gerendo01 Gerendo 01

Akari, vuestra chica mágica favorita, vuelve con ración extra de sufrimiento y dolor. El tratado que regula la actividad de las chicas mágicas divide a estas entre las que están a favor y las que están en contra de dicho tratado, causando enfrentamientos entre diferentes grupos de chicas mágicas, e incluso entre miembros de un mismo grupo. Y el Holy Quintet no será una excepción.


Fanfiction Anime/Manga No para niños menores de 13.

#magia #angst #drama
0
179 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los viernes
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 1

¡IMPORTANTE, LEER!

Esta serie es la que considero mi mejor obra hasta ahora, de tal forma que he hecho todo lo posible para que la gente se sienta todo lo inmersa que pueda en la historia, por lo que, basándome en lo que hizo nadaoriginal en su fic La chica I, por el fic he ido añadiendo títulos de músicas y canciones que creo que encajarían en esa situación, de modo que recomiendo mucho escucharlas cuando las mencione. En este capítulo en concreto no hay ninguna, pero a partir del capítulo siguiente sí. Al ser algunas canciones difíciles de encontrar o al haber varias versiones de ellas, para que la gente no tenga problemas para encontrar la versión que quiero, he decidido subir esas versiones en una carpeta del Drive. Os dejaré el enlace en un comentario de este capítulo. Solo tenéis que copiar y pegar el enlace y allí os saldrán las canciones, y otros archivos que ayudan a dar más detalles al fic, como alguna imagen, y openings y endings. Sí, así es, he hecho openings y endings específicamente para esta serie. Nada del otro mundo, muy simple, pero creo que da la atmosfera necesaria para meterte en situación con el fic. A medida que suba nuevos capítulos iré añadiendo más canciones y vídeos a la carpeta. Así que siempre que vayáis a leer un capítulo de este fic, os recomiendo mucho ir antes a la carpeta del Drive y tenerla preparada para tener que escuchar/ver algo en cualquier momento.

Como esta serie es tan importante para mí, he contactado con un autor de fics para que continúe la historia en caso de que a mí me pase algo malo. Pero solo en Fan Fiction. Si veis que pasa mucho tiempo sin subir un capítulo, probablemente es que me ha pasado algo. En ese caso, ya veréis (supongo) dentro de unas semanas o meses, como ese usuario continúa mi fic (o lo vuelve a empezar desde cero, eso ya depende de él). Aunque espero que no lleguéis a verlo, pues eso significaría que me ha pasado algo. Ya me he encargado de hacer que tenga la información necesaria para que sepa cómo continuarla, pero no podrá acceder a ella a no ser que me pase algo, así que no se llevará spoilers XD

Finalmente, quiero aclarar que el conjunto de la serie no será para nada como los dos primeros capítulos. En estos hay bastante política, pero como digo, es solo en estos dos primeros, ya que eso es lo que causa los acontecimientos que suceden en la serie. A partir del capítulo 3 la política se reduce considerablemente quedando en casi nada.

En fin, pues sin más dilación os dejo con lo que habéis venido a leer: ¡Mahou Shoujo Akari Magica: Civil War! Espero que os guste :)


El sonido del despertador hizo que la chica que estaba en la cama se despertara, parándolo. La chica se estiró mientras bostezaba y se levantó de la cama. Ya con la ropa cambiada bajó a desayunar con su hermana mayor y sus padres.

Soy Akaza Akari. Tengo 16 años y voy a primero de preparatoria. Llevo la vida normal que llevan todas las chicas de mi edad. O al menos eso es lo que intento aparentar. Hace más de 3 años cuatro de mis amigas y yo nos convertimos en chicas mágicas al hacer un contrato con Kyubey, un ser alienígena capaz de conceder cualquier deseo. Sin embargo, las chicas mágicas siempre se acababan convirtiendo en brujas, lanzando maldiciones sobre la gente. Para acabar con esto, el deseo que pedí al convertirme en chica mágica fue que las brujas nunca hubieran existido. Al hacerlo, destruí el sistema cruel e inmoral que utilizaban los incubators para recolectar energía para contrarrestar la entropía del universo. Gracias a eso salvé las vidas de miles de chicas, pero también aceleré la destrucción de nuestro universo. Como responsable de ello, debo asumir mi responsabilidad y hacer lo que pueda para contrarrestar la entropía, así que una vez a la semana, me reúno con Kyubey lejos de la civilización para liberar todo mi poder. Y mis amigas me acompañan. No podremos recuperar toda la energía que perdieron cuando pedí mi deseo, pero debemos hacer lo que podamos para recuperar toda la posible, con lo que tendremos que hacer esto el resto de nuestras vidas. Puede parecer aburrido, pero la verdad es que yo estoy más feliz que nunca. Estoy con mi familia y con mis amigas… Y tengo una nueva hermana.

Mientras Akane se preparaba, Akari fue a ver a su pequeña hermanita, de 2 años, bastante parecida a ella de pequeña, mientras dormía en la cuna. Con una tierna sonrisa, Akari le acarició su mejilla y le pasó la mano por el pelo.

Akako… Mi querida hermanita… Parece que fue ayer cuando era solo un bebé… Verla crecer durante estos 2 años me ha dado una satisfacción y un sentimiento de felicidad que jamás pensé que tendría, y espero poder seguir viéndola crecer durante muchos años más. Ella es lo que más quiero en este mundo. Jamás permitiré que le pase nada.

–Akari, ¿estás? – Preguntó Akane, ya lista.

–Sí. – Respondió la chica. – Hasta luego, Akako. – Se despidió Akari dándole un beso en la frente a su hermanita.

Akari, que desde hacía 2 años y medio no se había cortado el pelo, llegándole ahora a la mitad de la espalda, se subió al coche de su hermana, que de camino a su trabajo la iba a llevar a la preparatoria.

Desde hace dos años y medio mis amigas y yo detenemos delincuentes y criminales que atentan contra la paz y la seguridad de nuestra ciudad. Esa es una de las cosas que más me gustan de ser chica mágica. Poder ayudar a la gente que lo necesita, poder divertirme con mis amigas, poder cuidar a mi hermana… Pensaba que esta alegría no terminaría nunca. Pensaba que iba a poder seguir así para siempre…

·

·

·

Qué equivocada estaba…


Akari abrió los ojos, encontrándose de nuevo en la realidad, tendida en el suelo en medio de ese devastado descampado, y completamente derrotada. Nada de lo que había hecho había servido. Ya no había nada que pudiera hacer, así que se limitó a quedarse en el suelo, a esperar su destino.

Soy Akaza Akari… Y estoy a punto de morir.


MAHOU SHOUJO AKARI MAGICA


Mahou Shoujo Madoka Magica

4 meses antes

Akane llegó delante de la preparatoria donde iba Akari, la cual bajó del coche, despidiéndose de su hermana.

–Hasta luego, Onee-chan.

–Hasta luego, Akari.

Akane siguió el camino hacia su trabajo y Akari entró en el edificio, encontrándose con Chinatsu.

–Buenos días, Akari-chan.

–Buenos días, Chinatsu-chan.

Chinatsu tenía el pelo más o menos igual que en la secundaria, ya que se lo iba cortando de vez en cuando, a diferencia de Akari.

–Akari-chan, ¿no te molesta tener el pelo tan largo?

–Para nada. – Respondió sonriente. – De hecho me gusta. Me recuerda a cuando era pequeña. Es cierto que a veces me da calor, pero no me importa, me gusta así de largo. – Akari dejó de sonreír. – ¿A ti no?

–No, no me refiero a eso. Lo decía por ti, porque mi hermana lo tiene más corto que tú y aun así dice que algunas veces le molesta. Pero si a ti te gusta no hay problema. Además, te queda muy bien. – Añadió sonriendo.

–Gracias, Chinatsu-chan.

Tras eso las dos chicas se dirigieron a clase.

Buenas, ¿cómo estáis? Sí, os hablo a vosotros. ¿Qué tal? Ha pasado mucho tiempo desde la última vez. Espero que estéis bien. En estos 2 años y medio han pasado muchas cosas, así que os voy a poner al día. Después de reiniciar la realidad por última vez Kyouko-chan me dijo que debería escribir mis aventuras contra las brujas y enviárselas a una productora para que hicieran una serie de anime de eso. Así, aunque la gente normal pensaría que es solo una serie de chicas mágicas más, como Sailor Moon, Sakura, cazadora de cartas o La mágica Doremi, al salir Kyubey las chicas mágicas sabrían que eso es lo que pasó de verdad antes de que reiniciara la realidad. Lo hice y lo envié a una productora con el nombre de “Madoka, la chica mágica” (Mahou Shoujo Madoka). Cambié los nombres para mantener el anonimato, pues si pusiera nuestros nombres reales la gente nos descubriría. Yo me cambié el nombre por Kaname Madoka, a Yui-chan por Akemi Homura, a Sakurako-chan por Tomoe Mami, y a Himawari-chan por Miki Sayaka. Kyouko-chan insistió en que quería que saliera su nombre. Tras un rato de discutir con todas, finalmente aceptamos, aunque le cambiamos el apellido por Sakura. Hice algunos cambios en la historia para evitar dar ninguna información que pudiera reconocernos, y la productora hizo algunos más, dando como resultado la serie que ahora conocéis como Mahou Shoujo Madoka Magica. Cuando vi el nombre me pareció redundante. “Madoka mágica, la chica mágica”… Aunque la verdad es que me gusta más que solo Mahou Shoujo Madoka. Además, hay muchas series que empiezan por “Mahou Shoujo” así que para no decir el nombre completo la gente dice solo las dos últimas palabras, ya que casi siempre son dos: Madoka Magica, Lyrical Nanoha, Pretty Sammy, Tokushusen Asuka, Ikusei Keikaku… La serie fue un éxito mundial, siendo doblada a muchos idiomas y consiguiendo millones de fans en todo el mundo. Todas nos sorprendimos, pues ninguna de nosotras pensaba que conseguiría tanto éxito. Obviamente en la Red Mágica todas se hicieron eco de la serie, preguntando si lo que salía en ella era verdad. Les dijimos que cambiamos algunas cosas, y que la productora añadió otros cambios más, pero que la trama principal sí que era cierta. Los siguientes días la Red Mágica se llenó de mensajes de agradecimiento hacia mí, dándome las gracias por lo que hice, diciendo que estarían eternamente agradecidas por lo que hice, que si algún día quería algo solo tenía que pedirlo, algunas me invitaron a ir a su zona para conocerlas en persona, y cinco más decidieron venir ellas aquí para agradecerme personalmente lo que hice. La verdad es que recibir tanta atención me hizo muy feliz.

Por otro lado, viendo el éxito que tuvo Madoka Magica deconstruyendo el género de chicas mágicas, cambiando totalmente la visión que la gente tenía de ellas, varios autores empezaron a hacer más series de chicas mágicas oscuras, llegando al punto de parecer una competición para ver quién hacía la serie de chicas mágicas más oscura de todas. Genei wo Kakeru Taiyou, Ikusei Keikaku, Mahou Shoujo Site, Tokushusen Asuka… Solo tenían como objetivo superar a Madoka Magica en nivel de oscuridad y violencia, así que decidí no verlas.

Pero eso no es lo más importante que ha pasado en estos dos años y medio. Yui-chan, al tener recuerdos de las dos realidades me explicó que en esta realidad se firmó el Tratado de Mónaco, el cual no existía en la otra realidad. Me explicó que después de la Primera Guerra Mundial y del Tratado de Versalles, algunas chicas mágicas no aceptaron los acuerdos a los que llegaron los Aliados y las consecuencias que provocaron para Alemania y los demás países que perdieron la guerra. Se negaron a obedecer las sanciones que les impusieron los Aliados, amenazando a los que firmaron el tratado, incluso llegando a matar algunos. Esto creó un conflicto entre chicas mágicas de varios países y los ejércitos de estos. Era la primera vez que se enfrentaban chicas mágicas y ejércitos convencionales. Temiendo una guerra aún peor que la Primera Guerra Mundial, el secretario general de la Sociedad de las Naciones lanzó un alto el fuego y llamó a representantes de chicas mágicas y diplomáticos de varios países para intentar llegar a un acuerdo. Finalmente, tras intensas negociaciones, se firmó el Tratado de Mónaco, por el cual las chicas mágicas se abstenían de involucrarse en temas políticos.

Uno de los puntos del tratado indica que cada estado debe permitir que haya por lo menos una chica mágica por cada 100.000 habitantes, resultando en la no obligación de la presencia de chicas mágicas en la Ciudad del Vaticano, Tuvalu, Nauru, Palaos, San Marino, Mónaco, Liechtenstein, las Islas Marshall, San Cristóbal y Nieves, Dominica, Andorra, y las Seychelles.

Se supone que ese tratado iba a garantizar la paz y una buena coordinación entre las chicas mágicas y las autoridades, pero no fue así. El tratado prohíbe a las chicas mágicas matar a nadie excepto en situaciones extremas, como defensa propia o peligro para otras personas. Aun así, algunas chicas mágicas no respetan el tratado y matan a algunos criminales, lo cual ha provocado que algunos países prohíban las chicas mágicas dentro de su territorio. A partir de aquí todo empezó a ir a peor. Muchas chicas mágicas criticaron esas medidas, y algunas hasta mataron a algunos de los políticos que las impulsaron, haciendo que más países prohibieran las chicas mágicas. Esto derivó en una espiral de violencia cada vez mayor, causando incluso enfrentamientos entre chicas mágicas, partidarias y detractoras del tratado, causando daños materiales en sus batallas, haciendo que el rechazo popular hacia las chicas mágicas fuera en aumento. Algunos tertulianos de extrema derecha iban a programas de televisiones a criticar, menospreciar e insultar a las chicas mágicas, terminando por hacer llorar a más de una, a las que entrevistaban sin que se les viera la cara y con la voz distorsionada, a través de una pantalla. Sin embargo, otras, en vez de llorar terminaban por amenazar de muerte a algunos de esos tertulianos, y algunas hasta mataron a más de uno, dándoles más argumentos de que las chicas mágicas eran un peligro. Incluso hasta se han creado partidos políticos a favor y en contra de las chicas mágicas. Y si entras en las redes sociales, los pro-chicas mágicas y los anti-chicas mágicas, como se les ha llamado, no paran de insultarse y amenazarse entre ellos. Hasta ha habido peleas en la calle porque han coincidido dos manifestaciones de signo contrario sobre las chicas mágicas, y han empezado a pegarse…

En ese contexto, para intentar enderezar la situación y llegar a un acuerdo positivo para todos, se crearon las autodenominadas Representantes del Mundo, un grupo de chicas mágicas que incorporaba chicas de varios grupos de chicas mágicas provenientes de varios países, lideradas por Victoria, y con Altair como su mano derecha. Victoria, de 32 años, fue en su momento la segunda chica mágica más poderosa del mundo, siendo superada más adelante por otras como Kyouko-chan, Yui-chan o yo misma. Ahora queda lejos de esa posición, pero sigue activa. Es la chica mágica en activo de mayor edad, y muchos creen que quiere hacer un último trabajo antes de retirarse, pues no ha habido ninguna chica mágica que haya mantenido sus poderes más allá de los 39 años.

Pero incluso hacia las Representantes del Mundo surgieron críticas, diciendo que a ellas no las había escogido nadie, por lo que no estaban legitimadas para representar a todas las chicas mágicas. Haciendo caso omiso de las críticas, Victoria, que tenía acceso a la Red Mágica, abrió un espacio para que las chicas mágicas representantes de cada país le comunicaran sus reivindicaciones y propuestas, diciendo que solicitaría una cumbre en la ONU para presentar todas esas medidas y poder trabajar en un nuevo acuerdo. Tras saberse que quería una cumbre en la ONU, algunos países intentaron que no se celebrara esa cumbre, pero finalmente el secretario general terminó por aceptar la propuesta de Victoria, y la cumbre se celebrará la semana que viene. En fin, esto es todo, ya estáis al día de lo que pasa.

–Ey, Akari-chan.

–Ah, Chinatsu-chan.

–¿Qué te pasa, Akari-chan? Llevo un rato llamándote y no contestas.

–Perdón, estaba distraída.

–En fin, ¿vamos?

–Sí. – Asintió Akari.

Las dos chicas empezaron a caminar para regresar a casa.

Me olvidaba. Os he explicado la situación sobre las chicas mágicas, pero mi situación actual. Chinatsu-chan es la única que mis amigas que ha terminado yendo a la misma preparatoria que yo, todas las demás han ido a otras preparatorias. Eso no significa que perdiera el contacto con ellas, ni mucho menos. De hecho hasta tenemos un grupo de Line todas juntas, y frecuentemente quedamos para ir a sitios juntas. Siempre que no tengamos que impedir algún crimen como chicas mágicas, claro. Sin embargo, el incremento de exámenes y dificultad en la preparatoria, sumado a que frecuentemente tenemos que detener delincuentes y que una vez a la semana tengamos que ir a un lugar alejado de la civilización para liberar todo nuestro poder para contrarrestar ni que sea un poco la entropía del universo, hace que cada vez tengamos menos tiempo para quedar.

–Akari-chan, – Preguntó Chinatsu mientras andaban. – ¿qué crees que pasará la semana que viene?

–¿Eh?

–Me refiero a la cumbre de la ONU con Victoria. Estoy preocupada.

–Sí, yo también…

Chinatsu-chan es la única de nuestras amigas que sabe que Yui-chan, Kyouko-chan y yo formamos parte de Holy Quintet. Nos la encontramos en un atraco. Intentamos borrarle la memoria, pero no funcionó con ella, debido a que tiene potencial para convertirse en chica mágica, y la magia no hace efecto a las chicas con potencial. Sin embargo no sabe que Himawari-chan y Sakurako-chan son las otras dos integrantes del grupo. Para ir a la preparatoria voy con mi hermana, ya que queda camino de su trabajo, y me lleva con su coche, pero al volver a casa voy con Chinatsu-chan, ya que el trabajo de mi hermana termina más tarde.

–Nos vemos mañana, Akari-chan. – Se despidió Chinatsu delante la casa de Akari.

–Hasta mañana. – Se despidió Akari, y después entró en su casa.

En fin, ahora sí, ya estáis completamente al día.

–Ya estoy en casa. – Saludó Akari al entrar, que se encontró en la cocina con su madre, que estaba cuidando a Akako.

–Bienvenida, Akari. – Respondió su madre. – ¿Puedo pedirte un favor? ¿Puedes darle tú de comer a Akako? Es que estoy agotada y querría bañarme.

–¡Claro! – Respondió feliz Akari. – Ya sabes que me encanta.

–Gracias, Akari. Entonces voy a bañarme.

–Haaai~.

Akari se dirigió hacia Akako con una sonrisa.

–¿Qué tal, Akako? ¿Cómo estás? – Preguntó como si la pequeña fuera capaz de contestar.

–¡Omida, omida! – Solo dijo la pequeña.

–Sí, sí. Ahora te la doy. – Dijo yendo a buscar el pote de comida y una cuchara. – Pero antes, ¿sabes ya como tienes que llamarme?

La pequeña puso una cara algo confusa. Akari, sin dejar de sonreír, ya con el pote preparado se puso delate de ella y se señaló a sí misma.

–Yo. – Dijo lentamente. – Mi-nom-bre.

La pequeña rió.

–¡Akagi!

Esta vez fue Akari quien rió.

–No, soy tu hermana mayor, no debes llamarme Akari, debes llamarme Onee-chan.

–¿Oge-san? – Balbuceó la pequeña.

–Casi. O-ne-e-cha-n.

–Ohee-saan…

–O-ne-e-cha-n. – Repitió Akari.

Akako rió.

–¡Okaa-san!

Oír eso dejó conmocionada a Akari.

Nota: Okaa-san significa mamá.

Akari esbozó una triste sonrisa.

–No… No puedes llamarme así… Se supone que soy tu hermana, no tu madre.

–¿Okaa-san? ¡Okaa-san!

–Akako…

Akari sentía que se le iba a escapar alguna lágrima de nostalgia, pero entonces su expresión cambió de golpe a una de sorpresa, mirando hacia la ventana.

¿Qué… ¿Qué es esto? – Akari detectó una energía mágica procedente de fuera. – Esta energía…

La expresión de Akari fue cambiando lentamente de sorpresa a terror. Aquella energía le era familiar. Pero no podía ser. No, era imposible… Porque lo era… ¿Verdad?

Akari se estaba poniendo cada vez más nerviosa, pero un grito de Akako la devolvió a la realidad.

–¡Akagi!

Akari suspiró.

–Jooo, te he dicho que no tienes que llamarme así.

La pequeña solo rió. Akari volvió a mirar hacia la ventana, pero ya no detectó nada. Ni un ápice de energía. Nada. Akari se extrañó. ¿Qué fue eso que había detectado? ¿A lo mejor fue solo su imaginación? Entre el estrés por los exámenes, el poder quedar cada vez menos con sus amigas y la situación de las chicas mágicas, Akari estaba agotada mentalmente. Aquello podía haberle causado una mala jugada, haciéndole sentir algo que en realidad no existía.

–Omida… ¡Omida!

–Sí, sí, ya voy.

Akari empezó a darle de comer a Akako y decidió no poner más en aquello. Sí, seguro que solo había sido fruto del estrés.

Cuando terminó de darle de comer a Akako, la chica cogió a la pequeña en brazos y se la llevó al comedor, donde se sentó en el sofá, con Akako en su regazo, mirando hacia ella. Akari le acariciaba suavemente su pelo y su espalda mientras la pequeña se iba quedando dormida. Cuando finalmente se durmió Akari sonrió mientras miraba a la pequeña. Esa linda carita mientras se escuchaba su suave respiración la hacían adorable.

–Akako…

Akari le dio un beso en la cabeza y después le acarició un poco el pelo en donde la había besado.

–Bueno, vamos a ver si dicen algo sobre las chicas mágicas. – Dijo mientras cogía el mando y encendía la tele.

Al encenderlo se encontró con uno de los programas en que entrevistaban a una chica mágica. Como siempre que entrevistaban chicas mágicas, esta no estaba físicamente allí, sino que se la veía de espaldas a través de una pantalla, solo de cuello para abajo, y con la voz distorsionada, siendo un poco más grave que su voz original. En el plató había el presentador del programa y 6 tertulianos, 4 hombres y 2 mujeres. Una mujer y dos de los hombres estaban a favor de las chicas mágicas, y la otra mujer y los otros dos hombres en contra. Ahora estaba hablando uno de los que estaban en contra. Akari no conocía de nada a ese tipo, pero por lo que decía pudo ver enseguida que era uno de los de extrema derecha, despotricando contra las chicas mágicas, criticándolas e insultándolas, sin importar si para ello tenía que manipular hechos o simplemente inventárselos.

–…Mucho decir que las chicas mágicas están para protegernos, pero no hacen nada para curar a la gente que está enferma. ¿Por qué no curan a la gente que tiene cáncer, o alzhéimer? Y tampoco hicieron nada con el coronavirus, dejando morir a miles de personas de Covid.

Akari apretó sus puños de rabia, intentando contenerse para no hacer daño a Akako.

Este tío no tiene ni idea de cómo funciona la magia. Podemos curar heridas físicas, no enfermedades.

–La magia no funciona de esta forma… – Respondió la chica mágica, pero antes de poder continuar el sujeto la cortó.

–¿Ah, no? ¿Me estás diciendo que podéis hacer magia y no podéis curar a la gente? ¿Podéis crear objetos, escudos y ataques de energía y no podéis curar gente? ¡¿Acaso te crees que somos tontos?!

–Escuche, si me deja explicar cómo funciona realmente la má…

–¡No, no, no! ¡No quiero escuchar tus mentiras!

El presentador intervino.

–Oiga, al menos deje que se explique.

–¿Para qué? ¿Para que nos engañe? – El hombre miró a la cámara. – ¡Os están mintiendo, ¿es que no lo veis?! ¡El coronavirus fue creado por China para dominar el mundo y las chicas mágicas dejan morir a la gente expresamente porque trabajan para China!

Todos se quedaron mudos ante ese disparate. Akari también. Nadie sabía qué decir ante tal estupidez, lo cual aprovechó el hombre para seguir difamando.

–Las chicas mágicas dejan morir a gente de Covid para que haya cada vez menos gente y así cuando China ataque puedan derrotarnos fácilmente debido a la falta de militares… ¡Y puede que hasta ayuden a China a invadir el mundo! ¡Sí, seguro que les ayudarán y así cuando China domine el mundo ellas tendrán cargos importantes por haberles ayudado a invadir el mundo!

Aquello era tan estúpido que incluso el hombre y la mujer que estaban de su lado le miraron con una cara de WTF pensando en qué se habría fumado ese tío para decir tal nivel de estupidez. La chica mágica no pudo aguantar más y se levantó.

–Mira, me voy, no tengo porque aguantar tanta estupidez.

La chica mágica se fue y se cortó la conexión, dando el resultado que el hombre quería, que no explicara por qué no curaban a la gente. El hombre sabía que si la chica se hubiera explicado hubiera dado un argumento sólido, tirando por el suelo todas sus mentiras. Pero no podía permitir que pasara eso, por eso la provocó para que se fuera sin dar ninguna explicación, y así poder seguir difamando.

–¡¿Lo veis?! ¡Ha marchado sin explicarnos porque no curan a la gente! ¡Porque tengo razón, pueden curarnos y no lo hacen! ¡Nos dejan morir expresamente, son unas asesinas!

La mujer pro-chicas mágicas intervino.

–Ha marchado sin explicarlo porque usted no le ha dejado.

–¡No la he dejado porque iba a mentir!

–¡¿Y cómo sabe que iba a mentir si no le ha dejado hablar?!

–¡Porque las chicas mágicas mienten!

–¡¿Y qué pruebas tiene de ello?!

–¡¿Y qué pruebas tiene usted de que no mienten?!

A partir de aquí la cosa se convirtió en los tertulianos gritándose y criticándose entre ellos, con el presentador pidiendo calma, pero nadie le hacía caso. Akari suspiró. No entendía por qué había gente tan mala, y sentía pena por Akako. Ese era el mundo que le esperaba a su pequeña hermanita cuando creciera. En ese momento llegó Akane.

–Ya estoy en casa.

–Bienvenida… – Dijo Akari sin muchos ánimos.

Akane vio que en la tele los tertulianos se estaban insultando y a Akari estando desanimada. No entendía por qué Akari veía eso si la ponía así.

–Akari, ¿por qué ves esta basura?

–No lo estaba viendo. Solo he encendido la tele y estaban emitiendo eso.

–Ya veo. Entonces lo apago, ¿eh? – Dijo mientras cogía el mando.

Akari asintió y Akane apagó la tele.

–Onee-chan, estoy preocupada.

–¿Preocupada? ¿Preocupada por qué?

–Las cosas están muy mal. Hay mucha gente en contra de las chicas mágicas, y muchas veces terminan peleándose con quienes están a favor. Muchos políticos mienten sobre ellas solo para ganar votos, y hasta hay chicas mágicas peleándose entre ellas porque están a favor o en contra del Tratado de Mónaco. Temo que algo malo pueda pasar.

–¿Algo malo? ¿Malo como qué?

–No sé, como enfrentamientos entre las chicas mágicas, y con los políticos, hasta una guerra. Tengo miedo de cómo puede acabar todo esto.

Akane, triste por ver a su hermana en ese estado, se sentó a su lado.

–Entiendo que te inquiete, pero no ganarás nada preocupándote. Además, aunque no te guste lo que está pasando, tampoco te afecta directamente.

–Ya…

Akari no podía contarle a su hermana que ella era una chica mágica.

–Vamos, no sirve de nada que te entristezcas. No puedes hacer nada para cambiarlo. No dejes que te afecte.

Akari solo asintió, pero seguía con la misma expresión, por lo que Akane siguió.

–La semana que viene es la cumbre de la ONU con Victoria, ¿verdad?

Akari asintió.

–Seguro que ella puede trasladar la voz de las chicas mágicas a los gobiernos y entre todos pueden llegar a un acuerdo que sea aceptado por todos.

–¿De verdad lo crees? – Preguntó Akari mirando a su hermana.

–¿Tú no?

Akari desvió su mirada y miró a la pequeña Akako que dormía en su regazo, ajena a todos los problemas.

–No lo sé… Solo espero que no vaya a pasar nada malo…

Pero si no fuera a pasar nada malo no tendríamos historia.


Mientras, en México, Las 5 Rosas, uno de los grupos de chicas mágicas de ese país, estaban deteniendo unos delincuentes.

–¡Toma esta, perra!

Uno de los delincuentes empezó a disparar con una metralleta a una de las chicas, la cual paró las balas sin problema con un escudo de energía, sin dejar de sonreír en ningún momento.

–¡Maldita! ¡Ahora verás!

El delincuente cogió una granada e intentó tirar de la anilla, pero al hacerlo vio que la anilla ya no estaba.

–¿Eh?

–¿Buscas esto? – Dijo alegremente otra chica mágica detrás suyo, enseñándole la anilla.

El delincuente, entonces, reaccionó rápidamente y lanzó inmediatamente la granada, explotando a pocos metros de él, por lo que la onda expansiva lo lanzó al suelo, donde otra chica mágica creó una cuerda delgada pero increíblemente resistente que lo ató dejándole inmovilizado. Por su parte, las otras dos chicas mágicas del grupo terminaron de detener a los demás delincuentes.

–Una vez más hemos salvado la ciudad. – Dijo la líder del grupo.

La gente entonces empezó a aplaudir. Las 5 Rosas hicieron algunas reverencias a modo de agradecimiento y luego hicieron brillar sus Gemas del Alma delante de la gente para que no recordaran sus caras antes de irse de allí.

Las 5 Rosas eran el segundo grupo de chicas mágicas más poderoso de México, solo superadas por Las Justicieras, las representantes de ese país. Tenían unos vestidos de chicas mágicas muy coloridos y alegres, similares a los de La mágica Doremi, con cuatro de las integrantes entre 13 y 15 años, y con la líder del grupo de 16. Siempre estaban sonriendo. Hasta ahora nadie había visto nunca a una sola de ellas con una expresión diferente, lo cual irritaba más a los criminales, siendo ellas más odiadas incluso que Las Justicieras.

Las chicas fueron hasta una azotea de un edificio lejano al local donde los delincuentes habían atacado, transformándose entonces para volver a llevar ropa normal.

–Buen trabajo, chicas. – Dijo la líder del grupo.

–¿Han visto cómo nos miraban? – Preguntó otra. – Cómo les fastidia que estemos siempre sonriendo.

–Qué lástima que el nombre de Siempre Sonrientes ya estuviera pillado, pienso que encajaría mucho mejor con nosotras. – Dijo otra.

–Cierto, pero el de Las 5 Rosas también es chulo.

–En fin, creo que podemos dar por finalizada con buena nota nuestra actuación de hoy. – Las demás asintieron. – Bueno, entonces nos vemos mañana.

Las 5 chicas de despidieron y se fueron cada una a su casa. Sin embargo, no sabían que habían sido observadas. Un pequeño dron con forma de insecto con una cámara incorporada las había seguido desde el local atacado hasta que se transformaron, pudiendo ver sus caras.

En una gran sala llena de pantallas y servidores estaban varios criminales que se habían dispuesto acabar de una vez por todas con Las 5 Rosas, y para ello habían traficado con droga para poder ganar dinero suficiente para poder comprar en el mercado negro ordenadores con una potencia increíble, tecnología increíblemente avanzada y programas para espiar y hackear redes de alta seguridad como la del Gobierno.

–Bien hecho, Cobalto. – Dijo el jefe a uno de sus secuaces, los cuales se habían puesto todos nombres de elementos para mantener el anonimato. – Litio, ¿puedes identificarlas con esas imágenes?

–Claro, jefe, será pan comido.

El criminal comparó las imágenes de las chicas con una de base de datos del Gobierno de México, encontrando las coincidencias en menos de 2 minutos. Una vez las tuvo, introdujo el nombre de una de las chicas en otra base de datos, pudiendo encontrar a qué escuela iba. Finalmente, accedió a la base de datos de la escuela y vio que todas las 5 chicas iban a la misma escuela.

–Jefe, ya he encontrado la escuela.

El jefe de los criminales sonrió.

–Bien. Mañana será el fin de Las 5 Rosas. Nadie olvidará nunca lo que vamos a hacer.


Al día siguiente las chicas de Las 5 Rosas fueron a la escuela, junto con todos los demás alumnos de esa escuela y los profesores. Sin saber lo que había pasado… Por la noche, utilizando drones, los criminales habían puesto explosivos por toda la escuela, en cada una de las aulas y en los pasillos. Una vez ya estuvieron todos los alumnos dentro, uno de los criminales se dirigió a su jefe.

–Todo listo, jefe.

Este sonrió.

–Bien. Ahora.

Entonces el criminal pulsó el botón de detonación.


MAHOU SHOUJO AKARI MAGICA

CIVIL WAR

1 de Octubre de 2021 a las 14:57 1 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Capítulo 2

Comenta algo

Publica!
Gerendo 01 Gerendo 01
Link del Drive donde están las músicas, openings, endings, y cosas que creo que pueden ayudar a entender mejor la serie: https://drive.google.com/drive/folders/15M7x-03FCMtOuMLP-dhrXCM_oYSZxzu3
October 01, 2021, 14:58
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 11 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión