eltiocreations Tío Creations

Hero y sus amigos: Jorge, Daniel y Aurora son un grupo de amigos pasándola bien, pero todo da un giro macabro cuando, al hacer una exploración en una construcción abandonada encuentran lo que parece ser un altar, donde se topan con una extraña hoja con el dibujo de un hombre alto y sin rostro que viste de negro. Desde ese momento, los chicos empezaran a ser acosados por una extraña y poderosa entidad conocida como SLENDERMAN. La única esperanza de los chicos por sobrevivir está en sus alucinaciones y en aquellas extrañas hojas de papel que siguen apareciendo... Es mi primera historia, espero que les guste y me dejen sus comentarios para ayudarme a mejorar.


Horror Horror adolescente Todo público. © eltiocreations

#366 #creepypasta #horror #slenderman
0
17 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 15 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 1: OLD SCARS, FUTURE HEARTS

¡Maltita sea! Ya son las 4:30 p.m., espero que los demás no se molesten…

Corro lo más rápido que puedo al lugar de encuentro: el parque Linkin. A lo lejos logro distinguir un par de siluetas que me resultan familiares, ambas sentadas en los columpios meciéndose ociosamente. Daniel, un chico alto, con ropa calurosa pero vistosa, en su cabeza tiene puesto un gorro gris que cubre su cabeza rapada al estilo Hipster.

- … te lo juro, ella es la indicada para mí, su estatura es perfecta para que la cargue y me la “eche”- dice Daniel, probablemente refiriéndose a una de sus típicas fantasías pervertidas, pero lo raro es a quien le está contando su fantasía.

- Creo que cada semana te escucho decir: “es la indicada para mí” con una chica diferente- dice la mujer sentada en el columpio justo al lado de él, su nombre es Aura, una chica linda, alta y de una cabellera corta castaña tan clara que al reflejo del sol parece ser rubia, en su vestimenta aun lleva parte del uniforme de nuestra… su preparatoria.

- ¡Pero esta vez lo digo en serio!- dice Daniel antes de notar mi presencia –Hasta que te dignas a aparecer, Hero- al alzar la voz hace que Aura también note mi presencia y me lanza una mirada de odio, aunque me gusta pensar que en el fondo me agradece por interrumpir su incomoda conversación con Daniel.

- Tenías que llegar tarde hoy… ¡justo cuando tenemos tanta tarea!- me reprocha Aura mientras me saluda.

- Perdón, pero mi jefe no me dejo salir a mi hora por llegar tarde al trabajo- intento defenderme con esa pequeña mentira, la verdad es que me quede viendo videos en internet con uno de mis compañeros de trabajo en el Burdel King, pero eso no me sirve como excusa para evitar los regaños de Aura, mis amigos suelen ser muy comprensibles cada vez que menciono el trabajo.

- Está bien, te creo- Me dice Aura mientras me acerco a Daniel para saludarlo. Después de esa pequeña reprimenda me siento con ellos en el último de los columpios desocupados dando un largo y sonoro suspiro.

- Y… ¿qué tal la preparatoria?- suelto la pregunta sin saber realmente como iniciar una conversación, mientras espero su respuesta sacó una cajetilla de cigarros y les ofrezco.

- Aburrido, todo es exámenes y tareas, lo peor es que dentro de poco tendremos que empezar el servicio social en alguna empresa… ¡que hueva!- se queja Daniel mientras acepta el cigarro que le ofrezco, igualmente Aura toma uno y por ultimo yo pongo uno entre mis labios y lo enciendo. – ¿crees que en donde trabajas nos liberen el servicio?- continua preguntándome Daniel.

- Si la escuela no tiene problema con que hagas tu servicio en un local de hamburguesas… entonces si- respondo tras darle una calada a mi cigarrillo, Daniel maldice y Aura se burla de él.

Mientras ellos dos discuten sobre asuntos de alumnos de preparatoria, yo me concentro en fumar y disfrutar del paisaje, un nostálgico panorama en una rara armonía de pasto verde y arboles resecos sobre el lienzo de un cielo azul… no muy lejos del parque en el que estamos yo solía jugar cuando era niño, pero claro, esos eran otros tiempos…

Sin nada que comentar con mis amigos, mi mente empieza a divagar. Hace unos meses que abandone la preparatoria, justo antes de los exámenes finales del segundo grado. ¿Por qué dejarlo cuando estaba tan cerca de terminar?... es lo que me preguntan todos, -te hubieras esperado, solo te faltaba un semestre- cosas por el estilo es lo que escucho con frecuencia, pero aun así, no lograba quitarme la idea de que la preparatoria es solo era una pérdida de tiempo, no podía dejar de pensar en que podría empezar a hacer algo productivo en lugar de estudiar una carrera que después del primer año de curso no terminó de convencerme por completo.

Mis amigos: Daniel, Aura y Jorge fueron la razón por la que seguí estudiando hasta el segundo semestre, su amistad y compañía fueron reconfortantes para mí y me llenaron de una vacía esperanza de “tomarle gusto” a lo que estudiaba. Pero al final no pude seguir con todo eso, decidí que en vez de estudiar prefería empezar a trabajar. -¿valió la pena dejar los estudios para trabajar en un local de comida rápida?- me preguntó mi padre (y la mayor parte de mis familiares). -Al menos así gano algo de dinero- siempre era mi respuesta.

Desde que les informe a Jorge y los demás que dejaría de ir a la preparatoria, me hicieron una promesa: que nos veríamos de mínimo una vez a la semana para salir, hablar y sobre todo mantenernos juntos a pesar de ya no vernos tan seguido como antes. En un principio no lo tomé en serio, creí que no eran más que palabras amables, pero hasta hoy, cuatro meses desde mi despedida, no ha pasado una semana sin que los vea, en ocasiones incluso ellos me mandan mensaje para que nos veamos más de una vez en la misma semana… nunca se los he dicho en voz alta, pero eso en verdad se los agradezco, aunque creo que ellos saben el aprecio que les tengo (o eso espero)… les estoy muy agradecido por no haberme abandonado, me siento mal por haber creído que terminarían olvidándose de mí… no sería la primera vez que mis amigos más cercanos me hacen eso…

- Pinche Jorge, ya se tardó- Dice Daniel, deteniendo el balanceo de su columpio y volteando la mirada hacia una planicie de campo verde rodeado por una arboleada.

- ¿vino Jorge?, creí que lo estábamos esperando- digo siguiendo con la mirada el camino al que volteó Daniel.

-No, él llegó con nosotros, pero hace rato se fue caminando hacia el campo y ya se tardó, creo que fue a orinar, pero para el tiempo que lleva yo creo que se ha de estar masturbando- dice Daniel sin censura, sin notar que Aurora hace un gesto de asco tras sus palabras -¿deberíamos ir a buscarlo?- pregunta el hipster al aíre, Aurora me voltea a ver en busca de una respuesta, y antes de que diga algo notó una presencia a lo lejos del panorama.

Jorge se acerca hacia nuestra dirección a paso lento, al acortar un poco la distancia y notar que todos lo volteamos a ver, Jorge nos empieza a hacer señales, indicándonos que vallamos con él. Decido hacerle caso, le doy una última calada a mi cigarrillo antes de tirarlo, me pongo de pie y camino hacia la arboleada con Jorge, Aura es la segunda en levantarse, Daniel se queja, dice que no quiere levantarse y que todos nos quedemos ahí, pero nadie se detiene y el hipster termina levantándose y uniéndose a nuestra caminata.

Al llegar con Jorge lo saludo. Él es mi amigo desde la primaria, y en preparatoria nos convertimos en mejores amigos. Es un chico de baja estatura, tés morena, cabellera larga y castaña oscura.

- ¿Qué pasó Jorge? ¿Por qué te tardaste tanto?- pregunta Aura al recién llegado.

- Jeje, lo siento, es que me puse a jugar MICROMON GO y camine un poco y… mejor les enseño ¡encontré algo genial!- Dice Jorge notoriamente emocionado, pero nadie responde, todos lo miramos con desconfianza. A pesar de su voz y apariencia de “buen chico” Jorge es un bromista de primera, aprovechando el más mínimo descuido de cualquiera de nosotros para molestarnos (rosando el bullying amistoso), es por eso que nadie quería ser el primero en aceptar seguirlo y ser víctima de su broma. -¿Qué pasa? Les juro que es algo genial, podríamos usarlo para “armar algo” después- continua Jorge.

Finalmente decidimos seguir a nuestro amigo a donde sea que nos quisiera llevar, esperando lo peor… aunque también con algo de intriga, viniendo de Jorge podría ser cualquier cosa… Pero, con cada paso, mi desconfianza empieza a desaparecer… el escenario se convierte en algo cada vez más familiar para mí, he vivido en esta ciudad toda mi vida, y este parque lo conozco igual o mejor que mi propia casa… no tiene nada en especial, excepto por…

- Ahí está- dice Jorge señalando una construcción de cemento en medio del bosque.

- ¿Eso es “la cosa tan genial” que decías? ¿para eso nos trajiste?- reprocha Daniel con cara de cansancio.

Aquella cosa de la que Jorge hablaba es de una descuidada construcción larga de concreto de un piso, con una entrada que está bloqueada celosamente por un montón de tablones de madera podrida.

- Si, lo sé, pero el tío me habló de este lugar hace tiempo, parece que él venía aquí con sus amigos a drogarse y esas cosas- responde Jorge intentando aumentar nuestro entusiasmo.

- ¿Y que con esto?- pregunta Aura.

- ¿y si entramos?- responde Jorge.

Aura y Daniel se niegan de inmediato, los dos esperan a que los apoye con mi respuesta, pero soy incapaz de pronunciar palabra alguna, sin pensarlo mucho sigo caminando hasta quedar al frente de la entrada, intentando ver a través de las tablas maltrechas, pero es inútil, el interior del lugar es muy oscuro.

- ¿tu si quieres entrar, Hero?- pregunta Aurora confusa, atenta a mi respuesta.

- Si, esta es mi “SECRET BASE”- respondo sin voltearla a ver, simplemente mirando la construcción abandonada en la que pasé tan buenos tiempos hace ya varios años.


23 de Junio de 2021 a las 03:48 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Continuará… Nuevo capítulo Cada 15 días.

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~