dante_valentine Guillermo Orellana

Antología de Historias de Horror, un mundo de oscuridad oculto detrás del velo del mundo. ¿Qué hay de lo que no vemos? averígualo en esta antología. Si te gustan mis historias no olvides seguirme.


Horror Historias de fantasmas Sólo para mayores de 18.

#paranormal #295 #suspenso
0
21 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los sábados
tiempo de lectura
AA Compartir

Ambición

Era una mañana como cualquiera para Chris, se levantó de su cama, estaba listo para ir al trabajo se sirvió café y espero a que su esposa bajara para ayudarle a prepararse, Shelly le sirvió su desayuno favorito huevos y Tocino con unas tostadas; ya estaba listo salió por la puerta principal, se despidió con un beso en la mejilla de su amada esposa y subió a su auto.

—Hasta luego cariño, nos vemos más tarde, dile a tus padres que los invitamos la próxima semana a cenar.

—Claro amor no lo olvidare, y tú no olvides traer la leche para Ritchie.

—No lo hare bebe.

Ritchie era su hijo de apenas 8 meses, tuvieron muchas dificultades para concebir pero finalmente lo lograron; ahora tiene un hijo y Shelly no podría estar más feliz sin embargo, su esposo es otra historia siente que le falta algo aun, no estaba satisfecho con su situación laboral él quería tener un cargo más importante que el que desempeñaba como cajero de banco, no ganaba mal pero Chris era ambicioso y quería llegar a lo más alto dentro de la oficina, había escuchado que tenían una plaza vacante de ejecutivo de créditos, algo que lo ayudaría sería un ascenso para él, y Shelly estaría orgullosa; claro eso sería por un tiempo él quería llegar aún más alto quizás gerente o más vicepresidente ejecutivo del banco; no quería seguir siendo un pelele no quería seguir trabajando y ser empleado toda su vida, quería que lo vieran hacia arriba, quería que le dijeran jefe, ese tipo de cosas pensaba mientras iba al trabajo conduciendo.

Llego a su trabajo como siempre, hizo su turno alegre y lleno de energía, para que el Jefe lo notara y lo tomara en cuenta para el puesto, había estado haciendo esto los últimos días; finalmente- un bedel le avisa que está siendo llamado a recursos humanos, el camina por el pasillo con cierto nerviosismo su jefe lo esperaba.

—Hola Chris, ¿cómo estás?

—Muy bien señor gracias por preguntar —con nerviosismo contesto.

—Bueno no me gusta andar con rodeos así que iré directo al grano escuche que estas interesado en el puesto de ejecutivo de créditos.

—Así es señor, ¡realmente! estoy interesado a mi esposa le encantara que me tome en cuen…— siendo interrumpido por su jefe —lo siento Chris solo te llame para informarte, que el puesto ya fue tomado por una empleada nueva, está muy capacitada por eso le dimos el empleo espero no haya rencores; te avisare cuando haya un nuevo puesto en otra de nuestras sucursales por el momento es todo; gracias por tu tiempo y ahora vuelve al trabajo.

—No señor, gracias a usted por su tiempo.

Cuando salió de la habitación de recursos humanos, no lo podía creer se habían burlado de él y de todo su esfuerzo; estaba muy molesto y frustrado tanto que apenas pudo concentrarse en la hora que aún faltaba de trabajo, salió a su hora usual y regreso a casa cansado y desanimado su esposa lo esperaba con alegría, pero él no tenía deseos de oír sus parloteos.

—Hola cariño, ¿Cómo te fue hoy?

—Horrible, me voy a la cama. —respondió.

Su esposa, siendo alguien muy comprensible y bondadosa, le dejo descansar sin hacer preguntas esperando a que todo sería mejor en la mañana, que tal vez Chris había tenido problemas en el trabajo, así que se concentró en su bebe; lo atendió le preparo su botella de leche y le acostó con amor y ternura como solo una madre llena de amor hacia su hijo podría y como no pues le tomó- 5 años concebirlo. Fue a la cama, se acostó junto a su esposo encendió el monitor de bebé, para estar pendiente de su retoño en caso que necesitara algo en medio de la noche.

A la mañana siguiente, Chris parecía de buen humor además era su día libre; Shelly le pidió permiso para visitar a su hermana, a lo que Chris accedió le pareció bien, así podría caminar por el pueblo y aclarar sus ideas.

—Bien cariño, ten un buen día y ten cuidado con Ritchie.

—Claro, no te preocupes le diré a Pam que le mandas saludos, ah algo más te dejo la cena en el microondas vendré un poco tarde.

—Claro cariño, que te diviertas con Pam.

Así Shelly partió en su auto, Chris ahora estaba solo y pensaba ir al pueblo esa tarde.

Pasaron las horas y Chris aún estaba desanimado por lo sucedido en su trabajo, pensaba que quizás nunca escalaria que sería un peón toda su vida, así que pensaba en alternativas o en alguna solución que le ayudara a subir de posición; paseando durante algunas horas llego hasta donde esta una vieja tienda gitana y pensó debo estar loco para entrar a este lugar, así que lo pensó dos veces, pero tenía la corazonada que entrando tendría la solución a sus problemas vio a una jovencita ella le dijo:

—Hola, bienvenido a nuestra tienda, tenemos amuletos de la suerte y artículos que le ayudaran a alcanzar sus metas, ¿está buscando algo en particular?

—Siendo honesto no sé qué busco, no sé si creer en esto de la magia; no soy fan de estas cosas extrañas.

—Bueno si no le convence nada de esto, también tenemos libros raros en la parte de literatura; le pertenecían a mi abuela, pero necesitamos el dinero.

—Bueno creo que les echare un vistazo.

Mientras revisaba los anaqueles vio libros viejos y empolvados la divina comedia, la Eneida, la Ilíada y la odisea, obras clásicas y algunas modernas de Stephen King, cosas que nunca le habían llamado la atención; hasta que llego a una sección rara, “libros de magia reales”, y él tomó el más llamativo “El Grimorio de los Eternos” decía su tapa, al hojearlo vio que habían muchas ilustraciones de demonios y horrores que habían existido a lo largo de la humanidad, hasta que llego casi a las paginas finales del libro, un hechizo llamo su atención, el hechizo se llamaba el “el favor de Lucífugo Rofocale”, la descripción decía que podías hacer tus sueños realidad a cambio de una ofrenda a esta entidad; contenía las instrucciones para hablar con él.

—¿Qué estás haciendo? —le dijo una anciana que apareció de la nada —¡no juegues con eso es muy peligroso!

—Discúlpela señor es mi abuela.

—Abuela ya hablamos sobre esto, necesitamos el dinero.

—¡Te lo advierto! —le dijo la anciana algo molesta —ese libro no es para curiosos no seré responsable de lo que te pase.

—Tranquila anciana, —dijo Chris —cuánto muchacha.

—100 dólares señor pues es antiguo.

—Me lo llevo —la anciana lo miraba con mucha atención y con cierto remordimiento, ella no quería que tuviera el libro.

Fue de regreso a casa y se encerró en su habitación a leerlo, esperó hasta que shelly volviera y lo oculto en el ático, pues lo usaban como bodega y Shelly no lo encontraría ahí; había leído que necesitaba ciertas hierbas para invocar al señor oscuro Datura Stramonium(hierba de estramonio),Ricinus Communis(higuera Infernal), Atropa Belladona(Belladona), debía quemarlos en- un círculo mágico, recitar el cantico, poner velas y un altar, él pensaba que estaba loco y desesperado por intentar algo así; pero realmente quería el empleo y subir los escalones a la cima Shelly volvió a casa.

—Hola amor, ya volví, ¿comiste lo que preparé?

—Si amor lo hice, estaba delicioso ¿cómo te fue con tu hermana?

—Ya sabes lo normal, se queja del matrimonio todo el tiempo, ahora ya no tiene tiempo de parrandear.

—La próxima vez iré contigo.

—Genial Amor, ahora acostare a Ritchie está cansado de jugar.

Mientras estaba en la habitación y Shelly yacía dormida, el paso parte de la noche pensado si debería probar el ritual.

Al día siguiente de nuevo en su trabajo, veía a la nueva empleada en su puesto y vio a su asistente la cual era muy hermosa, a Chris le llamaba mucho la atención; pensó es más hermosa que Shelly, de regreso a casa pensaba que podía tener una vida mejor que la mediocre vida que tenía, para él no era suficiente el necesitaba más, quería una mujer hermosa dinero posición y poder; así que llego a la conclusión que no necesitaba una familia, que lo único que hacían era desesperarlo. De hecho, el aun no deseaba tener hijos, pues quería avanzar en su carrera tenía un plan y se arruino cuando Shelly se embarazo, era su culpa y de su necedad de tener hijos eso cruzaba por su cabeza.

Así que se decidió en buscar los materiales para el ritual, estaba dispuesto a dar cualquier cosa por su sueño, aun si eso significa perder lo que él consideraba que era poco; se fue a la ciudad antes de llegar a casa fue a una tienda de esoterismo, compro lo necesario cuando la dependienta le cobro miro las cosas que llevaba, ella era algo versada en esos asuntos sabía que es lo que planeaba ese hombre.

—¿Está seguro señor de lo que hace? ¿realmente cree que esto le ayudara?

—Por favor, no se meta este es asunto mío.

—Está bien, pero es posible que el precio sea alto.

Yéndose no le importaron las advertencias, fue directo a su casa y aprovechando que Shelly no estaba hizo el ritual, saco El Grimorio de los Eternos, puso su altar con un mantel negro, puso velas alrededor y un pentagrama invertido, apuntaba al sur; en una vasija de cobre puso las hierbas las quemo y comenzó el ritual solo tenía que recitar el cantico.

—O Magnum príncipem de tenebris vos vocavit servus tuus desperat lucem in tuo nomine audeat offerens, te servire in aeternum, si te in occursum meum dessiderium obscurior (¡oh!

gran príncipe de la oscuridad tu siervo te invoca renunciando a la luz en tu nombre daré ofrendas, te serviré en la eternidad, si cumples mi más obscuro deseo)

La habitación se agitaba se tornó más obscura, había viento, Chris no lo podía creer lo había logrado; se movían páginas y se detuvo en una ilustración esta prendió en llamas y de las llamas apareció una entidad totalmente oscura, las velas se apagaron y quedo en total tinieblas solo podía ver la silueta por la energía que emanaba; se asemeja a un hombre cabra con ojos ardientes que lo observaban, él se arrodillo tembloroso y emocionado.

— Soy el Ministro del Infierno me llamo Lucífugo Rofocale— dijo con una voz profunda y espectral.

— Para que me has llamado mortal.

— Oh mi señor Rofocale, necesito que cumpla mi sueño estoy dispuesto a lo que sea con tal de ser el mejor. Quiero poder económico, otra mujer y dinero.

— Tu petición ha sido escuchada te cumpliré tu deseo, pero debes renunciar a tú alma y tú familia serán tomados como ofrendas para el rey Lucifer.

— Sepa usted señor, que son cosas que no me importan.

— Bien trae a tu familia aquí.

— Como ordene mi señor infernal.

Cuando Shelly entro por la puerta Chris le esperaba.

—Hola cariño hoy tengo una sorpresa para ustedes.

—Una sorpresa, wow oíste eso Ritchie tu papi nos tiene una sorpresa.

—Vengan al ático les gustara.

Así fue ella lo siguió inocentemente a Chris, su esposo que soñaba con la grandeza. Cuándo entro a la habitación noto la oscuridad, pero no veía aún a Rofocale; fue entonces cuando su esposo cerró la puerta de golpe tras él.

—¿Qué está pasando? ¿por qué esta tan oscuro?

—Mira hacia al frente querida…

Fue cuando ella se dio cuenta que había una criatura que a pesar de la oscuridad podía verlo.

—¡¿Qué es eso?! —grito la pobre Shelly

—Él cumplirá mi sueño.

—Soy Lucífugo Rofocale bien comencemos con el tributo.

—¡Tributo de que habla! —dijo Shelly al borde de la desesperación no podía creer lo que veía.

Fue entonces que el demonio extendió sus manos y aparecieron cadenas de la oscuridad, que la ataron de pies y manos en forma de una” x” y a su hijo también.

—¡No que hacen a mi hijo no! ¡Ritchie! —gritaba con desesperación el nombre de su hijo mientras él lloraba inconsolablemente.

—Bien ahora quiero que los mates, es holocausto a mi señor, degolla al niño y baña a la madre con su sangre y luego sácale el corazón a ella.

—Si mi señor.

—No, no, no, no lo hagas, ¡por favor te lo suplico!

Pero Chris ya no escuchaba a su esposa, en su mente solo estaba un futuro brillante para él; sin titubear tomo una daga que el demonio ofreció, llego lentamente al cuello de su hijo mientras este lloraba ante la horrorizada mirada de su esposa, que gritaba sin cesar pero el ya no la oía y cortó profundamente, el niño se ahogó en su sangre, mientras su padre llenaba una vasija con la vida de su hijo, su esposa ya no podía reaccionar en ese momento perdió la cordura ella había muerto también con su hijo; su amado esposo que adoro por años se acercaba con la mirada perdida, que apenas y sintió la calidez de la sangre de su bebé, ni siquiera grito cuando sus costillas estaban siendo arrancadas para sacar su corazón palpitante.

Al día siguiente, Chris fue informado su competencia había muerto en un trágico accidente, así el tomaría su lugar pasaron los años y nadie supo de la desaparición de su familia; fue feliz con su vida, una mujer hermosa a su lado dinero poder y ser presidente de una gran corporación. Hasta el día que murió y se encontró con Lucífugo.

—Ya estás aquí.

—Me obligaste a matar a mi familia.

—Esa decisión jamás nos ha correspondido a los demonios todo lo que ustedes hacen lo hacen por cuenta propia, es típico de los humanos, los mataste porque te estorbaban, lo hiciste por ti, para tener a esa mujerzuela y una ostentosa vida eres desalmado, eres un monstruo y por supuesto eres bienvenido a las llamas eternas. FIN.

18 de Octubre de 2021 a las 20:04 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Samhain

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 5 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión