u16237995841623799584 Emiliano Gómez

— Te diré algo muchacho, esta ciudad es peligrosa para el generoso pero un refugio más para el corrupto. Así es el mundo aquí, nunca lo olvides — (Primera temporada) La ciudad de Megalópolis está sumergida en la corrupción, La policía intenta palear su mala reputación a causa de un complot que busca derribarlos de una vez por todas. ¿Qué sucederá en esta entrega?.


Acción Todo público. © Emiliano Gómez

#drama #acción #policía #378 #police
0
2 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Una nueva historia.

Comisaría de Megalópolis

Pepe camina hacia la puerta del vestuario, mientras de camino saluda a todos.

— Pepe Gómez: — ¡Hoy va ser un gran día, chamaco! —.

— Gutiérrez: — Sí, ojalá lo fuese, Pepe, tenemos que hacer todo bien. sino quedamos en guarda-oficiales —.

Pepe Gómez: — (Mmm).. Mira, Sabes. Creo que si, hoy no. tú sabes, si nos ascienden de alguna manera u otra. Hemos hecho un buen trabajo. ¿Sí?.

— Gutiérrez: — Sí, me tiene preocupado eso. ¿Te acuerdas cuando solíamos entrenar los dos?, Qué buen recuerdo me vino —.

— Pepe Gómez: — Todavía lo recuerdo.. pero, eso ya pasó. Pensemos en el ahora —.


Pepe junto con Gutiérrez salen del vestuario hacía el Campo de Entrenamiento


2).


Campo de Entrenamiento


Conversan sobre actividades que deben realizar, por lo tanto siguen hablando
hasta llegar a las patrullas.


— Pepe Gómez: — Mañana tengo que hacer compras, no me gusta mucho esperar en las filas, luego me salen callos en los pies —.

— Gutiérrez: — Capaz te acompañe viejo, Mí tía quiere un par de los guantes que usamos siempre, por lo qué estoy viendo si prestarle ó no —.

— Pepe Gómez: — (pequeña risa) Será buena idea prestarle un día, tal vez luego tengas un reemplazante para tus feriados —.

— Gutiérrez: — No, ¿Estás loco?, Me estaría haciendo echar del trabajo, con tal de no verla usar el uniforme —.


La Radio Comando interrumpe la conversación, dando aviso.


RD: ¡Atención a todas las unidades de la zona, un sospechoso ha cometido un robo!, se escapa con su vehículo en dirección contraría a la autopista número treinta y cuatro.


— Pepe Gómez: —¡Aquí oficial Gómez, estamos al mando de la situación!, ¡Cambio y fuera! —.

RD: (Voz en off) Gómez, Gutiérrez reportándose en misión, emitir fax por GPS.


Cambiamos de escena, Autopista número treinta y cuatro.


3)


— Pepe Gómez: —Parece qué alguien quiere ir a la celda, ¿Verdad, Guti? —.

— Gutiérrez: — (Sí..) No nos dieron las descripciones del auto —.

— Pepe Gómez: — No hace falta, ya lo encontré. ¡Es aquél! —.


Gutiérrez gira bruscamente en dirección contraria a la autopista mientras activa la sirena, Pepe por su parte va intentando salir del coche para subir al techo, por la ventana.


— Pepe Gómez: — ¡Guti, acércame más!, trataré de saltar a su techo para bajarlo —.

— Gutiérrez: — ¡No, qué flasheas Pepe!, para nada. puede estar armado el vago —.

— Pepe Gómez: — ¡Es una orden, haz lo que te pido! —.

— Gutiérrez: — ¡Pero más sí! —.


Gutiérrez acelera lo más que puede para alcanzar al sospechoso, forzando igualar la misma velocidad. Pepe se para en el techo de la patrulla para tomar distancia y saltar en tiempo justo.


Guti alcanza al ladrón, por lo qué Pepe salta sobre el techo del auto del ladrón mientras el auto se mueve de izquierda a derecha para tirar a Pepe.


— Pepe Gómez: — ¡Baja del auto, estás bajo arresto!. Detente ahora—.


— Ladrón: — ¿Y vos tú quién eres, policía inútil?, ¡Sal de mi camino!—.


El ladrón zamarrea el auto de un lado a otro para dejar caer al policía, Por lo qué Pepe se ve obligado a sostenerse de los bordes del techo, Gutiérrez por su parte continúa igualando la carrera.


— Pepe Gómez: — ¡Muy rebelde, Eh!. Veamos si traes el cinturón puesto —.

— Ladrón: — ¿Qué dices? —.


Pepe mete su mano sobre el lado del conductor, le tapa los ojos al ladrón que no ve por dónde va manejando, Pepe salta antes. Mientras el ladrón impacta contra la valla de la autopista.


— Pepe Gómez: — Por eso te dije, si usabas el cinturón.. (se limpia las manos) —


Gutiérrez para a un lado del auto accidentado, Pepe va a revisar si el ladrón se encuentra bien, detrás de él Gutiérrez para asegurarse de que no haya disparos de por medio, Pepe ve que el ladrón solo está en shock producto del fuerte golpe, Gutiérrez hace lo suyo tomando datos del vehículo.


— Gutiérrez: Te gusta madrugar a las personas a vos, parece. (se refiere a Pepe)—.

— Pepe Gómez: — Dudo mucho —.


Pepe saca cuidadosamente al ladrón para esposarlo, mientras la ambulancia viene en camino, Gutiérrez encuentra en la guantera un documento no coincidente con el ladrón, deduciendo que es robado.


— Pepe Gómez: — Ah.., ¿Su tío querrá pagar las multas?, Por qué este auto se va a requisar—.

— Gutiérrez: — Por lo visto su tío es muy feo —.

— Ladrón: — ¡Oficial!.. le juro, no he robado nada.., Créame. no he robado nada—.

— Pepe Gómez: Sí, si. Yo tengo muchos autos robados, pero de juguetes —.

— Gutiérrez: — ¡Uh no! ¡Ahí viene 'Mc'Allister'!. Qué cagada mostro —.

— Pepe Gómez: — Creo qué vino a visitar al ladrón —.

Mc'Allister llega al lugar del hecho, ve la escena, va a hablar con Gutiérrez y Pepe sobre lo sucedido.

Mc'Allister: ¡Quiero qué me expliquen qué pasó acá!.

Pepe Gómez: ¿Se lo hago en el papeleo, ó se lo digo aquí?

Mc'Allister: ¡Silencio Gómez!.

Gutiérrez: Yo te explico qué pasó acá, el sujeto qué ves ahí tirado. Por cierto ya viene la ambulancia, robó este auto, Por lo qué Pepe saltó a su techo. le tapó la cara.. y lo demás es lo que ves ahora.


Mc'Allister: ¿Eso te enseñaron en la academia, Pepe?, A la comisaría ahora.

Pepe Gómez: ¿Tan temprano?, ni siquiera me has saludado, qué cortés eres.

Mc'Allister: Gutiérrez, hace el papeleo, esperas qué venga la ambulancia, lo llevan. Venís a la comisaría, no hay más que decir, Adiós.

Mc'Allister se va hacía su auto para llevar a Pepe hasta la comisaría, Gutiérrez queda mirándolo con mala cara por haber sido regañado.

3)


Comisaría de Megalópolis


Pepe Gómez: Sé dónde queda la oficina, ¡No necesitas llevarme en carga!.

Mc'Allister: Más respeto, Gómez. Por qué la próxima te rajo yo mismo.

Pepe Gómez: Claro, ¡Gracias por traerme! (tono sarcástico)

Mc'Allister lo acompaña a Pepe hasta la oficina de asuntos, Al entrar se encuentra sentado Hernández.


Oficina de asuntos


Pepe Gómez: Buen día..


Mc'Allister: (Señalando a Pepe) ¿Lo entrenaste bien a este pibe?, ¡Es un animal!. Casi lo hace bolsa a uno de afuera, mejor qué te explique él. Lo que hizo.


Hernández: ¿Qué pasó afuera, Pepe?.


Pepe Gómez: Hice mi trabajo nada más, es todo.


Mc'Allister: Sí, Ajá. ¿Queres qué le cuente lo qué hiciste? (insinuando discutir).


Pepe Gómez: (Se levanta rápido de la silla) No, Yo sé contar mis problemas, Paul.


Hernández: ¡Basta!, Estás fuera Paul, Yo me encargo de hablar con Pepe, Gracias.


Mc'Allister se retira de la oficina mirando sobradamente a Pepe, éste le cuenta la versión oficial de lo qué pasó realmente, Hernández lo deja pasar por esta vez.


4)

Estacionamiento de la policía


Pepe Gómez: ¡Qué mala suerte tengo, Gutiérrez!. Sino es mi día es Paul, siempre metiéndose dónde no le incumbe.


Gutiérrez: Qué va ser.. es así, otra no queda.


Pepe Gómez:¿Qué vas hacer tú?.


Gutiérrez: Y.. vine a traer los papeles, ahora tengo que ir a hacer unos trabajos por la zona oeste, así que capaz me retire temprano, ¿Vos?.


Pepe Gómez: Pues..


Gutiérrez: ¿Á dónde vas?.


Pepe Gómez: A casa.


Pepe sube a su motocicleta para conducir a su casa, Gutiérrez lo saluda.


5).


Casa de Pepe.

Pepe guarda la moto en su garaje, va a la cocina se prepara algo de comer, después va hasta el cuarto a reproducir un casete viejo de música de los 70's.

Va recordando mientras la escucha, todo lo qué había pasado en su carrera policíaca.


Unos minutos después, suena el teléfono.


Pepe Gómez: Diga.


Desconocido: Oficial, ¡Qué alegría verlo tan temprano en casa!..


Pepe Gómez: ¿Qué, quién eres chamaco?.


Desconocido: ¿No sabe quién soy?, tal vez esto le responda.. (se oye gritos de una mujer).


Pepe Gómez: Pero..


Desconocido: Sí, eso parece ser alguien pidiendo ayuda, pero.. no se apresure, Porque si intenta salvar a la chica. Va pasar algo muy desagradable así qué, quédese ahí. Pero.. cambiemos la historia venga a salvarla, tiene media hora para aparecer aquí, ó Ella es historia.


Pepe Gómez: ¡No me gustan los juegos!


Desconocido: Oh, pero. ¿Acaso usted no es un oficial condecorado?, ó Me he equivocado de número.. a lo mejor sí.


Pepe Gómez: No lo creo, no te conozco, no sé quién eres.


Desconocido: Escuche bien... (coloca el teléfono para escuchar los gritos de la chica)


Pepe al oír las suplicas, no respondió nada, sólo intentó solicitar refuerzos, el Secuestrador al darse cuenta de lo qué iba hacer le advirtió, por lo que Pepe cedió a no hacerlo.


Desconocido: Hagamos lo siguiente: Quiero que coopere para que la victima no sufra, ni mucho menos sea lastimada venga al departamento cuatrocientos cuarenta y cinco. Yo me encargaré de abrirle la puerta pero.. no se confíe de mí, si llama a la policía. Me encargaré personalmente de entregarles, ya sabe cómo estará.


Pepe Gómez:(..) Está bien, no llamaré a nadie.


Desconocido: Perfecto, aquí lo espero.


(Cuelga la llamada).


6).


Departamento 445


Pepe intenta llamar a Gutiérrez para que este lo acompañe en la misión, por lo qué debe hacerlo solo, había una tensa escena entre el departamento y la calle, parecía que no hubiese nadie merodeando por ahí.


Pepe entra al departamento golpeando a una puerta para saber de dónde provenía la llamada, pero ninguno abría para atenderlo.


En eso Pepe se percata que no son habitadas estos departamentos, de repente oye un grito de la parte de arriba, la única puerta que apuntaba ser la indicada era la número "32", por ello entró allí.


El secuestrador había puesto a la chica en una habitación estaba oscura, con su linterna Pepe alumbra para encontrar a la chica, la desata.


(Suena el teléfono)


Desconocido: ¡Bravo, Policía!. ¡Enhorabuena! usted ha demostrado que es capaz de solucionar cualquier problema, ¿Debería jactarme de mí declaración?.


Pepe Gómez: ¿Crees qué es un juego esto?, ¿¡Quién eres!?.


Desconocido: "Pronto lo sabrá, aún no es el momento, Adiós".

(Se corta la llamada.)

16 de Junio de 2021 a las 00:01 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Enemigo Imposible

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 2 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión