misslobo Miss Lobo

La oportunidad laboral que Vega tanto deseaba se presenta, nada mas y nada menos, que en Noruega. Trabajará bajo la supervisión de los hermanos Madsen, dueños de una de las mayores constructoras de los paises nórdicos. Los multimillonarios y excéntricos, Aleksander y Markus Madsen, intentaran arrastrarla a un mundo repleto de oscuridad, sexo y perversión, pero quizá ella esconda un as bajo la manga, uno que ellos no se imaginan y que los pondrá a prueba. Déjate arrastrar por la aventura, la perversidad y la oscuridad de la mano de los hermanos Madsen


Erótico Sólo para mayores de 21 (adultos). © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

#bdsm #badboy #violenciasexual #erotico
2
81 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

LATIGAZOS

- Nena necesito tomar aire un segundo- le grito a mi compañera desde la puerta.

En cuanto salgo enciendo un pitillo. La primera calada me llega hasta lo más profundo y siento una sensación rara de alivio. Descanso sobre la barandilla intentando dejar en blanco mi mente. Pero es imposible cuando la imagen del puto baboso de Roberto aparece de nuevo. Como vuelva a ponerme una mano encima, se la arranco. Este no sabe como me las gasto.

Si hay algo que no soporto de este trabajo son los babosos, que cuando llevan dos copas de más, se creen con derecho a ponerte la mano encima. El sueldo es una mierda y el horario ni que decir, pero las facturas no se pagan solas... Os doy la bienvenida a mi infierno, un infierno con nombre de mujer, "Lilit". Sí, estáis en lo cierto, tiene nombre de demonio, pero lo que aquí hacemos, a veces es digno del mismísimo averno. Aquí cualquiera de nuestros clientes puede llevar a cabo sus más perversas fantasías.

Tiro la colilla al suelo apagándola con el pie. Voy a entrar cuando me toman del brazo y tiran de mí nuevamente fuera.

- ¿Cuántas veces tengo que decirte que no hagas eso?

- Venga no te pongas así, encima que vengo a verte - responde Hugo haciendo pucheros.

- Hoy estoy teniendo una noche de mierda y no estoy para chorradas Hugo, te lo advierto.

Doy media vuelta y en ese momento me toma por la cintura pegándome a su cuerpo. Hace mi pelo a un lado y comienza a besarme el cuello bajando lentamente hasta mi hombro desnudo. Maldito cabrón, sabe que eso me excita y siempre lo usa en mi contra. Sus manos descienden lentamente por mis caderas. Suavemente acaricia la cara interna de mis muslos, haciendo pequeños círculos hasta llegar a mi sexo. Me besa en la boca apagando mi jadeo cuando siente que se abre la puerta de emergencia.

- Vega te necesito dentro, me están volviendo loca - grita mi compañera a punto del colapso.

Me separo de Hugo y a punto de entrar me toma la mano.

- ¿Nos vemos luego nena? - pregunta mientras se aleja - te espero en la salida, ¿de acuerdo? - termina, guiñándome un ojo.

A duras penas termino mi jornada y sin más contratiempos, gracias a dios. Recojo mi bolso echando un último vistazo para no dejarme nada. Me llega un mensaje de Hugo, me está esperando fuera. Me despido de mis compañeras, cuando Roberto vuelve a las andadas.

- Venga preciosa, no me dejes así... - dice tocándose la erección visible a través del pantalón.

- Perdona chato, pero así te has puesto tu solito. Búscate la vida para bajarte el calentón y a mí me dejas en paz - le digo mientras avanzo hasta la salida.

Parece ser que no entiende el significado de "no" y avanza enfurecido hasta mi agarrándome por la nuca. En ese momento los de seguridad vienen a ayudarme, pero Hugo llega antes y sin mediar palabra le golpea fuertemente en la cara. Roberto cae al suelo y con las manos ensangrentadas trata de detener la hemorragia de su nariz.

- Me has roto la nariz maldito hijo de puta - grita Roberto

- Da gracias a que haya sido la nariz - le responde un enfurecido Hugo - ya que la próxima vez que le pongas las manos encima a Vega te arranco la polla.

Hugo me arrastra fuera del local y cuando estamos lo suficientemente lejos me suelta y se peina el pelo nervioso.

-¿Qué demonios acaba de ocurrir ahí dentro? - le pregunto embravecida

- ¿Perdona? Hablas en serio Vega - Hugo no da crédito a lo que acabo de preguntar y se enfurece aún más.

- Los de seguridad venían en mi ayuda, no era necesario que intervinieses - y mirándole a los ojos continuo -no necesito un matón, ¿de acuerdo?

Noto como Hugo se tensa y su respiración se vuelve más agitada. Respira profundo varias veces intentando calmarse.

- No voy a tolerar que nadie te ponga la mano encima, de acuerdo Vega - dice acercándose más a mí - soy muy territorial con lo que es mío.

En ese momento mi cara tiene que ser un poema y no doy crédito a lo que escuchan mis oídos.

- Perdona que te aclare, por milésima vez, que tú y yo no somos nada - grito furiosa - nada... cuando te vas a enterar de que no somos, ni seremos pareja Hugo. Yo no quiero una relación, ni ahora ni nunca.

- Creí que quedo bastante claro la última vez que me montaste otro espectáculo como este. Lo nuestro es sexo y no quiero más. Si lo que buscas es una novia, ya puedes darte la vuelta y marcharte.

Hugo se pone las manos en la cara y resopla, siempre hace eso cuando algo le saca de sus casillas. Me mira como si quisiese entrar en mi cabeza, como si me hubiese vuelto loca. Se acerca y más relajado me toma de las manos.

- Lo siento Vega - dice mirándome a los ojos - sabes que me vuelves loco y no soporto que alguien te toque, pero tienes razón, me lo has dicho miles de veces, tú y yo no somos nada.

Puedo notar la tristeza en su cara y me gustaría decir que me da pena, pero cuando iniciamos esta "relación", si se le puede llamar así, le dejé muy claro que no creía, ni creo en el amor. No quiero una pareja estable. Si algo nos enseñó mama, a Sara y a mí, es que no hay que fiarse de los hombres. Te utilizan en beneficio propio, y cuando se cansan de ti, te dejan en la más absoluta de las miserias y con el corazón hecho pedazos. Tanto mi hermana como yo aprendimos desde pequeñas a valernos solas y más cuando mama murió. Nunca hemos necesitado la ayuda de nadie y solitas hemos llegado donde hoy estamos.

Solo hay una cosa en la que mi hermana y yo nos diferenciamos, el sexo. Ella, más conservadora, tiene sus líos y rolletes, un polvo de vez en cuando y basta, pero yo, yo no. De la mano de Hugo descubrí, hace muchos años, un mundo que me absorbió por completo, el BDSM. Someterme y que me den placer. Una vez terminada la sesión, yo y únicamente yo, soy mi propia dueña. Hugo me dice que soy una malcriada y tiene toda la razón...

- Lo siento Hugo, pero fui muy clara cuando iniciamos esto que tenemos - le digo señalándonos - solo sexo. Mi amistad la tendrás siempre, pero nada más y pensé que el resto habría quedado claro.

- Lo siento Vega, es que me vuelves loco. Solo puedo pensar en ti y cuando veo que...

- Otra vez empiezas con el temita - resoplo

- Vale, vale entendido - aclara Hugo - ¿quieres venir a mi casa un rato para divertirnos?, solo como amigos - aclara y veo como se dibuja una media sonrisa en su cara y sus ojos se oscurecen de deseo.

Hugo es la única persona que me entiende y sabe lo que quiero en la cama. Es difícil encontrar amos que sepan lidiar con malcriadas y sé, que eso en cierto modo, me hace depender de él.

Asiento ante su pregunta y tomándome cariñosamente de la mano me conduce hasta su coche. Tan solo veinte minutos después llegamos a su apartamento. Según abre la puerta me toma por la cintura y cierra de una patada. Me empuja contra la pared dejando mi cara contra esta. Un jadeo se escapa de mi boca y eso excita aún más a Hugo. Comienza suavemente a besarme el cuello, bajando lentamente por mi hombro. Sus manos ascienden por mis muslos levantando la falda hasta la cintura. Sé que le excita y dejo mis manos apoyadas en la pared a la altura de mi cara, en señal de rendición. Con un brusco movimiento arranca mi ropa interior y se pega aún más a mí. Puedo sentir su duro pene en la parte baja de mi espalda y eso me excita. Me gira hasta quedar frente a él y me besa. Sus besos son rudos y me ponen muchísimo, soy una masoquista de tomo y lomo...

Me eleva en sus brazos y yo rodeo su cintura con mis piernas. Me lleva hasta su dormitorio donde me desnuda por completo. Expuesta sobre su cama, me mira y siento como me quema por donde pasa y eso me tiene mojada por completo. Saca de un cajón una cinta de seda y me ata las manos al cabecero de la cama. Ante su rudeza gimo y siento que estoy empapada, le necesito ya. Le busco con mi boca, pero Hugo no responde. Veo como se desnuda a los pies de la cama y lentamente, como si de un depredador se tratara, va ascendiendo por mi cuerpo mientras yo me retuerzo de placer. Se detiene a la altura de mis caderas y con voz ronca y excitada me pide que abras las piernas. Yo como buena sumisa, obedezco y me dejo llevar por el placer. Del mismo cajón saca un pequeño vibrador de clítoris y me vuelvo loca del todo, adoro ese cacharrito del demonio. Me abre para tener mayor acceso y lentamente pasea su lengua desde el periné hasta mi abultado y excitado clítoris. Despacio, una y otra vez, una y otra vez... cada una de ellas más fuerte que la anterior hasta que de golpe se detiene.

- No amo, por favor - lloriqueo entre gemidos - necesito más.

Hugo conocedor de mi cuerpo no permite que me corra y acto seguido conecta el vibrador en la posición uno apretándolo contra mi pequeño y enrojecido botón. Me arqueo y grito, presa del placer. Quiero correrme, pero sé, que hasta que no me dé permiso no puedo y siento que voy a morir. Con el vibrador aun presionado contra mí, esta vez en la posición tres, siento que Hugo se separa y me observa. Acto seguido y sin esperarlo me penetra fuertemente provocando espasmos en mi cuerpo. Mis gritos de placer retumban por la habitación y eso aún lo enciende más. Una y otra vez entra en mí, cada vez más fuerte, más hondo. Cuando creo que voy a desfallecer, Hugo me da la orden para correrme y en ese momento el calor sube por mi cuerpo. Arrasa desde mis pies hasta mi cabeza culminando en un maravilloso orgasmo. Mi vagina se aprieta al llegar al clímax succionando el pene de Hugo, apretándolo aún más. Acto que provoca que se corra dentro de mí, su calidez me llena por completo.

Extasiado se deja caer a mi lado sobre la cama y tras recuperar la respiración, me desata y acaricia mis muñecas. Se marcha al baño y trae una toalla humedecida para que me limpie y refresque. Sin apenas fuerzas me coloco en posición fetal y Hugo me acaricia la espalda hasta que el sueño me vence y me quedo dormida.

De nuevo me atormenta la misma pesadilla de siempre. Me encuentro en una habitación oscura, atada por las manos del techo y una sombra comienzan a azotarme. Cada latigazo es más intenso que el anterior y las lágrimas corren por mis mejillas. No hay placer, solo dolor, un inmenso y agonioso dolor... Cada latigazo me atormenta y vienen a mi cabeza todos y cada uno de los momentos dolorosos de mi vida... y lloro sin control hasta que, sin respiración, me despierto.

Abro los ojos y veo como la luz se cuela por los agujeros de la persiana. Hugo descansa a mi lado y está profundamente dormido. Aprovecho para salir de allí antes de que despierte, no quiero hablar con nadie ahora mismo. Recojo mi ropa y me voy vistiendo mientras alcanzo la puerta. Último vistazo para no dejarme nada. Miro el móvil y veo que tengo dos llamadas perdidas de mi amigo Jairo. Rápidamente lo llamo.

- ¡Que pasa mi gitanilla! - oigo que me grita al otro lado de la línea

- Solo una palabra, "café" - le contesto gruñona - y luego hablamos de lo que quieras

- Lo que digas. En media hora donde Fany y te invito a desayunar, ¿te parece?

- Te quiero más que a mi vida - le respondo sonriendo.

Estoy cerca por lo que paso de gastar dinero en un taxi y voy caminando. Hace fresquito a estas horas de la mañana y apetece pasear, además que es mi día libre y me he propuesto disfrutarlo. Apenas quince minutos tardo en llegar a la cafetería de Fany, donde ya me espera Jairo en la terraza con dos desayunos. En cuanto me ve se lanza a abrazarme y a llenarme de besos. Es mi alma gemela, mi amor, el único hombre con él podría tener una relación, si no fuese porque es gay. Quizás por eso nos llevamos tan asquerosamente bien...

- Bueno como le va a mi gitanilla preferida - sonríe mientras pregunta.

- Pues de gitanilla cada vez menos, no ves que no me da el sol con este maldito trabajo - le contesto entre risas – como siga así termino más blanca que la leche.

Seguimos hablando mientras desayunamos y le cuento mi última movida con Hugo. Siempre se pone de su parte, parezco tonta no se para qué le digo nada. Esta coladito por él, pero sabe que no tiene nada que hacer, aunque cada vez que lo ve le tire los trastos y lo que pille por delante, si es necesario. Hablamos durante horas, nosotros no necesitamos psicólogos mientras nos tengamos el uno al otro.

- Estoy cansada de todo Jairo - digo tristona - de mi trabajo, de mi vida...

Jairo abre los ojos de par en par y tuerce la boca.

- De todo menos de ti mi amor - aclaro entre risas - pero en serio, siento que estoy malgastando mi vida. Todo el sacrificio que me supuso sacarme la carrera y licenciarme, para qué... ¿Para terminar poniendo copas en un antro? Con esta maldita crisis nadie contrata arquitectos...

- ¿Y no has pensado en llamar a tu amiga Samy? - pregunta - la chica esa de Madrid con la que hiciste la carrera, lo mismo ella sabe de alguien o tiene algún contacto.

Me quedo pensativa durante un rato y realmente no es mala idea. No pierdo nada y además hace mucho que no hablamos.

Las horas pasan y al final terminamos en mi casa tomando cervezas. No tenemos remedio. Busco el teléfono de Samy y la llamo. Hablamos por más de una hora con el manos libres, la encanta

escuchar a Jairo y su acentazo canarión. Nos comenta que en Madrid está la cosa igual o peor aún. Ella ahora mismo está trabajando como teleoperadora en una compañía telefónica con contratos de obra, vamos una mierda. Pero el otro día le propusieron trabajar fuera de España. Dice que buscan jóvenes cualificados y emprendedores. Son contratos de un año, prorrogables según valía e incluyen vivienda durante los primeros meses. Vamos lo que en España llamamos "fuga de cerebros". A ella dice no interesarle, ya que tiene pareja y su familia está en Madrid y no quiere dejarles, pero que para mí sería una estupenda idea. Me da la dirección de correo donde vio las ofertas para que le eche un vistazo y nos despedimos hasta la próxima.

- Corre abre el ordenador perra, que te vas de España - me grita Jairo - vamos, vamos...

No puedo hacer otra cosa que reírme con él, pero quizá tenga razón. Tomo el portátil y accedemos a la web que me facilitó Samy. ¡Dios mío!, esto está repleto de ofertas en distintos países. Acoto la búsqueda centrándome en países Europeos y del norte de la misma y a poder ser de habla francesa, inglesa, rusa o noruega... Y si, os preguntaréis, pero ¿esta chica es políglota o que? Tanto como políglota no, pero tengo cierta facilidad para los idiomas y vivir en una de las zonas más turísticas de España ayuda. Te da acceso a conocer mucha gente de distintas nacionalidades. En cuanto veía que un idioma se me daba bien y me llamaba la atención, me apuntaba a una academia hasta que conseguía el título. Siempre me encanto estudiar y eso facilito y mucho las cosas.

Pero a lo que vamos... Tras acotar la búsqueda por idiomas y especialidad la cosa se redujo bastante y echando cálculos, una de las que más llamó mi atención fue una oferta como arquitecto en Oslo, Noruega, para la firma Arkitektgruppen Madsen AS. Buscamos en Google y vemos que es una de las firmas y constructoras más grandes y famosas de los países noruegos. La dirige la familia Madsen desde su fundación. En la oferta no se indica sueldo, pero en la entrevista que se mantendría vía Skype, se informaría según titulación y experiencia.

Jairo y yo nos miramos durante unos segundos y chocamos los cinco. Es nuestra manera de decir que estamos de acuerdo en algo sin necesidad de hablar. Preparo mi currículum y lo adjunto a la solicitud.

- Y enviar... - dice Jairo tras mandar la solicitud - no me puedo creer que lo hayamos hecho. Sabes que te voy a extrañar, mucho no, muchísimo... - me lloriquea en mi hombro.

- Jairo relájate, porque solo envíe la solicitud y eso no quiere decir que me vayan a coger - le respondo tomándole de la mano - soy una entre un millón...

- Si, pero vaya una, vales más que todas las demás juntas, seguro - finaliza riéndose.

A eso de las ocho Jairo se marcha a su casa y yo por fin descanso, le amo y le adoro, pero mentalmente su energía me agota, por lo que decido tomar una ducha relajante. Debí dejar el ordenador conectado y oigo cómo llega una notificación de correo electrónico, pero yo sigo a lo mío. Minutos más tarde mi teléfono empieza a sonar insistentemente.

- Como sea Jairo juro que lo mato - digo mientras salgo de la ducha. Me anudo la toalla alrededor del cuerpo y seco como puedo el pelo antes de atender la llamada. Es un número larguísimo, pero aun así descuelgo.

- Si dígame - contesto

- Con la señorita Díaz, por favor - responden en ingles al otro lado de la línea

- Si soy yo - respondo dubitativa - ¿con quién hablo?

- Si disculpe mi nombre es Frey Madsen y le llamo por una solicitud de empleo que nos hizo llegar a través de mail - me responde la amable joven.

No sé donde meterme me tiembla todo el cuerpo, pero cómo es posible si mande la solicitud esta mañana. Eso es eficiencia y lo demás son tonterías.

- He visto su currículum señorita Díaz y pese a su juventud veo que se licenció con honores y estuvo trabajando para una gran constructora allá en España - pregunta la joven

- Si así es, pero debido a la crisis la empresa cerro y me vi obligada a dejar el puesto - aclaro con voz firme.

Continuamos hablando acerca de mi formación, los años que tardé, idiomas reglados y con certificado, en definitiva, me hizo un tercer grado...

- Bien señorita Díaz, si no la importa me gustaría terminar esta entrevista por Skype para así vernos cara a cara y si esta interesada hablarle de sueldo y condiciones, ¿qué le parece?

- Me parece bien - respondo - ¿para cuándo sería la entrevista?

- Ahora si no es mucho inconveniente señorita. Sé que es precipitado, pero nos urge la contratación de personal y vamos a contrarreloj - me aclara la joven.

- Disculpe, pero me ha pillado recién salida de la ducha y no creo que esté presentable, así sin vestir ni peinar...

- Por mí no es problema - sonríe - coloque la cámara en un lugar donde solo se le vea la cara y listo, solo es un formalismo para que la entrevista no sea tan impersonal - añade.

- De acuerdo entonces - y tras esto colgamos la llamada y me preparo para la entrevista. Coloco la cámara en la mesa sobre unos libros a una altura en la que no se me vea nada. Anudo fuertemente la toalla e intento peinarme con los dedos, cuando la videollamada suena. Me pellizco las mejillas para darles un poco de color y descuelgo.

-Buenas tardes de nuevo Vega - saludan al otro lado - ¿puedo tutearla?

La joven que se presentó como Frey Madsen es bellísima. La típica belleza nórdica, melena larga rubia, de ojos azules y piel blanca como la nieve. Su sonrisa es cautivadora y amable.

- Buenas tardes - respondo - sin problema señorita Madsen.

La entrevista va sobre ruedas, enseguida conectamos. Se la ve una persona joven, no creo que mayor de treinta años, simpática, alegre y extrovertida. Hablamos largo y tendido y en principio queda todo claro, hasta que aparece alguien a su lado. Frey conversa con esa persona en noruego y tras un largo rato retoma la conversación conmigo.

- Te enviaré toda la documentación que necesitamos para el contrato y para gestionar vuelos, traslados y alojamiento a tu mail. Envíamelo a la mayor brevedad ¿de acuerdo? Asiento a todo lo que me dice y cuando pensé que habíamos finalizado añade:

- Vega si no te importa, está aquí mi hermano Aleksander, jefe de proyectos y responsable arquitectónico, por lo que estarás bajo su mando y me gustaría que lo conocieses.

- Sin problema - añado y acto seguido veo que Frey se levanta y en su lugar aparece un dios vikingo. Mi cara debe ser un poema, pero soy incapaz de apartar la vista ni de articular palabra. Es

enorme y ocupa prácticamente toda la pantalla. Ojos azules y rubio, rubísimo... pelo recogido en un pequeño moño y barba...

- Buenas tardes, señorita Díaz, me presento, soy Aleksander Madsen. Si acepta la oferta pasaría a formar parte de mi equipo de trabajo, ¿Qué le parece?

Que que me parece me pregunta... pues que me va a parecer...

Pero como todo en mi vida no puede ser perfecto, veo como el móvil comienza a deslizarse del libro donde está apoyado e intento agarrarlo antes de que caiga, con tan mala pata de que lo sostengo por debajo de mi cara, dándole al señor Madsen una vista estupenda de mi cara y mi escote en toalla de baño. Sonrojada miro la pantalla, pero lo que veo me inquieta. La boca del señor Madsen se contrae y su mirada se oscurece, haciéndolo parecer un depredador. Acto seguido se levanta y le susurra algo a su hermana, algo que soy incapaz de oír. Finalmente Frey regresa conmigo y finalizamos la entrevista. Nos despedimos hasta dentro de una semana cuando tengo prevista mi llegada a Oslo y una semana después mi incorporación a la empresa.

Cuelgo y tras unos segundos en shock comienzo a dar saltos de alegría y a gritar como loca. La toalla no soporta la presión y la emoción del momento y se cae al piso, con lo que termino brincando por la casa en pelota pica que dicen en mi tierra.

¿Y qué hago ahora?

14 de Octubre de 2021 a las 09:47 1 Reporte Insertar Seguir historia
2
Leer el siguiente capítulo HERIDAS

Comenta algo

Publica!
Leonardo Nin Leonardo Nin
Hola señorita Lobo, ¿es su apodo, verdad? Ya que no sé como se llama realmente pues. Este capítulo me dejo con ganas de más, solo que ando leyendo una historia antes de esta, igual estará registrada en mi biblioteca personal de la plataforma para continuar con la lectura, es la primera vez que leo una obra denominada (BDMS), pero, este capítulo mostró fue lo normal referente a las normativas de este subgénero, al menos con sus 2 primeras letras por una detallada y bien realizada escena, referente a mí, publique una historia que se llama (Distintos Seres)... aquí te va el link de la obra. https://getinkspired.com/es/story/172229/distintos-seres/ Para que te leas el prólogo y el primer y segundo capítulo, en la comunidad erótica, publique un fragmento del capítulo 3, el cual se estrenada en 15 días. Pero, ¿si eres de la que buscas, tal vez algo más alocado? Debajo de leerte el prólogo, encontrarás un catalogo de mis historias, me conocen por escribir cuentos de horror, después me fui publicando novelas, mi novela debut dentro de este género, se llama (Amor De Desenfreno), mi novela debut en horror, es (Acciones Retorcidas), la segunda novela debut en este género, es la que te acabo de mandar en el link, ya que la obra en particular lleva más de un año en su proceso de creación, apenas la publique el 12 de octubre: Esta historia por su primer capítulo, se nota que va a tener éxito, solo debes hacerles un poco más de publicidad y pulir los errores que pueda haber en tu obra. No puedo decirte más nada, solamente, "suerte". Porque esto al comienzo puede ser un desafió, pero cuando ya practicas por completo tu estilo, ya ganaste este desafió, aun así hay que estudiar y realizar cursos para manejar el habito de la escritura y leer bastante, un abrazo y un beso desde Venezuela. ¡No dejes de publicar los capítulos!
October 15, 2021, 23:01
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 21 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas