dulcedeleche21 Dulce deLeche

Paso el curso provocando a mi profesora hasta que ella me tiende una trampa y me seduce para tener una primera experiencia lésbica. Este relato contiene descripciones sexuales ente dos mujeres.


Erótico Sólo para mayores de 18.

#lgtbi #lesbiana #sexo #alumna
13
734 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 1

Estuve todo el curso provocando a mi profesora de literatura desabrochándome en clase el botón de arriba para mostrar mi escote, entraba la última en clase moviendo exageradamente mis caderas o la miraba con cara de lujuria mientras ponía mi mano entre mis piernas. Al principio lo estuve haciendo solamente para divertirme porque llamaba su atención y normalmente Nuria perdía el hilo de lo que estaba diciendo parando la clase y tartamudeando ligeramente. Pero a medida que fue pasando el curso me di cuenta que me sentía atraída por ella y muchas noches cuando me tocaba en la oscuridad de mi habitación pensaba en ella. Esto era nuevo para mi ya que había salido con un par de chicos y hasta ese momento no había tenido ninguna duda de mi sexualidad.


Los meses fueron pasando y mis juegos iniciales fueron haciéndose más descarados. Al final de curso en sus clases solía meter mi mano por mi escote hasta tocar mi pecho o me subía la falda y sacaba una pierna de debajo de la mesa para mostrarle mis braguitas.


Me excitaba hacerlo además que me gustaba ejercer ese poder sobre ella, especialmente porque Nuria es una persona fuerte y decidida que se hace respetar por los alumnos. Es muy atractiva, con pelo negro liso hasta los hombros, de piel morena y ojos muy expresivos que suele vestir con mucho estilo y le gustan las transparencias y las prendas ajustadas. Tiene unas tetas grandes y se suele poner unos sujetadores pushup que le hacen un escote exuberante. Es bastante alta, con unas caderas contundentes y un culo bien formado.


Con los compañeros de clase solíamos emparejarla con otros profesores porque se corrió la voz que vivía sola y muchos chicos fantaseaban con ella.


Aunque yo era una buena estudiante y solía sacar buenas notas, los resultados de la asignatura de literatura fueron siempre de sobresaliente e intuía que Nuria subía mis notas sin que yo lo mereciera. A pesar de mis provocaciones y de las notas, Nuria nunca me trató de forma diferente a mis compañeros y yo me guardaba para mí la atracción que sentía por ella que no compartía ni con mi mejor amiga.


Todo cambió cuando casi al final de curso pedí a mi amiga Carol que me acompañara a hablar con ella antes del examen final. Me vestí con mi faldita corta de florecitas que me subí un poquito más de la cuenta y un top azul claro ajustado que me marca especialmente las tetas.


Carol y yo esperamos en la puerta de la sala de profesores hasta que se quedó sola y me decidí a entrar totalmente confiada en mí misma y del poder que creía haber ejercido en ella hasta ese momento.


–Buenos días Nuria –le dije con voz sensual y una sonrisa pícara mientras nos acercábamos a su mesa. Moví mi cadera para que la falda se balanceara y vi los ojos de Nuria hipnotizados en mis piernas que pasaron por mis tetas hasta mirarme a los ojos cuando llegamos a su mesa –. Veníamos para que nos digas las preguntas del examen.


Nuria se apoyó en el respaldo de la silla y cruzó sus brazos. Su cara se fue transformando de la sonrisa bobalicona inicial a enfadada, frunció los labios con fuerza, se empezó a poner colorada y de repente estalló en gritos:


–¡¡Qué os habéis creído niñas descaradas haciendo esta pregunta!! ¿Quién os pensáis que sois viniendo de esta manera?


A pesar de que había ido con Carol solo me miraba a mí mientras que mi amiga se iba escondiendo detrás de mí. A medida que sus gritos aumentaban yo me ponía más colorada y me abracé a la carpeta que mantenía delante de mi pecho como queriendo protegerme de su mal humor.


–¡¡¡Lo que tenéis que hacer es estudiar más para llevar mejor mi asignatura!!! –acabó de gritarnos y se hizo un silencio incómodo.


Casi me doy la vuelta para huir de allí, pero nos dio una última orden.


–Os vais a quedar esta tarde en la sala de profesores para estudiar mi asignatura –dijo haciendo un gesto con la cabeza para señalarnos una mesa redonda que hay en el centro de la sala.


Carol y yo nos miramos de reojo con cara de asustadas y le obedecimos rápidamente. Sacamos de la mochila los apuntes de literatura y en cuanto hubo pasado un rato empezamos a susurrar.


–Te has pasado –me recriminó Carol en voz baja.


–Está loca. No sé lo que le ha pasado.


–Bufff. Ahora tendremos que quedarnos aquí un buen rato por tu culpa y seguro que nos suspende.


No entendí la reacción tan violenta de Nuria y me sentí muy estúpida al pensar que yo pudiera ejercer alguna atracción sobre ella a lo que se añadió la vergüenza al recordar todas mis insinuaciones y provocaciones que había estado haciendo durante todo el año que ahora me parecían infantiles y patéticas.


Al cabo de mucho rato dando vueltas a estas ideas sin poder concentrarme en nada concreto miré de reojo a Nuria y vi que me estaba mirando fijamente con los brazos cruzados apoyada en la silla. Me sentí intimidada y aparté la vista estirando la faldita para tratar de cubrirme la pierna y maldiciendo el momento en el que se me ocurrió haberme vestido tan corta. A pesar de que no volví la cabeza hacia ella notaba su mirada clavada en mí y la rabia me abrasaba por dentro.


Finalmente nos dejó ir, recogimos nuestras cosas soplando fuertemente y salimos del despacho arrastrando los pies sin despedirnos.


Durante las semanas siguientes fui borrando a Nuria de mi mente pensando que mi deseo por ella hubiese sido realmente una de mis fantasías y traté de olvidarme de ella.





Si os ha gustado darle al corazoncito y dejad algún comentario que me gusta saber lo que pensáis.

29 de Septiembre de 2021 a las 11:54 0 Reporte Insertar Seguir historia
7
Leer el siguiente capítulo Capítulo 2

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 5 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión