v724397091595192270 V

Tras la perdida de una persona importante , nuestra protagonista volverá al pueblo de su infancia , solo para revivir recuerdos olvidados y rencontrarse con viejos fantasmas.


Fantasía Fantasía oscura Todo público.
0
46 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

Recuerdos del ayer

- Que frío....


- ¿Dónde estoy?


Por un momento el frío mundo se sumió en la oscuridad y tras esto un fuerte crujido retumbo por todos lados , acompañado de este , el sonido de una puerta abriéndose...



...


El atardecer se posaba sobre las nubes de tormenta , la oscuridad de la noche amenazaba con llegar una vez más. En aquel recóndito lugar con un suelo negro como el carbón y charcos de un extraño fluido llameante , se encontraba una joven vestida con un característico uniforme color rojo decorado con ciertos adornos que indicaban que era alguien de relativa importancia en su entorno.



Detrás de ella las olas rompían con fuerza contra la abrupta costa y el único barco en pie luchaba por mantenerse a una distancia prudente de las rocas negras que sobresalían de forma amenazante del agua.



La joven miraba preocupada como un conjunto de personas , que por su apariencia debían de ser fuertes y habilidosos para el combate, se retiraban en dirección al mar con la esperanza de alcanzar el navío. La razón por la que estos huían no era otra que una enorme turba de seres visualmente desagradables , grandes y grotescos , que los perseguían con afán de o bien acabar con su vida o bien capturarlos y enjaularlos en aquellas extrañas estructuras que flotaban por los aires alrededor de ese sitio.



La mirada de Shizu se iba ensombreciendo conforme aumentaban sus preocupaciones , de todas las personas que llegaban de vuelta ninguna era la que esperaba y así fue hasta que los últimos supervivientes pasaron por su lado.


- ¿¡Donde está Klaid!? - dijo alterada agarrando a uno de los supervivientes del hombro para preguntarle.


- Él no... , ya sabes , no consiguió escapar - dijo el muchacho herido para al momento proseguir su huida.


Su corazón se detuvo por un momento , parece que iba a estallar . Shizu corrió en dirección contraria a la costa , los demonios nada más verla trataron de abalanzarse sobre ella ,la cual acelero el paso hasta encontrarse cara a cara con ellos. Su corazón empezó a latir de forma sobrehumana , algo en su interior hizo conexión y todo a su alrededor se empezó a mover más lento o más bien ella se movía demasiado rápido , debido a esta condición esquivar a las alimañas y monstruosidades no fue un problema demasiado grande , siempre y cuando su habilidad estuviera activada.



Desde pequeña no había destacado en muchas cosas , de hecho se consideraba de las personas más débiles dentro del ejército , pero por alguna razón ella era de esas personas especiales que habían nacido con un algo , ese algo que ahora le permitía acelerar sus impulsos nerviosos , sanguíneos , musculatura , etc,... a un ritmo sobrehumano , realmente si algo se le daba excepcionalmente bien era esquivar ataques es por eso que durante estos años le habían puesto el sobrenombre de la "intocable".



No tardo mucho tiempo en alcanzar aquella gigantesca estructura , una especie de puerta o más bien un portal , de cualquier forma fuera lo que fuera parecía ser de donde estaban surgiendo esas criaturas.


- Esto me trae recuerdos - pensó para sí.



Aunque no era ni de lejos la misma puerta que la de aquella vez , ver una estructura de esa semejanza le trajo recuerdos , aunque seguramente no tuvieran ninguna relación un sentimiento depresivo retorno en su corazón. Shizu siguió avanzando hasta pasar de largo el portal , había conseguido discernir una figura a lo lejos caminando en dirección contraria a este , tratando de alejarse lo máximo posible.



Al acercarse una sonrisa de alivio se dibujó en su rostro. En ese instante algunos recuerdos le vinieron a la mente , no ninguno demasiado extravagante o especial solo un recuerdo corriente de tantos de los momentos felices que había pasado con su compañero , con Klaid . El sentimiento no duro mucho, ya que una segunda figura que había pasado desapercibido para Shizu partió por la mitad a un malherido Klaid con un movimiento certero.



La vida de su compañero , amigo , no algo más realmente para ella , la vida de esa persona se fue como un susurro perdido en el viento , la tierra se quebró en a mente de Shizu y todo se perdió en un profundo vacío de desesperanza.



...



El cuerpo de Klaid era cargado con cuidado en los brazos de Shizu , esta con lágrimas en los ojos andaba despacio a través de un extraño pueblo que se encontraba en el interior de una enorme caverna , su ropa ya no era la misma , ahora la joven vestía con unos atuendos raros para la época , una sudadera oscura y unos pantalones negros.


- No puedes imaginar el vacío que me has hecho , pero supongo que es algo con lo que tendré que vivir , ¿verdad Klaid? , adiós donde quiera que estés. - susurro Shizu dejando el cadáver de su amado descansando en unas bonitas flores luminosas que daban una luz adicional al lugar.


En su mente otro recuerdo empezó a tomar forma , aquellas flores le recordaban a aquel lugar cerca de su hogar en Cornerhills , en aquella ocasión Klaid la había agarrado en brazos y habían saltado desde la cara de la colina que se cortaba en una caída abrupta hasta un prado de flores cercano . Si no hubiera sido por las cualidades especiales de aquel chico habrían acabado con las piernas rotas.


- De verdad que quiero volver atrás en el tiempo y volver a sonreír. Las lágrimas empezaron a incrementar ante la impotencia de la situación "Estaremos siempre juntos , nunca me iré" , había dicho Klaid en aquella ocasión , la situación era tan irónica y demoledora que Shizu cedió ante la presión y cayo al suelo de rodillas.



El escenario en su mente ahora cambio , el sol caía sobre el bosque y dentro de un molino cinco chicos sentados en círculo disfrutaban contando sus anécdotas y riendo a carcajadas.


- De verdad que ya nada será igual , deseo olvidar el día en el que te conocí - dijo refiriéndose a una persona que no era Klaid.


- Nunca abandonaré , no hasta despertar de esta pesadilla y entonces todo esto desaparecerá al fin. - dijo susurrando con una estabilidad mental dañada.



La joven se levantó y tras una última mirada desconsolada al cuerpo de Klaid , prosiguió su camino hacia un profundo hoyo que se encontraba al final de la caverna. Shizu se acercó con cuidado hasta colocarse al borde , miro hacia el lugar de descanso de su compañero abrió los brazos , ... - Espero que tu luz guíe mi corazón hacia el tuyo - y se dejó caer en el profundo abismo de oscuridad.



Todo se volvió entonces confuso , el escenario se detuvo como si de un reloj roto se tratase.


...



- ¿Cuánto tiempo pasó?



Al lado suyo el cuerpo de Klaid flotaba inmóvil , al acercarse impactada este de desvaneció y en ese momento experimentó una gran sensación de caída , intentó aferrarse a algo, pero no había nada.


- ¡¡¡Ayuda!! - trato de gritar , pero sus cuerdas vocales no respondían - quiero ser libre - trato de decir nuevamente sin resultado.



Por un momento vió a un hombre con un atuendo muy particular y una extraña mascará de protección que dejaba pasar la visión con un cristal morado que brillaba en esa oscuridad. De repente la caída se detuvo y alrededor de Shizu montones de esferas blancas aparecían y desaparecían a su alrededor , confundiéndola aún más.



- ¿Qué está pasando aquí? - trato de decir. De la nada empezó a sentir un fuerte dolor , como si alguien invisible estuviera golpeándole , acompañado del desagradable sentimiento de miedo que desbordó su corazón hizo que se volviera a hundir nuevamente en la oscuridad. Empezó a caer más y más hasta lo más profundo de ese lugar , si es que tenía un fin claro.



El dolor aumentaba , sentía que su misma alma se iba a partir en dos en cualquier momento. Unas sombras que venían de la nada empezaron a golpearle y junto a estas el extraño sujeto , o no tan extraño para ella , hizo de nuevo acto de presencia. Una de las sombras le golpeo con tanta fuerza que le hizo caer aún más hondo con mayor velocidad además de incrementar hasta límites extremos el dolor que sentía.Shizu trató de gritar de agonía pero su voz seguía sin responder.



La caída se detuvo en seco y el extraño sujeto agarró del cuello a Shizu levantándola por encima de su cabeza , por suerte para esta el hombre sombrío retrocedió ante el ataque de guadaña de alguien muy familiar. Klaid miro a Shizu tirada en el suelo y le ayudo a levantarse. Esta no pudo evitar sonreír mientras le brotaban las lágrimas , Klaid se disolvió mientras Shizu empezaba a recordar a todas aquellas personas que había conocido hasta entones , que se habían hecho hueco en su corazón . La imagen de una cabaña de madera donde se encontraba acompañada de Klaid , su hermano y el resto de sus amigos apareció en su mente milagrosamente.



Con una mirada determinada acelero hacia el hombre el cual esquivo sin problema todos sus ataques. Todo se fue haciendo cada vez más sombrío , pero una luz en el pecho de Shizu no dejó de brillar , una pequeña luz de esperanza.



Shizu abrió los ojos , se encontraba encima de montón de flores luminosas que habían hecho de salvavidas durante la caída , miró hacia arriba , encima de ella en el techo de esa segunda enorme caverna un agujero se abría paso hacia arriba hasta donde alcanzaba la vista.


- Parece que estoy viva - dijo para sí misma.



Shizu se levantó con cuidado algo dañada por el impacto , el lugar era algo oscuro, pero algunas flores luminosas aportaban luz , el ambiente estaba cargado de un aura de tranquilidad , a pesar de la oscuridad se sentía acogedor. A lo lejos Shizu pudo distinguir figuras de unos seres bastante particulares , tenían forma humanoide, pero rasgos de lagarto , su piel escamada color amarillo y su cola que sobresalía de su ropa eran las principales características que delataban su condición. Ante la mirada de Shizu estos se escondieron tras una enorme roca para pasados unos segundos volver a asomar la cabeza con curiosidad , por su estatura y comportamiento no debían de ser nada más que unos niños.



Esto hizo delatar una pequeña sonrisa a nuestra protagonista , para después seguir caminando hacia el frente tranquilamente.


- Allá vamos de nuevo , parece que será una larga travesía.



...



El lugar estaba repleto de humedad , aparte de esta el frío y la oscuridad eran especialmente notorios aquí. Shizu caminaba lentamente con una expresión de amargura en su rostro , parece que hubiera visto un fantasma. Los pasillos eran estrechos y estaban llenos de goteras , las gotas de agua cayendo e impactando contra el metal que conformaba el suelo producían una fúnebre melodía .



- Que recuerdos...



Shizu se paró en seco , miro a la derecha , donde una robusta puerta de acero se situaba imponente en una de las paredes del estrecho pasillo. La joven trató de tirar de la manivela de la puerta hacia abajo a la vez que empujaba hacia adelante con intención de abrirla , pero estaba atascada.



- Bueno , supongo que no queda de otra que hacerlo a la fuerza - acto seguido puso su pierna en posición para unos segundos después propinar a la puerta un innumerable número de patadas a grandes velocidades , finalmente esta cedió y se abrió de golpe con la última de las patadas.


Al ver el interior de la habitación Shizu quedó petrificada , los recuerdos invadían su mente y su corazón se contraía en su pecho...



...



En una isla perdida en el océano , en la cima de la gran montaña descansaba un pueblo , y en el centro de este se encontraba la entrada a las profundidades , un profundo agujero de unos diez metros de radio sobre el que colgaba un pequeño ascensor enganchado a una pasarela y colgado de unas cadenas que daban a una especie de mecanismo , que funcionaba con grandes engranajes.



Un grupo de tres niños correteaban despreocupados entre las casas del pequeño pueblo . El más alto de ellos tenía el pelo negro , piel blanca y los ojos marrones , el otro chico era algo más bajo , tenía el pelo color castaño café al igual que los ojos y una expresión burlona en el rostro , la chica que los acompañaba era de pelo rubio y ojos azules , tenía una sonrisa en su rostro mostrando la alegría que sentía en ese momento.



Mientras corretean el chico bajito se chocó contra algo cayendo al suelo , al levantar la mirada un gran autómata de un par de metros de altura le pasó por al lado , este tenía grandes turcas girando dentro y desprendía una luz brillante desde el interior de sus mecanismos.



- ¿Dante estás bien? - dijo la pequeña ofreciéndole la mano.


- Malditos autómatas deberían de mirar por donde andan - dijo Dante quejándose.


- Creo que el que debería de mirar por donde anda eres tú - añadió el otro chicho. - Caya Klaid , yo veo perfectamente por donde ando - replico Dante.


- Ya está dejad de pelear , los dos sois un par de cabezones testarudos. - dijo la chica.


- Nadie te pidió tu opinión hermanita. - replica Dante. - No deberías hablarle así a Shizu renacuajo - le dijo Klaid con una sonrisa burlona.


Al oir esto Dante puso una expresión de rabieta , la cual Shizu al verla no pudo evitar esbozar una pequeña risa.


- ¡¿De qué te ríes!? - dijo Dante.


- Lo siento , no puedo evitar reirme cuando haces pucheros. - añadió Shizu


- Deberíamos ir al ascensor , dijeron que todos los niños de entre nueve y quince que viviéramos en el orfanato debíamos de bajar a los pisos inferiores a ayudar con algo al doctor Blodwel. - dijo Klaid.


- Tienes razón en la casa de acogida dijeron claramente que si no íbamos nos castigarían - añadió Dante con una expresión de terror al recordar aquella vez que le azotaron el trasero por hacer travesuras.


- El orfanato , aún recuerdo cuando todos llegamos a este lugar.


- ¿Recuerdas algo de nuestro antiguo hogar? - preguntó Dante.


A lo cual Shizu no respondió


- No nos queda mucho - dijo Shizu emprendiendo de nuevo la agitada marcha , a lo cual los dos chicos la siguieron.


Cuando llegaron ya había una multitud considerable de gente delante de una pasarela que se sobreponía por encima del gran agujero y que conectaba con el ascensor.


- Hoy estamos aquí para presenciar el nacimiento de una nueva era en nuestra ciudad... - empezó a discursar un hombre que se encontraba justo en la entrada del ascensor.


- ¿Quién es ese? - preguntó Dante en voz baja.


- ¿No lo conoces? , es Blodwel , el dio con una fuente de energía que abastece a la ciudad y da funcionamiento a los autómatas. ¿Él es él tal Blodwel? , nunca lo había visto en persona , respondió Dante.


- Yo tampoco, pero imaginé que era él por su ropa - añadió Shizu. El hombre llevaba una chaqueta gris oscura que le llegaba por debajo de la cintura . Unos pantalones negros con algunos extraños detalles , unos guantes oscuros y una extraña mascará que dejaba pasar la visión a través de un cristal morado.


- Hoy unos valerosos niños elegidos me ayudarán a poner fin a mis investigaciones... - prosiguió Blodwel.


A esto algunos niños del lugar empezaron a cruzar la pasarela , por lo que nuestros tres protagonistas les siguieron. - ¿Sabeis que vamos a hacer? - dijo Dante.


- Solo nos queda esperar para saberlo - responde Klaid. - poniendo un pie sobre el ascensor.



Todos los niños fueron entrando poco a poco hasta que el ascensor quedó abarrotado , tras esto la multitud de personas aplaudió euforicamente , Blodwel dió media vuelta y entró al eascensor , pulsó un botón y con esto se activaron los mecanismos.


Los engranajes y pistones empezaron a sonar con fuerza , la puerta del ascensor se cerró y las cadenas empezaron a bajarlo despacio . Tras unos minutos de bajada este se detuvo en seco y las puertas se abrieron de nuevo de forma ruidosa.



Se encontraban en una enorme caverna iluminada con antorchas y otro tipo de luces artificiales , dentro de esta había otro pueblo , por el aspecto estaba dedicado exclusivamente a los trabajadores del lugar. Las casas no eran muy grandes y tampoco estaban demasiado cuidadas en cuanto a estética , la caverna estaba repleta de una especie de hongos de unos tres metros de altura que emitían bastante luz.



La fauna del lugar también era extraña una especie de cruce entre vacas y hongos poblaban el lugar , muchas de ellas eran usadas como animales de carga y otras simplemente pastaban la particular hierba que crecía en la tierra de ahí abajo.


Por la mitad de la caverna pasaba un gran río, en el que unos peces también poco comunes buceaban .


- Esto debe de ser la llamada "Caverna de Trabajadores" , la entrada al subsuelo - dijo Klaid asombrado.


- Nunca pensé que vería este lugar algún día - dijo Dante con la misma admiración.


- Vamos , no hay tiempo que perder , no os distraigáis niños. - dijo Blodwel dirigiendo al grupo hacia el final de la caverna.


- ¿A dónde creéis que vamos? - pregunto Shizu a sus amigos mientras seguían caminando.


- Es posible que bajemos incluso a los niveles inferiores.


- ¿Los niveles inferiores? - preguntó Dante confuso.


- Este sitio es más profundo de lo que parece , he oído que baja unos cuantos miles de metros por debajo del nivel del mar. - respondió Klaid.



El pequeño sendero que seguían a través del pueblo dentro de la caverna llegó a su fin. Enfrente de ellos un agujero de al menos cincuenta metros de radio cortaba su travesía , era tan oscuro y hondo que parecía no tener fin , por suerte para ellos otro ascensor se encontraba en ese lugar listo para el descenso.


Los niños fueron entrando uno a uno y en último lugar Blodwel que quien sin decir nada pulso un botón movilizando los mecanismos y provocando el descenso hacia la oscuridad. Pasaron unos cuantos minutos de silencio sin que nadie dijera nada , cuando se dieron cuenta el ascensor ya había tocado suelo.



Todos fueron abandonando el ascensor con cuidado , una vez abajo Blodwel simplemente pronunció - Prosigamos - y continuo la travesía.



El lugar era más oscuro que la caverna de trabajadores y estaba plagado de esas flores luminosas .



- ¿Aún no llegamos? - dijo Dante intrigado.


- Creo que llegaremos hasta la mismísima "fuente". - dijo Shizu -


¿Y eso que es? - pregunto de nuevo Dante confuso.


- He oído que es el origen de toda la energía del pueblo y de los autómatas , mecanismos , etc.. - dijo Klaid.



El camino prosiguió por una extraña gruta algo estrecha , parecía que en cualquier momento se iba a acabar el camino debido a la proximidad de las paredes de roca , que iba aumentando conforme avanzaban. Pasados los minutos se toparon con una puerta la cual Blodwel abrió sacando unas llaves de su chaqueta , tras pasar todos se giró para cerrarla y nuevamente siguió la marcha .



Ahora estaban en un pasillo iluminado con luz artificial , tanto las paredes , el suelo como el techo estaban hechos de acero , el pasillo acababa en una gran habitación con otro gran hueco en medio y un tercer ascensor accesible a través de una plataforma.



- ¿ Cuántos ascensores más vamos a tener que usar? - dijo Dante en voz abaja quejándose.



Todos cruzaron la plataforma y subieron al nuevo ascensor , el cual empezó a bajar con el mismo procedimiento que los otros. Las puertas del asesor tenían una especie de ventana de cristal por la cual se podía ver como el paisaje variaba conforme iban bajando. Las paredes de roca parecían empezar a desaparecer y de vez en cuando dejaban ver distintos escenarios que iban cambiando conforme bajaban. Finalmente las paredes de la gruta desaparecieron por completo y dejaron ver una gran haz de luz morada cruzando verticalmente el paisaje , la luz procedía de una extraña estructura con forma cónica que se imponía sobre un gran lago y llegaba hasta otra estructura cónica invertida sujeta al techo de esa caverna , la cual era de unos cuantos kilómetros de altura y diámetro.



- ¿Eso es..? - dijo Dante asombrado.


- La Fuente de Oscuridad - dijo Blodwel


- La gran fuerte de energía que abastece toda nuestra tecnología.


- Es.. enorme - dijo Klaid asombrado - nunca imagine que pudiera ser así.



El ascensor terminó llegando hasta la base cónica de donde procedía el haz de luz . Al abrirse la puerta los chicos siguieron a Blodwel a través de una nueva plataforma que daba al interior de lugar. Los pasillos de acero eran muy parecidos a los que habían visto anteriormente , el ambiente era húmedo y frío y por supuesto hostil . Blodwel recorrió los pasillos junto al grupo hasta llegar a una habitación concreta, a su derecha se hallaba una gran puerta de acero . La abrió lentamente y entro indicando a los chicos que lo siguieran.


- Esto no me da buena espina - dijo Klaid más alto de lo que hubiese querido.


- No os preocupéis , solo vamos a haceros unos exámenes médicos antes de empezar con vuestra labor. - dijo Blodwel al escucharlo.


Este abandonó la sala y cerró la puerta con cuidado.



- ¿Qué crees que va a pasar? - preguntó Shizu asustada.


- Ojalá lo supiera - respondió Klaid tragando saliva.


- Tengo miedo... - dijo Dante cabizbajo.



Pasados los minutos un grupo de científicos entraron por la puerta con todo tipo de indumentaria , fueron pasando uno a uno pinchándoles el brazo para sacarles sangre , después de eso ordenaron la sangre en pequeños botes con números cuidadosamente asignados en base a una lista probablemente dada por el orfanato o cualquier institución del pueblo.


Después de eso todos se quedaron cayados , el miedo era demasiado grande como para tratar de sacar tema de conversación , el miedo a lo desconocido en un lugar ajeno a todos ellos. Poco después separaron a los niños en dos grandes grupos llevándose a la mayoría de la habitación y dejando el grupo más reducido dentro.



- ¿Solo cinco? , si éramos unos treinta - dijo Klaid asustado.



- Es extraño que seamos el grupo más pequeño , me pregunto si tendrá algo que ver con las pruebas médicas - dijo Shizu.



- ¿El tipo de sangre? , ¿qué tendrá que ver tu tipo de sangre? - dijo Klaid.



- Quizás sea la composición , tal vez la genética - dijo otro niño algo más mayor que ellos que se encontraba allí.



Acto seguido dos científicos entraron a la puerta y se llevaron con sigo al mismo niño que acababa de hablar. - Es tu turno.



La niña restante de los cinco que había habido en un principio en el grupo permanecía llorando en una esquina de lugar.


- Shizu se acercó a ella tratando de consolarla


- Oye , ¿estás bien? - pero la niña no respondió.


- Dante permaneció también inmóvil y cabizbajo mientras era observado por Klaid.


- No hay forma de abrir la puerta desde dentro - dijo Klaid de pie tratando de tirar de la esta - al menos no desde dentro.



Finalmente se llevaron a la niña y quedaron los tres solos.



El ambiente era fio y desolador , la incertidumbre aplastaba con fuerza sus corazones y ahogaba sus almas haciendo nudos en su garganta y dolor en su vientre por los nervios.



- Creo que soy el siguiente - dijo Klaid - tengo esa sensación.



Nada más decir estos otros dos científicos abrieron la puerta , pero para sorpresa de Klaid a quien llamaron fue a Dante.


- Nos vemos amigos - dijo este cabizbajo - mientras la puerta se cerraba poco a poco.



Sin embargo cuando esta a punto de cerrarse del todo quedo entreabierta debido a Klaid que con un movimiento sutil con el pie había dejado un pequeño espacio provocando que no se terminase de cerrar. Tras esperar unos segundos Klaid abrió con cuidado el portón y miro a ambos lados del pasillo - Parece que estaba despejado.



- Klaid , ¿qué haces? - dijo Shizu en voz baja siguiéndolo.


- Algo aquí no me huele bien , los niños que se van no vuelven , aquí hay gato encerrado .


- Tras esto se dirigió hacia el extremo del pasillo contrario a la dirección por donde habían llegado.


- Si nos pillan... - dijo Shizu.


- No nos van a pillar - dijo Klaid- mirando hacia el pasillo se dividió en dos.


- Yo iré por la derecha - dijo Shizu.


- Bien , yo por la izquiera - asintió Klaid , emprendiendo su marcha .


Klaid caminaba cuidadosamente , el silencio era acompañado por los sonidos de mecánica procedentes de alguna parte, el pasillo daba a una escalera que descendía hacia un piso inferior , este decidido aventurarse y empezó a bajar los escalones , por cada paso que daba el eco de sus pisadas resonaba por todos lados , además una luz violeta se iba haciendo cada vez más notoria , bajó y bajo un buen rato hasta por fin llegar al lugar de procedencia de la luz . No daba crédito a lo que veía su cara de espanto reflejaba con claridad el horror que se hallaba ante sus ojos.



Shizu avanzaba por el insólito y frio pasillo , todo estaba tranquilo hasta que escuchó unas voces próximas , rápidamente sin saber que hacer abrió la puerta más próxima y entró dentro de la habitación esperando que no hubiera sido descubierta , por suerte para ella las voces pasaron de largo por el pasillo. Ahora se encontraba en una habitación oscura no demasiado grande , en esta había unos cuantos libros y un escritorio , al acercarse a este último pudo apreciar un pequeño cajón en la parte baja de este .



- Veamos - pensó intentando abrirlo , pero parece que estaba cerrado , tras un par de intentos desistió de abrirlo por la fuerza. - Quizás si encuentro algo con forma de palanca - pensó mientras miraba por su alrededor y bingo , una máquina estropeada estaba posada sobre una de las paredes de la habitación , probablemente alguna de sus piezas tuviera la forma apropiada.



Tras examinar un poco la máquina se hizo con lo que estaba buscando , una pieza que por su forma servía de palanca . La joven se acercó al cajón decidida e incrustó uno de los extremos de la pieza de metal , logrando tras un fuerte tirón del lado opuesto hacer que el cajón se abriera de golpe.



Lo que había en el interior parecía ser un informe:



"Entrada 1:


Hemos descubierto que debajo del pueblo hay un gigantesco sistema de cavernas en vertical , según las exploraciones aquí habitan seres parecidos a nosotros aunque de rasgos diferentes , mientras no se entrometan en mis asuntos podemos convivir en paz



Entrada 2:


Parece que las viejas leyendas del pueblo son correctas , la cantidad excesiva de ynir de los habitantes indica su procedencia , parece que la sangre de alguna divinidad oscura fluye en las venas de las personas de este lugar , aunque sean descendientes ridículamente lejanos , su capacidad de producir energía es de mi asombro o mejor dicho nuestra capacidad.



Entrada 3:


Un extraño sujeto me ha ofrecido un trato , parece ser un dios o alguna entidad superior aunque su aura está repleta de oscuridad , este me propuso dejar el legado de su poder en mi pequeña hija , sé que quizás no es moralmente correcto, pero es una oportunidad que no puedo dejar pasar.


Entrada 4 :



El poder de mi hija Aredhel es increíble , he conseguido una forma de depositar su poder en diez recipientes , creo que m equedaré con uno de ellos , también he descubierto otra cosa , estos experimentos requieren de grandes cantidades de energía por suerte para mí he encontrado una forma de energía ilimitada .


Entrada 5 :


El ynir es increíble como fuente de energía aunque para obtenerlo es necesario drenarlo de un ser vivo , por suerte todo el pueblo cuenta con grandes cantidades de este , quizás si traigo conmigo a algunas personas sin familia no pasara nada , no creo que nadie los heche en falta.


Entrada 6 :


La extracción de ynir funciona tan bien como esperaba , he conseguido transformar este en energía , esta sale hacia la superficie en un gran haz de luz violeta , he decidido llamar a el generador "Fuente de oscuridad".



Entrada 7 :


Hasta ahora he conseguido depositar la energía de Aredhel en siete personas elegidas ,por lo que aún me quedan dos contenedores más llenos , aunque para ello a habido muchos fracasos anteriores , digamos que no todo el mundo puede soportar tales cantidades de ynir.



Entrada 8 :


Aredhel empieza a desvanecerse sin su fuente de energía parece que no podrá aguantar mucho más en este plano ,es solo cuestión de tiempo que se pierda en la oscuridad."



Shizu quedo petrificada al terminar de leer el informe - Eso significa que...



Klaid observaba con cara de asco como montones de niños morían lentamente en cápsulas alrededor de la habitación de cuyo centro salía el gran foco de energía , la base del foco estaba conectada a los niños a través de cables que perforaban su abdomen , piernas , brazos y cabeza.


Los pocos científicos que había supervisado el sitio al percatarse de la presencia de Klaid salieron en su búsqueda - ¡Eh tú , no deberías de estar aquí!



Klaid salió corriendo nuevamente escalera arriba , corrió como no había corrido en su vida , al subir de nuevo al pasillo se encontró de frente con Shizu.



- ¡Klaid , la fuente de energía...!



- Ya lo sé , lo he visto todo. - dijo Klaid mientras seguian corriendo



- ¡Quieren usar a Dante como recipiente! ,por eso nos sacaron sangre y nos separaron en grupo , para ver los que éramos más aptos.


- Espera ¿¡que!? - respondió Klaid.




Tras llegar corriendo al final del pasillo seguido por los hombres se toparon de bruces con otra puerta enorme , por suerte no estaba cerrada con llave y pudieron abrirla al instante.



La sala era grande y espaciosa y daba a través de un cristal con "La fuente de oscuridad" , en una camilla Dante está tumbado semi inconsciente , su pelo se había vuelo blanco y sus ojos entre abiertos emitían un brillo. A un lado de la habitación en otras dos camillas había dos cuerpos tapados con sábanas .



- Vaya tenemos visita - dijo Blodwel - me disculpo por haberme llevado a vuestro hermano, pero parece que los otros candidatos no soportaron el proceso , bien antes de nada...



Interrumpiendolo Klaid arremetió contra él , pero antes de que su puño pudiera llegar a alcanzar a Blodwel fue detenido por la mano de este mismo. - Los niños no deberían de meterse en temas de adultos - dijo regañándole . Después agarro a Klaid del cuello y lo sostuvo contra el cristal - que tenemos aquí , pareces ser un buen candidato , quizás por eso no mueras aún. - dijo riéndose.




Pero su risa se vio interrumpida por el ataque de Shizu que de un momento a otro le había propinado un golpe directo a la espalda estrellándolo contra el cristal , el cual empezó a rajarse.


- Esta niña es muy rápida - dijo Blodwel - definitivamente tienes grandes cantidades de energía en su interior.


Acto seguido le devolvió el golpe a Shizu , la cual salió despedida y chocó contra la pared contraria.


- Los científicos de la sala agarraron a Shizu y la inmovilizaron.


- Bien por donde iba... - trato de seguir Blodwel , pero se vio interrumpido por otro científico entrando en la sala.


-Blodwel la niña de la tanda anterior de hace unos días , el sujeto que encontramos perdido en los pisos inferiores...


- ¿La niña que aguantó el experimento?


- A escapad... - el científico cayó al suelo ensangrentado , la silueta de una niña de la edad de Dante apareció en la puerta de la habitación.


Los científicos rápidamente soltaron a Shizu para tratar de inmovilizar a la niña siendo aplastados por la fuerza sobrehumana de esta.


- ¿Qué demonios? - dijo Blodwel .



Justo en ese momento Shizu encadenó un segundo golpe contra este , el cristal finalmente cedió y se partió en añicos cayendo Blodwel hacia "La fuente de Oscuridad" y por poco Klaid si hubiera sido sujetado por Shizu.



En cuanto Blodwel cayó una extraña reacción provocó una gran explosión destruyendo gran parte de la zona inferior , Klaid quién estaba cerca gritó de dolor , por un momento parece que el mismo espacio se quebró y todo quedo envuelto en la oscuridad.



Cuando Shizu abrió los ojos estaban en la superficie de nuevo , Klaid cargaba con Dante y con ella , la mitad de su pelo ahora era blanco y uno de sus ojos emitía un brillo misterioso...



...



De vuelta al presente Shizu salió de la habitación de espera , el lugar era exactamente igual a como lo recordaba, avanzó por los solitarios pasillos hasta llegar a aquel sitio una vez más... Una sombra con una máscara muy particular miraba a través del cristal roto. - Vine a terminar el experimento - dijo Shizu. La sombra se giró , aunque no llegara a apreciarse Shizu sabía que debajo de esa máscara Blodwel estaba sonriendo...

























11 de Junio de 2021 a las 17:03 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Continuará…

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~