carolina-borjas El príncipe castrado

Seguiré actualizando la historia y prometo terminar la primera temporada este año, habrá segunda temporada.


Fantasía No para niños menores de 13.

#Otro-sueño-de-mierda
2
101 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 1: "Miedo".

Capítulo 1: "Miedo".

Chocolate...

—Te amo, ¿abrázame si? —Lujuria besa a su esposa y va desabrochando los botones de su blusa para proceder a besar con cariño e ímpetu su cuello, ella suelta un gemido ahogado en placer, y se gira a mirarlo—

—¿Qué haría sin ti?

—Lujuria le roba un beso y dice: Te necesito, como mi cuerpo a agua fría , como mi organismo al alimento, como mis pulmones a oxígeno limpio... No te dejaré por nada, siempre estemos juntos.
Eres Strawberry Pitt la mismísima esposa del gran Brad Pitt, tú y yo... Siempre... Siempre estaremos juntos...

—Una vez terminaron de hacer el amor, el señor Pitt se fue al baño y duchó; salió de el baño envuelto en una toalla y fue donde su esposa que lo llamaba con apremio—

—Pitt, mi amor, tienes que ver esto...

—El bostezó y le robó un beso a lo que ella se alejó incómoda—

—¿Qué pasa?

—Míralo por favor. —Puso elcelular frente a su cara y unos momentos después Brad Pitt rio incrédulo—

—¿Qué es esto mi amor? —Preguntó con una sonrisa burlona y la ceja alzada altivamente— ¿Una película de terror?

—¡No! —Gritó ella y se ruborizó, al notar que gritó como niña pequeña—

—Son zombies... Este video es de un portal de noticiasserio... Parece que es mundial... Tengo que llamar a mis padres y... Maldita sea, ¡¿estamos en Perú?! Why did why came to this country?! We are stupids...Pitt...Sí...Sí.

—Shh darling. —Besó su cabeza y la abrazó—

—Siempre te protegeré ¿si?
Date una ducha, estás sudando, yo voy a cambiarme y tú Strawberry señora de Pitt, desayuna y veremos que hacer ¿okay honey?

—Okay Mr. Pitt i will believe in you.

...

—La señora Strawberry de Pitt terminó su desayuno y le empezó a doler el estómago, la incertidumbre le producía mareos y ganas de vomitar; corrió hacia el baño y Pitt interrumpió su entrada, provocando que vomitara en su ropa carísima.

—Oh sorry darling, sorry im so stupid... —Empezó a sollozar y Pitt la besó en los labios—

—Las nubes grises también forman parte del paisaje, no me veas así ¿si? Si hubo un culpable aquí bien puedes decir: fuiste tú... Por cruzarte... Te amo... Me bañaré y cambiaré de ropa ¿de acuerdo? Soy Brad Pitt... Y tú mi amada esposa Strawberry de Pitt nunca te voy a importunar con reclamos estúpidos... ¿Te ayudo a bañar?

—Ella sonrió de lado y dijo: Mr Pitt "lujuria" thank u but im gonna rechazar el ofrecimientou.

(...)

—Miedo está sentada sobre una roca y se dispone a comprar agua.... Escucha ruidos lejanos y voltea a ver si hay algún tumulto de personas provocándolos pero no hay nadie... Sigue su camino y escucha los pasos apresurados de alguien, voltea y súbitamente un sujetola tira al piso, ella le grita e insulta y el tipo solo se voltea y una cara de terror le susurra: "Corre".

—¿Qué? —Rasca su cabeza confundida y espeta con fuerza: ¡¿De qué?!

—Ve detrás de ella aproxidamente 5 centenas de sujetos corriendo y al parecer es una acción sin sentido que todo ese grupo hace al unísono—

—¿Qué está pasando? —Se levanta con dificultad y su cuerpo la vence dejándola en el piso—

Grita al sujeto buscando llamar su atención y ayuda: ¡No me puedo mover, ayúdame! ¡No me dejes!

—El sujeto la ignora y ella grita más fuerte:

—¡¿Me vasa dejar?! ¡¿Qué está pasando?!

—¡Zombies! ¡Corre o morirás!

—¿Morir?

—Se levanta como puede y cogeando sin alcanzarlo aún, va tras el hombre gritando... ¡¿Zombies?!

—Los zombies hacen sonidos extraños y mascan fuertemente la nada; corren con más fuerza y ella acelera el paso; el hombre remoto a ella cierra la puerta de su casa y Miedo empieza a temblar, tras correr un agobiante y largo minuto llega a estar frente a la puerta del sujetoy golpetea desesperadamente ésta—

—¡Ábreme ábreme por favor!

—El sujeto le grita tras la puerta: ¡No, muere ahí afuera, no me arriesgaré! ¡¿Los viste?! ¡Son casi 40!

—¿Morir? Si me empujaste, estoy sangrando, ayúdame por favor... Si no lo haces... Yo... Moriré de la tristeza... Por favor, te lo suplico... No quiero morir.

—Okay... Entra... —Abre la puerta y la hala dentro de la propiedad—

—Ella entra y se golpea la cabeza, cae al piso y se toca la cabeza por reflejo—

—¡¿Qué está pasando, son zombies?!

—Obviamente sí, es evidente que son zombies a menos que no puedas sumar dos más tres, son humanos haciendo la maraton de las mañanas con ketchup en toda la cara. —Rio—

—¿Tienes nombre?

—Ella escupe al piso—

—¿Nombre? ¿Realmente importa? Casi me dejas morir...

—El sujeto la miró con frialdad y amenazó:Te puedo dejar afuera «con ellos» o podrías responder mi pregunta y tratar de ser amigos.

—¿Amigos?

—Conocernos un poco más... Sabes... Parece que el fin del mundo ha iniciado y esto no es un sueño o una novela barata escrita por alguien novata, ¿no quieres entender todo un poco, por qué no colaboras a que salgamos de este enredo y de paso eres amable conmigo? Me he estado sintiendo un poco solo estos días.

—Está bien me llamo An Róng, significa "paz armoniosa", mi nombre es chino.

—Es un nombre lindo, —alzó la cabeza y afirmó— te queda bien.

—Gracias.

—El tipo quedó con la mirada perdida y ella le preguntó si estaba bien:

—¿Estás bien?

—Sí... Tu rodilla, toda tu pierna está sangrando.

—Sí... —Rascó su nuca incómoda— ...Cuando me caí, me hice esto pero estoy bien, almenos sé que puedo caminar.

—Traeré mi botiquín, y perdóname si... Fui un poco huraño en el trato, no era mi intención ser desgaradable o parecer un loco psicópata pero el apocalipsis da miedo, perderlo todo, no saber dónde estamos o si siquiera seguiremos con los pies en la tierra, te curare la herida ¿si? Y tú me pagarás la hospitalidad con...

—¡¿Qué?! —Espetó ella alarmada, ¿pagar la hospitalidad? Cuando esos zombies o lo que sea que sean, se alejen, yo buscaré a mi familia, no te conozco y casi muero por tu culpa, no... No pagaré nada.

—¿No pagarás la hospitalidad, entonces por qué no te vas? —Con los ojos fijos y la cabeza ladeada se quedo mirándola—

—No pagaré de una manera indecente, pero si no hay otra alternativa dime qué debo hacer...

—El hombre rio y dijo: Tengo conejos... Una granja, "una mini granja", ayúdame limpiando sus desechos y alimentándolos.

—¿Y luego qué hemos de hacer?

—Cuidarlos... Comerlos... ¿No tienes hambre?

—Sí. —Asintió con la cabeza; el hombre fue a buscar el botiquín y regresó con agua oxígenada; algodón y gasas—

—¿Tanto?

—Estás sangrando mucho, te voy a curar, pero... Primero lavemos tu rodilla.

—Yo puedo hacerlo sola...Soy An Róng...

—Y yo King Kong, no te quejes niña, acompáñame a la cocina.

—Ella a regañadientes fue y el hombre llenó una fuente con agua caliente y con una esponja empezó a absorver la sangre y limpiar su pierna—

—Se ve feo...

—Sí, por eso las gasas, ¿qué edad tienes?

—20.

—Pareces de menos, te ves joven.

—Sí, —rascó su nuca mientras su rostro se arrugaba y fruncía por el ardor provocado por el agua oxígenada en sus heridas abiertas—

—Será rápido...

—El hombre terminó de desinfectar su herida y la vendó; las gasas cubrían toda su rodilla y una pequeña parte de su pantorrilla—

—¿Cómo te sientes?

—Se alejó de ella y procedió a lavar sus manos—

—Bien. —Giró su pierna y empezó mirarse con detenimiento—

"Gracias".

—El hombre sonrió—

—Me llamo Víctor, espero que nos llevemos bien.

—Seguro. —Le tendió la mano y Víctor se la estrechó con fuerza, Miedo reprimió un grito adolorido—

Pov Miedo means: Pensamiento de Miedo.

Pov Miedo: ¡Au! Me ha lastimado la mano.


(...)

—Templanza bebe vino y ríe con su novia—

—¿Qué clase de vino es este? —Pregunta ella—

—Es un vino rosado, justo para las celebraciones y hoy día... Es nuestro aniversario, ¿bebemos un poco más?

—Sí.

—Tomaron hasta quedar borrachos, Templanza se dio un baño y salió a comprar tentepiés y demás cosas, al abrir la puerta de su casa, vio en una esquina todo el desastre, carros con sangre y botando humo; zombies devorando a otros humanos; cerró la puerta con premura y respiró agitado tras ella, vomitó en el piso y se puso a llorar—

—Con lágrimas en el ojos empezó a discutirse a sí mismo:

¿Qué está pasando, "el apocalipsis o la gente ya se volvió loca"? Nadie me responde y no creo que respondan, tengo que llamarla.. —Subió las escaleras rápidamente y la despertó, aquella mujer desnuda entre las sábanas lo miró y el sonrojado le tiró un vestido rojo—

—Póntelo, hay que irnos de acá.

—Ella sonrió y con coquetería preguntó: ¿A dónde mi amor?

—Lejos de acá, todo el mundo se ha vuelto asesino, como en la película de zombies, quizá por disfrutar de esos placeres mundanos y adictivos, se ha hecho realidad esta pesadilla. —Ella se acercó a él, y las sábanas cayeron reflejando su hermosura, él la miró, abrazo y besó con afán—

—¿Estás bien? No me iré.

—Claro que no estoy bien... Tengo miedo y —negó con la cabeza— no estoy en mis cinco sentidos, estamos borrachos, debí... Debí ser más moderado y ponerme un límite, tener templanza; moderación, cuidado pero... Pero...

—Ella lo besó y lamió la lágrima de su ojo; él lo cerró y tapó, alejando un poco y exclamando: ¡¿Qué haces?!

—Me gustan tus lágrimas, el sabor —rio— creo que por borrachín imaginas cosas, nadie está comiendo a otro... Eso es inverosímil por no llamarlo una alucinación imposible del borrachito de mi corazón.. Creo que el alcohol te ha afectado mi amor... ¿Te parece si salimos y comemos algo? Ya tengo hambre.

—No... No... Deberías verlo con tus propios ojos, solo así me creerás.

—Ella ladeó la cabeza y su rostro súbitamente entristeció—

—Haló su mano y la llevó hacia la ventana viendo ella las mismas cosas que Templanza vio pero sintiendo más terror del que él había experimentado—

—¡Hey hey, idiota!

—Los gritos de Templanza la sacaron de su estado obnuvilado por los horrores presenciados y volteó a ver a su novio—

—¿Qué pasa?

—El hombre de ahí... —Señaló con su dedo hacia la ventana y susurró: Te ha tomado fotos... "Desnuda".

—Ella ruborizada empezó a reír y luego corrió a su cama a llorar—


—Yo le enseñaré a ese maldito a respetar.

—Cerrando las cortinas bufó, y siguió maldiciendo al extraño indecente—.

—No importa ya... ¿Qué piensas qué hará "publicarlas en un sitio porno"? Si ya todos moriremos... —Se giró y lo miró con las piernas abiertas, Templanza se ruborizó y ella las cerró—.

—Musitando dejó escapar una disculpa: "Perdón".

—No importa; negó con la cabeza y se giró, volviendo a repetir: vístete.

—Ella le hizo caso, y se vistió , colocándose ropa interior; el vestido; unos shorts, y una casaca delgada de jean—.

—Ya estoy lista.

—Templanza la miró y objetó:

—Deberías ponerte más ropa abajo, si ellos te muerden y yo te pierdo... —Empezó a respirar con agitación y con la mano en el pecho cayó sentado al suelo— No quiero que nadie muera, ¿así que tápate más si? No me importan las fotos solo —mirándola con los ojitos brillosos explicó los motivos que creyó válidos para su razonamiento: estás muy indefenda con esa ropa y no sé si sea capaz de protegerte, ¿ponte algo más si? Estas muy expuesta y cuando salgamos —sonrió— ...Le sacaré la mierda a ese pervertido, hay que empacar todo, desde la comida que tengamos,toda la ropa y vístete con algo más debajo, tus piernas descubiertas... Nos pueden costar la vida.

—Ella rio—

"Costar la vida" ¿En serio? ¿Crees qué soy una bola de grasa para no poder correr y defenderme usando un vestido? Está bien, está bien, piensa lo que quieras "mi amor". —Exclamó con sarcasmo y sonrió cínicamente— ¿Tu ropa también?

—Sí por favor, —Templanza empezó a reír a carcajadas y la proecupación de su novia por su salud mentañ acrecentaba velozmente— empaca calzoncillos; boxers; medias —mordió sus labios y exclamó con una gran sonrisa— y todo el papel higiénico que tengamos, con esto del apocalipsis zombie, tendremos que limpiarnos el culo con hojas, —su expresión se tensó— como lo hicieron Adán y Eva en el edén, pero el nuestro es el infierno en la tierra, —soltó un suspiro— habrá que medirnos en todo, desodorantes y mi amor... Haz que tus tampones duren más tiempo; ella ruborizada repusó: Haremos que los condones duren más si debemos ser objetivos...

—Templanza rio— —Okay, un tampón al día.

—Una infección vaginal al mes, luego la muerte.

—Vamos... Pongámonos serios, empaca nuestra ropa y yo veré que podemos usar para salir armados.

—Acércate...

—¿A la ventana?

—Sí, ¿A dónde más?

—No quiero ver...

—Vamos Amaya, quiero que sepas a lo que nos estamos enfrentando, debemos distinguirlos, si hoy es el primer día de muchos otros ¿no crees qué el valor para mirar a esos monstruos directo a la cara es lo que necesitamos? ¿Para qué evadirnos? Tú y yo hemos visto tantas películas de zombies; guerra y muerte, esta es la guerra entre vivos y muertos. —Haló su brazo y lo empujó contra la ventana, Templanza observó con las manos sobre ésta como los muertos convertían a otros tras mordidas y devorar sus órganos, Templanza volvió avomitar—

—Es tan asqueroso no quiero ver más.

—Se giró y ella lo agarró de la nuca y lo pegó a la fuerza a la ventana con tal de que siguiera viendo—

—¡¿Qué haces?!

—Míralos Amaya, míralos bien... Que quede en tu mente lo que hacen y como desgarran su piel, ¿Puedes oír los gritos o debería arrojarte fuera para que los observes de cerca?

—¡¿Estás loca?! —Gritó su pregunta y gruñó; la empujó y salió del cuarto; bajó las escaleras y tomó 2 latas de cerveza motivado por su furia, cayendo borracho en cuestión de pocos minutos y quedándose dormido en el piso—

—Pasada una hora su novia lo despertó y Templanza sonrió al verla—

—Mi amo---

—Ante de poder terminar la frase ella lo cacheteó:

—¡¿Qué haces?!

—¡¿No los viste?! —Escupió al piso molesta, creo que debí pegar más tiempo tu cabeza a la ventana...
—Templanza se levantó y la miró molesto:

—No deberías pegarme, no me gustó nada cuando lo hiciste.

—¿Y? No despertabas por andar inconsciente en el suelo de la cocina, tras hacer bien tu papel de borracho, yo por el contrario ya estoy lista, ¿Nos vamos Amaya?

—No me hables... —Giró su rostro y ella lo tomó entre sus brazos mientras le decía con un gesto preocupado y triste: ¿Acaso no tienes control, no puedes moderarte mi amor o tener en este momento siquiera un poquito de templanza? Creo que me volveré loca contigo a mi lado, agarra tu mochila y vámonos rápido, tengo un bate de béisbol y para ti un martillo.

—¿Un martillo?

—Ella rio—

—¿No has visto que lo usan como arma?

—Templanza le quitó el bate de béisbol que sostenía en su mochila—

—¡¿Qué haces?!

—Usa el martillo, yo necesito estar seguro...

—Es tan solo un martillo, ¿acaso eres una pobre niña que no puede acertar un golpe a la cabeza?
¡Es así mira! —Le arrebató el martillo de las manos y pegó un martillazo en la pierna—

—¡Ahhhhhhhhhhhhhhhhhh!

—El grito de Templanza llamó la atención de los fenómenos—

—Shhhhhhh, mi amor.

—Templanza la miró enojado y maldijó en el piso—

—"Te odio bruja".


(...)

—Dream despierta y se levanta del sofá, camina hacia la mesa y echa cereal en un tazón, sirve leche de avellanas, agarra el tazón y empieza a comer; se limpia la boca con el reverso de su mano y eructa; busca una cuchara y come las hojuelas restantes y luego de dejar el tazón vacío; se echa a dormir en el sofá pero su siesta se ve interrumpida por un programa con una noticia inquietante...

ZOMBIES, ¿LOS NUEVOS DESTRUCTORES DEL PLANETA?

—Dream ríe incrédula y se acerca al botón de volumen y lo presiona un par de veces; se sienta sobre al alfombra para reírse más con la noticia amarillista—

—En la televisión empiezan a aparecer videos de gente caníbal y estos se cortan súbitamente—

Presentadora: Estos humanos han enloquecido y atacan a sus compares, no sabemos por qué ni cómo pero si de algo estamos seguros es que esta nueva pandemia es mortífera---

—La presentadora se queda quieta mientras su cuerpo tiembla y súbitamente echa a correr, el sonido de sus tacones retumba como un eco tras el televisor, un zombie sucio y con la ropa ensagrentada tira la cámara y la empieza a perseguir furioso; segundos después de manera difusa en una esquina se puede ver como el zombie devora sus intestinos—

—Soñador, apaga la televisión y maldice: ¡Si ellos creen que soy un ser crédulo y estúpido tan equivocados están!

—Yo no soy una idiota...

—Dream-Soñador-Dream se puso a dormir pero algo acechaba y robaba su sueño, como un vulgar y pobre ladrón, el cual la despertó y consiguió hacer que la chica maldijera otra vez, ensuciando más su boca, y llenando de groserías una vez más sus labios—

—¡¿Quién no deja dormir a Dream Nemo?!

—Tras soltar un suspiro, logró dormir y así pasaron las horas, hasta que un fuerte estruendo la despertó—

—¿Qué está pasando?

—Se preguntó y salió a asomar; un zombie pegado a su ventana de vidrio sonrió de manera espeluznante o eso le pareció; soltó un grito aterrada y cayó al suelo temblando—

—Que sujeto más feo... —Empezó a reír y a prisa casi cayéndose subió las escaleras, encerrándose en su cuarto y cubriéndose por completo con las sábanas—

—"Buenas noches mundo".

12 de Junio de 2021 a las 03:57 4 Reporte Insertar Seguir historia
2
Leer el siguiente capítulo Capítulo 2 "Lujuria".

Comenta algo

Publica!
El príncipe  castrado El príncipe castrado
Bueno, ciertamente mi idea no fue orientada por los textos, sino porque la mayoría de mi contenido es fantasioso y a veces roza lo infantil y me llama mucho la atención que a gente mayor le guste, y en primera instancia esa fue la impresión que me diste "21 años" pero cuando leí canas e incontinencia dije quizá es mayor. Sin ánimos de ofender claro, igual me sigue sorprendiendo que te guste mi contenido.
June 14, 2021, 02:38
Tinta Roja Tinta Roja
Era inevitable que el “hombre mosca” acudiera a investigar, intrigado por semejante título. No acabo de tener claro si este relato es una nueva versión de aquel en el que un profesor tenía un helicóptero, o es completamente nuevo, lo único cierto es que tienes unos sueños muy raros. El absurdo de los sueños tiene sus “más y sus menos”, puesto que suelen carecer de cualquier sentido, pero he de reconocer que el que planteas, precisamente por eso, es bastante divertido. Con el “spanglish” no he podido evitar reírme. Sé que no es un relato de terror, pero ya que tratas sobre zombis de forma recurrente, solo un consejo por si alguna vez quieres escribir sobre ellos más en serio (si es que eso es posible). Que se dé por hecho a la primera de cambio que la amenaza es una invasión de pútridos, le resta bastante pavor a un relato. Se supone que los muertos vivientes no existen, por muchas películas que se hayan hecho sobre ellos. Nadie en su sano juicio aceptaría que se trata de zombis, al menos no en un principio. Es el desconocimiento sobre la amenaza lo que la hace más terrorífica. Aparte de eso, la recomendación de siempre. Repasa tus textos para encontrar incorrecciones. Un saludo mientras espero al siguiente capítulo.
June 12, 2021, 14:02

  • El príncipe  castrado El príncipe castrado
    Bueno, es cierto que sueño cosas muy raras pero supongo que es mi maldición. El siguiente capítulo luego vendrá, aún estoy escribiéndolo y necesito inspiración; repasar palabras, memorizarlas y etc; escribir en spanglish es divertido y acrecenta mi imaginación. Esta historia es completamente nueva; yo sé que el hombre mosca yace muerto en un libro por ambicionar algo que nunca tendría pero si pecar no es malo y no soy un gato para morirme ¿qué edad tienes? Esa duda realmente me invade puesto que desde que leí "Frío Etílico" me diste a creer que rondabas por base 40 hacia arriba aunque antes de eso te ponía veintantos. June 13, 2021, 17:49
  • Tinta Roja Tinta Roja
    ¿Mis textos te parecieron los de un veinteañero? No me imaginé tan inmaduro. Lo cierto es que ya traspasé hace algunos años los cincuenta. También yo de joven soñaba cosas bastante extrañas. A medida que envejeces, lo único que quieres es dormir y dejas de soñar. June 13, 2021, 17:58
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión