juli_amatto Julieta Amatto

La pieza de baile anunció su último acorde. Jungkook se encontraba a mis espaldas, con sus manos aún en mi cintura, ejerciendo una presión tan efímera que pensé que se había retirado, pero el rastro de su respiración en mi hombro me decía lo contrario. Mi corazón se sobresaltó cuando sentí su agarre un poco más fuerte en mi cuerpo, moviéndome para girarme y posicionarme frente a él. Sus ojos traspasaron los míos con esa profundidad misteriosa que los caracterizaba, y no pude evitar sentir el centro de mi cuerpo encenderse, calentarse, excitarse. Era magnífico. Todo en él siempre lo era. -Emma... -la voz de Jungkook, enronquecida, confirmó que sus sentimientos eran los mismos que los míos. Observé sus labios entreabiertos y humedecidos. Dios. Eran irresistibles. Y era más irresistible aún al saber que él estaba devorando mi boca también con su mirada, sin ocultarlo, sin alejarse. Lo supe en ese instante. Iba a suceder. Y no me importaban las consecuencias, no me importaba si tenía que enfrentarme al mismísimo infierno por él. No me importaba si se verdad teníamos que fugarnos. Lo deseaba. Lo quería. Lo necesitaba. Inspiré profundamente. Y pronuncié las dos palabras que había querido pronunciar durante los últimos dos meses de mi vida: -Jungkook, bésame. --- Fanfic 100% original. Por el momento, no se admiten copias o adaptaciones. Por favor, no hagan plagio. Jungkook FANFICTION --- Estoy feliz de volver, si hay alguien por allí aún leyéndome, bienvenido/a ♥️


Fanfiction Todo público.

#romance #love #amor #amistad #desamor #juventud #fanfiction #baile #musica #bts #jungkook #inspiracion #korean #coreadelsur #btsjungkook #dance #btsfanfic #coreano
29
543 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 15 días
tiempo de lectura
AA Compartir

~ i n t r o d u c c i ó n ~


¿Quién era realmente...?

Era la pregunta que rondaba por mi cabeza una y otra, y otra vez... detrás del antifaz dorado que escondía mi rostro.

¿Era en realidad...? ¿Yo...?

Me detuve a mirar mis antebrazos adornados de una tela suave y sedosa, de color pastel. Eran parte de un vestido largo y ceñido a mi silueta, con escote en forma de corazón, que cubría mi cuerpo de una manera bastante sensual.

Mi cabello estaba alisado y atado en una coleta, lo que permitía a la suave brisa de aquella noche de verano acariciar el hueco expuesto de mi cuello y mis hombros, como una delicada sensación llena de expectativa y nerviosismo. Las luces que adornaban la calle impactaban en mi pálida piel, haciéndome sentir extremadamente viva, real.

La reina de Hongdae.

Así me llamaban desde hacía diez meses, exactamente. Desde el primer día que aparecí en Hongdae Street y comencé a cantar en medio de los otros grupos que también hacían música callejera.

Para los demás, era un misterio.

Para mi, era un momento de libertad.

La música comenzó su danza entre la multitud que me rodeaba, y mi voz, poderosa, se unió a la melodía, con pequeñas notas que iban emanando desde mi interior, dejando atrás cualquier otro sentimiento, como si en ese instante no importase nada más que aquel presente.

Mis ojos relampaguearon con la fuerza de mi canto, y una sensación de electricidad recorrió mis cuerdas vocales cuando la melodía llego a su punto cúlmine, más agudo, más magnífico.

En ese segundo, supe que podía responder a mi pregunta...

Sí, absolutamente, realmente era yo.

No cabía ninguna duda.

Y era el único momento en que volvía a ser quien había sido una vez.

10 de Julio de 2021 a las 00:16 0 Reporte Insertar Seguir historia
3
Leer el siguiente capítulo ~ 1 ~

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 6 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión