ises_valette Ises

"Mi nombre es Jariack Albathum y no soy digno de contar esta historia, pero ya no queda nadie más que pueda contarla. A lo largo de mi vida fui asesino, mentiroso, guerrero, ladrón, embustero y cruel; pero también me gusta creer que fui todo eso porque era hijo, hermano y amigo de personas a las que deseaba proteger con mi vida. Esta historia no existe por méritos o verdades, simplemente es el producto de mi egoísta deseo por mantenerlos con vida en palabras y tal vez, que algún día si alguien las lee, pueda llevarlos también en sus memorias." Este es el diario personal de un guerrero legendario que no poseyó poder más allá de una fuerte determinación e inteligencia, pero que durante el transcurso de su vida conoció, ayudó y amó a los que habrían sido elegidos para salvar el mundo de la oscuridad. Él pudo ver toda su vida y todas las vidas de los que vivieron gracias al espejo de las almas, pero ahora que ese espejo se ha roto, él ha dedicado lo que resta de vida para dejarlo en escrito.


Fantasía Épico Sólo para mayores de 18.

#venganza #amor #honor #lealtad #amistad #magia #soledad #sufrimiento #espadas #edadmedia #humanidad #muerte #familia #guerra #sangre
0
110 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 10 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Prefacio

Desconozco tu nombre, tu rostro, tu edad y tu historia. Desconozco la razón por la que estás leyendo esto y el tiempo o lugar en el que te encuentras, pero el espejo de las almas se ha roto y antes de que yo muera dedicaré todo de mí porque esta historia debe ser contada. No por méritos o verdades. No. Simplemente por mi egoísta deseo de mantener con vida a todos a los que fallé en proteger y merecían algo más que yo.

He de admitir que soy indigno de contar lo que está escrito en estas hojas, pues de entre los miles de hombres podridos por la guerra probablemente sea el peor. Maté a tantas personas que en la sangre de mis manos ya no puedo distinguir entre inocentes, pecadores o familia. Hice lo necesario para sobrevivir, hasta lo imposible por proteger a los que amé y crucé incontables veces lo inhumano por los que perdí. Yo no soy, ni seré nunca un hombre al que se le pueda brindar perdón. Ni siquiera después de la muerte o en una vida siguiente. Eso lo sé, pero ya no queda nadie para quejarse por darme estas libertades, así que me he aferrado a la idea de que a través de estas palabras se pueda preservar la chispa de lo que fueron y que aunque sea una sola persona los mantenga vivos en su mente.

Que alguien sepa que existieron a través de todo lo que he visto a través del espejo.


30 de Mayo de 2021 a las 04:16 0 Reporte Insertar Seguir historia
2
Leer el siguiente capítulo Mi Nombre.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 3 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión