caruela 🍒Cherry🍒

Cuando Kim Seok Jin es solicitado por el capitán de las porristas para seducir a su ex novio, no lo puede creer. ¡Es el director del periódico escolar! Debería haber sabido antes que nadie que ellos rompieron. Sin embargo, por un absurdo giro de la vida, termina aceptando la oferta. . . . Kim Nam Joon es el chico más ardiente de la secundaria, sin embargo, todavía no entiende por qué diablos el director del periódico escolar parece estar interesado en él. ¿Será que conoce el secreto que tan celosamente intenta guardar?


Fanfiction Series/Doramas/Novelas Todo público.

#historia #new #bts #ships #romance #Fancfiction #namjin
6
259 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los días
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 1


Oferta de trabajo

(Seok Jin)


Todo el mundo sabe que las chicas y chicos de la secundaria Delossi están locos. Sé que en el fondo (muy en el fondo, tal vez a la altura del dedo gordo del pie) se dan cuenta, pero nunca lo admitirían.


Mi nombre es Seok Jin y no es así como suelo empezar hablando de mí, pero es para que entiendan mejor (háganme caso, soy el director del periódico escolar, el primero de la clase y una persona muy mandona).


Empecemos de nuevo. Mi nombre es Kim Seok Jin y he salido con la mitad de los chicos de la secundaria, he besado a un 70% de ese grupo y tal vez llegué un poco más lejos con uno de ellos...está bien, con dos.


Quizás me había granjeado una reputación de chico malo, pero estaba completamente Seguro que nada de lo que había hecho me llevaba hasta la categoría de "Zorra". Excepto tal vez para las integrantes del club de castidad.


Por eso cuando Kunpimook Bhuwakul mejor conocido como BamBam me abordó un día después de la escuela y empezó su discurso con las palabras: "Mira, tú y yo sabemos que eres un poco ligero de cascos", me ofendí.


¿Una porrista diciéndome que yo era fácil? ¡Ja! Iba a reclamarle furiosamente, pero él me interrumpió. Nada me preparó para sus siguientes palabras:


—Así que quiero que seduzcas a Kim Nam Joon.
Mi dignidad se olvidó al instante de su insinuación sobre mis amoríos.


—¡Pero él es tu novio! —exclamé.
—Ex novio —aclaró él.
—¡¿Qué?!


¿Mencioné que soy director del periódico escolar? Hay muy pocos secretos de los que no me entero, incluso si decido no publicarlos. Mis reporteras de "espectáculos" hacen el mejor trabajo que he visto entre dos porristas, una integrante del club de ciencias, otra del club de literatura y una colaboradora anónima por email que estoy segura que es la profesora Jun.


Kim Nam Joon era el capitán del equipo de fútbol, había terminado su relación con BamBam, el jefe de las porristas... ¡y yo no tenía una palabra!


BamBam sonrió, orgulloso de haberme sorprendido. Es algo que pocas personas consiguen. —Terminamos el sábado —me ofreció—. Te diré más si aceptas involucrarte con él.

Me sentí como un paparazzi ante una exclusiva a cambio de su alma. No entendía nada, pero la curiosidad me estaba manteniendo a la expectativa. Decidí dar un rodeo; de todos modos, mis reporteras de espectáculos seguro tenían toda la información lista para mí.


—¿Por qué yo? —pregunté cautelosamente, mirando alrededor para asegurarme de que nadie nos estaba escuchando.


Afortunadamente, la gente estaba más interesada en escapar del colegio antes de que el conocimiento los alcanzara.


—Leí tu editorial de San Valentín. Tú dijiste que no confías en el amor.


Recordaba lo difícil que había sido eso. Antes solía desear un Feliz San Valentín a los novios y un bonito día de la amistad a los viejos creyentes, pero esa semana empecé a recibir cartas. La gente preguntaba qué pensaba yo, un cinista autodeclarado, pero un fanático de las citas rápidas, del día de San Valentín. Más gente preguntaba si me había enamorado alguna vez. ¿Por qué diablos era eso asunto suyo? Era 13 de febrero, un día antes de publicar la edición, y todavía no era capaz de escribir algo romántico. Sin embargo, tampoco quería ser el amargado del día. Mamá me animó a que probara con lo de siempre: la sinceridad.


—¿Qué tiene que ver eso?

—Me gustó. Tú crees en el amor para el resto y lo respetas, pero cuando tus fans preguntaron sobre ti, dijiste que todavía no has visto nada que te haga confiar en el amor. Me acuerdo de esa frase sobre que se necesita tiempo y muchos momentos compartidos para un amor sólido. Es perfecto. No puedo pedirle eso a otra chica o chico en esta escuela. Todos se ilusionan rápido y la mitad de ellos ya están medio enamorados de Nam Joon. Tú crees en esa cosa del tiempo, así que estarás a salvo.


Menuda tontería.


—¿Por qué haces esto? —pregunté, cediendo ante la curiosidad. BamBam parpadeó confundido. Dioses, él era bueno luciendo idiota.


—¿Disculpa?

—¿Para qué quieres que seduzca a tu ex? Si antes no me creían "ligero de cascos" —repetí mirándolo con rencor—, si hago eso definitivamente lo seré. ¿Has leído la sección de consejos amorosos? Se debe esperar al menos quince días después de una ruptura para empezar algo nuevo.


—Me puedo encargar de eso —dijo BamBam con la mirada de suficiencia que lo hizo llegar a capitan de porristas—. Además tú diriges el periódico, la gente creerá lo que quieres que crean, ¿no?

—Por pensamientos como ese los periodistas son cada vez más corruptos —repliqué.

Él se encogió de hombros.


—Solo necesito que esté feliz —suplicó—. Si la gente cree que está fallando en el fútbol porque yo lo dejé, me van a odiar.


Así que esta era la verdadera razón. Nam Joon era capitán del equipo desde hace dos años y en ese tiempo apenas habíamos conseguido tres victorias, lo que nos eliminó del campeonato regional en las primeras etapas. Si él no era bueno ahora, no quería imaginar lo que pasaría con un estado de ánimo por los suelos. Una pena para los fanáticos del fútbol, pero eso no iba a conseguir meterme en este plan.


—Eso es tener un gran sentido de importancia —dije fríamente—. Si él te amaba tanto como para arruinar su vida porque lo dejaste, entonces nunca me hará caso. Si no es así, entonces no me necesitas. Fin del asunto.


BamBam pareció considerarlo un segundo y luego volvió a cruzarse de brazos.


—Seok Jin, esto es serio.

—Déjame ver si entendí —dije para aclarar las cosas—. Tú quieres que yo, un chico que no confía en el amor, seduzca a tu ex novio con el corazón roto para que él tenga un buen tiempo, sea feliz, gane el campeonato de fútbol para la escuela y tú no seas odiado por dejarlo abandonado.


—¡Exacto! —exclamó él con una sonrisa de anuncio de pasta dental y alzando sus brazos como si agitara un par de pompones. Traté con todas mis fuerzas de no rodarle los ojos y bufar.


—¿Y luego qué?
—¿Luego? —su ánimo decayó un poco.

—Sí, ya sabes, cuando él gane el campeonato y todos sean felices. En el supuesto negado de que yo aceptara y lograra seducirlo.

—Pues...yo te pagaría. Puedo darte cien dólares, tal vez más.


Era mucho dinero, pero de todas formas le alcé una ceja de forma escéptica. Eso totalmente me empujaba sin remordimientos a la categoría de "zorra". Pagarme por seducir a un hombre. ¿Por qué todavía no lo había abofeteado?


—Olvídalo, BamBam. Es una tontería. Haré que Ji-hoon escriba consejos de ánimo para Nam Joon y trataré de que todo el mundo lo anime para que sea feliz, pero NUNCA-EN-MI-VIDA-VOY-A- ACEPTAR-ESTO.


Dije cada palabra alta y clara, pero él no pareció molestarse porque lo tratara como idiota.


—Por favor —insistió—, eres el único que podría estar con él sin que afectara su popularidad. Mi única alternativa es otro animador, pero no confío en ellos.

—¿No son tus mejores amigos?

—Exacto.


Con amigos como él...


—Uh, oh...olvídalo, no voy a hacer esto.


Que realmente pensara pagarme por seducir al chico más caliente de la escuela era de locos. ¿Es que no se daba cuenta?


—¿Por qué?

—Estas cosas siempre salen mal. Ya sabes, la chica se enamora del chico, él no siente que hizo nada malo. O al revés. Comedia romántica desastrosa que no llega a final feliz en la vida real. No. Además, cuando él se entere de que me pagas por esto, todo estará arruinado.


¿Este chico rosa no veía comedias románticas o alguien le vació la memoria?


—No se va a enterar.
—Oh, vamos, niño bonito, ¿a cuántos amigos ya les has contado esto?
—A ninguno —dijo él seriamente.


Bien, le di algo de crédito por eso. De todos modos, no pensaba...


—Mira, Jinnie —dijo a continuación—, sé que tu mamá es una stripper y seguro has aprendido algo. Ella sabe cómo involucrarse con los hombres sin, ya sabes, involucrarse. Hasta ahora no te has enamorado, ¿verdad? Todo eso a pesar de que has estado con la mitad de chicos de la escuela. Eres el único que podría manejar a alguien como Nam Joon sin que se salga de control.

—No metas a mi madre en esto.


Era un milagro que no le hubiera lanzado ácido en esa misma frase. ¡¿Cómo se atrevía a hablar así de mi mamá?! Y, de todos modos, ¿quién le dijo que podía llamarme "Jinnie"?


"Ella sabe cómo involucrarse con los hombres sin, ya sabes, involucrarse." Pfff....la última vez que mi madre se ya-sabes-involucró, nací yo. Pero no vayamos por ahí, eso pasó mucho antes de que mamá se convirtiera en stripper. No iba a contárselo a BamBam, por supuesto.


¿Qué diría mi madre si se enterara de que me pagaban por seducir chicos? Ella era perfecta y aceptaba muchas cosas, pero no estaba segura de que se lo fuera a tomar bien. Lo mejor era dejarle las cosas claras a esta porrista antes de que siguiera perdiendo más tiempo.


—Lo siento, BamBam —dije en mi mejor voz de "en verdad no lo siento, pero atrévete a contradecirme y te vas a arrepentir"—. No voy a hacerlo. Nos vemos luego.


La dejé con una réplica en la punta de la lengua y salí corriendo en busca de mis reporteras para oír todos los detalles sobre la jugosa ruptura de los reyes de la secundaria. En el fondo, los chismes me apasionaban.



🍒Cherry🍒

Disfruta la lectura.

Escriban en los comentarios si hay errores.


9 de Agosto de 2021 a las 19:14 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Capítulo 2

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 5 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión