M
Madian Mendivil


Un virus extraño invade el planeta y vuelve locas a las personas después de una vacuna y un juego misterioso los protagonistas buscaran respuestas esperando no morir en el intento mientras también experimentan extraños sucesos sobrenaturales


Aventura Todo público.

#romance #comedia #apocalipsis #sectas
0
33 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

La vacuna

UN MES ANTES DEL DESASTRE

LAILA

Me despierto por un sueño super raro todo colapsaba era un apocalipsis yo solo corría por un bosque el desespero me despertó estaba sudando y el corazón me latía super rápido como si en verdad yo hubiera corrido, de lejos escuche como mi madre me gritaba mi nombre desde la cocina -Ya no veré más películas apocalípticas. -me digo mientras bajo a la cocina para desayunar

-Buenos días hija ya está tu desayuno en la mesa comételo rápido tenemos que ir a ponernos las vacunas

-Que vacunas mama? -. le pregunto viéndola confundida

-Las noticias acaban de avisar que se viene un virus muy peligroso y que todos nos tenemos que vacunar para no esparcirlo y estar bien, dicen que los que no la tengan no van a poder ir a escuelas ni viajar ni entrar en lugares públicos al parecer la vacuna deja una marca en el brazo y ya con eso indica que si la tienes

-No se te hace un poco raro así empiezan todas las películas apocalípticas

-Tu deberías de dejar de ver esas películas siempre te pones paranoica -. Dice mientras se sienta a desayunar conmigo

Después de desayunar fuimos al centro de vacunación parecía alfombra roja todo mundo estaba super bien vestidos y yo con un pantalón flojo y la primera blusa que encontré yo solo veía a todos desde adentro del carro ya no quería bajar

-Vamos-. dice mi mama mientras abre la puerta

-Todos hagan una fila van por edades todos busquen donde les toca -. Dice una enfermara mientras señala los carteles que están en las puertas que tenían las edades escritas

Genial ahora me tocara estar rodeada de chicos de mi edad y me van a ver vestida de vagabunda me dirijo a donde me toca y veo a todos sentados bien vestidos esperando su turno

-Tome su turno -. Diese otra enfermera mientras me da un papelito con el numero 35

Me siento rogando que alguien de los presentes empiece a llorar o a hacer un drama para que no lo inyecten y poder sentirme mejor, volteo a ver a todos para buscar quien será mi distracción por ese rato en eso veo a un chico que super luce como una distracción en eso escucho como dicen mi número y me dirijo a donde está la enfermera con una inyección lo suficientemente larga como para atravesarme el brazo entero

-Bien esto no va a doler mucho-. Dice la enfermera mientras pasa el alcohol por mi brazo

Me inyecta y me duele hasta el alma maldita mentirosa, solo me levanto y me voy a buscar a mi madre para ya irnos, me la encuentro en el pasillo justo antes de la salida

-También te dolido? -me pregunta mientras se soba el brazo

-Hasta el alma, ya me quiero ir -le digo mientras buscamos el carro en el estacionamiento

18 de Julio de 2021 a las 01:08 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo El principio del fin

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 7 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión