shinki97 Missael Alejandro Reyes Burciaga

Un chico maltratado por la sociedad descubrirá que tiene poderes sobrenaturales y decidirá destruirlo todo, ¿cumplirá con su prometido?, o ¿habrá alguien capaz de detenerlo?.


Drama Sólo para mayores de 18.

#drama
0
16 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 1.

[Un chico de cabello blanco y gafas, joven, se encuentra dibujando en una tableta gráfica, el dibujo digital es de un héroe con poderes de luz combatiendo contra monstruos.

Al terminarlo lo firma digitalmente en una esquina con el nombre: Masaru Isobe.]

Masaru: Por fin lo termine…

[Son alrededor de las 4 de la madrugada. Masaru sube su dibujo a un foro dedicado a dibujantes digitales.]

Masaru: Ahí va….. lo revisaré más tarde… en unas horas tengo que ir a la preparatoria…

[Masaru se tira en su cama, su pequeño departamento está hecho un desastre, hay basura y platos de comida vacíos por todas partes.

A las 7 de la mañana, con tan solo tres horas de sueño Masaru se levanta, se lava la cara y se cepilla los dientes.

Toma su mochila, conecta sus audífonos a su teléfono y sale de su hogar.

Llega a la estación de tren, pasa la tarjeta sobre el detector y baja las escaleras. Eventualmente sube al tren y comienza a leer los comentarios de su dibujo.]

Usuario 1445 comentó: ¿Sigues dibujando?, las proporciones están incorrectas, deberías borrarlo inmediatamente, no tienes talento.

Usuario 170900 comentó: Dibujas horrible, ¿por que lo intentas? deberian suspenderte del foro.

Usuario 997 comentó: Deberias suicidarte, no te queremos aquí…

[A pesar de leer todos esos comentarios negativos, la expresión estoica de Masaru no cambia hasta que ve el siguiente comentario.]

MagicalGirl32 comentó: ¡Muy bueno!, ¡sigue así!.

[Muy levemente una sonrisa aparece en su rostro.

Tras una hora y cuarto llega a la preparatoria. Antes de entrar respira hondo y comienza a caminar con cautela.]

Masaru: Aquí vamos de nuevo…

[Masaru entra al aula, nadie le presta atención, todos están conversando en grupos.

Las chicas se la pasan maquillando y siendo usualmente ruidosas, los hombres hablan de deportes y los nerds de videojuegos.

Masaru se sienta silenciosamente en su pupitre y comienza a dibujar en su libreta.

Después de unos minutos entran unos estudiantes de aspecto peligroso, se nota a leguas que son de los que le hacen la vida imposible a los demás.

Uno de ellos señala a Masaru, el trío de delincuentes se le acerca.]

Hajime: ¡Masaru!, ¡¿por qué estás tan callado?

[Hajime le arrebata el cuaderno.]

Hajime: ¿Qué es esto?, ¿dibujos de preescolar?..

Masaru: Es manga…

Hajime: ¡¿Manga?!, ¡¿que?!, ¡¿acaso quieres ser como el creador de One Piece?!, ¡no me hagas reir!.

[Hajime arranca el dibujo y lo rompe en pedazos.]

Hajime: ¡Deberías darme las gracias!

Masaru: ¡Oye!.

[Masaru intenta ponerse de pie, pero Hajime toma su cabeza y la estampa contra el pupitre.]

Hajime: ¡Tranquilo amigo!, ¡Te hice un favor!.

[Masaru aprieta con fuerza su mandíbula, se levanta de repente y golpea a Hajime en el rostro para después huir del lugar.]

Hajime: ¡Atrapenlo!.

[Masaru corre a toda velocidad a través de los pasillos a toda velocidad hasta que lo arrinconan y atrapan delante de un aula de tercer año.]

Hajime: ¡¿Creíste que te saldrías con la tuya?!, ¡por favor!.

[Hajime golpea a Masaru en el rostro, el golpe fue tan poderoso que lo tumbó al suelo.]

Hajime: ¡No quieras jugar a ser el héroe!.

[Hajime y sus amigos comienzan a patear sin cesar a Masaru.

Después de unos minutos, lo toman del cuello y lo azotan contra los casilleros.]

Hajime: ¡¿Quieres más?!.

[Hajime le quita los anteojos y los tira al suelo, estos se rompen completamente.

Del aula sale un chico de tez morena, alto y atlético, decenas de chicas están a su alrededor intentando captar su atención.

Él mira a Masaru solo para comenzar a caminar en dirección opuesta con un balón de fútbol soccer en la mano.

Tras diez minutos una profesora les grita.]

Maestra: ¡Oigan!, ¡¿qué creen que están haciendo?!, ¡las clases ya comenzaron!.

[Hajime y sus amigos sueltan a Masaru y corren hacia el aula, él está sangrando de la cabeza.]

Maestra: ¿Qué esperas?, ve a clase tú también.

Masaru: L-lo siento…

[La maestra da media vuelta y abandona el lugar, Masaru completamente apaleado se levanta a duras penas.]

Masaru: Creo que me iré a casa por el día de hoy…

[Masaru regresa a la estación, pasa su tarjeta y aborda un tren. Al momento de sentarse, las personas a su lado se levantan y se alejan de él, sin embargo Masaru no le da importancia.]

Masaru: Vaya dia de mierda…

[Al llegar a su hogar se sienta delante de su computadora y entra en una de las tantas redes sociales que existen.

Al momento de conectarse, le llega un mensaje.]

Amaya: Hey, ¿todo bien?, no te sueles conectar a esta hora.

Masaru: Si, todo bien, solo que olvide mi ID y me negaron la entrada así que me tuve que regresar.

Amaya: ¡Debes ser más cuidadoso! (ノ_<。)

Masaru: Si, si, lo siento..

Amaya: Siempre has sido así desde que te conocí el año pasado… ¿te acuerdas?... cuando trabajamos juntos en la cafetería.

Masaru: Claro que lo recuerdo… era un novato asustadizo y tuviste que cargar conmigo.

*En la mente de Masaru*

--No importa lo que sucedió en la escuela, siempre que hablo con Amaya me olvido de todos mis problemas. Gracias a ella soy capaz de ver y esperar por un futuro brillante. --

Amaya: ¡Eras el más joven de todos!, ¡no tuve otra opción que tomarte bajo mi ala!

ヾ(  ̄O ̄)ツ

Masaru: Haha, lo siento, lo siento.

Amaya: ¡Pero sirvió de algo!, ¡nos volvimos amigos y seguimos hablando después de un año!.

Por cierto, ¿Hay alguien más del trabajo con él que sigas hablando?.

Masaru: No realmente.

*En la mente de Masaru*

--Amaya dejó el trabajo a los pocos meses desde que entré y me quedé completamente solo. A pesar que tenía más compañeros, al asentarme completamente en el trabajo mostraron sus verdaderos rostros, comenzaron a molestarme, insultarme y ponerme apodos, hasta mi propio jefe se burlaba de mi.

Inclusive después de dejar el trabajo los demás seguían hablando mal de Amaya, de cosas que le querían hacer a su cuerpo, sin embargo ella nunca lo supo, y es mejor de esa manera.

A pesar de oír semejantes palabras salidas de esas mentes corruptas, realmente nunca la defendí, ya era un objetivo recurrente de ellos, no quería empeorar las cosas. Aunque a decir verdad las pláticas sobre ella duraban poco así que mi intervención no era necesaria. --

Amaya: ¡Eso no es bueno Masaru!, dime, ¿tienes amigos en la preparatoria?.

Masaru: En la preparatoria no, pero conozco algunos de antes.

*En la mente de Masaru*

--En realidad solo tengo un amigo, por muy triste que suene, aunque con el paso del tiempo ya no se si considerarlo como tal. --

Amaya: ¿Y tienen tu número de teléfono?, ¿hablan regularmente?..

Masaru: No…

Amaya: ¡Agregalos lo más rápido posible!

Masaru: ¿Por qué?, solo conversamos ocasionalmente, no los he visto en meses.

Amaya: ¡Agregalos!, ¡es una orden!.

Masaru: Está bien, está bien, lo haré.

Amaya: Bien..

Masaru: ¿Por qué tanta efusividad?.

Amaya: Por nada..

[Masaru y Amaya siguieron conversando todo el día sobre temas triviales, eventualmente anocheció y se despidieron.]

Amaya: Descansa, ¿si?, si no te duermes iré personalmente a tu casa a dormirte de un golpe.

Masaru: Lo haré, lo haré, disculpa..

[Masaru apaga la laptop y se echa en la cama.]

Masaru: Siempre que converso con Amaya, aunque sea por mensaje de texto, hace que mi día mejore, ella es la única persona con la que he conectado de verdad…

[Masaru coloca su almohada sobre su cabeza.]

Masaru: Es la persona en la que más confío… fue la persona que realmente me trató como un igual en la cafetería…

Ella es la única persona que me felicitaba en mi cumpleaños, navidad y año nuevo. Tengo a más personas agregadas en mis redes sociales, pero soy invisible para ellos.

Desde el primer momento que la vi, sentí una conexión muy especial con ella… realmente es la persona que he estado buscando todo este tiempo…

[Masaru se levanta de la cama.]

Masaru: Debería declararme….

*En la mente de Masaru*

--No hay nada que repudie más que las mentiras… por lo que yo también debería ser honesto con mis sentimientos… --

Masaru: Amaya es una chica realmente hermosa… si no me apresuro y lo hago, alguien más me ganará…. ¿pero cómo lo hago?...

Declararse por mensaje de texto o llamada no es una opción, y dado que vive fuera de la ciudad hacerlo en persona de momento no es posible..

[Masaru mira su tableta digital.]

Masaru: Eso es…. debo hacerlo con lo que mejor se hacer… dibujaré un manga corto y se lo enviaré…. si mis sentimientos son recíprocos me le volveré a declarar en persona, pero de momento es la mejor alternativa.

[Él enciende su laptop y comienza a dibujar rápidamente.]

Masaru: No importa si soy rechazado, de hecho, es lo mas probable, pero siempre que Amaya sea honesta consigo misma, para mi es suficiente…

[Y así, en lugar de dormir, Masaru pasó toda la noche en vela dibujando un manga corto.

Este resultó ser de gran calidad, los colores, la iluminación, sin duda era su mejor trabajo hasta el momento.

El manga trata sobre una conversación ficticia entre él y Amaya, sin embargo en el último panel, está escrita la frase “¿Quieres ser mi novia?.]

Masaru: Con esto bastará…

[Masaru le envía un mensaje a Amaya, por suerte ella responde rápidamente.]

Amaya: ¿Qué sucede?.

Masaru: Quiero que leas un manga que hice… para que me des tu opinion y eso..

Amaya: ¡Claro!, ¡pasamelo!.

[Masaru respira hondo.]

Masaru: Es ahora o nunca…

[Él lo envía, pasan unos minutos hasta que Amaya contesta.]

Amaya: Espera…. ¿es una broma?..

Masaru: No…

Amaya: ¿Lo dices enserio?.

Masaru: Si..

Amaya: Hay Masaru...no.. sabía que te sentías asi… creí que simplemente éramos amigos.. pero… perdón, estoy muy nerviosa en este momento…

Masaru: ¿Qué respondes?..

Amaya: ¿Me das un tiempo para pensarlo?..

Masaru: Por supuesto.. todo el que necesites..

Amaya: Gracias…

[Masaru no recibió ningún mensaje hasta el día siguiente.]

Amaya: Si.. si quiero ser tu novia..

[Masaru al leer el mensaje queda paralizado.]

*En la mente de Masaru*

--¿Funcionó?... ¿realmente funcionó?... --

Masaru: ¿Lo dices en serio?.

Amaya: Por supuesto.. de verdad quiero intentarlo contigo..

[En ese momento, el corazón de Masaru sintió algo nuevo, algo que no había conocido, por fin conoció el amor.

Ambos continuaron conversando todo el día, sobre cómo se sentían, qué es lo querian hacer y cómo querían llevar la relación.

Por primera vez en su vida, Masaru pensó positivamente sobre su futuro, inclusive estaba emocionado por él.

Antes le daba igual todo, podría morir hoy o mañana y le daba absolutamente igual, no tenía ambición ni esperanza alguna, todos los días eran iguales, nada le emocionaba, nada le gustaba, en general, la vida era una mierda.

Sin embargo, al conectar emocionalmente con Amaya todo cambió, por primera vez en su vida tenía esperanza por el mañana.]

Amaya: Pero hay que recordar algo Masaru.

Masaru: ¿Que cosa?..

Amaya: Seamos honestos con nosotros mismos.. que la confianza y la honestidad sea la base de nuestra relación.

Masaru: ¡Por supuesto!... por cierto.. ¿puedo preguntarte algo?... llevo algo de tiempo queriendo hacerlo..

Amaya: Claro, dime..

Masaru: Ya sabes lo que sentí al conocerte.. pero cuando tú me conociste.. ¿qué pensaste de mí?.

Amaya: Que eras lindo..

Masaru: ¿En serio?..

Amaya: Claro, tu aura era muy cálida y amable..

[Leer eso, de alguna manera hizo muy feliz a Masaru.

La conversación siguió toda la noche, sin embargo, poco a poco los mensajes de Amaya se volvían más crípticos y extraños.

Masaru no le tomó importancia y a primera hora de la mañana salió de su departamento no para ir al colegio, sino al centro de Tokyo.]

Masaru: Quedamos de vernos en persona la próxima semana.. aprovecharé y me le confesaré en persona para hacerlo oficial… pero primero debo conseguirle un regalo..

[Masaru entra a una tienda de música.]

Masaru: A Amaya le encanta la música… por lo que el mejor regalo debería ser un disco de vinilo de su banda favorita…

[Masaru pasa literalmente todo el día de compras. Compró el disco de vinilo, algunos accesorios, la caja para envolverlo, se demoró horas para tener el regalo perfecto ya que ante su perspectiva Amaya era la mejor persona del mundo y se lo merecía.

Sin embargo, cuando el sol estaba apunto de ocultarse, Masaru recibe un mensaje.]

Amaya: Seamos amigos Masaru :(

Masaru: ¿Que?, ¿por qué?, ¿sucedió algo?.

Amaya: Es que.. no estoy lista para una relación… lo siento…

[Al leer eso, Masaru sintió como si un edificio le cayera encima, todas sus esperanzas se desplomaron al suelo sin reparo alguno.

Ante tal situación, solo pudo contestar lo siguiente.]

Masaru: Si, no te preocupes…

[Aun con tales noticias, él no quería molestar a nadie, por lo que sin refutar ni hacer escándalo aceptó la decisión de Amaya.

Sin embargo, la bolsa con los regalos la dejó en el suelo y se dirigió a su hogar.

Tras ese día, Masaru no asistió al colegio por tres días consecutivos, ni siquiera se levantó de su cama.

Él saca su teléfono, y por pura casualidad se mete en el perfil de Amaya solo para encontrar lo siguiente.]

Estado: “En una relación con…”

[Masaru sentía como lo pisoteaban cada vez más fuerte. Antes su estado era soltera, y ella misma lo rechazó por no estar lista para una relación, pero tan solo unos días después comenzó a salir con otro sujeto.]

Masaru: Entonces… todo lo que me dijo… ¿fue mentira?...

[Los cientos de mensajes que tuvo con ella lo atormentaban constantemente sin parar.]

Masaru: Soy un idiota… me utilizaron…. pero… ¿por qué?...

[Masaru continuó sin ir a la escuela durante toda una semana, el motivo de su depresión no era que Amaya no aceptara salir con él, sino que le mintió.

Todas esas promesas que hicieron por mensaje de texto, todo lo que contaron, todo había sido mentira.

Masaru pensó, “si la chica en la que más confiaba pudo hacerme eso… ¿como se supone que confíe en los demás?.

Para bien o para mal, Masaru tenía a Amaya en un pedestal muy alto, ella era la mejor persona del mundo, la más amable, honesta y bondadosa.

Así que al verse apuñalado por ella, literalmente perdió la fe en la humanidad.]

Masaru: Ya veo… nunca tendré amigos de verdad… ni pareja…. no puedes confiar en nadie en este mundo… eventualmente todos se iran y te olvidaran…

E inclusive si consigues a alguien, no será real, no se amarán incondicionalmente… siempre habrá… algo detrás… nadie nunca será honesto con sus sentimientos….

[Un domingo, 12 de octubre por la noche, Masaru llega al puente Rainbow Bridge.

Es un puente colgado en la parte norte de la Bahía de Tokio, en el barrio Minato-Ku, este conecta al puerto de Shibaura con la isla artificial de Odaiba.]

Masaru: Si lo único que nos espera, es esta vida solitaria y monótona…. ¿para qué vivirla?...

[A pesar que el puente, tiene protección para evitar que la gente salte, Masaru de alguna manera logra escalar la reja de seguridad.]

Masaru: Estoy solo, completamente solo, no tengo amigos, mi familia aunque está viva es inexistente…. supongo que partir ahora es la mejor opción…

[Sin pensarlo mucho, Masaru brinca mientras cierra los ojos. Conforme cae mas rapido la brisa se vuelve más intensa hasta que impacta en el agua.

Todos sus sentidos se apagan mientras cae en una enorme oscuridad.

Su cerebro, su corazón, no pensaron ni sintieron nada, simplemente se entregó a su destino.

Aunque le tuviera un poco de miedo a la muerte como todos los demás, no pudo evitar sentirse aliviado, que todo esto, que todo su dolor terminaría pronto.]

13 de Septiembre de 2021 a las 20:37 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Capítulo 2.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 6 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión