B
Ben Arr


El nacimiento de Miroslava esconde muchos secretos después de cumplir 18 todos esos secretos serán revelados teniendo que tomar una decisión qué cambiará su vida


Fantasía Sólo para mayores de 18.

#amor #angel #demonio #passion
0
26 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los jueves
tiempo de lectura
AA Compartir

Tragedia

Plumas negras y blancas caían del cielo me encontraba en medio del bosque en pijama y descalza, una voz dentro de mi dijo corre obedecí escapaba pero no sabía de qué o de quién las hojas secas crujían debajo de mis pies con cada pisada,sabía que todo era un sueño ya era la cuarta noche seguida que soñaba lo mismo, tropecé con la rama de un árbol al caer al piso lastime mis rodillas, la tenue luz de la luna menguante desapareció alce mi rostro, mire al cielo y allí estaba no lograba identificar que era; de lo que si estaba segura es que no era humano.

Tenía un par de alas negras replegadas
de su espalda, ojos totalmente negros, una mirada aterradora,la comisura de sus labios estaban hacia arriba en una risa de forma maléfica se lanzó sobre mi, di un grito ahogado.

Desperté al escuchar la voz mi madre

—¡Miroslava!, ¡Miroslava!, hija despierta ¿Otra vez la misma pesadilla?—pregunta preocupada

Afirmé mientras recogía mi cabello
—¿Qué hora es?

— 8 am ya Bryan y Benayun están listos.

—es tarde voy a ducharme y bajo,¿papá nos va a llevar al juego?

Mamá me mira con pesar — salió temprano,lo llamaron del trabajó te dejo dicho que para la próxima seguro si los acompaña.

—siempre es lo mismo nunca comparte los domingo con nosotros—estaba realmente molesta

Mamá me rodea con sus brazos en un intento por calmarme

— tienes que entenderlo, es trabajo.

—si mamá pero nosotros somos su familia

Me fui al baño porque si continuábamos íbamos a terminar en una discusión.
Yo no soy del tipo de chica que dura 2 horas para vestirse, me puse mis jeans azules, y la camisa del equipo de Benayun era azul con franjas rojas y mis Vans negros, el cabello lo deje suelto porque aún lo tenía mojado.

—ya están listos—pregunte al bajar las escaleras
Benayun el menor de los tres, era de piel blanca cabello negro enmarañado, grandes ojos negros, delgado y alto, él a diferencia de Brayan y mía era más sumiso, penoso, y callado.
Bryan era el payaso, extrovertido, sociable, de piel morena cabello liso cortado en forma de hongo ojos negros, y delgado.

Yo era la mayor nunca me e considerado atractiva, piel morena, cabello castaño claro largo hasta la cintura,delgada y bajita, era muy parecida a papá, solo que el color miel de mis ojos era algo peculiar porque no eran ni de mamá ni de papá.

—¡tengan cuidado!—dice mamá en el momento en que salimos.

Benayun llevaba un balón de fútbol en las manos, Bryan le dijo que se lo prestará y el obedeció, empezaron a darce pases de un lado a otro.
Brandon como siempre nos esperaba en la esquina para acompañarnos al juego de Benayun.

Me saludó con un beso en la mejilla hace unos meses me había confesado que gustaba de mí no lo voy a negar es súper lindo ojos marrones claros, cabello negro cortado a la moda alto y robusto, pero no era mi tipo lo consideraba más como un buen amigo.

Comenzamos hablar sobre cosas del colegio. Bryan y Benayun nos ganaron una gran ventaja.
En el momento en que iban a cruzar la esquina vi dos alas blancas que salían de la espalda de Benayun, sentí como si un cuchillo atravesará mi corazón, el teléfono sonó y lo tome del bolsillo, sucedió algo extraño mis manos estaban cubiertas de sangre, lo deje caer al piso y Brandon se preocupó

— ¿que sucede?
En ese momento escuchamos un grito ahogado de sufrimiento.
Corrí rápido hacia la dirección en donde cruzaron mis hermanos y lo que vi hizo que mi mundo se partiera en mil
pedazos .

Benayun estaba tirado en el piso con un pequeño charco de sangre alrededor de su cabeza a su lado Bryan lo llamaba desesperadamente con lágrimas, me acerque rápido y puse su cabeza en mi regazo le aparte unos mechones de cabello de su rostro y aún tenía esas dos alas blancas, Brandon detuvo una camioneta que iba pasando eran dos señores mayores al ver la escena nos ayudaron a llevar a Benayun al hospital, en camino mis lágrimas caían sobre su rostro pálido, le pregunté a Bryan que había pasado pero el llanto y los nervios no lo dejaban hablar lo único que entendía era que decía "mi culpa todo fue mi culpa".

El camino al hospital se me hizo una eternidad a pesar de que solo estaba a 10 minutos, cuando llegamos Brandon llevó a Benayun en sus brazos nos recibió una enfermera de piel canela,con cabello rulo cortó, pregunto que había sucedido y rápidamente busco una camilla lo
acostaron allí y el doctor que estaba presente dijo que tenía que pasarlo de urgencia a quirófano, pero necesitaba la orden de nuestros padres.
Llame a mamá y al principio no me entendía hasta que la realidad la golpeó
—¡mi bebé!, ¡mi bebé! — repetía una y otra vez

Paredes blancas personas caminando de un lado a otro, ancianos en sillas de ruedas, niños llorando todas esa cosas me tenían aturdida.
Mamá llego más rápido de lo que pensamos, su cabello negro lo llevaba amarrado como una cebolla, la cara la tenía inchada se notaba que había estado llorando todo el camino.

El doctor le explicó el procedimiento.

Vi pasar a un señor mayor en una silla de ruedas pero lo que llamó mi atención fue la gran hacha que tenía enzima de él, lo ignore lo más seguro es que todo fuera a causa del susto.

Pasó una hora hasta que el Dr salió del quirófano, su rostro reflejaba tristeza y decepción me imaginé lo peor, negó con la cabeza y mi madre cayó de rodillas al piso

Corrí hacia el quirófano una enfermera trato de detenerme pero como pude me solté hacía mucho frío allí estaba mi hermanito tendido en esa camilla, ya no tenía el cabello enmarañado se lo habían cortado ahora gasas blancas rodeaban su cabeza, tome sus manos entre las mías, estaban heladas, su piel estaba blanca como la cal, las alas blancas habían desaparecido

—¿Porqué, porqué te lo tienes que llevar? Es solo un niño —mi voz era entrecortada lo tome entre mis brazos y lo abracé fuerte
—te amo hermanito.

Él doctor toco mi hombro —no puedes estar aquí tienes que salir.
Papá había llegado su rostro estaba inundado de lágrimas, intento darme un abrazo el cual rechace con un manotón


—tu, todo es tu culpa, si... si tan solo nos hubieses llevado en el auto nada de esto hubiera pasado.


6 meses después


Habían pasado ya 6 meses de la muerte de Benayun después de eso cambié drasticamente ya no salía con amigos, no hablaba con nadie me aísle completamente del mundo, me teñí el cabello con reflejos amarillos, empecé a utilizar un piercings en la nariz, todo me irritaba.


El mundo había pasado a importarme una mierda, comencé a bajar las calificaciones, me alejé completamente del mundo, discutía constantemente con mis padres.


Me hice un tatuajes a escondidas de mis padres en la espalda, una rosa negra.


Baje a buscar un poco de agua, pero no me acordé que la franelilla que llevaba era de tirantes delgados.


—¿Que te hicistes Miroslava?—pregunta papá en un tono muy alto casi gritando.
Lo miré y alce una ceja—es solo un tatuaje


Note la irá en sus ojos—¡es solo un tatuaje!...¡es solo un tatuaje!... En ningún momento nos pedisteis permiso para tatuarte.


—es mi cuerpo, y no tienes ningún derecho de reprocharme nada.
Alza un poco más la voz
—Soy tu padre, y debes de respetar.


Sentí que la sangre se me subía a la cabeza estallé el vaso de agua contra la pared—estoy cansada de siempre lo mismo si de verdad fueras un gran padre mi hermano seguiría vivó.
Salí de la cocina y subí las escaleras ,escuché que mi madre comenzaba a discutir con él


—no puedes presionarla así, tienes que entenderla.


—que voy a entender, dime Franchesca, entendí que se pintará el cabello, entendí que se pusiera esa cosa en la nariz, entendí que bajara las calificaciones ¿Que mas voy a entender?


Me senté en el l piso de mi pequeña habitación flexionando las rodillas contra mi pecho, me abracé a mi misma para evitar romper en llanto.


—si, Miroslava no cambia su actitud la mandaré a Illinois con mis padres—grito fuerte para que escuchará su advertencia.


—ya perdí a un hijo no pienso perder a otro, así que porfavor ten paciencia esto no es fácil para ninguno—la voz de mi madre era débil.


Busqué en la gaveta de noche mi libreta de apuntes me puse los auriculares y allí comenzaba mi viaje lejos de todo este desastre, escribir y escuchar música era la manera de desahogarme, la única persona que sabía sobre mi pasión por la escritura era Benayun, cuándo estaba aprendiendo a leer por equivocación tomo mi libreta y desde ese día se convirtió en mi confidentes, ese mejor amigo que creía en mi talento a la hora de escribir.


Después de escribir unos cuantos párrafos mire las paredes de mi habitación ese color rosado me estaba empezando a dar dolor de cabeza, tenía que cambiarlo cuanto antes.
Todos criticaban mi comportamiento y mi cambio de humor, pero nadie se había percatado que esa burbuja de vidrio en la que me introduje era para evitar más dolor aunque no le había dicho a nadie, yo más que nadie me sentía culpable por la muerte de Benayun, en principio ellos estaban bajo mi cuidado, no tenía porque haber dejado que se me adelantarán. Siempre cargaré con eso.


Luego de esa tragedia seguía viendo las alas blancas en algunas personas y en otras la gran hacha que después de investigar por internet descubrí que era la OZ de la muerte.


Un día cuando regresaba de clases presencié un robo y uno de los chicos fue abatido por la policía,arriba de su cabeza se encontraba la OZ eso me ayudó a descubrir que las personas que tenían la OZ y las alas blancas fallecerían; al día siguiente en las noticias salió el robo que presencié y en el explicaban que el ladrón estaba siendo investigado por la violación y asesinato de tres niñas toda una joyita por así decirlo, eso termino de aclarar mis dudas alas blancas las personas que fallecerian y eran buenas y la OZ las personas que fallecerian y eran malas.


Aunque ya saber eso de nada me servía, con eso no regresaría mi hermano.
Al llegar las vacaciones todo fue más difícil, ya no habían salidas al parque a jugar fútbol, ni idas a la playa, ni picnic familiar, todo eso se acabó en el mismo momento que Benayun falleció, esos dos mese de vacaciones me dediqué a remodelar mi habitación, ya el tono rosa que me estaba volviendo loca, había desaparecido ahora un amarillo claro cubría las paredes las pinte de ese color porque el amarillo era el color favorito de Benayun, coloque unos cuantos afiches de Ed Sheeran, Eminem, Rihanna y por supuesto no podía faltar el afiche de Leo Messi.


Eso me ayudó a distraer un poco la mente, el resto de los días me lo pasaba escribiendo y escuchando música.
Dos días antes de empezar de nuevos las clases todos los años hacian un baile de bienvenida estaba decidida a no asistir pero Brandon y Vanesa mi mejor amiga insistieron tanto que termine aceptando.


22 de Septiembre de 2021 a las 16:22 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo Baile

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 15 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas