albillamaravilla Alba French

Este cuento intentará enseñarte como encargarte de dirigir, gestionar o administrar una sociedad, empresa u otra entidad, en la que conviven seres humanos muy distintos, tiene más que ver con tu creatividad, capacidad de adaptación, análisis y humanidad que con tu preparación académica.


Cuento Todo público.

#cuentocorto #negocios #moraleja #emprendedores #empresarios #gerente
Cuento corto
0
27 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

La caja de pañuelos desechables

El Gerente vivía su vida super ocupado entre problema y problema que resolver en la empresa que dirigía, después de todo, en parte, de eso se trata ser Gerente, no?, y tenía super descuidada su vida personal y su salud. Tenía muchos problemas estomacales, sobre todo acidez, obesidad. El cortisol por las nubes y la serotonina por el piso y siempre lo escuchabas decir... "no tengo tiempo". Sí, como el conejo de Alicia en el país de las maravillas, decía su pequeña sobrina.

A pesar de todo esto le gustaba su trabajo, vivía para su trabajo y era feliz con lo que hacía, según él, no necesitaba más.

Un buen día, así sin más, lo despidieron de su trabajo, ni siquiera le dieron la cara sus jefes, lo hicieron reunirse con los abogados de la empresa con engaños y la carta con la que lo despidieron traía engaños también, solo para no pagarle todo el dinero que le correspondía. Que fácil pudo haber refutado todo, con pruebas, de haber tenido la oportunidad, pero por alguna razón, no se la dieron. Cayó en el hoyó de la depresión pensando que había invertido 15 años de su vida en crear y hacer crecer una empresa para otro, desarrollar procesos, crear equipos y formar al personal, para que ni siquiera las gracias le hubiesen dado, y que el personal fuera puesto en su contra al punto de no querer defender la verdad por miedo a ser despedidos. Lo sacaron cuando ya la empresa llevaba muchísimo rato dando buenas ganancias (gracias a su gestión y liderazgo, por supuesto) y le preocupaba que habiéndose esforzado tanto y habiendo enfocado su vida en hacer crecer la empresa para la que trabajó, al punto que fue una de sus mejores experiencias laborales, no pudiera ponerlo en su hoja de vida porque, de manera injusta y malintencionada, podían dar una mala referencia suya.

Y en efecto, al cabo de 6 meses, seguía sin conseguir empleo por la gran influencia que tenían sus ex-jefes entre los empresarios del país, después de varios estrellones decidió no ponerlos en su hoja de vida, pero a pesar de eso terminaban por identificarlo entre conocidos, amigos, allegados, cuando aplicaba a algún puesto según su preparación profesional. Tuvo que mudarse con su hermana porque ya no le alcanzaba para pagar la hipoteca de su apartamento de muchos metros, tuvo que vender su auto de lujo, casi todos sus muebles favoritos, electrodomésticos, decoración, etc. y tomar el dinero para su mudanza y solventar algunos gastos para que su hermana pudiera hospedarlo. Cada vez se sentía más y más dentro de un agujero del que no podía salir, iba pasando el tiempo y lo que más le dolía era saber que no merecía nada de eso porque su trabajo y desempeño habían sido impecables.

Un buen día al regresar a casa de su hermana después de una entrevista de trabajo al revisar su cuenta de banco se dio cuenta de que ya casi no le quedaba nada. Se sintió tan derrotado e inservible, que divagando en ese hilo de pensamientos autodestructivos empezó a pensar en como pudo haber hecho todo diferente para no terminar así. Y de un momento a otro se dejó llorar amarga y desconsoladamente en el cobertizo de la casa y no se dio cuenta que justo estaba llorando frente a la ventana en la que estaba su sobrina de 6 años mirando hacia afuera. La niña al verlo llorando de esa manera se puso muy muy triste, nunca jamás había visto a su tío así, el siempre le había demostrado que no debía temerle a nada y había sido para ella un ejemplo de fortaleza, firmeza y carácter, ese definitivamente no parecía su tío, el que hace unos días la ayudo a superar su miedo a la oscuridad. Se le salieron las lágrimas de repente y mientras lo miraba dijo para sí: "debo hacer algo por mi tío. ¿Qué puedo hacer?" salió corriendo para el baño de la casa metió una silla y poniéndose de puntitas alcanzó una caja de pañuelos desechables con aroma y diseños, super bonitos, que guardaba su mamá. Mientras corría de regreso a la sala para luego salir al cobertizo, su papá la vio salir corriendo con la caja de pañuelos y dejar la silla dentro del baño. El papá molesto, porque no era la primera vez que hacía algo así, tomo la silla y la llevó al comedor y desde ahí vio como la niña le entregaba a su tío la caja de pañuelos y luego lo abrazaba. Esa caja de pañuelos le había costado al padre de la niña "mucho dinero" y era especial porque era la favorita de su esposa. El estaba molesto de tener a su cuñado ya más de un año en la casa sobre todo por que sin conseguir trabajo no podía ayudar mucho con los gastos y en ese momento descargo todo su enojo llamando furioso a la niña por su nombre. La niña dejó de abrazar a su tío entro a la casa y el papá muy molesto le reclamo, mientras su tío desde la ventana podía ver y escuchar todo.

- Porque le das a tu tío esa caja de pañuelos tan cara? para que la gaste? ni siquiera va a poder reponerla después! Eso le pertenece a tu mamá y lo has tomado sin permiso!

La niña miró a su papá con mucha lástima y le dijo en una voz super calmada:

- Pero papá, mi tío esta acostumbrado a usar y tener las mejores cosas, por eso quise darle lo mejor, y de todas formas, tu me has dicho que eso es lo que merecen recibir de nosotros las personas que amamos, lo mejor.

Después de decir esto pudo ver como su papá levantaba las cejas por unos segundos y luego su rostro de enojo cambio a uno de culpa y en medio del abrazo silencioso, repentino y sin explicación de su papá vió como su tío que desde el cobertizo observaba, dejo de mirar.

El Gerente pego su espalda a la pared deslizándose hasta quedar sentado en el suelo con los brazos sobre sus rodillas y entre sus lágrimas que poco a poco se secaban, sonrió por la ocurrencia de la niña. En ese mismo momento recibió una llamada de la entrevista de ese día, en donde le pedían empezar la próxima semana.

22 de Septiembre de 2021 a las 20:47 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Continuará…

Conoce al autor

Alba French @trespuntosyyo en Instagram

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~