro quemado.

—¿E-Eres tú? —susurra, mirándome con el ojo sano que le quedaba.

—Sí, soy yo hermana, soy yo, Ker —digo, aliviado de que aún me reconozca.

—Light Layer —Hace una pequeña pausa—, ayu… —No acaba su frase, ya que fallece en ese mismo instante. Ahora solo me encuentro abrazando el cadáver de mi hermana.

¿Por qué? ¿Por qué sus últimas palabras son sobre el héroe que nos ha dejado? ¡¿POR QUÉ?! Hermana... Papá... Mamá... Estoy solo, ¿qué voy a hacer ahora? Solo tengo 10 años.

No paro de sollozar y de abrazar a Candace. Por favor, que alguien me ayude, ¡aunque sea un villano! Necesito ayuda...

—¡Por favor! ¡QUE ALGUIEN SALVE A MI BEBÉ! —ruega una madre la cual está atrapada entre un montón de escombros de un edificio mientras que delante suya, se encuentra un carrito con un bebé dentro.

Esa mujer ha estado pidiendo ayuda desde varios minutos y nadie ha ido a su rescate, ¿tanto tardan en derrotar a un villano? ¿Por qué no la ayudan? Yo no puedo... Hermana, ¿qué harías tú ahora?

—Por favor... —suplica la mujer con agonía y tristeza.

—Ya estoy aquí...—digo, agarrando el carrito con el niño que había dentro. No quiero que lo que me ha pasado le suceda a un recién nacido, hermana, lucharé... Tengo miedo... Pero no quiero que...

—Gracias. Por favor, llévatelo lejos de aquí... Por favor —Me agradece mientras llora, sabiendo que no volvería a verlo.

No puedo aguantar esto, ¿no puedo hacer nada? Mi familia ha muerto, los héroes no están, y solo soy un crío. Estoy asustado, pero sobre todo, estoy enojado. No paro de apretar mi puño con fuerza y rabia. Noto como el aire empieza a dar vueltas alrededor de mi puño, entonces, observo mi perspectiva baja, asombrado por el cambio repentino que emana el mismo ya que está colorido de un tono azulado.

Me asombro al ver que mi puño es muy luminoso, parece... ¿Energía? Esto nunca me había pasado... Espera, ¡¿tengo poderes?! Yo... Puedo utilizar esto para ayudar a salir a esta señorita.

Sin pensármelo dos veces, junto con un grito de ira, le propicio un puñetazo a los escombros, haciendo que todas sus partes se disolviesen como si fueran partículas de aire; quedando únicamente trozos menores y varias partículas de luz azuladas.

La mujer, perpleja, se incorpora y se abalanza a mí para abrazarme fuertemente después de conseguir liberarla de esos objetos pesados y llenos de calamidad.

«Esto es muy... Acogedor», pienso al sentir algo de comodidad después de tantas penurias.

—¡Gracias! ¡Muchas Gracias! —No para de repetir la señora entre llantos, pero esta vez, de felicidad y esperanza.

He logrado salvar a alguien... ¿Lo has visto hermana? La he socorrido, ahora ya soy todo un superhéroe... Papá, mamá, ¿estáis orgullosos de mí? Por favor, decidme algo... Por favor.

Quiero volveros a escuchar...



25 de Octubre de 2021 a las 18:42 2 Reporte Insertar Seguir historia
5
Leer el siguiente capítulo Introducción.

Comenta algo

Publica!
A A A A
Muy buen conflicto principal, el ambiente y los obstáculos armaron bien el suspenso, se podía sentir la desesperación de Ker.
October 25, 2021, 22:20

  • Oscar Writer Oscar Writer
    Me alegro que te gustara!! Ya verás que en los demás caps se pone todo más chungo e interesante(? October 25, 2021, 23:55
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 20 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión