jovenpoliedro jovenpoliedro

Lleno de pensamientos y dudas, en un pueblo amargo y atascado.


Cuento Todo público.
Cuento corto
0
15 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

sin enmendaduras

en este pueblo es difícil respirar, cansa el aire denso que existe.


una pequeña barrera separa a esa chica y a mí, no sé muy bien como entrar siquiera en su vida, pero debo cambiar de tema o si no me deprimo. esta mañana vino un cliente muy agresivo, no pude ni mirarlo a los ojos de lo mucho que gritaba, parecía bastante cansado de su existencia, al parecer estaba molesto con el mismo y yo solo fui la persona con la que se descargó; las personas pueden llegar a ser muy conflictivas, aún más si no se les da la atención que ellos quieren, por eso trato de no involucrarme mucho y rápidamente "salir de ellos". en verdad, cada vez que viene un cliente como estos y pienso, me molesta el tener que lidiar con las personas en general, aunque no me considero muy listo, creo que el no pensar en las cosas y tratar de "ser felices" los hace verdaderamente estúpidos. quizá solo soy una porquería pesimista, lo más sano a lo que he llegado a pensar es en amarrar una soga a mi pie con el muelle que queda cerca de aquí y lanzarme hacia el mar abierto, mientras me balanceo con el agua entrando en mis pulmones, llegando a salirse por mis ojos.

─cierras hoy, Wante. ─grita el maniaco de su jefe.

ese señor tiene una vista un poco retorcida del mundo, no muy alejada de la realidad, pero igual se sale del contexto en el que vivimos. a veces me gusta molestarlo un poco, es una buena persona, sacando los rasgos mas importantes de su personalidad diría que tiene un sentido del humor similar al mío, creo que por eso nos llevamos bastante bien; además de que no es un desgraciado como el tipo de al lado, como me fastidia, su mera existencia es bastante molesta, debería haber un botón de exterminio de personalidades que rebasan los grados de estupidez.

se está haciendo tarde y no ha venido ningún cliente en este momento, creo que debería ir cerrando.

mi vida es un poco patética, debería tratar de cambiarla un poco en estos días de niebla continua y tóxico aire. mientras camino a casa, me como un "piolo" de la tienda, son unos ponqués del tamaño de una mano, rellenos de cualquier sabor; diría que son, de cosas comestibles, mis favoritos, sobre todo los de mora, me encantan, si tuviera que describir una maravilla de manera simple, diría que es un "piolo". Antes de ir a casa, siempre voy al único muelle del pueblo, es bastante excéntrico de noche, mientras las estrellas brillan y dan una bonita claridad hacia el mar, me siento en la punta donde este termina, creo que entre todas las cosas que he podido experimentar, esta actividad es la que más me calma y me evapora todo tipo de pensamiento negativo. creí que ya se hacía tarde así que me fui, noté que la noche estaba más pesada que ayer, de repente escucho gritos en unos arbustos que estaban a mi derecha saliendo del muelle, me asusté un poco porque casi nunca se escucha algo en el muelle y mucho menos un grito desesperado, la brisa arrasadora y el frío candente son los testigos de que no se oiga ni a las gaviotas que a veces se postran en él. me asomé tratando de no hacer mucho ruido y vi un niño tirado en el pantanoso pasto cubierto de sangre, apresuradamente corrí a ayudarlo, pero ya no respiraba y miré a mí alrededor pero no veía a nadie cerca. en el pueblo debe haber aproximadamente cincuenta personas activas transitando a diario, así que no debería ser muy difícil descubrir a quien hizo esto siguiendo las pistas que encuentre, pero, ¿qué haré una vez encuentre al responsable?, no es como si yo fuera algún superhéroe o algo parecido, no tengo intención de hacerme el vengador de este pueblo, no tengo ese tipo de sentido de la justicia. además, ¿quién puede esconderse tan rápido entre este fangoso charco de porquería?, lo único que se me ocurre es que sea algún ave, ¿pero que ave es tan peligrosa por aquí que cause la muerte?, eso es estúpido. bueno, no tengo ninguna intención de relacionarme con esto, no me haré el detective tampoco en este pueblo tan insulso.

para describir un poco este pueblo, debemos saber que no todo es color de rosa, a pesar de que sea tranquilo y haya una economía estable gracias a los viejos que siguen aquí que la sostienen, acá casi nunca sale el sol, siempre está teñido de rosa o alguna especie de aire contaminante, a causa de algo que nunca hemos descubierto y tampoco nos damos a la tarea de investigarlo porque no nos afecta de ninguna manera. es un poco pequeño debido a que estamos rodeados el ochenta por ciento de un mar inmenso que no alcanzamos a ver nada más allá de él. la única "salida" de este estanque por culpa de nuestros ascendientes, es el puente que está al oeste del muelle; demasiado desgastado como para poder cruzarlo con seguridad ya que hay un gran barranco aproximadamente de cuarenta metros de altura, nadie lo sabe con exactitud, pero es seguro que no volverás a subir si caes, aunque tampoco sabemos si la salvación esté del otro lado del puente, es una de varias razones por las cuales la poca gente de este pueblo no se ha ido y solo espera morir junto con este muerto y abandonado sitio sin nombre.

el cuerpo no tenía ninguna herida y mucha sangre, no sé si seré capaz de saber quién fue el culpable sin mucha información, lo mejor será dejarlo por hoy, estoy bastante cansado como para pensar en algo que no tiene relación conmigo, mañana si tengo tiempo libre y mi interés aumenta, le echaré un vistazo.

temprano de camino al trabajo pude ver a una chica de cabello oscuro entrar a la zona del pantano, se me hacía familiar un poco su figura, pero no lograba identificarla.

oh, bienvenido, en que le puedo ayudar? - pregunta Wante.

disculpe, ¿podría ayudarme alcanzando esas papas fritas para mí? - pide un cliente bajito y encapuchado.

-con gusto -respondo como debería hacerlo una persona que trabaja en servicio al cliente-. Aquí tiene.

-muchas gracias. ahora, ¿podría ser tan amable de no hacer ningún ruido? -me dice amablemente, pero con intenciones amenazantes-.

31 de Julio de 2021 a las 06:26 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas