lirio_azul- María José Izquierdo

Samantha y Rodrigo, por casualidad, son enviados al mismo internado. En donde dos muertes del pasado traerán enredos y desengaños. Trás descubrir un posible asecinato, Samantha y Rodrigo sin notar las consecuencias intervendrán en vidas ajenas, atrayendo así desconfianza y molestias.


Suspenso/Misterio No para niños menores de 13. © María José Izquierdo

#misterio #juvenil #suspenso #engaños #internado #detectives
1
294 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 10 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Prólogo

Dom. 9 Ago. 2020/ 16:15 PM

Desde una de las ventanas de la oficina del director, se hallaba Xavier, apreciando el caer de las hojas secas que daban inicio al mes de agosto y mirando con orgullo la institución que había forjado durante aquellos dos últimos años.

—¡Señor director! —interrumpió su secretaria al entrar a la oficina de repente.

—Si, ¿Zia? —respondió amablemente sin mirarla.

—Debe acompañarme ¡Es urgente! —pidió Zia con un rostro que reflejaba la tragedia.

—¿Ocurrió algo malo? —preguntó Xavier sabiendo en el fondo lo que ocurriría, y que aquello cambiaría su vida por completo.

Ambos salen de la oficina muy deprisa, con dirección a la cancha de básquet. Luego el Director Xavier se encamina al hospital, donde su rostro de orgullo desaparece por completo.

En hospital, el Director Xavier junto a su esposa, escuchaban en silencio las palabras del doctor que se había encargado de darles la mala noticia de la muerte de su hijo Álex, quien había sido encontrado moribundo en la cancha de básquetbol del internado. Su esposa, no pudo contener más las lágrimas que rompió en llanto. El Director Xavier intentó tranquilizarla, pero ella no parecía querer escucharle.

—¡¿Cómo es posible que no te hallas dado cuenta de lo que le ocurría a nuestro hijo, estudiando en ese estúpido internado que diriges?! —lloró la mujer desconsolada—. Sabía, sabía que esa era una mala idea. No debí haber aceptado, que te encargues de él, debí llevarlo conmigo. Eso debí hacer.

La muerte de su hijo fue tomada como un suicidio, a pesar que en lugar en donde fue encontrado había algo más tras fondo que a petición de sus padres, los detectives y los forenses optaron por dar el caso por cerrado.

Los estudiantes de la institución, colocaron sobre su tumba recortes de flores que le habían hecho, y los más cercanos a él, la rodearon para así darle su última despedida. El melancólico llanto de Casandra era él que llamaba la atención en todos los presentes. Emiliano al verla tan afligida, se acerca con su silla de ruedas y le da un fuerte abrazo de comsuelo.

—¡¿Por qué?! ¡¿Por qué la vida es tan injusta?! —expresó ella sin lograr parar su llanto. Emiliano solo escuchaba en silencio—. ¿Por qué tenía que pasar esto! Y pensar que ya había encontrado el amor.

A partir de ese día, nada fue igual. El Director Xavier cambió su actitud hacia los estudiantes. De ser uno de los mejores directores, pasó a ser alguien insoportable y malhumorado.

7 de Julio de 2021 a las 04:55 0 Reporte Insertar Seguir historia
2
Leer el siguiente capítulo Capítulo I

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión