jovenpoliedro jovenpoliedro

Solo y desolado, Edar L. 437 de una época desconocida, decidió mudarse al viejo oeste para brindar ayuda a los habitantes a transportarse mediante su auto, intentando a la vez, huír de su pasado y futuro intranquilo. (EN HIATUS).


Aventura Todo público.
1
102 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 15 días
tiempo de lectura
AA Compartir

primero lo primero

Edar va por las carreteras no pavimentadas del oeste, buscando a algún cliente que transportar, cuando encuentra a una mujer en su camino decide transportarla sin cobrarle un peso, ya que la veía moribunda. a medio kilometro se le atasca la rueda y sale del auto a ver que es, parece una especie de homúnculo curvilíneo lleno de baba; luego de unos segundos, sale de la nada un ser que emulaba un colibrí de un metro y medio aproximadamente, mutante con cara deformada, un traje bastante decente y una postura elegante. aparentando estar serio todo el tiempo, sin llegar a ser molesta su expresión. al pasar los minutos y mientras discutían a quien pertenecía el baboso objeto, la mujer que estaba en el auto salió y se lo arrebató a Edar de las manos. el colibrí desplegó una corrida para alcanzar a la inoportuna y la curiosidad de Edar lo inclinó a tomar la decisión de perseguirlos. la chica era bastante rápida, ya habían pasado varios minutos de persecución, callejones atravesados, veredas recorridas y un inesperado lanzamiento de soga del colibrí logro capturar lo que al principio le pertenecía, Edar impactado se detuvo abruptamente ocasionando un polvero de tierra; a pocos metros de los tres, se veía nubladamente un tornado de arena. la mujer sacó un arma rápidamente que no les dio tiempo a los otros dos de hacer algún movimiento como respuesta; dispara, el ruido del tiro era opacado por el tornado, parecía ser el fin del colibrí y su relación con la babosa, la bala iba directo al cráneo espeluznante del colibrí cuando aparece repentinamente, sin que nadie lo esperara, en un ambiente diferente, un torbellino que cambió el cielo azul del cielo a un morado devorador de conciencias... en un escenario horrible, que la palabra se queda corta, una gárgola con cuernos de ciervo sale del torbellino bloqueando la bala e irrumpiendo con estas palabras: acaban de llamar quejándose, Coligan. mientras coligan respondió: si, pero no ha sido tan sencillo el camino; además, tuve algunos inconvenientes. —si, ya me doy cuenta.— dijo su jefe. luego de que el ciervo diera unas miradas pausadas a las otras dos personas, agregó: este retraso me tocará descontártelo, eres bastante inepto. abrió un portal escupiendo en frente suyo y se fue junto a Coligan, regresando el ambiente a como era al principio. Edar solo comentó que le hubiera gustado saber mas acerca de la babosa, en cuanto acabó de decirlo, la mujer le disparó en el cuello y corrió a robarle su auto.

21 de Julio de 2021 a las 05:03 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo unión

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión