abduzhobi- willa jung

Luego de una horrible relación con su exnovio, Kim TaeHyung quiere saber lo que se siente "hacer el amor", así que le pide a JiMin, su mejor amigo, que le ayude con eso. ↪Queda prohibida cualquier tipo de copia o adaptación de esta obra.


Fanfiction Bandas/Cantantes Sólo para mayores de 18.

#bts #jimin #taehyung #vmin #minv #topjimin #botomtaehyung
0
6 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

[지나가]

Kim TaeHyung se relame los labios, señal suficiente para saber que se encuentra muy nervioso, y luego observa a su estupefacto mejor amigo, Park JiMin. El rostro del pelirosa está pálido y la sonrisa amable que antes había en sus labios se está volviendo una mueca de confusión, casi de desagrado.

TaeHyung, desde luego, esperaba eso.

—P-Por favor, Mimi —insiste con los ojos aguados y el corazón latiéndole a mil por segundo —. Sé q-que lo que te pido no es agradable, pero ¿podrías?

JiMin ni siquiera parpadea, sólo ve a su mejor amigo como si no creyese lo que acaba de oír. Y es que no lo cree.

De nuevo, TaeHyung esperaba eso.

—S-Sólo será una vez —repite con un poco de dificultad debido al nudo que hay en su garganta, y es que pedirle a su mejor amigo algo así le hace sentir muy humillado, avergonzado —. Yo... Mimi, quiero sentirme amado.

El pelirosa parpadea lento, volviendo en sí, y luego exhala pesadamente.

—Eres en quien más confío, Mimi —el castaño sigue diciendo, su voz estando algo rota, demasiado triste —. Tú... Tú eres a quien más amo, lo juro, y estoy seguro de que me amas igual, así que ¿podrías, por favor, hacerme el amor? —Repite la pregunta, queriendo llorar porque se siente muy avergonzado —. Por favor, Mimi. Por favor, ámame.

Y es que TaeHyung lo no quiere, pero de sus ojos inevitablemente empiezan a salir calientes y dolorosas lágrimas mientras le suplica a su mejor amigo que le haga el amor, que lo deje sentir.

Kim TaeHyung quiere sentirse amado.

Quiere borrar a BoGum de su cuerpo.

Y Park JiMin es en quien más confía.

—Por favor —insiste antes de que la voz se le corte, dando paso a un gran sollozo por el dolor que siente.

Su relación con Park BoGum no fue exactamente color de rosa, de hecho, fue gris, oscura, horrible, dolorosa, y a Kim TaeHyung aún le cuesta mucho trabajo entender que lo que BoGum le hacía no era bueno.

Park BoGum no le hacía el amor.

Y aunque TaeHyung no sabe qué es exactamente "hacer el amor", quiere sentirlo, quiere hacerlo. Lo necesita. Quizás así su mente y su corazón por fin entiendan que BoGum fue malo.

—Tete —JiMin murmura, llamándolo. TaeHyung no le mira, pero le hace un pequeño gesto para que siga hablando —. Lo haré —dice, entendiendo lo que pasa por la mente de su amigo y todo lo que debe estar sintiendo — Lo haré.

Oh.

A TaeHyung le toma sólo un segundo procesar lo que su mejor amigo le ha dicho, y cuando lo hace, cuando por fin su cerebro entiende, deja salir un gran suspiro por entre sus labios. Se siente demasiado aliviado. Park JiMin es tan compresivo, tan bueno, tan...

TaeHyung realmente quiere que un hombre tan bueno como JiMin sea quien le enseñe qué es hacer el amor.

—Gracias —TaeHyung murmura.

JiMin se arrastra en el sofá hasta estar a un lado de su mejor amigo y luego le besa la frente, acariciándole la mejilla lentamente, como merece ser tratado.

—No tienes que agradecerme, Tete —asegura, rozando su nariz con la de su mejor amigo para hacerlo sonreír. Su castaño favorito merece ser muy feliz. — Hago lo que sea por ti.

Y sin más, JiMin estira sus labios para apoyarlos suavemente contra los del castaño, dándole pequeños piquitos que buscan relajarlo. Se siente raro besar a su mejor amigo, TaeHyung piensa, pero no se detiene. Se aferra a los hombros del pelirosa y le aprieta suavemente cuando siente que JiMin profundiza el beso. Se siente raro, TaeHyung decide, mas todo lo que hace es abrir su boca para darle permiso a JiMin, sintiendo todos sus sentidos nublados al momento en que el pelirosa le delinea los labios con la punta de la lengua, siendo muy cuidadoso y dulce en todo momento.

Oh, TaeHyung nunca fue besado así.

—JiMin —el castaño jadea bajo contra la boca ajena, delirando de gusto.

La mano libre del pelirosa viaja hacia la cintura de TaeHyung, acariciando la zona por sobre la ropa, mientras la otra le sigue acariciando la mejilla.

—¿Sí? —JiMin le muerde el labio.

—JiMin —TaeHyung delira, sintiendo sus piernas temblar por la manera en que está siendo besado —. JiMin, yo no... Nunca me han besado así.

—«Así» ¿cómo?

JiMin rodea la cintura de su amigo con ayuda de su brazo y luego lo atrae hacia su regazo, acariciándole toda la espalda mientras le sigue besando. Y TaeHyung no cree poder hablar si su mejor amigo le sigue besando así.

—C-Como... Como s-si me amaran —la mente de TaeHyung está en blanco, no encuentra palabras para expresar qué está sintiendo —. JiMin... Yo me siento a-amado ahora mismo.

—Te amo —JiMin asegura, bajando los besos hasta el cuello de TaeHyung.

TaeHyung asiente con varias lágrimas saliendo de sus ojos al sentir los labios de Park JiMin besando toda su piel. Es la primera vez que alguien le susurra que lo ama mientras le besa el cuello y el castaño no sabe cómo reaccionar a ello más que llorando. Se siente bien esta vez, mientras le están besando.

—¿Se sienten bien? —Pregunta JiMin, dejando un dulce beso en la nuez de Adán —. ¿Mis besos se sienten bien?

El castaño asiente frenéticamente.

—Así es como debe hacerte sentir tu pareja, no esperes menos, ¿oíste?

—S-Sí.

JiMin se entretiene varios minutos besando el sensible cuello de su amigo antes de volver a besarle en los labios, sosteniéndolo fuerte por las caderas para evitar que se mueva sobre su creciente erección.

—Todo a su debido tiempo, cariño —le susurra, adentrando sus manos en la camisa del castaño para acariciarle la cintura con lentitud, no tocando de más. — Tenemos toda la noche, bebé.

TaeHyung se sonroja.

Con BoGum, el momento de "hacer el amor" era muy rápido, sin besitos que le alegraran el corazón y le hicieran delirar de placer, sin caricias tontas y dulces... sin nada de lo que Park JiMin le está dando. Con BoGum, "hacer el amor" era sinónimo de mucho dolor y, ciertamente, TaeHyung no tenía ganas de repetirlo, pero ahora... Dios, JiMin está siendo tan suave que él podría... Él quiere volver a sentirse así.

El pelirosa le quita la camisa, mas no lo toca, en cambio, se aleja para mirar el cuerpo semi-desnudo de TaeHyung y sonríe enternecido ante los lunares dispersos en todo su pecho.

—Hermoso —le susurra, inclinándose hacia delante para besarle la cicatriz que, sabe, el menor le ocultó por años.

TaeHyung niega, llorando en silencio. Su mente llena de inseguridades, mas su corazón lleno de sentimientos que nunca antes ha sentido.

—Hermoso —JiMin repite, besándole las demás cicatrices que, oh Dios, ni siquiera quiere saber cómo BoGum se las hizo —. Todo de ti es hermoso, Tete.

El castaño no lo cree.

Park JiMin le dibuja —con ayuda de las yemas de sus dedos— corazones sobre las cicatrices que se cruzan en su camino para luego besarlas.

—"Creo que las cicatrices son como las heridas de la batalla: hermosas, en cierto sentido. Muestran por dónde has pasado y qué tan fuerte eres por salir de allí" —recita JiMin, sabiendo que por mucho tiempo esa fue la frase favorita de TaeHyung.

Hasta que conoció a Park BoGum.

—Hermoso —repite, y esta vez Kim TaeHyung no intenta negarlo. Quiere creer en lo que JiMin le dice.

JiMin le acaricia las mejillas, dándole un pequeño beso en los labios antes de quitarse la camisa bajo la atenta mirada de TaeHyung, quien solloza bajito al ver el tatuaje que el pelirosa tiene en la piel: "지나가".

Pasará —le promete JiMin —. Todo el dolor que sientes, pasará.

'Pasará', el castaño repite en silencio.

TaeHyung finalmente asiente, decide creer en sus palabras, y JiMin le sonríe, inclinándose una vez más para besar al menor mientras le toma de las manos para colocarlas sobre su pecho.

—Aquí —le indica —. Puedes tocarme, Tete —le recuerda con voz muy dulce.

Las manos de TaeHyung tiemblan en demasía mientras intenta acariciar el pecho de JiMin, quien sigue besándole dulcemente, acariciando su espalda y su cintura. ¿De eso se trata "hacer el amor", besarse y acariciarse?

—Sostente —JiMin advierte antes de tomarlo por los muslos, cargándolo con facilidad para caminar hacia su cuarto aún sin romper el dulce beso.

TaeHyung tiembla mientras JiMin le recuesta delicadamente en la cama, gateando un poco antes de ubicarse entre sus piernas, rompiendo el beso que los une sólo para sonreírle.

—¿Q-Qué sucede? —Pregunta.

—Mis labios —JiMin ríe bajito —, los tengo muy hinchados.

El castaño enrojece, queriendo hundir su rostro en pecho de JiMin, pero éste no le deja. JiMin le besa las mejillas, la frente y la mandíbula, bajando hasta su cuello, raspando la piel con ayuda de sus dientes. TaeHyung se retuerce, siendo extremadamente sensible en una zona que antes solía estar llena de marcas. Por instinto, se aferra a los hombros del pelirosa, apretándolos un poco cuando siente la lengua de su amigo rodeando su pezón izquierdo mientras que el otro es estimulado con sus dedos.

—Oh.

TaeHyung ahoga un gemido, sintiendo sus ojos aguados.

¡Oh, por Dios!

JiMin sonríe, incorporándose un poco para darle un casto beso en los labios antes de volver a bajar a su pecho, su sonrisa haciéndose más grande al ver la forma en que TaeHyung tiembla bajo su toque. Le acaricia la cintura con delicadeza y luego coge el borde del short que el castaño está usando para bajarlo, llevándose consigo la ropa interior.

Por instinto, TaeHyung cierra las piernas.

El pelirosa le acaricia suavemente las piernas, dándole tiempo a TaeHyung para que se relaje. Y cuando lo hace, JiMin le da un casto beso en la pancita antes de hacer un camino de besitos a su entrepierna. Con cuidado, el mayor rodea el miembro ajeno con su mano y lo masturba un poco hasta que éste está completamente duro. Luego, se lo lleva a la boca, chupando despacio la punta y siendo abruptamente interrumpido.

—P-Promete que n-no me morderás —balbucea TaeHyung, rojo por lo bien que se sintió ese delicado contacto y por la gran vergüenza que siente.

JiMin oculta una mueca de disgusto al ver las marcas cerca de la entrepierna de TaeHyung. BoGum fue una bestia.

—No voy a morderte, lo prometo.

TaeHyung asiente, mas se siente muy nervioso cuando Park JiMin engulle su polla nuevamente, por lo que JiMin trata de ser lo más cuidadoso posible mientras chupa el pene de su amigo. Lame toda la longitud, tomándose su tiempo para observar las expresiones de TaeHyung, y luego la engulle hasta la mitad, masturbando lo que su boca no es capaz de tomar y TaeHyung, oh, está muriendo por la felación. Siente las piernas adormecidas, mas todo su cuerpo está temblando, y los dedos de sus pies se contraen por el placer que siente. Sus manos buscan algo a lo que aferrarse, siendo el cabello rosa de su mejor amigo, y TaeHyung empuja la cabeza del mayor hacia abajo, hacia su polla.

TaeHyung quiere que tome todo de él.

JiMin se ahoga un poco, pero se deja hacer sintiendo las pequeñas lágrimas bajar por sus mejillas mientras relaja la garganta. Su cabeza se mueve hacia arriba y hacia abajo rápidamente y a sus papilas gustativas está llegando el sabor del pre-semen de TaeHyung.

Oh.

—Ji-Ji-JiMin —TaeHyung lloriquea. Sus ojos están aguados y su garganta está muy seca. Necesita gritar por lo bien que se siente, pero no puede.

Las palabras no quieren salir.

Oh.

—Ji-JiMin... —intenta decir, pero falla.

Su bajo vientre explota en cosquillas y por un momento la vista se le nubla. El castaño jura ver puntos blancos en medio de la oscuridad mientras se deja llevar por el orgasmo, mientras JiMin traga rápidamente, sorprendido ante la fuerte corrida, y luego se aleja un poco para relamerse los labios, no conteniéndose de sonreír y besar con suavidad la piel de TaeHyung, quien se siente muy sensible allí.

Oh, Dios.

El pelirosa le muerde despacio la piel de los muslos y TaeHyung se derrite. Es una mordida suave, placentera, y no sabe cómo reaccionar. Sólo sabe que le gusta mucho que JiMin lo haga.

—Hazlo de nuevo —pide. — Muerde.

JiMin lo vuelve a hacer, riendo bajito ante el gran sonrojo de TaeHyung.

—Tierno —murmura, no sabiendo que sus palabras lo enloquecen.

TaeHyung siente caliente el corazón.

Los besos y mordidas van y vienen por varios minutos y TaeHyung se da cuenta así que JiMin es adicto a besar y complacer a sus acompañantes.

Es bueno haciendo el amor.

JiMin se aleja, nunca dejando de tocar la piel de TaeHyung realmente, para buscar el lubricante en los cajones de su mesita de noche y una vez lo tiene en sus manos se acerca nuevamente a su menor, vertiendo lubricante en sus dedos para luego tantear la entrada de TaeHyung, quien se muerde el labio.

—¿Qué haces? —Pregunta con el aire escapándole rápido de los pulmones.

—Te preparo para que no duela —dice mientras adentra el primer dedo en la entrada de TaeHyung, esperando unos segundos antes de empezar a moverlo con suavidad, atento a las reacciones de su menor.

«Te preparo para que no duela»

TaeHyung no comprende realmente cómo es que no va a dolerle, pero no puede pensarlo mucho porque, casi de inmediato, su mente se nubla y lo único que puede sentir son cosquillas en su bajo vientre. Luego, JiMin adentra un segundo dedo y el castaño casi quiere alejarse, pero se relaja rápidamente. No duele. JiMin está haciendo que no duela.

Le arde, mejor dicho, mas no duele.

Un tercer dedo se adentra en él y roza algo en su interior que lo hace gemir y arquear las caderas, no sabiendo muy bien cómo reaccionar.

¿Qué ha sido eso?

—T-Tócame ahí —le suplica —. No sé qué es eso, p-pero se siente bien.

JiMin casi quiere gruñir enojado ante lo poco que Kim TaeHyung conoce su propio cuerpo, pero se contiene pues prefiere cumplir con lo que él le pide. Empuja una y otra vez el punto dulce del castaño, arrancándole gemidos y jadeos que le hacen doler la garganta, pero TaeHyung no se contiene.

Se siente tan bien.

—Así... —JiMin muerde suavemente los muslos de TaeHyung, sonriendo al notar, de nuevo, lo sensible que es ahí —. Así es como deben hacerte sentir.

TaeHyung asiente, mas no comprende realmente el punto de JiMin.

—Si no te hacen sentir el chico más amado mientras te besan, si no te preparan, si no te hacen sentir así, debes irte, TaeHyungie —le explica mientras retira sus dedos, por lo que el menor se queja con un puchero —. Si no te sientes a gusto, debes irte. Es tu derecho decir «No quiero».

JiMin se coloca el condón que anteriormente ha tomado, vierte lubricante en su miembro y se masturba para estar completamente duro antes de guiar su polla hacia la entrada de TaeHyung, mirándolo a los ojos antes de decir:

—¿Entendiste, TaeHyung?

—Sí.

—¿Y quieres seguir con esto?

TaeHyung siente los ojos aguados al oír la pregunta de JiMin. Quiere llorar pues es la primera vez que no oye una voz ronca ordenándole que se abra de piernas. En cambio, está escuchando una voz suave preguntándole si quiere eso. Y sí, joder, TaeHyung quiere eso.

Quiere eso con JiMin.

—Sí —asiente rápidamente, llorando en silencio.

JiMin se inclina para besarlo en los labios, adentrándose lentamente en lo que TaeHyung le rodea la cintura con sus piernas y el cuello con sus brazos, haciendo un esfuerzo sobrehumano para corresponder el beso.

El castaño araña la espalda de JiMin al sentirlo completamente dentro, todo su cuerpo está temblando y su mente está intentando asimilar que no está sintiendo dolor en ningún lado. Es gratificante notar que no duele. Es doloroso para su corazón asimilar que BoGum le hacía daño incluso si le repetía muchas veces que "lo amaba".

—¿Puedo moverme, TaeHyungie?

JiMin es cuidadoso hasta para hacerle preguntas y Kim TaeHyung no puede evitar asentir, tirando de él para darle un torpe beso en los labios que se ve interrumpido ni bien el pelirosa toca nuevamente su punto dulce.

Oh, Dios.

El pelirosa empuja con facilidad su punto dulce, haciendo que TaeHyung se pregunte, cuando su mente no se encuentra nublada por todo el placer que siente, cómo es que lo hace.

Park BoGum nunca lo hizo sentir así.

—JiMin —TaeHyung jadea, asustado ante todo lo que está sintiendo.

—Tranquilo —JiMin le besa la mejilla, haciendo un camino de besos hasta su cuello, donde deja besos húmedos —. Así se siente hacer el amor, TaeHyung.

TaeHyung siente sus piernas temblar mientras empuja las caderas ajenas, haciendo más profundas e intensas las estocadas.

—E-Es demasiado —murmura —. No puedo... No puedo pensar.

JiMin ríe bajito.

—Es que no tienes que pensar, cariño. Sólo sentir.

Oh.

TaeHyung cierra los ojos, queriendo atrapar de lleno todo lo que siente, y... Oh, Dios, podría correrse sólo con eso. No cree poder aguantar tanto. ¿Cómo es que JiMin aguanta tanto?

Oh.

Quizás él no lo está disfrutando.

—JiMin, quítate el condón. —El mayor niega. — N-No vas a correrte. Quítalo.

—¿Quién dijo que no?

El castaño quiere decir algo, pero su mente vuelve a nublarse cuando las estocadas se hacen más rápidas, más fuertes, más profundas... Oh. Oh. ¡Oh!

Su bajo vientre se retuerce.

—Q-Quítalo —masculla —. No v-vas...

TaeHyung arquea las caderas para pegarse por completo a JiMin, quien le sigue embistiendo rápidamente y besándole el cuello como si la vida se le fuese en ello. Y lo siente. Cuando el pelirosa le toma por las caderas y se incorpora, penetrándolo aun más... más duro. JiMin se está corriendo.

—Mierda. Mierda. Mierda. TaeHyung —JiMin jadea, clavando su polla más profundo mientras se recuesta sobre el pecho de TaeHyung para intentar calmar su respiración. — Oh, Dios. Eso fue...

El castaño abraza a JiMin, sus labios estirándose en una gran sonrisa por lo que acaban de hacer y luego le da un beso en la punta de la nariz.

—Gracias, JiMin —murmura.

JiMin arruga la nariz graciosamente.

—No agradezcas.

Luego, se retira para quitar el condón y tirarlo a la basura, lo cual hace que TaeHyung abra mucho los ojos. Ya ni siquiera intenta demostrar que Park BoGum le había mentido cuando le dijo que "los activos no disfrutaban teniendo un condón puesto".

—¿Estás bien, Tete?

—No sé.

—¿Te duele algo?

TaeHyung niega, dudando un poco antes de darle la espalda. Su mente está trabajando muy rápido para procesar lo que ha ocurrido, lo que ha sentido gracias a Park JiMin.

—¿Podrías abrazarme, JiMin?

JiMin ni siquiera lo duda.

—Descansa, Tete —le dice dulcemente y luego le besa la mejilla —. Te amo.

TaeHyung no le responde, sólo se acurruca en su pecho mientras se esfuerza por descifrar lo que siente luego de hacer el amor. Se sintió bien hacer el amor, piensa. Y no quiere hacerlo con nadie más que no sea Park JiMin, decide finalmente.

—Yo también te amo —murmura.

Y lo que siente mientras JiMin rodea lentamente su cintura, TaeHyung no quiere sentirlo con nadie más.

Sólo con él.

27 de Septiembre de 2021 a las 14:08 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

willa jung jung hoseok lo arruinó para todos los demás.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~