rayan-amhin-elakel1604788284 Rayan Amhin Elakel

Ley, determinación, perseverancia, honor, fe, amor, gloria, honor. Todo excusas para hacer la guerra. En un mundo donde la salvación de los tuyos es sacrificar aquello que más amas, ¿dejar de lado la libertad es una opción? En esta historia, nuestro pequeño salvador tendrá que dejar de lado su pasado y seguir adelante con cada prueba que se le venga en frente, con tal de salvar Francia.


Suspenso/Misterio Todo público.

#misterio
0
41 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todas las semanas
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 1: Tragedia

Aún recuerdo avistar la expresión de mis padres, inertes. Tan fríos como la primera ola del eterno invierno que sopla sobre el norte de Francia. Tan perdidas sus miradas como las hojas que alzan el vuelo hacia el horizonte, sin rumbo y con desolación. Mis manos temblaban doblando el ritmo insano de mis latidos, sentía cada pulsación en mi frente, cada gota de sangre en mis venas y cada paso que daba hacia mí aquel hombre desconocido. Su mirada penetraba mi cristalina vista con un odio feroz. Él era el hambriento lobo que se movía entre la capa oscura del velo nocturno, y yo su presa. Se acercaba lentamente riéndose a sus adentros, mi rostro dejaba caer aquellas gotas de rocío primaverales a las que ordinariamente y en mi ingenuidad de infante llamaba "lágrimas", se arrastraban por mis mejillas hasta tocar el suelo de la habitación. Miré a mi madre a los ojos, deseaba que ese momento fuera eterno, pero a la vez deseaba ser llevado al pasillo de la muerte lo antes posible, para no tener que sufrir más. Entonces lo vi ya en frente de mí, sacando el acero que me haría ascender al limbo. Mi cuerpo se sentía fallecido sin siquiera tener el filo clavado en el corazón, pero nada podía hacer. Mi mente se llenó de preguntas que opacaron todo mi pensamiento y vagaban dentro de mis ideas, en vez de eso, ojalá se hubiera llenado de respuestas. ¿Por qué papá y mamá están muertos? ¿Por qué el mundo es tan cruel? ¿Quién es esta persona? Ya estaba listo para mi injusta pena de muerte, ahora tenía la cabeza llena de un solo juicio: tengo miedo. Empecé a entrecerrar los ojos cuando vi que se estaba preparando aquella siniestra entidad para darme el impacto, y escuché una voz en la penumbra de la sala que hizo eco entre el ocaso de mi designio. -¿Te vas a rendir?-

10 de Septiembre de 2021 a las 12:04 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Capítulo 2: Visión

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 10 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas