oscarfantasy Oscar Gonzalez

Malic un chico que estaba caminando tranquilamente en la calle murio en un terrible y planeado accidente. despues de eso fue lanzado a un mundo nuevo, empieza una nueva vidad de aventuras y riesgos.


Aventura Todo público.

#fantasía #comedia #criaturas
1
54 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todas las semanas
tiempo de lectura
AA Compartir

la caida a un nuevo mundo

Caminando tranquilamente en una ciudad saliendo de comprar en super mercado estaba Malic habia salido de su casa a hacer las compras escuchando, estaba escuchando musica con sus audifonos nuestra caminaba, crusaba las calle despreocupado con dos bolsas llenas a cada mano.

Al llegar a un cruse se paro al ver la señal roja de alto peatonal, miro hacia a los lados, pero no vio ningun auto. le parecio un poco estraño que no ubiera personas en las calles y no habia ni un auto a la vista. No le dio importancia, de igualmanera espero a que cambiara la señal a verde.

En eso se hacerco un niña que estaba sola siguiendo de largo a la calle sin importarle nada. Malic vio un auto que iva pasando, pero estaba tan lejos que la niña quien iva crusando la calle tenia mucho tiempo de sobra.

La niña se detubo a la mita de la calle.

-¡sigue caminando que hay viene un auto!- grito preguntandose por que se paro asi de repente. Ella lo ignoro por completo.

-¡cuidado con el auto!- grito mas fuerte. No sabia si trataba de suicidarce ¿o que?

El auto se aserco más y más sin bajar la velocidad. Ya estaba muy serca. Malic solto sus volsas, corrio hacia la niña empujando la al otro lado de la calle. No pudo que darse a ver como es atropellada una niña frente sus ojos. Su cuerpo se movio por si solo.

Para mala suerte el fue atrapellado por el auto. Rodo por en sima del veiculo callendo al suelo muy mal herido, el auto siguio como si nada.

La niña se levanto sacudiendose el polvo de su ropa, ella tenia apenas unos rasguños, se dirigio al casi muerto Malic, tirado en medio de la calle con magullones en todo el cuerpo y tal vez algunos huesos rotos, Apesar de eso seguia vivo. Se le dificultaba respirar, tratanba de gritar por ayuda, pero solo hacia sonidos ahogados. Su cara quedo a la direccion de la niña que se hacercaba a el.

-por favor, ve y busca ayuda- dijo en su mente. Ella se para frente a el tirandose al suelo mirandolo cara a cara. El tratando de hablar, solo salian sonidos.

-No sigas intentando, en esas condiciones no puedes hablar- dijo la niña ignespresibamente viendolo a la cara -me solprende que aun sigas con vida, no mucha persona que son atropelladas viven para contarlo.

-¡que me esta diciendo esta psicopata! No deberia de estar gritando por ayuda -penso confundido queriendo saber que problema mental tenia ella.

-pero es una lastima que se pierda una vida tan buena como la tuya- dijo ella nuestra que se volvia a levantar. El no entendia el porque actuaba con normalidad, esperaba que alguien pasara por ese lugar para que llamaran a una ambulancia, pero estaban solos. La niña aparentemente sin importale lo que le pasara se alejo. El queria gritar por ayuda.

- tranquilo vas a tener una segunda oportunidad – dijo la niña de espalda, levanto una mano y Trono sus dedos. Malic muere al instante.
Malic que estaba dormido empiesa a abrir sus ojos, Vio un lugar compeltamente blanco : no veia paredes ni techo, apenas sabia que habia alguna especie de suelo donde estaba parado, todo era un blanco como si estubiera en la nada. -¿donde estoy?-se pregunto-¿esto es el cielo?.

-se podria decir que si – dijo una voz detras de el. El se volteo de un salto solprendido ya que penso que estaba solo y nadien le responderia a su pregunta.

-esto no es el sielo, pero tiene cierto parecido- le contesto la voz. Era la voz de una niña, al verla recordo lo susedido. El se reviso de pies a cabesas, no tenia ni un rasguño

-¡asi que gracias a ti estoy muerto!.

se hacerco a agarrarla para que le esplicara que estaba susediendo, pero al intentar agarrarla desaparecio. El quedo sin palabras.

-se que debes de estar un poco desorientado, pero guarda la carma- dijo ella a unos pasos de el.

El salto a atraparla, pero nuevamente desaparecio. Malic hiso otros intentos más de atraparla, ella de repente se aserco a el astravesandolo como si fuera aire, se dio cuenta que era inutil y escalofriante.

-ya que dejaste de jugar podemos empesar- dijo la niña frente de Malic.

Ella se paro a unos paso de el, se le quedo viendo con la misma sonrisa de antes, le parecia un poco irritante. Con los brasos hacia atras, de repente espeso a crecer como si los años pasaran sobre ella en segundos. Ella quedo pareciendo a una chica de veinte años con un vestido azul seleste de seda fina decorada con plumas. Malic no entendia nada de lo que pasaba, y cada vez entendia menos. Con un aura selestiar abrio sus ojos y hablo. -soy Seletia, es un gusto- sus palabras eran suaves y su voz tranquilisadora. -¡que demonios esta pasando!- grito Malic, sentia que se estaba volviendo loco-!me muero y soy enviado a al cielo que no es el cielo luego la niña suicida que gracias a ellas estoy muerto se combierte en una mujer¡¿que esta sucedidendo?

-se que debes de tener muchas preguntas- dijo ella – has sido elegido por mi misma para...

-¡se lo que sea, no lo quiero!, devuelveme a donde estaba, reviveme o lo que sea- exigio molesto interrumpiendo a selestia.

- para ir a un mundo diferente al tu yo-siguio hablando sin importarle la interruccion de Malic.

El noto que no estaba escuchando lo que estaba diciendo.

-se te confiara cinco cosas que pueden ser de un ojeto a una habilidad o mejor...-no tengo idea de lo que estas hablando, devuelveme a la vida- la interrumpio.

-seras enviado a un nuevo mundo diferente, pero igual del que vienes, en ese lugar hay diferentes culturas, cosas, criaturas, lugares y de más. Se que va a ser de tu agrado...- nueva mente fue interrumpidad.

-¡me niego!- dijo Malic molesto.

Selestia se quedo callada con la misma esprecion en su rostro. No lo demostro pero le molestaba las interruciones.

-un lugar con m...

-no lo quiero- Malic la volvio a interrumpir, estabes para molestarla apropocito.

La chica se quedo callada por un momento con su espreción congelada, era notable que las interruciones le estaba siendo molesta. Cuando ella trato de hablar Malic la interrumpio de inmediato aparesieron un monton de dagas a arrededor de Malic, una de ellas corto su mejilla y le rodiaron el cuello.

-¿me vas a dejar terminar?- pregunto ella con la misma sonrrisa, pero con una aura de asesino serial.

-loh, lo siento, teermina de hablar- dijo con una voz temblorosa de miedo, se le habia pasado de las manos. Las dagas se desvanecieron.

-Malic, tu fuistes elegido personalmente por mi para ser enviado a otro mundo como una segunda vida. Es un lugar nuevo para ti, diferentes criaturas, civilizaciones y un monton de cosas más. Se te va ser otorgado cinco objetos o habilidades como ayuda a cada uno. Entre ellas te voy a dar un encantamiento muy especial que solo podras usar una vez, te permite dar tus emociones a un objetos y mejorarlo. Tienes que estender tu mano y pedir hechiso, pero te aconsejo que no lo uses en un arma ya que seria muy molesto para ti. Es una oportunidad unica que no se le da a cualquiera. ¿ tienes alguna pregunta?.

Despues de la esplicación aun no tenia idea de lo que pasaba, tenia una en principal.

-¿que eres?-pregunto curioso.

Le respondio con una sonrisa.

-me llaman Selestia. soy la gran Diosa de todo los mundos existentes e igual para todas las formas de vida existente. Malic no tenia razones para no creerle y tenia la sospecha que era algo asi por el estilo.

Proceso todo lo acontecido al monto asta el momento, todo estaba pasando muy rapido, tenia muchas preguntas, pero...

-esta conversacion a terminado, me tengo que despedir por ahora, espero volverte a ver y como castigo por las interrucciones te voy a mandar al mundo de una forma diferente a lo que tenia planiado.

-ya va, espera, aun tengo muchas cosas que preguntar y...¿que quieres decir con eso de ir de forma diferente al mundo?.

-pero descuida te dare una gran habilidad curativas por un corto tiempo, solo por esta vez. -¿que quieres decir con eso ?- pregunto inocente sin entender lo que le iva hacer. Derepente en el suelo en que estaba se abrio un agujero bajo sus pies, se veia un paisaje de montañas y yanos. De imediato entendio que le iva hacer, antes que pudiera hacer nada, ella se despidio y el empeso a caer.

-al menos dame las cosas que dijiste que me ibas a dar- dijo nuestras que caia. Malic estaba callendo por los cielos sin controlar su vuelo dando vueltas y vueltas sin parar arrempintiendose de interrumpir tanto a Seletia, pero era muy tarde. Se fue asercandose más a suelo asta caer en una de las colina rebotando por la velocida de caida. Se escucho el crujir de sus huesos. Reboto y rodo arrastrandose serca el unico arbol a la vista Con la cara en la tierra maldiciendo a selestia, sintio un dolor extremo por unos momentos y desaparecio , junto con el pequeño corte de la mejilla.

-como dijo la diosa infeliz, "en cuanto llegara sanaria de inmediato".

Boca abajo lleno de tierra levanta su cara con una mascara puesta, viendo hacia una chica como de su edad parada frente a el.

Ella grito y patealo sin rason alguna en la cara mandandolo volando asta impactar en el arbol. Malic se desmallo.

Ella se calmo, dijo recordando -¿espera? ella mensiono algo sobre un compañero.

Malic arrecostado en un manzano recobra el conocimiento junto con un dolor de cabeza.

-¿estas bien?- pregunto una chica preocupada, la misma quien lo noquio. Noto que por alguna rason tenia oreja de conejo.

-una conegita me pateo tan duro que casi me parte la cabeza, tu que crees- contesto enojado. No lo mato grasias aque aun tenia el efecto curativo.

-lo siento, apareciste repente en el suelo con esa mascar rara que me asuste.

-¿mascara?- Malic se toca la cara, se dio cuenta que cargaba puesta una mascar que le tapaba toda la cara. La mascara era marron con aspecto guru, unos ovalos blancos resaltantes que parecian los ojos de la mascara y palpadeaban tambien. Casi ni sentia la mascara y podia ver con normalidad.

-debecer uno de los ojecto que menciono seletia- dijo Malic -¿en que momento me lo dio?. -entonses tu tambien hablaste con ella ,¿eres el compañero que dijo?.

ella tambien habia conversado con selestia, entendio el por que dijo "ustedes".

-eso parese entosce,¿a ti tambien te mato a sangre fria?- le pregunto a la chica.

-¿matar? No se de que hablas. Yo estaba caminado cuando me encontre una niña llorando en la calle. Pense que se habia separado de sus padres y por eso fui a ayudarle a buscarlos. De repente cuando dejo de llorar, decia cosas como de ir un mundo diferente con mounstros, de cinco regalos y otras cosas, luego de eso en un abrir y cerrar de ojo ya estaba aqui. La forma de interaccion de selestia con ellos dos fue muy diferente, pero igual.

Malic no entendia nada, no, el no podia creer lo que estaba susediendo, lo que estaba pasando era tan inrreal. Al ver a la chica tan relajada como si fuera normal para ella lo que estaba pasando respiro profundo y exalo. Penso en seguir la corriente a todo esto.

-¿y supongo que tampoco sabes que te dio?- dijo asumiendo que le dio la misma informacion que a el.

-si lo se, me dijo tengo: super fuerza. inmunidad a los venenos.

Un pequeño bolso de infinito espacio. proviciones para 3 dias.

Y el quinto no me lo dijo. A Malic le molestaba que a ella si se le informada bien, nuestra que el aun procesaba todo. -¿a ti no te dijo?- ella le pregunto.

Nego con la cabeza -no, veras a mi apenas me hablo y me arrojo desde los cielo.¿decasualidad tu sabes?- ella asintio con la cabeza. -bueno, a ti te dio:

Proteccion a la magia.

Una ogaza de pan.

Esa mascara que traes puesta de la vision.

Una espada desgastada.

Y algo llamado emokrou.

Se quedo sin decir nada por unos segundos.-¡por que demonios tengo una espada desgastada y un pan!, ¡admito que el anti magia, la mascara y lo que sea el emokrou suenan ser bueno,pero ¿que hago con un pan y una espada que no sirbe!. Es un desperdicio de regalo magicos.

El por dentro estaba emocionado, ya que se le habian ortorgado objetos y habilidades de una diosa.

-¿por que la mitad de mis objetos son inutiles?- se pregunto dececionado busco en su sintura y vio una empuñadura -¿en que momento me dio todo esto?- se pregunto. saco la espada de su funda y observo que estaba completamente desgastada y con oxido. La guardo.

-una espada oxidada, el unico uso que se me ocurre es infectar mi oponente de un corte, no se que un emokrou. Siento que me jugaron una broma esas cosas, pero al menos soy inmune a la magia y tengo esta mascara de la vision.¿ como funcionara?.

-creo que funciona con solo imaginando lo que quieres ver o el lugar - le contesto sin esta segura.

El probo la teoria de ella, penso en ver si mismo como odjetivo, de repente los enormes ojos de luz blanca que tenia la mascara se alejaron de el, flotando, asiendo que Malic se pueda ver a si mismo.

-oooh esto esta genial. No se si es magia o que? Pero esta de lujo.

De repente la vista volvio a su normalidad automaticamente, su mascara iso un crujido terminado con una grieta formando una "y".

-¿ que paso?- se pregunto el si entender que habia hecho mal. Su visión cambiando: todo se fue tornando blanco, solo veía rayas negras como siluetas. Como si todo loque viera fueran dibujos.

De imediato intento quitarse la mascara pero de alguna forma se adirio a su cara.

-¡que demonios! ¡por que dejo de funcionar, veo todo blanco y negro. y no se despega!- grito.

Ella al verlo tratandose de quitar la mascara le ayuda, pero solo lastimaba a malic. Sentia que le arrancaba el rostro. Aun con la fuerza que impreciono a Malic no se la pudieron quitar.

-tal vez fue por la patada que te di, debio dañarla. -ahora estoy peor que daltonico gracias a ti- despues de un rato dejo de tratar de arrancarce la mascara. Respira profundo al pensar que ella estaba en la misma situacion confusa que el, no era su intension y tenia que llevarse bien por ahora.

-lo siento, te prometo ayudarte en cuanto pueda- le dijo la chica con orejas de conejos un poco arrepentida. -no te sientas mal, el unico problema es como voy a comer con esta cosa en la cara. Una de las grieta crujio otra vez haciendo que la parte rota de abajo de la mascara donde estaba la voca se acallera.

-problea resuelto- dijo al mirar el pedaso de mascara en el piso.

-creo que eso responde a mi pregunta, ahora en que clase de mundo nos trajo esa diosa, "conejita". se molesto cuando la llamo de esa forma – menciono algo sobre magia y nos dio nuevas habilidades y cosas.

-es como sin nos mandaran preparados a la guerra o algo asi, pero no dijo la rason de por que estamos aqui. Los dos bajo la sombra del arbol hablaron. Malic voltea a examinar su arrededor, no habia más nada que colinas, pasto y un comino de tierra serca de ellos.

-deberiamos de seguir este camino para encontrar una ciudad o cualquier lugar para pasar la noche y luego podremos pensar que hacer.

-me parece bien.

Estubieron caminado durante un buen rato en el enorme paisaje de las planicias. Los dos estaban exautos de tanto caminar sin dirigirse una palabra.

-Esto es completamente inreal- Malic se dijo asi mismo en su mente- y más escima no tiene logica, ¿para que nos enviarian a este lugar? Si fuera para prevenir una guerra, terminarla o ayudar en ella selestia nos ubiera tenido que decir para estar preparado. Al meno que la razon se por etretenimiento, tampoco encaja.

Voltea hacia la chica.

-tambien la atitud "normal" de esta chica me esta sacando de quisio. Como sino fuera inusual para ella lo que esta pasando. Como dije esto es impocible. claramente es un sueño y despertare en cualquier momento, pero por ahora voy a seguir la corrente.

- ya que me acuerdo, no me e prencentado, soy Malic, es un placer estar en este nuevo mundo contigo "conejita". -me llamo Lele, y deja de decirme conejita- ya estaba cansada que la llamara de esa forma. -¿entonses para que te pones esas orejas si te vas a molestar? -¿que orejas?- pregunto sin saber de lo que habla. En cuanto pone una mano sobre su cabeza siente algo peludo y suave en el cabello. Orejas de conejo.

-que pasa no te acordabas que cargabas ese sintillo ¿o que "orejas"?

Lele no se habia dado cuenta antes, eran orejas de conejo unida a su cabeza -son reales, y ya te dije que me llamo Lele- trato de quetarselas pero era como si se arrancara un pedaso de piel.

-¡espera son de verdad! eres medio coneja, eso debe de ser la quinta cosa que se te dio,¿hay personas medios animales en este mundo?, solo espero que ser semi animal no nos busque problema.

-yo tambien- sus orejas se doblaron haciendo verse desanimada. Las orejas reflejan sus emosiones tambien y malic se preguntaba si tendrian algun poder especial. Siguiendo el camino en traron a un bosque que parecia no tener fin, Malic escucha unos sonidos de golpe y gritos e igual que Lele se ven entreci y corren asi a el sonido. Al llegar al lugar se esconden atras de unos arbutos.

Habia un grupo de caballeros con armaduras plateadas comoen los cuentos de hadas peliaban contra un enorme mounstro de 3 metros de altura y anchura, parecia ser de tierra con hojas, sesper en su cuerpo, con grandes brasos, de piernas pequeñas y regordetas, no tenia cabeza, pero si ojos blancos en la parte infrior de donde deberia de ir su cabeza, y una flor ensima de el. Atras de esa batalla estaba unas carrosas y una en particular que era lo que los caballeros estaban protegiendo.

-¿que es esa cosa?- pregunto Lele.

-¿como lo voy a saber yo?- respondio Malic y gual de confundido y asustado.

-por lo menos puedes ver lo que esta pasando. -claro que si, esas personas estan peliando con algun espesie de gigante sin cabeza.

En eso sale uno de los caballeros volando asta desaparecer en espenso bosque por un golpe que le dio el mounstro. Malic vio a unos caballeros en el suelo, parecian muertos. -¡¿que hacemos?!- pregunto lele, pero Malic ya no estaba a su lado.

Malic impulsibamente corrio hacia un de las carretas, el que tenia armas. Lele de inmediato lo siguio. Malic fue a agarrar una espada, pero le era muy pesado, Lele lo alcanso, agarro una lanza larga y fue al ataque.

Lele corria como si nada con el arma en la mano.a Malic quedo atorado ya que no podia con la espada que escogio por pesaba, no pudo ni moverla.

Lele rodio el mounstruo asta llegar a su espada nuestra que los caballeros lo atacaban defrente, also su lanza y la bajo con fuerza en la espalda del mounstro hacendole un gran corte, la criatuara parecia arterada despues de eso, voltio viendola directamente y empeso a dar vuelta.

-¿Quien es ella?- pregunto uno de los caballeros. Los soldados desconsertado que tenian mas tiempo luchando sin saber de donde habia salido esa chica, de inmediato siguieron el ejemplo de atacarlo por la espalda, el mounstro repentinamente se freno, se voltea hacia ellos mandando a volar a otro de ellos asta caer. muerto.

Malic aun atorado por no poder sacar la espada que eligio, escoje una mas liviana, una espada mediana, aunque pesaba un poco levantarla y fue al ataque al lado de Lele.

-¿Por que tardaste tanto?- pregunto enojada.

-no tengo tanta fuerza como tu para sostener una espada- contesto Malic escusandose.

-ataca por su espalda, aparece ser mas blando que en otro lugar- asintio con la cabeza, a mismo tiempo corrieron hacia el mounstro de tierra antes de poderlo atacar la criatura also sus enormes brasos y empiesa a girar golpeando a Lele que queda en el piso a pocos metros. Se vuelve a levantar. Malic aun serca de el aprovecho un momento de desprevinio de la criatura hacia el, se acerca al mounstro, se agacha ataca con su espada con todas sus fuerzas en los pies, apenas lo rasguño, se levanta y retrosede antes que el mounstro lanzara un golpe que fuera aplastado a Malic.

Lele se puso en posicion de atacar al mounstro junto a Malic.

-esta cosa no para de dar vuelta desde que lo cortaste por la espalda- grito Malic.

-es dificir atacarlo por hay otra vez- compartian imformacion inutil nuestra que los otros lo seguian atacando.

-¿estas bien?- le pregunto Malic a Lele preocupado.

-no te preocupes, no dolio mucho.

De rrepente a Malic se le ocurre algo -corre hacia los otros tipos y etreten al mounstro.

-¿que vas hacer?- pregunto, pero Malic le dijo que no habia tiempo para explicar, fue con los demas. El tomo su distancia detras del mounstro y aprovecho que se distrajo con los otros y dejo de girar, corrio hacia el pero cuando estaba a pocos pasos el mounstro se voltea nueva mente, en cuanto el lanso su puño sobre el Malic salto y se aferro a su brazo.

El mounstro de tierra agito su braso tratando de que Malic lo soltara, cuando los caballeros de dieron cuenta de que estaba agarrado del mounstro dejaron de atacar y se alejaron un poco, igual Lele para no atacar a malic por accidente.

La criatura de tierra seguia tratando que lo soltara, pero el con una espada en la mano y otra guardada en su sintura se sostubo con toda su fuerza asta que noto que el otro braso se acercaba, un poco antes que impactara con un sonido estruendoso se suelta asta caer en lo que parecia ser su cabeza; la union de los hombros dejaba un gran espacio vacio que estaba cubiento de sesper y un girasol. Pudo montarse sobre el como planeo. Su plan era atacarlo en la cabeza ya que penso que si sus piernas y espalda. Los logares donde resiben normalmente menos daño son más fasiles de cortar que sus brasos que parecian hechos de piedra. Su cabeza debe ser mas devil.

Nuestra que la criatura se movia tratando de arcansalo, pero sus brazos largos no llegaban a su cabeza, sostuvo la espada con las dos manos y la enterro lo mas que pudo, sin hacer sonidos, paresia que le dolio al mounstro de tierra, se movio mas que antes, mas alterado levantando las manos para alcansarlo. Malic Saco el arma para hacer lo otra vez, pero la criatura de tierra se sacudio tan fuerte que se le resbalo la espada de las manos, se sugeto abrasondo al mounstro.

-se te callo la espada- le comento Lele que estaba junto a los hombres con armadura oserbando lo que hacia.

-¡aaa, no me diga!- respondio estresado y agitado pensando que si se bajaba seria dificir volver a subir, en eso recuerda la espada oxidada que llevaba con sigo tenia claro que seria inutil, pero de igual manera la empuño con una mano nuestra que se sostenia con la otra, la clavo justo en la union de la flor enterrandola la hoja completa, de repente una luz salio del agujero que iso la espada, la bestia se tambalio asta que la oja de la espada se deciso en la luz igual que el mounstro haciendo que Malic callera en el piso. La criatura de tierra se desvanecio.

-jaa, no pense que funcionara -. Solto una aliento de alivio en el suelo lleno de tierra, en la mano solo le habia quedado la empuñadura de la espada que se le habia entregado selestia.

-¡Lo hiciste!- dijo Lele corriendo hacia el ayudandolo a levantarse, nuestra que los soldados se quedaron solprendidos por lo sucedido.

-¡cuidado me vas a arrancar el brazo!- dijo nuestra que Lele lo jalaba con mucha fuerza.

-¿quienes son ustedes?- preguntaron los caballeros a quienes ayudaron.

Malic y Lele se quedaron viendo pensando que responderle. si le les decian que venian de otro mundo o sobre esos ojedtos de una diosa no les creerian, pensarian que estaban locos, más de lo que parecian una coneja y un enmascarado.

-somos hijos de unos grangeros, ibamos a la ciudad de por aqui pero nos perdimos- respondio Malic pensando en como retratarce de lo que dijo.

-como vensiste a esa cosa- pregunto otro.

-pense que ya que su espalda y piernas eran Más debil que brasos y parte delantera, crei que atacarlo en su cabeza seria mas efectivo, pero no pense que desapareceria -el le respondio.

-deben ser aventureros – grito uno de los caballero.

-muchas gracias por ayudarnos- dijo uno y empesaron a gradecer los demas, asta que la puerta de la carrosa se abrio decorada. Sale un mayordomo sostubo la puerta y se inclina. De la carrosa sale una chica con un vestido verde, cabello verdoso claro enrrulado, piel clara, de bonita cara y sus orejas la delataban. Era una elfa.

-¿ella es..?-malic le pregunta y ante que pudiera terminar le contesta.

-si, es un elfo.

la chica se dirijio hacia ellos, los caballeros corren a su arrededor. Se inclina ante ella.

-me llamo zule, gracia por acudir en ayudarnos.

-no hace falta agradecer- respondio Lele.

-si no ubiran arriesgado sus vidas para salvarnos, no se que ubira pasado- hablaba con mucha amabilidad y cordialidad.

Ve alrrededor, a los hombres que quedaron vivos. Su rostro demostraba dolor por los que perdieron la vida.

la mitad de mis caballeros fueron matados por el gobar.

-Asi que se llamaba esa cosa "gobar"- se dijo asi mismo sin saber que era el mounstro. - me gustaria si ustedes nos acopañaran asta la aldea a la que vamos, ohi que son aventureros. Los caballeros fueron quienes dijeron eso por que habian derrotado a un mounstro.

-Que te parece- le pregunto ella.

-Ya estoy cansado de caminar, podriamos conseguir mas informacion de este lugar de ellos- le susurro Malic a Lele.

Dentro de la carrosa estaban, Malic mirando por una ventana casi dormido, Lele ocervando el paisaje que habia despues de salir del bosque, zule con la cabeza baja estaba incomoda por el silencio y no sabia como romper el hielo, el mayordomo que no hacia mas que quedarse silencio.

Los guardias estaban a fuera protegiendolos en sus caballos.

Por dentro del carruaje era rojo tambien era muy acogedor, las ventanas estaban cubierta de cortinas, la mallor consentracion de luz que tenian era del tregaluz de vidrio en el techo. zule levanta la cabeza, se le quedo viendo a los dos nuestra que ellos miraban por la ventanas. Primero le iva a preguntar sobre porque usaba esa mascara, pero le parecio grosero.

-con...como se conocieron, si puedo preguntar-estaba nerviosa un poco nerviosa, parecia ser timida, Malic despertando sin saber que responder voltea a ver a Lele ya que realmente no se conocian.

-La granja de nuestros padre estaban serca, asi que basicamente eramos vecinos, nos conosemos desde niños y soñabamos con ser aventurero desde que nos conocimos.

-A esta no se le hace dificil mentir - penso pero ya que era una fachada perfecta se lo callo.

-Y de donde vienen- hiso una pregunta dificil tras otra pregunta. no tenian ni idea de donde estaban o de otros lugares.

-Es escomplicado de esplicar- respondio Malic esperando a que no siguiera ese tipo de pregunta.

-por que?- preciono ella.

-Es que este tonto nos perdio y ni siquiera sabemos en donde estamos, creo que al norte de aqui venimos- Lele los volvio a salvarlos humillandolo a mismo tiempo.

-Deben ser de macox, en las tierra de los semi conejos debecer, en ese lugar mayormente se espesialisan en cosechas- adivino por las orejas de conejita y la historia imbentada.

-Hay mas conejitas como tu- pregunto Malic solprendido que ubiera mas semi animales y aun mas que unas tierras para esa especie, Lele le da un codaso para no lo heche a perder.

-Ha, a si en Manso.

-macox- le corrigio Lele.

-eso, Macox.

Despues de esa pequeña conversacion se que daron en silencio asta que Malic decide romper el hielo nueva mente.

-¿A donde nos dirijimos?, ¿cuanto falta para llegar?.

-Ya debemos de estar llegando, es un pueblo pequeño, su nombre es mckleus, voy por cuestiones de negocios para hablar con su señor noble de alli. -¿entoces tu tambien eres una noble?.

-Si, se podria decir que soy noble. no les aconsejaria que trabajen en mckleu, escuche que el gremio de ese lugar es muy pequeño- abirtio amable mente.

La carrosa se frena lentamente, se abre la puerta con uno de los guardias a fuera inclinandose.

-Mi señora, ya hemos llegado, es hora que sus invitados bajen- se dirigio a zule respetuosamente.

-Es momento que nos separemos- dijo la elfa despidiendose -pero antes que se vallan les dare esto como muestra de mi agradecimiento.

Saca de un cajon una bolsa de tela llena de monedas.

-Como agradecimiento de salvarnos en esa situacion, no es mucho, ah, esto tambien- se recoje unas de las mangas, desabrocha un brasalete plateado, se la en traga a Malic.

–Es un regalo de mi parte, por favor cuidalo bien es muy valioso, no lo vallas a vender- el asiente con la cabeza- espero volvelos haber.

Cuando los dejan en la entrada de la ciuda, se quedan viendo el carro tirado por caballos asta desaparecer en la ciudad.

Lele con curiosidad abre la bolsa que estaba lleno de oro – somos ricos.

-¿Son galleta?- pregunta ingenuamente sin distiguir por efectos de la mascara.

-A caso eres siego, son monedas de oro.

El apunta erronia mente la mascara en su cara, ella se disculpa.

-Son monedas de oros, ¡somos ricos!- grita emocionada por tener ese dinero.

-No hace falta gritar y ni siquiera sabes cuanto vale eso aqui, tal ves no sea tanto como crees.

-Pero por lo menos nos debe de alcansar para alojamiento y comida.

-Entoses seria mitad, y mitad- Malic penso en repartir en partes igual.

-No te conformas con el brasalete- aleja la bolsa de el.

-A ti te dieron super fuersa y un bolsa infinita. En cambio a mi solo la habilidad aprueba de magia, una mascara que dañates, una espada que oxidad que solo me quedo la empuñadura- responde indignado -no seas egoista, ese dinero es para los dos.

-Esta bien, te doy el 30%.

-¡Eso no es justo!- se quejo.

-Solo te molestaba, no ase falta gritar- se rie- no aguanta una broma- el la ve enojado. - ya que tenemos dinero y estamos en un pueblo debemos pensar que hacer ahora con nuestras nuevas vida.

-Le dijimos a zule que queriamos ser aventureros, por que no serlo- dijo respondiendo su pregunta.

-Segura, no te duele el golpe del gobar, no te gustaria algo menos violento.

-No dolio tanto. ¡lo estas diciendo por que soy mujer!- lo mira molesta acusandolo de machismo.

-noh. no es eso, no es eso. Deberiamos de buscar armas y ropas para trabajar, especial mente nos tenemos que cambiar de vestimenta, aunque lo hicieron que no nos dieramos de cuenta, le parecio muy rara nuestra ropa a todos ellos, para otras personas tambien le pasara lo mismo.

-Tienes rason- contesto Lele.

-Despues de eso tendremos que buscar un gremio como dijo zule, como en videojuegos y pelicula para ganar dinero y trabajar.

-Tambien en los...- se queda callada sin terminar lo que iba a decir avergonsada.

-En los, que?

-No es nada- el no queria hacer un drama con eso asi que se lo preguntaria depues.

-Bueno, a delante- levanto un brazo con el puño serrado. ella se le quedo viendo unos segundos, sedio cuenta lo que queria aser, tambien iso lo mismo.

-Hacia a delante- grito tambien.

31 de Agosto de 2021 a las 22:12 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo conociendo a una rubia de ojos de colores

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 3 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas