holoceno11701 Jorge B. Mahoney

¿Por qué los asiáticos tienen los ojos alargados? Averigua el motivo leyendo este interesante artículo.


Historias de vida Todo público. © Para todo público.

#glacial #ojos #Fenotipo #Asiáticos #Pliegue #Epicanto #Genghis-Khan #Ultravioleta
Cuento corto
0
28 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

¿POR QUÉ LOS ASIÁTICOS TIENEN LOS OJOS ALARGADOS?

Se ha dicho, de manera errónea, que la morfología alargada o rasgada de los ojos en los asiáticos se debe porque la estructura ósea que contiene al globo ocular posee una forma almendrada. Otros, sin embargo, afirman que el ojo oriental como tal tiene forma de huso o ahusada. Pues nada más alejado de la verdad. La razón no tiene que ver con el globo ocular ni con la configuración ósea de sus cuencas, estriba en la forma de los párpados. En este sentido, el detalle impreciso “almendrado” de los ojos asiáticos no supone una diferencia anatómica en sí misma, ya que es un efecto visual que nos da esa impresión, aun cuando la fisionomía general de todo ojo viene en cierto modo determinado por su estructura ósea.


La verdadera singularidad está en un pequeño repliegue del párpado superior, que se conoce concretamente como brida mongólica. Si nos fijamos bien, los asiáticos poseen un pequeño doblez de piel adicional que se desarrolla hacia abajo, suerte de plisado que cubre la esquina interna del ojo. Este visible doblez también es conocido como pliegue del epicanto.


Los caucásicos, sin embargo, así como algunos grupos humanos de piel oscura,carecemos de este rasgo. No obstante, es normal que en muchos casos, bebés de raza blanca, indoeuropea o piel oscura,nazcan con este pliegue, pero con el crecimiento pierden dicha característica o fenotipo.


Este peculiar remate es el que nos da la engañosa impresión de estar viendo un ojo almendrado en los orientales, siendo a primera vista el detalle que más nos llama la atención cuando observamos a un asiático, a un lapón (caso de las etnias sami, asentadas al norte de Suecia, Noruega, Finlandia y noroeste de Rusia, a un indígena americano, incluso un bosquimano o algún hotentote del sur de África (estos dos últimos muy relacionados entre sí) con dicho fenotipo bien acentuado, y sin dejar de lado, por supuesto, algunas etnias latinoamericanas.


Es muy probable que un biólogo evolucionista o un antropólogo físico formularía la pregunta de esta manera: ¿Por qué razón los asiáticos presentan la característica "brida mongólica" o (epicanthus medialis)?, que es exactamente ese pequeñito pliegue que se prolonga hacia abajo ocultando casi todo el saco lacrimal…. Ni la jerga técnica anterior, ni el hecho de ser asiático, así como de pertenecer a un grupo étnico diferente o tener genes mongoles, (refiréndonos a las tribus originarias que se asentaron en lo que es mongolia actualmente y que evolucionaron con las características genéticas específicas que definen a aquellos pueblos) ha contestado nuestra pregunta todavía: ¿Por qué razón los asiáticos tienen sus ojos alargados? o bien, ¿por qué ellos sí y no toda la raza humana?


De las continuadas oleadas generacionales de homo sapiens que salieron de África siguiendo diferentes rutas, es posible que la primera rama que terminó asentándose en la lejana Siberia asiática o Rusia oriental tuviera sus ojos parecidos a los caucásicos y no presentaban un aspecto oriental. Pareciera tener sentido entonces el que por una necesidad adaptativa, para ajustarse a un entorno de frío y vientos extremos se haya producido una mutación en alguno de los genes de un primer individuo, y con el tiempo las siguientes generaciones fueron adquiriendo esa ventaja evolutiva para poder sobrevivir en un medio tan severo. Lo que quiere decir, que aquellas generaciones de sapiens descendientes que desarrollaron el rasgo de brida mongólica, necesario para sobrevivir en regiones de frío intenso y nieves permanentes (pues la radiación ultravioleta del sol se refleja con mayor intensidad sobre superficies claras, como las que predominan en las frías zonas árticas) al contar con tal ventaja competitiva, pudieron vencer las barreras reproductivas y consiguieron tener descendientes con las mismas cualidades. Aquellos que no adquirieron estos atributos (especialización), probablemente con el tiempo terminaron perdiendo la vista o sino afectados severamente, por tanto, inútiles para el resto del clan y probablemente eran abandonados o rechazados por los demás, y sin poder transmitir sus genes a la siguiente generación (selección).


Así como lo es en las zonas árticas, el rasgo de brida mongólica es ventajoso en áreas de sabanas y desiertos, y protegería contra vientos fuertes. Se sabe incluso que los pastizales secos y dorados de algunas regiones de sabana reflejan la luz solar con mucha intensidad, lo que refuerza el que grupos étnicos como los Dinka del Sudán, y los mencionados arriba, los cazadores-recolectores san (bosquimanos) y hotentotes del suroeste africano, posean también el pliegue oriental. En fin, es una defensa selectiva y el organismo busca proteger la visión. El caso es que aún no se ha encontrado un gen determinante de este rasgo mongol. ¿Por qué entonces las poblaciones escandinavas no evolucionaron o no adquirieron la brida mongólica? La hipótesis anterior parece no corresponder. Pero se sabe que hace 10.000 años, toda la región de Escandinavia estaba cubierta de hielo y completamente deshabitada. Los primeros cazadores llegaron de Asia poco después, cuando comenzaron a retroceder los hielos que la cubrían (terminaba la última glaciación) y ya presentaban este rasgo fenotípico oriental. Tal vez los antepasados de las poblaciones caucásicas actuales no tuvieron esa exigencia evolutiva para adaptarse a su medio. Además, desde que llegó el holoceno al planeta, las regiones nórdicas no han permanecido cubiertas por nieve todo el año igual que las zonas árticas como para que se justifique por vía de la selección natural la necesidad de que esos pueblos evolucionaran con los ojos “almendrados”, o bien no se dio la mutación del gen que definió este rasgo. Sin embargo, los lapones (población aborigen de Escandinavia), quienes viven en su parte más septentrional si tienen estos rasgos. Los Lapones no surgieron en Laponia y sus ancestros fueron los primeros pueblos en llegar a esa geografía nórdica hace unos 10.000 años. Todas estas etnias de fenotipo mongoloide descienden de los pueblos paleosiberianos y a su vez de las ramas más tempranas que alguna vez cruzaron El Puente de Beringia hace entre 20.000 y 30.000 años.


Durante el último periodo glacial (que inició hace más o menos unos 120.000 años y terminó hace 10.000 años), grandes áreas de la tierra fueron ocupadas por enormes masas de hielo, el clima se enfrió a nivel global y la superficie de los océanos disminuyó en proporción a la masa de hielo que quedó sobre los continentes. Dentro de ese intervalo, no fue sino hace unos 30 ó 40 mil años cuando el mar alcanzó su nivel más bajo, entre 100 y 150 metros, dejando al descubierto una gigantesca masa terrestre de casi 2.000 kilómetros conocida como El Puente de Beringia. Así se dieron las condiciones óptimas que facilitaron la migración de habitantes desde Siberia hacia Alaska. Ambos continentes permanecieron unidos como uno solo, por un largo tiempo. Los primeros paleoindígenas venidos de Siberia con fenotipo mongoloide cruzaron por estas tierras entonces emergidas y se asentaron en Alaska (tal vez Los esquimales, fueron los últimos en llegar, los que eran un ejemplo de mongoles puros)sus descendientes continuaron migrando a América del norte y así sucesivamente los descendientes de aquellos terminaron por llegar a América del sur. Sin embargo los rasgos de brida mongólica se siguieron reforzando genéticamente, transmitiéndose generacionalmente y conservándose en nuestros indígenas actuales. De manera que con el tiempo los descendientes de aquellos pueblos asiáticos que heredaron esas características hasta nuestros días, no han tenido una necesidad evolutiva que obligue a una nueva adaptación.


Sin pretender cerrarnos a cualquier otra hipótesis, es posible también que el rasgo del ojo oriental se haya originado por mutación de un solo individuo, extendiéndose por ciertas poblaciones en África, los que posteriormente abrían migrado hacia Asia, y luego hacia los paises del continente americano.


Amigos y amigas, si en alguna ocasión llegaran a conocer a una chica o a un chico de rasgos asiáticos, y se les ocurriera preguntarle el por qué de sus bellos ojos almendrados, no permitan que los convenza con un argumento como que sus ancestros fueron violados por Genghis Khan y sus hombres…, pues será mejor que tengan bajo la manga un juicio de valor.



13 de Junio de 2021 a las 23:56 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Jorge B. Mahoney Geólogo. Autor de "RELATOS SOBRE LO INESPERADO", "EL MENSAJERO" "EL FANTASMA DE LAS NIEVES "(en revisión) "TRILOGÍA DEL TIEMPO" (en revisión) "SAGA ÉPICA" (borrador en revisión)

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~