hye Grecia Parigi

Milana vive con su mejor amiga desde que se mudó al centro de la ciudad de Hongdae, Corea del Sur. Lo único que desea es sobrevivir a un año intenso de comeback, promociones del grupo al que pertenece y escapar de la prisión por las cantidades de veces que imagino asesinando a su jefe, el sexy Lion. Todo se desarrolla de maravilla; hasta que una noche, 16 del mes de junio, una figura fantasmal y seductora la llama por su nombre, ofreciéndole un trato bastante singular. ¿Es un juego del destino, o el recuerdo de un acontecimiento de su vida pasada?


Ficción adolescente Todo público.

#amor #amistad #vidas-pasadas #idols
11
395 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los lunes
tiempo de lectura
AA Compartir

Prologo

La copa de sangre esta a rebosar… sin ocasionarme nauseas, solo albergo la necesidad de beberla, de darle un fin a esta celebración.

Los ojos de ambos no se alejan de mí, cierro los míos cortando todo vínculo y alejando las fuerzas que intentan sujetarme, me siento un péndulo entre ambos.

La candidata 089 sube los escalones y me produce escalofrió como el taco acaricia el peldaño. Contraigo mi rostro.

Extiende su mano aunque no puedo alcanzarla, me sonríe y sopla a la nada para acabar con mi tormento.

Una gota se desliza por la esquina izquierda de su boca. Es la duodécima vez que lo veo.

El cielo ruge sobre mi cabeza, no podrían haber escogido un dia mejor, incluso la naturaleza me obliga a tomar una decisión.

Los rayos serpentean alrededor de los dos, si escojo uno… ¿Qué es lo que sucederá con el otro?

No puedo… no lo volveré a ver…

—¿Has resuelto quien fue el que te salvo? — El acento con el que me pregunta me resulta familiar, pero no porque en un pasado lo haya aprendido… ¿De dónde lo he oído?

Limpio mi frente, estoy experimentado calores cubierta por esta túnica de color violeta.

Candidata 097…

Es mi nombre…

Es el número tatuado en mi muñeca… contorneo los bordes y avanzo no muy convencida.

—En cuanto te decidas bebe la copa y nómbralo—

Me vuelvo en reiteradas ocasiones y la visión de mis pupilas se empaña de lágrimas.

Tomo la copa entre mis manos y su metal frio me inhibe, puedo sentir sus alientos permanecer insistentes en mi nuca.

—Bebe— Me invita.

El líquido transita por mi garganta calentando todo en su interior y su viscosidad espesa me hace sentir enferma.

La gota en la esquina de mis labios.

—¡Decide! —

—K… L…—

23 de Junio de 2021 a las 22:20 0 Reporte Insertar Seguir historia
2
Leer el siguiente capítulo Capítulo Uno

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 22 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión