dangerous_sk Dangerous SK

Solo bastó un sueño para querer buscarte, para querer encontrarte… «¿Acaso también me buscas?» pensó, para luego soltar una risa burlona «Él es un Idol no tiene tiempo para eso» volvió a pensar. [Fanfic de Jungkook] Todos los derechos reservados, queda prohibida su adaptación.


Fanfiction Celebridades No para niños menores de 13.

#fanfic #jungkook
24
544 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Prólogo

“Salía del predio donde hacíamos ejercicio, odiaba la materia “Educación física”
No me percaté que también estabas saliendo, pero viniste corriendo para molestarme.

Hacía mucho calor, por lo tanto, intenté quitarme la sudadera mientras me molestabas.
Me enojé y comencé a perseguirte, los dos estábamos corriendo hasta que viste unos amigos y decidiste quedarte a hablar con ellos.

«Gracias a Dios» pensé mientras me colocaba la sudadera alrededor de mi cintura.

Aunque pensándolo bien, me molestó el hecho de que me dejaras así mientras todos nos veían correr; o sea, mi dignidad.

En la entrada del predio, me encaminé para ir a mi hogar. Debía pasar por un puente, a pesar de ser nueva me guiaba bastante bien; mejor que, en el lugar que un día fue mi país.

Hundida en mis pensamientos, sentí que alguien tocó mi hombro.

—¿Qué haces aquí? —pregunté sorprendida.

Era él, con su hermosa sonrisa.

—Emmmh… —Rascó su nuca—. Quería acompañarte ya que puede ser peligroso que vuelvas sola.
—No te preocupes, me estoy acostumbrando —Le regalé mi más sincera sonrisa.
—Shhh… Vamos —Tomó mi mano y caminamos por el puente.

El camino fue agradable, reímos y bromeamos hace mucho que no me sucedía algo así. Me solté de su mano cuando vi que una tienda de electrodomésticos tenía un jugo para ganarte una All in One.

—¡Wooow! —exclamé asombrada mientras miraba la vitrina.
—No vas a ganar —comentó riendo.
—Cállate y verás —respondí y luego pedí permiso a las personas que se encontraban allí para poder participar.

El juego era simple, se dividía en dos rondas. La primera era adivinar unos acertijos, la segunda embocar unos aros.
Solo contaba con tres intentos.

Me acerqué al mostrador para llenar el formulario, me di la vuelta y él se encontraba mirándome; admito estar nerviosa, no quería perder enfrente de él.

—¡Comencemos! —dijo el señor muy sonriente.
—Está bien —murmuré preocupada.

Comenzó la primera ronda, lo estaba haciendo muy bien, pero tuve que mirarte para desconcentrarme.

«Estúpida, estúpida» pensé.

—Lo siento, no es correcto —comentó el señor apenado y las personas de fondo que me apoyaban solo emitieron un “Oooh…”

Los entiendo, yo también estoy emitiendo ese sonido mentalmente.

Vi su sonrisa burlona y su expresión de “Te lo dije”, lo único que hice fue sobrarlo.

—Tengo una segunda oportunidad, ¿no es así? —pregunté esperanzada.
—Está en lo correcto, señorita —Sonrió y cambió las cartas con acertijos.

Me tomé unos segundos para concentrarme y la primera ronda comenzó nuevamente.

¡Lo logré! Después de tanto pensar, pude hacerlo.

Pasé a la segunda ronda, las personas me aplaudían y felicitaban, para agradecerles les hice reverencias.

«¿Es así cómo se siente un Idol?» pensé contenta.

Mi puntería me ayudó mucho en la segunda ronda, gracias abuelo por enseñarme.

Por un momento me olvidé que estaba con él, así que empecé a buscarlo con la mirada y no lo encontraba.

Me entregaron el premio, las indicaciones y me explicaron sobre su garantía. Pasé entre medio de las personas agradeciendo por su apoyo y miré para ambos lados para ver si se encontraba cerca.

Al instante lo divisé, caminaba lento con sus manos en los bolsillos, a pesar de que iba a paso lento estaba lo bastante lejos de él. Corrí y toqué su hombro.

—Volteó a ver quién lo había tocado—. ¡Hey!
—¡Hola! —Sonreí—. Tengo algo para ti.
—¿Qué es? —preguntó curioso.

Saqué mi regalo y se lo mostré.

—Oh, muchas gracias. Pero, no puedo aceptarlo.

«Jugué para regalartelo» pensé triste.

—¿Por qué? —Mi decepción se notaba a kilómetros.
—Era una broma —Lo tomó con sus dos manos y sonrió—. Me gustas —murmuró—. Digo, me gusta —Miró su regalo.
—Ahhh… ¿Te gusto como algo más que una amiga? —Comencé a bromear.
—No digas tonterías —Rió—. Nos vemos.

Nos saludamos y volví a mi casa feliz, pude darle el premio que había ganado para él.”

[[[[[[[[[[]]]]]]]]]

—¡Day! ¡Levántate! —Siento como me agitan de un lado al otro.
—¿Qué? ¿Qué pasa? —Me levanto asustada.
—¿Cómo qué pasa? —pregunta mi madre obvia—. Debes ir a la Universidad, nunca antes te había pasado esto.
—Ayyy… Es cierto —Me paro de un tirón para buscar mi mochila y mi carpeta, hoy tenía que leer unos escritos porque elegí la carrera de Letras.

Sentía que soñaba despierta, fue tan bonito, pero no ubicaba a ese chico.

«¿Cómo hago para buscarlo y preguntarle si soñó lo mismo?» pregunto con decepción.

31 de Mayo de 2021 a las 19:52 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo 1. ¿¡Qué!? ¿Desde cuándo está ese cartel?

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 5 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión