mantequilla-voladora Isy

Ya pasaron 50 años desde que el nuevo Dios tomó las riendas del cielo. 50 años en los que creció y maduró lo suficiente para hacer muchas maravillosas acciones. La más importante, hacer que sus padres ahora sean muy felices.


Fanfiction Series/Doramas/Novelas Todo público.

#jack #310 #spn #destiel #castiel #dean #sam #reencarnación #semiau #au #bl #boyslove
0
32 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Vayan a ser felices

Ya habían pasado 50 años desde que los hermanos Winchester se reunieron en el nuevo cielo que había cambiado junto a Castiel luego de que lo rescatara del vacío, tiempo suficiente para que las cosas siguieran su curso y las nuevas generaciones olvidaran todo el mal en la tierra, y el suficiente para que él ganara un poco más de experiencia y no arruinara nada sin querer.


Fue entonces que un día Jack se levantó y pensó “Padre, Sam, Dean, es hora de que sean felices”, y presentándose frente a los chicos sin aviso les sonrió con cariño, colocó una mano en la frente de cada uno bajo la mirada interrogante de los presentes en el bar y las almas de los chicos se hicieron humo frente a ellos.

Bobby no reaccionó en el momento, pero cuando digirió la escena ocurrida y vio pasar junto a él a su ‘nieto’ y sentarse en la silla contigua solo pudo exclamar— ¿Qué demonios fue eso?


—¿Eso? Oh, los mandé a ser felices —y sin dar otra explicación a los curiosos le pidió una cerveza a la amable señora que dirigía el bar y nunca podía recordar su nombre.


Nadie preguntó algo más, sabían que el nuevo Dios jamás haría algo que dañara a esos chicos, es por eso que aquellos quienes estaban ahí luego de escuchar esa escueta respuesta siguieron bebiendo y charlando sin preocuparse de nada más.

Bebió durante un tiempo desprendiéndose de sus obligaciones en el cielo pero en su mente rondaba un presentimiento que no podía quitarse “estoy seguro de que olvidé algo”, y después de darle más vueltas alcanzó la iluminación. “Oh es verdad, me falta uno”.

Todo el mundo ahí ya estaba acostumbrado a sus repentinas apariciones y desapariciones, es por eso que cuando más de uno se giró para hacerle un comentario y entablar un nuevo curso de conversación no se sorprendieron de no encontrarlo ahí y todo quedó en el olvido.


***


—Jack, los ángeles otra vez necesitan tu guía para algunos asuntos. No entiendo por qué aún no se acostumbran a tomar sus propias decisiones, ya han pasado muchos años desde que estás aquí. ¿Jack? —Castiel miraba extrañado a su niño, ¿quizás había sucedido algo malo? A punto de poner una mano sobre su hombro para atraer su atención el menor lo miró de manera decidida.


—Padre, ¿sabes que te amo, verdad?


—Por supuesto Jack. Yo también te amo —el ángel siempre se sentía feliz cuando le decía sus sentimientos a sus seres queridos, cómo olvidarlo…


—Es porque te amo que hago esto.


—¿Jack? —Castiel comenzó a ponerse nervioso, por lo general, en su vasta experiencia, nada bueno pasaba después de que alguien decía ‘hago esto porque te amo’. Dudaba que hubiera hecho un trato con el rey del infierno, era Dios, ¿por qué necesitaría algo así? Pero, ¿qué era aquello tan malo que Jack pudo haber hecho para decir esa frase? “No importa, sea lo que sea lo superaremos juntos”. Como siempre Cas era muy optimista.

Jack no dejó que sus dudas fueran exteriorizadas, y sin darle más tiempo, colocó su mano en la frente contraria tal como lo había hecho con los hermanos y el ángel de gabardina frente a él desapareció en una nube de humo tal como los otros.


—Nos veremos en muchos años más Castiel —soltó las palabras al aire y se marchó muy feliz en el cielo bajo aquel brillante sol que nunca se apagaba en algunos sectores. No le hacía falta ser un genio, era Dios, sabía que sus 3 padres ahora estaban naciendo en ese increíble mundo. Le dirá a Destino y a uno de los cupidos que cooperen con él desde mañana.

30 de Junio de 2021 a las 04:51 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo Error de cálculo

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 6 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas